Tsevan Rabtan: ¿Es la ley española sobre desahucios ilegal? - Jot Down Cultural Magazine

Tsevan Rabtan: ¿Es la ley española sobre desahucios ilegal?

Publicado por

Así se llama este breve artículo de urgencia, porque responde a los titulares de muchos periódicos españoles a raíz de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Aconsejo a todo el mundo interesado en el tema que se lea la sentencia. No es muy extensa y es relativamente clara. En cualquier caso, lo primero que tendrían que aclararnos los periódicos es cuál es esa “ley de desahucios” que es ilegal. No la busquen: no existe. Los lanzamientos de viviendas se producen cuando un juez declara que el que la ocupa no tiene título suficiente para ello. Eso puede tener lugar, entre otras razones, porque un arrendatario no paga o se ha extinguido su contrato, porque alguien la ocupa en precario (es decir, sin título de ningún tipo) o porque era dueño pero ha dejado de serlo (por ejemplo, porque se ha finalizado un procedimiento de ejecución hipotecaria —o de otro tipo— y alguien ha pasado, tras la subasta o la adjudicación correspondiente, a ser dueño de la finca en cuestión). Cada caso es diferente y, por eso, hablar de “ley de desahucios” es un disparate. Y lo es sobre todo considerando de qué trata la sentencia que tanto ruido ha producido.

Esa sentencia no dice que no se pueda “desahuciar” a alguien que ocupa un inmueble sin tener título para ello, como, por otra parte, era evidente, ya que por Europa la gente suele ocupar inmuebles por razones legales. La sentencia se refiere a un caso muy concreto: el de ejecución hipotecaria por acreedores “profesionales”. Cuando usted hipotecó un inmueble y no paga el préstamo garantizado con ella, pasa, según la ley española, que el acreedor puede ejecutar la hipoteca. Cuando se “ejecuta” la hipoteca, es decir, cuando se inicia el procedimiento que va a terminar normalmente con la subasta del bien o su adjudicación al acreedor (normalmente un banco), la ley establece limitaciones importantes a las causas de oposición. Vamos, que no le permite a usted alegar todo tipo de cosas, sino unas muy concretas (normalmente relativas al pago o liquidación de la deuda).

Esto es lo que legalmente se llama un proceso “sumario” frente a los procesos de cognición ilimitada. Un proceso sumario es un proceso privilegiado y suele serlo por razones muy razonables. ¿Saben cuál es la principal? La rapidez. Y esa, se lo aseguro, es un razón muy importante en un sistema como el español. Cuando se usa un proceso sumario, la ley no le impide a usted iniciar después otro proceso sobre el mismo asunto, incluyendo todo eso que no pudo alegar al principio; lo que le impide es parar el proceso sumario por razones como, por ejemplo, la nulidad de un contrato.

¿Qué ha dicho el Tribunal de Justicia? En el caso de las ejecuciones hipotecarias, cuando el acreedor es un “profesional”, por ejemplo, un banco, y el deudor un consumidor, la normativa europea exige que pueda alegarse la nulidad de las cláusulas abusivas y que esa alegación pueda paralizar el proceso en el que se reclama el cumplimiento. Es decir, que cuando el banco presenta una ejecución, pueda el deudor decir que tal o cual cláusula es abusiva y, por tanto, nula y, mientras no se solvente, se paralice la ejecución hipotecario y, por tanto, la subasta y la adjudicación y el lanzamiento (lo que popularmente llama la gente desahucio).

¿Es razonable la sentencia? Sí, aunque con unos peros enormes que tienen que ver con la realidad. El primer pero es que siempre se pudo pedir la nulidad de la cláusula a posteriori y solicitar indemnización. Los bancos suelen ser empresas solventes. El segundo, que hay poquísimas demandas solicitando la nulidad de cláusulas de hipotecas a posteriori por la sencilla razón de que esas demandas, como mucho, darían lugar a una posible revisión de cláusulas accesorias y, fundamentalmente, porque la razón principal por la que se ejecutan las hipotecas es porque la gente deja totalmente de pagar. La prueba es que pocas personas presentan esas demandas mientras continúan pagando (aunque se han dado algunos casos).

¿Qué efecto práctico tiene todo esto? Que proliferarán demandas sin contenido real o con una base muy endeble, en las que se pedirá la nulidad de cláusulas como las de liquidación unilateral o la de intereses de demora o sobre costas y gastos, o cualquier otra que se nos ocurra. Esas demandas podrán presentarse por personas que gocen del beneficio de justicia gratuita (que además no pagarán costas si las demandas son temerarias). Así, todas las personas que tengan problemas económicos inmediatamente presentarán estas demandas para retrasar el lanzamiento y con esa exclusiva finalidad. Las deudas seguirán existiendo e irán incrementándose, pero los procesos se alargarán durante años. Lograremos colapsar aún más nuestro administración de justicia y joderemos los balances de los bancos. Mientras tanto, esas personas vivirán en casas sin pagar los préstamos que pidieron para comprarlas.

La otra consecuencia tiene que ver con la razón de que el sistema fuera privilegiado. Ahora se denuesta el principio de responsabilidad patrimonial universal. Y también se denuesta el sistema de ejecución hipotecaria. Ambos, junto con nuestro sistema notarial y registral, están detrás de la paz social y del acceso a la riqueza de los españoles en el siglo XX. Serán escasos, pero han existido gracias a ellos. Sin la garantía notarial, sin nuestro sistema registral, sin la posibilidad rápida de ejecución hipotecaria, el crédito no habría existido en España o habría sido carísimo. ¿Saben por qué? Porque nuestra Administración de Justicia es lamentable y porque en España es muy fácil estafar al prójimo, alzarnos con nuestros bienes sin pagar las deudas y que no te pase nada. El último muro de protección que permitía que algo parecido a la seguridad jurídica existiera en España eran precisamente los que acabo de citar. Entre ellos la posibilidad de los bancos de tener una cierta garantía de que el dinero que prestaban se podría recuperar mediante las ejecuciones hipotecarias, algo que, por cierto, ha llevado a muchos españoles a sacrificarse mucho para pagar sus préstamos hipotecarios. Por eso, en ese tipo de deudas la morosidad era baja.

Lo que dice la sentencia del Tribunal de Justicia está muy bien en un país en el que los procesos se ventilan en un par de meses y si planteas algo así debes tenerlo claro, ya que, en caso contrario, te costará dinero por tasas o por costas judiciales. En el caso de España es un paso más hacia el desastre y la demolición —sin que se plantee una alternativa responsable— de las pocas salvaguardas que nos alejaban de los países del Tercer Mundo.

Solo hay una forma de que este error quede atenuado: establecer listados de cláusulas bancarias para los préstamos hipotecarios que sean impolutas (incluso por ley) e introducir un incidente en los procesos de ejecución sobre causas de nulidad por cláusulas abusivas. Será malo también, pero menos malo. Naturalmente, nada de eso evitaría finalmente el lanzamiento de alguien que no pague, que es lo que parece creer la gente se ha decidido hoy.

Ya sé que hoy mucha gente se alegra por lo que creen que dice la sentencia. Si lo que quieren es que solo los ricos puedan acceder a los créditos hipotecarios y, a la vez, que sus propiedades se deprecien más aún, tienen razones para alegrarse. Ahora, no estoy muy seguro de que quieran eso realmente.

Como de costumbre, pan para hoy, hambre para mañana.

88 comentarios

  1. ¿”lanzamientos de viviendas”? Será alzamientos. Con las prisas, no leemos lo que escribimos…

    • Ande, busque aquí “lanzamiento”
      http://noticias.juridicas.com/base_datos/Privado/l1-2000.l3t4.html#a675 que con las prisas de ser el primero me da que no ha leído lo que escribe.

      • Hola Tsevanrabtan,

        No espero que responda el amigo Daniel.

        Estoy en esencia de acuerdo con su análisis; lo contrario sería un torpedo para la seguridad jurídica del sistema jurídico español con carambola en el económico. Vaya por delante que no soy civilista pero sospecho que esta sentencia podrá ser utilizado por parte del poder. Me explico: el sistema registral español es público, afortunadamente público. La identidad latina no suele respetar el principio de confianza legítima sino más bien el filibusterismo legal que, con todos los matices que se quieran es el que rigen en el mundo sajón. Así que en España se introduce el sistema garantista registral que Ud. comenta. Afortunadamente, como digo.

        El caso es que ahora se profundizará en la privatización de los Registros Mercantiles al permitir la inclusión de las clausulas registrales tipo vendiendónos la burra de que serán los Registradores quienes velarán por la seguridad de los consumidores y usuarios. La parte buena será que se podrá utilizar la mal llamada acción directa general pero lo malo es que el ciudadano corriente topará con una entidad financiera y pleitear contra ésta en un procedimiento tan largo como suele ser no creo que le resulte rentable para su bolsillo al cliente moroso. Para retrasar sí, para evitar el lanzamiento ni de coña.

        En fin, que no es lo mismo obtener la nulidad de una clausula de adhesión redactada por Ryanair por un retraso cuya indemnización son 300 € que meterse en un pleito contra CaixaBank por un pleito de 100.000 €

        La solución ummm complicada … pasaría por cambiar la Ley pero sin efectos retroactivos y adaptar la figura del comodato para el desahuciado.

        • Eso ya existe, es el Registro de Condiciones Generales de la Contratación. Otra cosa es el uso, o mejor dicho la falta de uso, que se hace de él.

    • Lanzamientos, lanzamientos. Concretamente desde la ventana.

    • es lanzamiento, alzamiento es otra cosa.

      • Felicidades, al fin alguien que se ha leido la sentencia. Discrepo en algunas cosas del artículo (p. ej. creo que no hace falta un incidente aparte, con que se reforme el art. 695 para que haya una cuarta posibilidad de oposición valdría) pero está fundamentado y se basa en algo real y no en lo que dicen que dijo el que leyó un resumen de la sentencia en reuters.
        Lo dicho, una perla entre tanto polvo.

  2. “Los bancos suelen ser empresas solventes”

    Creo que vives en 2007 aún. Esa afirmación no tiene cabida en 2013.

    “Lograremos colapsar aún más nuestro administración de justicia y joderemos los balances de los bancos. Mientras tanto, esas personas vivirán en casas sin pagar los préstamos que pidieron para comprarlas.”

    No, de hecho es mejor dejar a la gente viviendo debajo de un puente. Eso sí, si conseguimos que deshauciando a familias la Justicia gane…¿3 meses? En su tiempo medio de espera de 2-3 años, gente como tu lo considerará un logro.

    Y yo viviré en una sociedad en donde los bancos no devolverán el dinero público que necesitaron en la década perdida para seguir en la cresta de la ola.

    Una semana más con tu sinsentido zen y todo meticulosamente explicado bajo tu científico-jurídico punto de vista.

    Pon los pies en el suelo y sal a la calle, anda.

  3. Felicidades por el artículo por intentar informar y dar una visión alternativa y profesional sobre el tema. PERO, a pesar de ello, creo que, al verle las ventajas a nuestro sistema hipotecario deja fuera de la cuestión elementos muy importantes. No es el menor de ellos el aspecto humanitario. Y es que, con nuestra ley hipotecaria en la mano, se puede echar a la calle a quien no pague una sola cuota de un hipoteca a cuarenta años. Y no sólo eso. Además de quitarle la casa (cosa justa si se ve que no se paga con regularidad) se sigue teniendo una deuda que limita, cuando no aniquila, la vida económica del deudor. Según tu opinión, ¿cómo se puede subsanar este problema no solo social y humanitario, si no también económico?

    Creo que en su artículo (insisto, bien argumentado) deja fuera el hecho nada desdeñable de las prácticas bancarias poco éticas, cuando no directamente ilegales, de la banca.

    En difinitva mi pregunta: ¿cuál es su propuesta para resolver lo que (no creo que haya dudas) es un enorme problema para nuestra sociedad en su conjunto?

  4. Cómo esconderse en un lenguaje jurídico deliberadamente abstruso para terminar diciendo lo mismo que Botín.

  5. Toda la razón en tus argumentos, pero te falto hablar de los desmanes de los bancos en los ultimos años todo el dia maquinando para alterar el precio de las cosas…., engaños en lsa preferentes, clausulas suelo en las hipotecas no informadas, engaños a trpche y moche, robos en las comsionese, etc

    Esa ley tambien es para paises donde los bancos se comportan de otra manera

  6. Por cierto, que el hecho de que solo ricos puedan acceder al crédito hipotecario no tiene por qué ser malo si hay una verdadera apuesta por el aquiler. Es decir, si seguimos el ejemplo de la gran mayoría de países europeos. Quizá ese haya sido el fallo de nuestra sociedad,potenciar la compra para favorecer el crédito porque eso favorecía el negocio bancario.

    • Totalmente de acuerdo, es lo que llevo yo diciendo toda la mañana. Me quedo asombrado de que la práctica totalidad de los que llevan años diciendo en twitter y/o sus blogs y artículos que hay que potenciar el alquiler; que comprarse una casa es una tontería en la mayoría de los casos, que eso de querer ser propietarios es no sólo negativo, sino también de paletos son los que esta mañana han calificado esta sentencia como muy negativa porque esta ley pondrá aún más difícil adquirir una vivienda al subir los precios de las hipotecas, cuando deberían estar dando saltos de alegría porque por fin una ley puede hacer que la banca se piense dos, tres y hasta cuatro veces lo de dejar dinero a alguien y la gente se piense aún más veces que esas lo de comprar, y se vaya de alquiler. Con todo lo que eso representa de avance. Entre otras cosas, a la gente le importará menos cambiarse de ciudad para conseguir un trabajo, etc, etc, etc…

      A pesar de que el Sr. Tsevan quiera poner los puntos sobre las íes a los malinformados (y a los que malinforman), sin embargo, creo que no debería haberse dirigido a todos aquellos equivocados (que tampoco son tantos), sino que podría haber aprovechado la ocasión (ya sé que el artículo es así, a bote pronto) para relatarnos las ventajas que esta sentencia podría reportar al país, que vuelvo a repetir, puede ser una grandísima noticia.

  7. Clarificador artículo, ya lo creo. Se nota en su juicio y análisis de la sentencia la herencia de una ilustración que lamentablemente se ha demostrado en decadencia. A mi parecer esto es hace mucho tiempo una guerra, y esto era solo una batalla, unos meses mas para algunos desahucios, unos retrasos mas para nuestro sistema de justicia, tan ineficiente como ineficaz en aplicar tal valor. La justicia es al final solo una herramienta, es estratégica y está vacía, y por eso su evolución solo conoce el camino de su frase final, muy oportuna, sin duda.

    Grata lectura de urgencia.

  8. Pobres bancos. Urge una ONG que les dé todo el apoyo que necesitan en estos momentos de grandes necesidades y carencias.

  9. Enhorabuena por un excelente análisis. Yo añadiría que el Real Decreto-ley 27/2012, de 15 de noviembre, de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, había solucionado en gran parte ya el problema.

  10. No se me quejen ustedes, que estamos en la casa de un letrado. La deformación profesional de los letrados es acojonante. Yo lucho diariamente contra ella, y solo puedo triunfar gracias a que, en honor a la verdad, nunca llegué a ser un picapleitos solvente. Está claro que no estamos aquí ante un caso parejo.
    Al letrado le preocupa que las cosas se atasquen en la administración de justicia (sic), que el progreso material y el tráfico de bienes y papeles se entorpezca con motivo de la falta de seguridad jurídica, etc., etc. Ya los saben bien ustedes. Preocupaciones adultas, esfera de responsabilidad individual-social muy presente en las tomas de conciencia, postura, acción. El letrado, el hombre responsable, se hace cargo de los límites de la realidad y, con rechazo del nihilismo moral y el maximalismo político (moderación o jemeres!), sitúa su pensamiento y propuesta de acción dentro del marco de la imperfecta realidad (ojo con soñar la Ciudad de Dios no se vaya a realizar el lager). Todo esto nos lo sabemos como si nos preguntasen por los beneficios del aceite de oliva virgen.
    En contra de este espíritu propongo, como mero ejercicio intelectual (total, no se va a notar), el rechazar ese “hacerse cargo” y proponer, contra los designios de los potentes, engaño, zigzagueo y trampa (y dilación infundada de los desahucios).

    • Hola Santi,

      No generalice hombre. Cuando el caso esta perdido y no hay posibilidad de negociación, el abogado dilata el proceso para seguir disfrutando de la posición jurídica previa y que, tarde a temprano, se irá al carajo.

      La pelea es más bien contra el sistema judicial que es demencial. Vistas para el 2019, por ejemplo.

      • No me he debido explicar bien. Parto de un rechazo expreso del argumento racional (o de todo aquello que tiene apariencia de serlo) cuando simplemente sirve para la defensa de lo establecido. Argumento racional estrepitosamente deformado por el punto de vista especialista del hombre de leyes, en este caso. Un rechazo que supongo se funda en una propensión al escepticismo. Entonces voy y digo que palabras como “responsabilidad” son de ellos (de los potentes y sus palmeros: coño, que responsabilidad es eso: pagar deudas, ir a la cárcel cuando se vulnera la norma positiva, legítima porque, ya saben, está todo encajadito en forma de pirámide silogística, etc.) y con unas gotas de cinismo (porque esto ni lo contrario va a ningún lado) digo: acepto su mayor (o menor): ¡todos a dilatar -indebidamente o como sea- los procedimientos de deshaucio! Bajo la broma y el cinismo late, espero que esté más o menos claro, el rechazo de raíz de la lógica especialista-realista-leninista. Algunas dirán que ese es precisamente el problema de España. Ojalá lo fuese.

  11. Siendo muy razonables los argumentos de Tsevan, me da la impresión de que estamos una vez más discutiendo sobre parches, en vez de ir a la raíz del problema.

    Es decir: según Tsevan, esta sentencia será un desastre en un país como el nuestro, en el que la justicia tarda años en fallar y en el que es extremadamente fácil estafar a los demás y quedarse con su dinero (de esto último puedo dar fe). Pues quizá el problema general que habrá que resolver será el de cómo acelerar la justicia, ¿no? (Con la ventaja añadida de que eso resolvería los problemas no sólo de los desahuciados, sino también de todos los ciudadanos).

    De verdad, lo que es impresentable es vivir en un país en el que se pueda tardar años en dictar una sentencia. Reduce al absurdo el concepto de “seguridad jurídica” del que tanto hablamos. Ese es el problema de fondo que habría que resolver… pero claro, es más fácil seguir poniendo parches.

  12. Es triste oir de un profesional del derecho (asumo) que como el sistema de justicia español es un desastre, no se le puede exigir que sea mas justa de lo que es.

    En cualquier otro país verían que el problema no es que se le pida más justicia al sistema, sino que el sistema no funciona y debe arreglarse.

    Aquí, tan dados al mínimo esfuerzo, a la chapuza y al mirar hacia otro lado, pondremos un parche legislativo para retrasar la solución sine die hasta que otro recurso en Europa no lo echa para atrás.

    Y es que el recurso dilatorio que hace el pobre por necesidad o desesperación, lo ha aprendido del legislativo que lo hace por pereza y desidia.

  13. jajajaj, este tío es un cachondo.

    Cómo se ve el plumero a algunos…

    NO TIENES NI IDEA campeón

  14. No dudo de que el autor -que deduzco que es el afamado experto en temas jurídicos de Politikon- haya leído la sentencia del tribunal. Pero me sorprende que afirme lo siguiente:

    “¿Es razonable la sentencia? Sí, aunque con unos peros enormes que tienen que ver con la realidad. El primer pero es que siempre se pudo pedir la nulidad de la cláusula a posteriori y solicitar indemnización. Los bancos suelen ser empresas solventes”.

    Cuando el tribunal contempla eso que dice.

    “Dicha indemnización resulta incompleta e insuficiente, y no constituye un medio adecuado y eficaz para que cese el uso de esas cláusulas”, afirma la sentencia, que agrega que “así ocurre con mayor razón cuando, como en este caso, el bien hipotecado es la vivienda del consumidor perjudicado y de su familia”

    Hablar de ruptura de la seguridad jurídica para bancos -que no han cumplido con su función social, que han protagonizado numerosos escándalos y alimentado una burbuja inmobiliaria suicida-, cuando las familias se están quedando en la calle, encadenadas a una hipoteca de por vida, es de chiste. ¿Seguridad jurídica para quién? ¿Para los que fomentan un mercado inmobiliario e hipotecario que estafa de por vida a cientos de miles de familias?

  15. Los lectores de Jot Down agradeceríamos mucho que, de vez en cuando, opinara (esto es opinión pura y dura) algún letrado con un punto de vista diferente al de la patronal bancaria. Hay partes del sermón que son directamente aberrantes: “Y también se denuesta el sistema de ejecución hipotecaria. Ambos, junto con nuestro sistema notarial y registral, están detrás de la paz social y del acceso a la riqueza de los españoles en el siglo XX”. Y se queda tan ancho. ¿Algún letrado menos maniqueo en la sala?

    • Es una errata, se refería al “acceso a la riqueza de los -bancos- españoles en el siglo XX”.

      ¿Es una broma este artículo? ¿De verdad todavía hay gente en este país preocupada por las cuentas de resultados de los bancos? ¿Acceso al mercado hipotecario? ¿Pero en qué mundo vivís ustedes?

  16. Solo puedo decir… :: gracias por la explicación.
    Aunque la sentencia sea relativamente corta y sencilla, a los poco acostumbrados a leer este tipo de panfletos nos resulta casi imposible comprender lo q dicen.
    Así q también… gracias por la traducción.
    Ójala todo en esta vida se explicase de una forma tan sencilla.

  17. Lo que más me inquieta de este artículo es la alusión a los titulares de buena parte de la prensa española sobre el tema. Una vez examinado el contenido de la sentencia, me inquieta evidenciar que la mayoría de periódicos están transmitiendo un mensaje sesgado y escasamente fiel a las consecuencias del texto legal.

    Y una vez más uno se siente un poco perdido, sin saber ya qué creer. La ideología lo impregna todo y se hace difícil establecer una opinión propia sobre fundamentos sólidos.

    • Más que ideología, es el “Oh! Alguien está equivocado en internet, debo intervenir”.

      http://xkcd.com/386/

      • Lo que pasa es que estamos hablando de periódicos. Antes de este artículo, había visto la noticia en algún que otro medio y la interpretación de la sentencia lindaba con el sensacionalismo.

  18. Pingback: Ha llegado el momento de demandar a los bancos de manera masiva | Blog de Carlos Guerrero

  19. Pingback: La sentencia del TJUE sobre la legalidad del procedimiento de ejecución hipotecaria español | ¿Hay Derecho?

  20. “Los bancos suelen ser empresas solventes”.

    ~40.000 millones de recursos públicos después para rescatar a esas “empresas solventes”, nos sale con esto.

  21. Excelente artículo, aunque a mi modo de ver le faltan unas puntualizaciones:

    1) La Sentencia es ciertamente intrascendente (he llegado a leer que iba a hacer falta cambiar todo el procedimiento de ejecución hipotecaria porque el TJUE había dicho que es ilegal), pero es una buena noticia, básicamente porque no poder alegar que una cláusula contractual sea abusiva en el mismo procedimiento de ejecución es un atropello. El problema es que en España, con la Justicia que tenemos, tan lenta e ineficiente, las cosas se alargarán más, que tampoco es óbice para decir que el sector bancario se va a desplomar más de lo que ya está.

    2) Que el crédito fuera accesible no es solo consecuencia de tener un sistema registral y notarial decente y del procedimiento sumario de ejecución. El abaratamiento brutal del crédito tiene más relación con causas macroeconómicas, como bien sabe (y mejor ha obviado) el señor Tsevan. Antes de la entrada en el euro teníamos ya este sistema y no hay más que mirar datos de concesión de hipotecas (googleando se encuentran fácilmente) para contemplar su impresionante despegue a partir de 2000-2002 y deducir que quizá no sea tan grave para el crédito esta STJUE.

    Por lo demás, se entienden las críticas al tal Tsevan. Muestra un positivismo jurídico bastante irritante cuando llega a afirmar que “el primer pero es que siempre se pudo pedir la nulidad de la cláusula a posteriori y solicitar indemnización”. Sin entrar en la duración de ese proceso para obtener la nulidad (durante el cual el afectado no tiene donde vivir), equiparar indemnización con mantener la vivienda es algo que hace sonrojar (hay unos costes asociados a encontrar una nueva vivienda que parecen no existir para este señor).

    En cualquier caso, se agradece leer una crítica bien fundamentada al “copypaste” que suele dominar las noticias jurídicas.

  22. Pingback: Sentencia del TJUE sobre la legalidad del procedimiento de ejecución hipotecaria | Permutas Inmobiliarias Jucoin

  23. A los doctos en leyes os encanta la sacrosanta legalidad. Los legos nos conformaríamos con Justicia. Y efectivamente, nadie se podría oponer al lanzamiento por clausulas abusivas, si no fuera porque la totalidad de las hipotecas las contienen, empezando por intereses de demora usureros.
    De todos modos, en este país habría mucha gente que alquilaría su vivienda a una inmobiliaria que construyera bloques para esa finalidad, les realizara el mantenimiento adecuado y tuviera ese alquiler como la razón de su negocio. Desgraciadamente el casero tipo español es un tipo que ves el día de la firma del contrato y no le vuelves a ver hasta el día que le dices que te vas o te avisa para decirte que te echa porque su hijo se casa y le va a dar el piso. Todo un profesional vamos.
    Una cosa más. No conozco a nadie (debo de moverme en un ambiente de lo más normal) que haya dejado de pagar voluntariamente su hipoteca. La gente, y más la más humilde, lleva a gala pagar sus deudas. No se puede decir lo mismo de esas entidades tan solventes (con nuestro dinero) a los que no les tiembla la mano en dejar a miles de personas en la calle para quedarse con pisos que engordan el balance y a los que no dan salida (bueno ahora sí per ocon nuestra pasta una vez más). Eso sí con toda la seguridad jurídica.

    • A veces, se nos olvida que las leyes se aprueban en el Parlamento y los Tribunales solo las aplican. El sistema español de contratos bancarios (véase que no solo hablo de los hipotecarios, sino de todos los contratos) es abusivo y permite que el banco refleje su posición dominante. También pasa con las aseguradoras, por ejemplo.
      A pesar de todo ello, un sistema tasado de cláusulas que puedan insertarse en estos contratos, como propone el autor, sería la solución más eficaz. Y no estoy hablando de auxilio a los bancos, sino de protección a consumidores y usuarios.
      ¿Sabe que siempre ha sido posible solicitar la declaración de nulidad de una cláusula abusiva en nuestro Derecho? ¿Y sabe que difícilmente se declara, a pesar de que algunas lo son claramente?
      Le pongo un ejemplo: algunos llevamos años intentando que se dejen sin efecto las denominadas “cláusulas suelo”. Desde hace muy poco parece que los Tribunales empiezan a darnos la razón y no de modo uniforme. Ha costado porque los bancos defienden algo que en principio es difícil de atacar en los Tribunales: “estas eran mis condiciones para prestarte dinero y tú las aceptaste”. En nuestro sistema jurídico, basado en la libertad de empresa y de contratación, este argumento tiene mucho peso y perfecto encaje constitucional.
      Por eso, los límites ha de ponerlos el legislador y, créame, si de verdad quieren proteger a consumidores y usuarios, es mejor que sean expresos, con cláusulas cerradas.

  24. No estoy en absoluto de acuerdo con este artículo.

    Con esta medida se logra que los jueces españoles puedan tener en cuenta algo más que si se ha realizado el pago o no de las mensualidades.
    Era algo vergonzoso, que un Juez fallara a favor del banco, cuando él mismo observaba las clausulas abusivas a las que se había sometido el ejecutado.

  25. El sensacionalismo periodístico en este caso es evidente, al igual que lo es cada vez que se habla de una sentencia sobre un tema polémico.
    Es cierto que la sentencia de la UE se limita a “reprochar” a la legislación española el impedimento que significa para los jueces el juicio ejecutivo ordinario, a la hora de valorar el carácter abusivo de las cláusulas, y lo hace por violar uno de los principios fundamentales del ordenamiento jurídico, la Tutela Judicial Efectiva, pues detrae del proceso precisamente lo que da sentido a la existencia de los tribunales, convirtiendo a los jueces en simples gendarmes que ejecutan la voluntad del acreedor hipotecario. Y ahí es donde observo una parte polémica, y es que si el juez puede valorar lo abusivo de las cláusulas antes de ejecutar, no encuentro razón alguna para no valorar igualmente los demás condicionantes de la situación, como es principalmente la no culpabilidad del deudor protegida por el artículo 1.105 del CC que creo excepciona la responsabilidad universal del artículo 1.911 del mismo.
    Y esta es la parte que creo que de verdad teme la Banca, que se abra esa puerta, que por otra parte sería de toda justicia que así fuese, pues si la situación ha llegado a donde ha llegado, lo ha hecho para todos, no solo para la parte financiera, infinitamente ayudada por lo público a costa de aquellos a los que ahora ejecuta.
    El que el juez pueda juzgar en el procedimiento si el impago de la deuda es o no culposo es la parte espinosa de este asunto, y lo que diferencia la situación actual de otras anteriores. Antes el ejecutado solía ser un individuo irresponsable que perdía su vivienda por deudas de juego, gastos excesivos, o cosas por el estilo. Ahora los ejecutados son padres de familia que han perdido el empleo a causa de la enorme crisis económica, de la que desde luego no son responsables, al menos en ínfima medida al lado de quien les ejecuta.
    Así que le diré que no soy de los que pide la dación en pago tan cacareada, pido la tutela judicial efectiva a la que la constitución nos da derecho, y que no existan atajos legales. Si la justicia es lenta, que hagan porque sea más rápida, pero no menos justa.
    El sesgo ideológico de su artículo desde luego no lo comparto. Lo encontraría propio de un economista hablando sobre un balance, pero aquí estamos hablando de personas. Y lo que se les ocurre es mantener el sistema financiero sobre el cadáver de las mismas. Puede que eso les haga sentirse dioses de las matemáticas, por encima del bien y del mal, y ajenos al sufrimiento, pero no encuentro sentido a un sistema jurídico cuya única finalidad esté en conseguir una cuenta de resultados en lugar de justicia. Justicia que puede ser entendida de distintas formas, pero a la que Vd. no ha apelado en absoluto en todo su artículo.
    Parece ser que el problema reside en que a toda costa hay que mantener el sistema financiero, sea como sea y a costa de quien sea. Pues eso tiene un nombre: Secuestro. Nos acaban de convertir en rehenes. Pueden hacer y deshacer a su antojo, pagarse sueldos y pensiones multimillonarias a pesar de la situación, desahuciar a familias para abandonar las casas a su suerte en balances “ingeniosos”, mantener impagos de IBI y cuotas de comunidad, sin mayores consecuencias…, porque aquí lo único que importa es que se mantenga un sistema financiero parásito con sus conciudadanos.
    Han demostrado infinitas veces su codicia sin medida. Existen infinidad de ejecuciones extrajudiciales en las que con subterfugios e interposición de falsos pujadores, han conseguido llevarse los inmuebles a coste cero, manteniendo la integridad de la deuda y exigiendo su cobro. Plantean nuevas tasaciones a la baja a la hora de la ejecución judicial para incrementar la deuda residual, cargando además con ingentes gastos judiciales e intereses de demora, que serían fácilmente evitables con una adjudicación sin llegar a acudir al ejecutivo, con solo dejar que el deudor escogiera el momento de la ejecución anterior. Existen infinidad de formas de hacer menos gravoso para los ciudadanos este trago, pero todas ellas pasan por ceder simplemente poder (que no dinero), pero solo quieren rehenes.
    Pienso sinceramente, que los liberales o neoliberales, o como quiera que gusten de llamarse a sí mismos, deberían encontrarse algún día con su paraíso; un lugar donde la abogacía, la ingeniería, la arquitectura…, las pudiese ejercer cualquiera, sin falta de titulación alguna que constituyese una traba al talento y buen hacer, además de un gasto innecesario, y el estado no protegiese a profesionales con exigencias de requisitos administrativos como títulos académicos, colegiaciones…, de la libre competencia con el talento y el trabajo puro.
    Este último párrafo es pura ironía, pero basada en una realidad palpable: La mayoría de las profesiones están copadas por los mismos apellidos, las buenas oposiciones las llevan a cabo tribunales con exámenes orales que permiten discriminar fácilmente. Hay profesiones que se han convertido en un sistema cerrado al que solo acceden los afines. Y todos ellos son liberales, porque el éxito llena el mundo de personas insolidarias merecedoras de lo que tienen y que no deben nada a nadie, pues parece ser que han crecido en el vacío.

  26. En España se producen 517 desahucios al día.

  27. Pingback: La UE permite que los jueces españoles puedan paralizar los desahucios | Desde la retaguardia

  28. Enhorabuena Tsevan, sin ironía. Por otra parte, mi aprobación no empece mi felicitación por la sentencia alTJCE. El hecho de que nuestro sistema hipotecario y registral sea un bien a proteger no es obstaculo para que se refuerzen las garantías del consumidor de las entidades financieras, los prestatarios frente a las cláusulas abusivas. Pero que la gente no se lleve a engaño esto va a encarecer las hipotecas, los riesgos de concederlas son mayores.

  29. Y a mí que me da que el problema es cómo se aplica el principio de responsabilidad patrimonial universal. Nunca me ha quedado claro cómo es que aunque en el Código Civil no se hace distinción en cuanto al tipo de deudor, a la hora de la verdad las personas jurídicas se van de rositas y las físicas,a tragar con la amenaza sine die, y en los casos de ejecuciones hipotecarías encima a la calle.

  30. Con todos los respetos, no estoy para nada de acuerdo con algunas de las reflexiones del artículo. Dicho esto, te felicito por la introducción, porque es brillante. No sé si a vosotros también os pasa, pero a mi la degeneración del periodismo en este país me deja, no se cómo decirlo, en un estado como entre rabia, pesadumbre y vergüenza ajena. (el otro día la noticia era que Ortega Cano iba en el coche y su hij@no iba en el sillín de bebé)

    Bueno, en cuanto a mis discrepancias: no considero que sea esencial para que fluya el crédito en este país que el procedimiento de ejecución hipotecaria esté desprovisto de tales garantías. Si es que no se puede ni cuestionar la validez del título. Por otro lado, si ello ha contribuido a la riqueza de las familias en España, de la misma forma está contribuyendo al drama social que estamos viviendo. A mi me parece de cajón que se permita alegar cláusulas abusivas en la ejecución de un título (creo que en eso estamos de acuerdo), pero también hay que decir que es justo eso, la obsesión por las hipotecas, lo que nos ha marcado tantos años y ahora lo pagamos caro. Yo no rompería una lanza a favor del sistema hipotecario epañol. Un saludo!

  31. Creo que el señor Rabtan explica muy bien el verdadero alcance de la sentencia. Las primeras noticias que he visto daban una impresión equivocada de lo que dice (y generan la falsa esperanza de que lo cambia todo).

    Hay un párrafo del artículo que dice: “Los bancos suelen ser empresas solventes. El segundo, que hay poquísimas demandas solicitando la nulidad de cláusulas de hipotecas a posteriori por la sencilla razón de que esas demandas, como mucho, darían lugar a una posible revisión de cláusulas accesorias y, fundamentalmente, porque la razón principal por la que se ejecutan las hipotecas es porque la gente deja totalmente de pagar”.

    La primera parte ha despertado algunos comentarios cuando la que tiene relevancia (jurídica, práctica) es la segunda. El impago, que es la causa más frecuente ¿la única?, va a seguir llevando al deshaucio. Se podrá parar el golpe en algunos casos, se fomentará indirectamente una negociación. Al amparo de la sentencia se podrá detener ese procedimiento sumario alegando nulidad de cláusulas por abusivas . ¿Qué cláusulas? Algunas que menciona la OCU en su web: cláusulas suelo, intereses de demora desproporcionados o cláusulas de vencimiento anticipado cuando se produce el impago de la cuota del préstamo … Si el juez aprecia que están y son abusivas declararán su nulidad, la de esas cláusulas no de la obligación principal

  32. Como siempre, da gusto leer a Rabtan. Creo, no obstante, que la sentencia es muy importante porque de alguna manera saca los colores al sistema jurídico español, ya que es injustificable la rigidez del procedimiento hipotecario y la indefensión que genera frente a cláusulas abusivas de los bancos, que no son pocas, principalmente en todo lo relacionado con los intereses, que han venido provocando situaciones demenciales, con deudas que se han duplicado hasta dificultar gravemente la recuperación económica de familias y empresas.
    Así, no tiene justificación que sea posible defenderse y alegar la nulidad de los intereses de un contrato de financiación para la compra de bienes muebles, en un proceso monitorio presentado por una financiera, y no lo pueda ser en una reclamación hipotecaria. Es más, es una vergüenza que el legislador ha venido consintiendo, y la sentencia del TJUE así lo evidencia.
    Es cierto que el problema, efectivamente, es el sistema judicial español, que simplemente es insostenible, pero la posibilidad, bien apuntada por Rabtan, de un incidente dentro del procedimiento hipotecario para poder resolver sobre la nulidad de esas cláusulas demuestra que no es catastrófico el efecto de la sentencia.
    Como resumen, basta con poner fin a los desmanes de los bancos con las cláusulas abusivas, son ellos los responsables de las consecuencias de sus abusos, nadie más. En el momento en que la ejecución de la hipoteca conlleve “sólo” la pérdida de la vivienda y la exigencia de unos intereses que, por ejemplo, no puedan triplicar los intereses legales y con ello impedir que cualquiera pueda levantar la cabeza en años, sería suficiente.

  33. Fulgencio Barrado: “El sensacionalismo periodístico es evidente. Y eso que todavía no he hablado”

    • Lo siento pero no te entiendo. No se como puedo ser sensacionalista. Quizás te dignes en explicármelo.

      • Quizás sea por tu mención al mito de la absoluta y reduplicada proscripción de la Indefensión que contiene un artículillo sin aplicabilidad práctica alguna, que solo circunstancial y erróneamente mente parece haber sido situado en el catálogo de Derechos Fundamentales susceptibles de amparo y aplicables directamente por los tribunales. Me refiero al artículo 24, 1º de la norma a la que antes denominábamos Fundamental, situándola -insensatos- incluso en una jerarquía superior al reglamento Hipotecario.

        Todo proviene de una interpretación errónea del sorprendente precepto: Y es que como no sabemos mucho latín, no interpretamos bien la norma interpretativa “in claris non fit interpretatio”.

        El texto de dicho precepto, sobre todo en sus ocho palabras finales (“sin que en ningún caso pueda producirse indefensión”), es, en realidad una doble negación, no una prohibición reduplicada. Me explico:

        Con el mero “sin que .. pueda producirse indefensión”, hubiere bastado para otorgar a los malditos ciudadanos los deseados Derechos de los benditos Consumidores. Pero el constituyente no lo ha hecho así; que va. Ha colocado tres palabritas en medio, que lo enturbian todo (“..en ningún caso ..”). Doble negación, que se convierte en afirmación: Como todos los Jueces y Magistrados han considerado en todas y cada una de sus resoluciones sobre la materia, “en los procedimientos sumarios si se puede”. Porque podrás defenderte en un Proceso que no existe, pero que es como si fuese este aunque, evidentemente no lo sea; pero podría serlo. En último término, la fundamentación tácita resplandece en el fondo de nuestra pecera a la que llamamos Estado: “porque yo soy juez y tu no” -con sus variantes como “porque en mi familia hay 25 jueces (y algunos de ellos, incluso han opositado, contándole al oido al tito Paco nose que”.

        Sensacionalismo y demagogia.

  34. El artículo tiene dos partes. La primera introduce precisiones de carácter jurídico apreciables. No creo que se hayan cometido imprecisiones periodísticas tan graves. Claro que no hay una “ley de desahucios”, pero si hay una legislación que afecta a este tipo de procedimientos legales de los que resulta desahuciada. Por lo demás, nadie ha dicho que se vayan a acabar los desahucios. En este contexto de análisis jurídico, pasa por encima del análisis en cuestión de las cláusulas legales abusivas; llegando incluso a tratar de poco fundadas las alegaciones que se puedan presentar contra ellas -reduciéndolas a meras estratagemas legales para “ganar tiempo” antes de ser desahuciados-.

    En la segunda parte, el autor reparte perlas que oscilan entre lo yupi y lo obsceno. Viene a reducir a todo el tinglado institucional, que está detrás de una burbuja inmobiliaria que se ha costado vidas, como altruistas que han dado una oportunidad a despilfarradores pobres, que aprovechan la mínima para estafar al banco. Los pobres banqueros (y bancarios, y registradores de la propiedad, y notarios) -que no informaban bien a sus clientes de las condiciones de los productos financieros que les ofrecían, que no concedieron créditos con la responsabilidad suficiente y que financiaron todo tipo de megaproyectos de sus amigas las constructoras- necesitan protegerse de los pobres muertos de hambre que, obviamente, a la mínima aprovechan para estafarles. Todos sabemos que los escándalos de las preferentes, los de las indemnizaciones millonarias, los de las financiaciones irregulares a partidos políticos, los que acumularon volúmenes de deuda privada desmedidos con los bancos alemanes y franceses…son los pobres de mierda. Al trullo con todos! Qué importa que las deudas hipotecarias por primera vivienda apenas supongan un monto considerable sobre el balance contable de los bancos! Viva la seguridad jurídica de los bancos! Eso, eso…¿cómo era? Que los pobres de mierda sólo pueden tener una casa si se resignan a que los bancos puedan echarlos a la puta calle rápidamente en cuanto se quedan en paro y no pueden pagar la hipoteca…¿No es eso?

    Lenguaje nuevo, la demofobia de siempre.

  35. Tiene razón:

    1) Los que usted llama “rehenes” de la banca no van a ser liberados por ella, sino por aquellos que han cumplido con sus obligaciones. Entre otros, los que hemos vivido de alquiler todos estos años y no hemos parido seis niños. Existen cláusulas abusivas en este tipo de contratos desde siempre, ocurre que cuando las cosas van de maravilla es ocioso ponerle pegas al sistema. Y recuerde que la burbuja inmobiliaria es una creación política (como la futbolística), ya está muy sobado el sonajero del “neoliberalismo”. Es el estado el que favorece el alquiler o la propiedad.
    2) Al principio de su post dice que que la UE se limita a reflejar el “impedimento que significa para los jueces el juicio ejecutivo ordinario”…”y esta es la parte que creo que de verdad teme la Banca”. ¿En serio?. Pero si…”hay profesiones (jueces, maybe?) que se han convertido en un sistema cerrado… y todos ellos son liberales porque el éxito llena al mundo de personas insolidarias…”. Cuidado banqueros, los insolidarios van a por vosotros.

    • Bueno, entiendo que lo de sensacionalismo era un chascarrillo. Está bien, el humor nunca sobra.
      Supongo que lo de vivir de alquiler o por compra lo hará cada uno en vista de sus posibilidades, su situación personal, y que establecer de antemano que una opción es mejor que la otra, pues no tendrá mucho sentido, sobre todo al precio de lo uno y de la otra. Que los estados favorecen lo uno o lo otro es evidente, y ahí precisamente puede observar una mis razones, pues si el estado supuestamente ha favorecido la compraventa, supongo igualmente que no puede escabullir su responsabilidad en el asunto, lo uno va con lo otro. Por otra parte no me negará que el gobierno que más ha favorecido el crecimiento de la burbuja (poco más que los otros, pero más), ha sido el del liberalérrimo Ansar (o así al menos se declara él, al igual que zapatitos se declara socialdemocrata).
      En lo referente a la segunda parte de su comentario observará que en el mío aclaraba directamente el uso de la ironía, pues ni creo que todos los jueces sean liberales ni que lo sean solidarios, ni socialdemocratas, ni nada parecido, y que las profesiones son cerradas es un argumento que se puede extraer fácilmente de las teorías liberales sobre el amiguismo, el corporativismo, el enchufismo, el nepotismo…, y hasta el paludismo si me permite la broma.
      Los banqueros pueden perder cuidado mientras haya personas que legitimen el abuso de poder y la falta de regulación (salvo en lo que a sus intereses compete, por supuesto), el dinero compra muchas voluntades. Por eso precisamente creo en el contrapeso de la solidaridad y la justicia.
      Por cierto, los argumentos sobre la vulneración de la tutela judicial y la responsabilidad universal y el límite de la misma, puede leerlos en bastantes sentencias, desde la de la audiencia provincial de Navarra que inició todo este asunto (polémica, eso sí), hasta las del Supremo, y ya no le digo en votos particulares de los miembros de este último.
      He de aclarar que no estoy defendiendo la situación de nadie en concreto, ni si su compra ha sido responsable o la concesión del banco irresponsable e incluso contraderecho. Lo que defiendo es que los jueces puedan determinarlo, tal y como parece querer decir la constitución española.
      Y también mantengo, al igual que el autor del artículo, que el tratamiento de los medios es sensacionalista, cosa que no puede ser una opinión en un foro como este, pero por el tratamiento que hacen de ella y las conclusiones precipitadas que sacan. El resto de mi comentario era pura opinión personal basada en mi análisis de los hechos que conozco.
      Por cierto, creo que ya va siendo hora de que dejen de unir el desahucio con la responsabilidad universal del deudor, pues lo uno no tiene porque ir parejo con lo otro, y sin embargo, siempre que sale una noticia sobre este tema, parecen ser cosas indisolubles.

      • Don Fulgencio, las cosas son como eran hace 50 años, no como parece que son ahora. ¿Se imagina usted al Sr. March perdiendo juicios entonces? Pues igual que ahora.

        Para poder fundar una oposición a una Demanda Ejecutiva basada en una escritura notarial (pongamos de Préstamo Hipotecario, que en realidad es Préstamo Personal con Garantía Hipotecaria -el Notario parte de la realidad, por encima de manifestaciones de baratillo de la correspondiente Minuta), en cuestiones secundarias a la Seguridad Jurídica, como: “Verá señor Juez, es que para que yo firmase la escritura me amenazaron con una pistola apuntándome en la nuca; lo tengo todo grabado”, necesitaríamos unas actuaciones Penales YA incoadas. En otro caso, la inexistente “Ley de desahucios española”, no considera que exista Indefensión en el consumidor -no ciudadano- privado de tan intrascendente motivo de oposición en un procedimiento judicial que pone en solfa intereses secundarios a la buena marcha de las cuentas públicas/privatizadas, tales como el Derecho a la Intimidad, o a la inviolabilidad del domicilio, a la integridad física y moral, u otros inventos similares de las hordas de rojos que aspiran a perturbar a quien constituye el verdadero y único ciudadano del mundo mundial: al Capital -ista.

        Por lo demás, tras la “doctrina Botín”, en relación con la “doctrina PARA don Alierta” mediada y demediada por la conocida “Doctrina DE Los Albertos” (en este último caso, evidentemente, no es posible hablar de aplicación singular de este Derecho del Enemigo, urdido por la plebe contra los beautiful), bien podría prescribir tal acción penal tras años encerrada en el armario judicial, en tanto la horrible carga de trabajo que afrontan esos obreros del derecho que son los jueces. Nada está en manos del pueblo. Es peligroso, y además hortera de la muerte.

        Saludos

    • ¿Qué sistema de alquiler?

  36. Julia, veo que estas con los pobre. Enhorabuena. Y me encanta esta frase :”Claro que no hay una “ley de desahucios”, pero si hay una legislación que afecta a este tipo de procedimientos legales de los que resulta desahuciada”. “De los que resulta desahuciada”. Desahucio intelectual.

    • Es obvio que en la frase falta «resultan familias»…pero tu mente preclara prefiere ironizar…o intentarlo.

      No soy yo la que ha introducido ese sesgo cognitivo hacia los pobres, sino el autor del artículo. Que viene a decir que los que tenemos o sufrimos de cerca hipotecas a cuarenta años, debemos sentirnos afortunados y agradecidos a quienes nos las concedieron.

      • ¿Los que sufrimos hipotecas? Pero qué uso bochornoso del lenguaje es ese.

        Un poquito de asunción de responsabilidades, señora.

        Cuarenta años es mucho tiempo. En cuarenta años caben tres crisis, dos recesiones y hasta una guerra mundial y dos civiles. Si es usted de los ilusos que daban por sentados cuarenta años de balsa de aceite y salario puntual de por vida, le felicito por su visión rosácea de la existencia. Pero ahora no nos venga con milongas a los pobres desgraciados que no pudimos permitirnos esos delirios de grandeza propietaria.

        • Es verdad, cómo no hemos caído en eso. La culpa es de quienes quieren acceder a un bien necesario, no de los actores institucionales -los bancos y las empresas constructoras son agentes institucionales- que definen las condiciones de acceso a un bien recogido como derecho constitucional.

          Qué pretensiones tiene la gente, eh. Ojalá fuesemos todos tan inteligentes, tan austeros y tan humildes como usted.

          Pd: no tengo hipoteca, como supongo que ud. no tendrá. Tengo dignidad, de lo que no puede presumir quien dice lo que ud. dice.

        • Me gusta mucho, por cierto, que hable de pobres con «delirios de grandeza propierarios». Ha entendido bastante bien por qué la cuestión del capitalismo es la cuestión del combate de los rentistas contra los des- poseidos. Porque los socialistas hacemos nuestra la lucha de los pobres por ser propietarios y no depender del arbitrio de un tercero para vivir.

          Con sus aires de burguesía terrateniente, de superioridad demofóbica, evidencia bastante bien porque el socialismo tiene poco que ver con «unidades de destino en lo universal» y bastante más con enfrentarse a posturas como la suya. Siga disfrutando de su inteligencia, los desposeidos seguiremos usando bochornosamente este lenguaje que es más nuestro ya que suyo

  37. Cada vez que sale uno con el cuento este de llamar «conejos irresponsables compra-casas» a los demás…es cómo para echarse a temblar. El asunto, entre los snobs que leemos esta revista, resulta que estriba en ver quién está más por encima de los paletos irresponsables enamorados de las hipotecas.

    Consulte las hemerotecas. Las declaraciones de Gobiernos, periódicos, televisiones y patronal sobre el mercado financiero. Consulte las cifras de la deuda privada…a ver si es un problema de asalariados que quieren acceder a un bien necesario. Las cifras del fraude fiscal o las cifras de la distribución rentas del capital-trabajo. Luego hablamos de lo listo que es usted y lo tontos que somos los demás.

  38. Pingback: Desahucios y abusos | Maven Trap

  39. Pingback: Sentencia del TJUE sobre la legalidad del procedimiento de ejecución hipotecaria — ASUAPEDEFIN.

  40. Y supongo que te parecerá bien que los bancos tengan a la sociedad entera cogida por los huevos.

    Cuidado, que como el índice de incremento de beneficios de los bancos se reduzca un poco dejan de dar créditos y se jode todo el país.

  41. Muy acertado artículo. Mientras el Sr. AZIZ ha vivido casi cinco años en su piso pagando sólo el primero de ellos, el resto de los mortales cumplimos con nuestra obligación de devolver el dinero que nos han prestado, con sus intereses y es que así funcionan los préstamos, te dejan dinero para que lo pagues.

    La Sentencia está muy bien para rellenar centenares de páginas de periódicos e insuflar falsas esperanzas a todas las personas con problemas para pagar su vivienda, pero lamentablemente nada de lo que dice ayudará a satisfacer la cuota mensual si no hay dinero. Qué más da la demora que te cobren, que te den por vencido el préstamo con una o cuatro cuotas (olvidamos que la ley ya te da la posibilidad de ponerte al día obligando a la entidad a aceptarlo) o que se certifique el saldo con más cautelas de todas las existentes, si no puedes pagar ? …, de nada. Menos populismo y más trabajo.

    • Todo lo afirma, lo hace bajo unos cuantos supuestos. Que la gente no paga porque no quiere. Que la gente no trabaja porque no quiere. Que las viviendas tienen un precio asequible y que sus propietarios tienen préstamos hipotecarios justos y equilibrados. Que si hemos rescatado a los bancos ha sido porque la gente no ha pagado su hipoteca.

      A la luz de que todos estos supuestos son falsos. Usted no ha hecho más que practicar el onanismo con usted mismo y lamer elculo de los verdaderos responsables de la situación de la clase trabajadora en este país.

      Y en cuanto a lo de «populismo»…¿qué significa, estar con el pueblo? ¿Ser pueblo? Algunas no vemos en eso un descalificativo.

      • Si todo lo que dices me lo dices a mí, sólo te voy a contestar a una cosa, ya que lamentablemente no te has enterado de nada de lo que quería decir y no voy a dar cancha a tu mala educación.

        Populismo …, me refiero a decir lo que quiere escuchar la gente aunque tenga poco que ver con la verdad. No será mejor que nadie se haga ilusiones en vano ?.

  42. Parece que ahora hay personas que se vanaglorian de estar viviendo de alquiler, pues consideran ello una virtud.
    Supongamos que dos personas con las mismas posibilidades e ingresos, deciden, la una comprar una casa y la otra vivir de alquiler. Supongamos que la primera consigue pagar su casa y ser propietario de la misma sin carga alguna, y el segundo sigue viviendo de alquiler. Sigamos suponiendo que viene una época de vacas flacas para ambos, y ningún de ellos tiene ingresos suficientes, ni para comprarse una casa ni para alquilarla, pero el primero de ellos ya ha conseguido ser propietario. Entonces al arrendatario lo desahucian por no pagar su renta y se queda en la calle, el que compró la casa tiene casa en propiedad y aunque su situación económica es precaria, al menos tiene donde vivir. Supongamos entonces que el compro la casa le dice a este “haber sido responsable y habértela comprado como hice yo”, jódete por irresponsable. Que emocionante ¿verdad?. Pues es una situación con una lógica tan aplastante como la que se ha dado ahora, y que además, vaticinaban los que llevan el timón.
    Y con esto no quiero escaquear la responsabilidad de los que compraron, lo único que pretendo es representar una situación para aquellos que siempre se creen dueños de su destino y exclusivos padres de sus éxitos.
    Que conste que, en mi caso personal, lo que yo pago de hipoteca representa el aproximadamente el 15% de lo que gano, por si alguien tiene la tentación de hacer alusiones a la situación personal de cada uno.

  43. ¿En serio, Fulgencio? ¿Y eres capaz de ponerte en el lugar del otro y pensar que la línea es muy fina y que el otro mañana puedes ser tú? Guau. Porque llevo más de una década viendo al sector “estable” mirar al resto como si la cosa no fuera con ellos y pensar que si tienes un contrato por servicio o tus condiciones laborales son una vergüenza es tu problema por seguir ahí. Luego llega un ERE y, de repente, es el Apocalipsis. Se ven en la calle con una buena indemnización, pero cero perspectivas laborales a no ser que formes parte de la cadena de tráfico de favores imperante. ¿Y ahora qué? Porque si tienes la suerte de poder reentrar en el mercado laboral, lo vas a hacer como precario y vas a vivir una realidad laboral bastante diferente a la que estabas acostumbrado. Si ni siquiera logras reengancharte, más vale que tengas una pareja de la que tirar porque si no, te quedan dos opciones: volverte a casa con tus papis si vivías de alquiler o ir haciendo apaños para pagar la hipoteca hasta que sea imposible y te veas empatizando con aquellos a los que mirabas como si fueran una panda de irresponsables.

    Aclaro que en mi caso no pago hipoteca y, en vista de las posibilidades laborales de este país y en que me veo más fuera que dentro, desterré la idea de tenerla hace unos años.

  44. Bueno Galahat, no es un ejercicio de imaginación demasiado difícil, a poco que no te creas superior a los demás. Basta con mirar a los lados, y seguro que todos encontramos a: -Gente que les va mucho mejor que a nosotros, sin que pensemos que sean especialmente mejores en nada; -gente que les va mucho peor que a nosotros, siendo personas con una valía indiscutible; -gente a la que en determinado momento les ha ido muy bien y en otro le ha ido muy mal, sin que intrínsecamente hayan cambiado nada. El éxito y el fracaso, además de ser subjetivo, es caprichoso; uno puede y debe poner de su parte para prosperar, pero hay demasiados factores intervinientes como para pensar que depende enteramente (y ni tan siquiera en gran parte) de nosotros. Hay muchos a los que se les van a caer los palos del sombrajo sobre la cabeza (entre ellos igual estoy hasta yo, que mira que soy bueno).

  45. Muy clarificadora la entrada del Sr. Rabtan: la verdad, guste o no, es la realidad; luego cualquiera se puede pelear con ella si lo desea.
    Pero hay otra realidad de más peso: por más que se interprete de forma torticera lo que dice la Constitución, a nadie se le obliga (por ahora) a adquirir una vivienda. Aunque, al paso que vamos en este país de impoluta moral que es España, mañana se reclamará al banco con el que se contrata un préstamo con garantía hipotecaria la renovación de la pintura de la habitación de los niños.
    Yo… soy algo más ambicioso: prefiero que, vía Constitución, sea un derecho no tener cáncer.
    Todo arreglado. Y, si no, nada como abandonar España: al fin y al cabo, aceite, jamón y similares viandas patrias ya no son exclusivas de este lamentable país.
    Saludos.

    • También se podría dar el caso de que el propio banco, del que sus directivos detraen su “moderado” salario y prebendas, reclame del erario público capital detraído de nuestros impuestos, para poder seguir manteniendo esos mismos directivos un nivel de vida “aceptable” y acorde con su estatutos.
      O que se produzca legislación ad hoc a fin de conseguir unas fusiones de cajas arruinadas por maniobras políticas y crear así unos bancos que sirvan como tapadera política a la pestilencia.
      ¡Ah, no!, que el uso del podría aquí sobra, que directamente se ha hecho.
      Las leyes se interpretan en su contexto, y esto no lo digo yo.
      Tú tienes todo tu derecho a no tener cáncer, pues nadie puede obligarte a tenerlo.
      ¡Impoluta moral!, lo que hay que leer, después de lo que uno ve un día sí y otro también. Aquí la moral está solo para los otros, que siempre son los menesterosos.

  46. ¿Aquí solo escriben tíos?

  47. UN APLAUSO. ARTICULO BIEN DOCUMENTADO, CLARAMENTE EXPLICADO Y MUY PERO QUE MUY DIDÁCTICO… que poco acostumbrada estoy ya a leer artículos de tanta calidad, casi se me saltan las lágrimas.
    Lo dicho, un aplauso bien merecido. Siga así.

  48. Enhorabuena por el artículo.

    La situación es sangrante en españa y es necesario un replanteamiento en el tratamiento legal de las ejecuciones hipotecarias.

    Saludos

  49. Pingback: Necrológicas | defensasiciliana

  50. Pingback: La sentencia del Tribunal de Justicia sobre el procedimiento ejecutivo hipotecario español: mucho ruido y pocas nueces | Juristas en Blog

  51. Pingback: La sentencia del Tribunal de Justicia sobre el procedimiento ejecutivo hipotecario español: mucho ruido y pocas nueces | Almacén de Derecho

  52. Fulgencio Barrado: “El sensacionalismo periodístico es evidente. Y eso que todavía no he hablado”

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Store Libros

Jot Down 100:Series juveniles
24.00
Jot Down 100:SCI-FI
24.00
Jot Down 100:CÓMICS
24.00
A Marte
13.50

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR