Jot Down Cultural Magazine – Marcel Gascón: Cuándo, César

Marcel Gascón: Cuándo, César

Publicado por

Nada da tanta pereza como un abuelo sentencioso. Hace poco, en un día de mucho calor, encontré en El País una entrevista a Menotti. El mismo título —el “fútbol se lo robaron a la gente”— anunciaba ya la colección conocida de viejas imposturas, pero seguí leyendo.

Después de que el periodista se levantara la falda llamándole “uno de los grandes oráculos del fútbol” le preguntó por el tabaco. Parece que Menotti ya no fuma. Los médicos se lo han prohibido, y es un buen momento para fruncir el ceño y buscar el primer aplauso con el más barato populismo antigalénico: “los médicos insisten en hacernos la vida más larga y menos agradable. Amargarnos la vida, es lo que hacen”. Pero usted, como en el fútbol, podría haber elegido el placer, debió haber preguntado el reportero, y desactivar así las risas satisfechas de la mesa del fondo. Si esto es un oráculo, con estas salidas de hogar de jubilados rural.

La esperada exaltación fundamentalista del Barça —”todos quisieran ser Guardiola, pero la mayoría no sabe cómo se hace”— da paso a la exhibición de su “marxismo hormonal”. Dice que el capitalismo nos lo ha robado todo, empezando por el sentido de pertenencia. Y el lector curioso que espera de un oráculo algo más que hormonas quiere preguntarle cuándo fue el robo, si el sentido de pertenencia aún pertenecía a la gente cuando mandaba Videla y él ganaba el Mundial como obediente soldado de la causa patriótica que quizá era también la de la gente, entonces.

Parece que sí, sabemos más tarde. Porque el problema son las sociedades anónimas y que el fútbol sea un negocio “que se come los tiempos”. ¿La solución? Que el Estado tenga “cierta vigilancia” sobre los clubes de fútbol. ¡El Estado, dice! Pero ¿qué hace pensar a Menotti que la intervención de ese Estado que no responde por sus muertos, que tiene chicos en la calle y está dirigido por “miserables” mejore la situación?

La conversación llega de nuevo a Guardiola, como es natural, y desemboca en Mourinho. Mourinho, “vaya personaje”. Le acribilla y después se preocupa porque “a Pep le están esperando para dispararle”. Hay balaceras y balaceras.

“Le escucho”, dice el periodista hacia el final, como si con estos hombres se pudiera hacer algo más que escuchar.

La entrevista se hace con un libro de Vázquez Montalbán sobre la mesa y acaba con una anécdota de Serrat. El gastadísimo crapulismo decadente, de voz cascada y escupitajo denso. La patética camaradería de lo que estuvo prohibido y su exhibición obscena de final de boda. Todas estas historias viejísimas y sus lecciones sobadas que nunca permitiríamos a nuestros abuelos.

9 comentarios

  1. Grande como siempre sr. Gascón. Hay que salir de España para poder decir las verdades.

  2. El fundamentalismo merengue también queda patente en su entrada Sr. Gascón. Se ve que usted a Menotti no lo aprecia mucho, algo muy respetable, pero omite partes de la entrevista. ¿Sólo ha comentado las partes que no le han gustado?. Por que en los tiempos que corren para su profesión me ha parecido de lo mejor que he visto recientemente. Uns aludo

  3. Yo le reconozco un mérito a Menotti: le das una caja vacía de fruta, se sube encima y siempre va a tener a diez abajo con la boca abierta.

  4. Gascón, si te pica, te rascas……. y si se te abre la úlcera, mejor.

  5. Oiga, doctor, fírmeme los tuits.

  6. oye, genial. Lo dices todo sobre los menottis, y con las palabras justas.

    enhorabuena.

    Me rondaban esos argumentos por la cabeza, pero no daba con el resumen adecuado.

    ahora se los arrojaré a la cara al primer farçante prisaico que pille por banda

  7. ¿Pero esto sólo rescató de la entrevista? O sea, no te gusta Menotti, no te gusta Guardiola, pero este artículo es un copiar y pegar de frases elegidas y no aporta nada.

    De Mourinho dijo muchísimo más…y menos mal que sólo habló del 5-0 y no del planteo propio del Almería en la primera vuelta de semis en el Bernabeu. En ese partido, el término cagón, se queda corto.

    Llegué aquí porque recomendaron leerlo por twitter y es como haber leído la nada misma. Aunque no me gusten ni Menotti, ni Guardiola, al lado de lo leído en El País, este es un post insignificante para el olvido.

  8. Pingback: El blog de Marcel Gascón Barberá

  9. Cargas contra El Pais y su sección de deportes, y ahí tienes la de El Mundo (el resentido Luis Fernando López o el sanguinario Julián Ruiz), la Sexta deportes, Antena 3, Intereconomía, Veo tv y un larguísimo etcétera, todos consagrados al ideario de menoscabar con argumentos cainitas la imagen del FCB y adecentar la del RM. De ello no decís ni mu. VENGA YA, Marcel.Tus apologías, filias, frustraciones y resentimientos son muy respetables, como las de cualquier simpatizante o forofillo de a pie. Pero tu pose de analista distanciado, clarividente y desenmascarador, eso sí que resulta de un fariseísmo repugnante. Qué decepción.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies