Jot Down Cultural Magazine – Intervención quirúrgica

Intervención quirúrgica

Publicado por

la foto

Hechos:

En la página 188 del libro Adiós, Princesa, del abogado David Rocasolano, publicado por Ediciones Akal, se reproduce una factura de la Clínica Dator, que hace referencia a una I.V.E. con anestesia local. Figura el nombre de la persona intervenida, así como su domicilio.

Fundamentos jurídicos:

Los datos reservados de carácter personal que afecten a la salud o vida sexual de una persona están protegidos de diferentes formas en la legislación española. Ante una intromisión ilegítima en el derecho al honor, intimidad o propia imagen, el perjudicado puede optar por diferentes vías jurídicas. Se puede instar el secuestro de la publicación como medida cautelar ante la jurisdicción civil, se puede presentar una denuncia penal o se puede acudir a la Agencia de Protección de Datos.

La vía procesal escogida dependerá del grado de intromisión en la intimidad. En el caso expuesto, la gravedad de los hechos podría fundamentar una denuncia o querella al amparo del artículo 199 del Código Penal, que a continuación se transcribe:

1. El que revelare secretos ajenos, de los que tenga conocimiento por razón de su oficio o sus relaciones laborales, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.

2. El profesional que, con incumplimiento de su obligación de sigilo o reserva, divulgue los secretos de otra persona, será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años, multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para dicha profesión por tiempo de dos a seis años.

La pregunta que todos deberíamos hacernos es por qué se ha permitido la publicación del libro: en el recuerdo de todos está el secuestro de la revista El Jueves por una simple caricatura.

6 comentarios

  1. Supongo que porque los conocimientos de este pollo no son por razón de su oficio, sino por ser familia. También es importante el detalle de que sólo habla de ella, no sale Felipe follando en ningún sitio.

  2. En el recuerdo de todos, tú mismo lo has dicho… de los responsables de la Casa Real también.
    Supongo que han valorado que un secuestro de la publicación daría lugar a un Efecto Streisand similar al de la portada (que todo el mundo conoce) y, dada la información sensible recogida en el texto, prefieren acallarlo por otras vias más discretas.

    Según he leido, en cadenas como El Corte Inglés y La Casa del Libro se está jugando a no venderlo… Y en la tele, a no comentarlo.
    Mientras quede fuera de la “masa”, todo lo que hagan por retenerlo simplemente servirá para extender la información.

  3. ¡Pero si ya ha sido portada en la Gaceta! ¿no? y supongo que habrá pasado por intereconomia o estarán en ello…

  4. Indecente

  5. no hay tradición mas arraigada en este país que hacerse un hueco en la plaza pública para asistir a un auto de la inquisición…así, la industria mediática española, en su rentable papel de Gran Inquisidora, oficia con la desgracia ajena, exponiendo al escarnio público los correspondientes prejuicios con sus inevitables condenas incluidas en el pack… mis felicitaciones al señor Sánchez Almeida por abrir un melón que apesta a podrido y dejar las cosas claras, aunque huelan

Responder a Lu Cancel

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies