Gravity: cine con mayúsculas - Jot Down Cultural Magazine

Gravity: cine con mayúsculas

Publicado por

Gravity1

Casi toda la crítica se ha puesto de acuerdo para elogiar el último largometraje del mexicano Alfonso Cuarón, y la verdad es que habría que ser muy atrevido para llevarles la contraria, porque la cosa es bien simple: Gravity es uno de los espectáculos cinematográficos más apabullantes que servidor ha visto en bastante tiempo y una de las mejores películas de los últimos tiempos.

Cabe aclarar antes que nada que la he visto al modo clásico, en dos dimensiones: el 3-D me aleja demasiado de la historia que se narra y personalmente prefiero el formato convencional; cuestión de gustos, supongo. Por ello, antes de verla temía que Gravity pudiera haber sido filmada con la mirada excesivamente puesta en el efecto tridimensional, lo cual se nota en su versión bidimensional y arruina un tanto la experiencia en aquellos espectadores que no quieren ponerse gafas. Pero la verdad es que no ha habido nada de eso. Únicamente en las secuencias iniciales se nota el peso de haber filmado de cara a los alardes del 3D. Durante el resto del film, por fortuna, manda la narración sobre cualquier otra cosas y si usted es un espectador clásico al que le gusta ver todo en dos dimensiones, no tema: vaya a verla; no echará de menos el 3D.

El argumento es bien simple y cualquiera que haya visto el trailer se hará a la idea: una astronauta queda a la deriva después de un accidente orbital, flotando en el espacio con lo que parecen muy escasas posibilidades de supervivencia. A partir de ahí contemplamos su angustiosa lucha por evitar un desenlace fatal que parece cantado. Pero sería un tanto inexacto etiquetar esta película como de hard science fiction (lo parece, pero no estoy nada seguro de que sea ciencia ficción) porque sobre todo es una película de suspense y de acción en la más noble acepción del término: suceden cosas todo el tiempo, pero nunca suceden de manera gratuita. Un acontecimiento lleva al siguiente y una secuencia conduce a la siguiente de manera perfectamente natural. Así, pese a que el ritmo de la acción es muy alto —el espectador apenas tiene un respiro en su butaca— la película no se antoja atropellada ni sobrecargada. Al contrario: cada escena cuenta, no hay un minuto de metraje que esté de más, ni se perciben lagunas o irregularidades. La solidez de su estructura sería digna de estudiar en escuelas de cine. Ah, y se agradece, y mucho, que el guión no nos castigue con obviedades, con redundancias y con explicaciones superfluas de esas que tanto abundan en Hollywood. La historia es sencilla, rápida, simple y directa. Y se nos cuenta de manera igualmente directa. Pero se trata al espectador como el ente inteligente que se supone es, al que no hay que estar explicándoselo todo constantemente.

El apartado narrativo y visual es simple y llanamente apabullante. Para empezar, está el increíble pulso con el que Cuarón maneja los tiempos, alternando escenas de acción, de drama, de suspense, de angustia… Su virtuoso manejo de la cámara en secuencias de acción era algo que ya habíamos visto en momento concretos de la magnífica Hijos de los hombres, por ejemplo, pero es que aquí eleva ese virtuosismo al paroxismo. Cuando sucede algo en pantalla, al espectador no se le da tregua, algo muy difícil de conseguir sin sobrecargar el metraje de planos innecesarios, ruidos y estímulos confusos. Cuarón es capaz de tensar el hilo del suspense en apenas unos segundos y poner al espectador al borde de su butaca con una facilidad extraordinaria, ya sea con un gran despliegue de efectos o sencillamente con imaginativos recursos expresivos. Esto es talento para la narración visual pura y dura. Claro, el monumental apartado de efectos especiales ayuda mucho, pero de nada hubiesen servido esos efectos si el director no hubiese sabido planificar las secuencias y los movimientos de cámara con semejante maestría, o si la película no hubiese sido escrita y producida con inteligencia y saber hacer. Un ejemplo: Cuarón no se vale únicamente de los FX, sino de tácticas como una hábil manera de alternar la visión subjetiva del personaje principal con la visión objetiva de la cámara externa a él: a veces somos observadores, a veces lo vemos todo a través de los ojos de la protagonista… nadie nos avisa del cambio, pero lo entendemos perfectamente y jamás nos parece forzado. Una delicia. En esto y en casi todo lo demás, Gravity es un ejercicio de virtuosismo de Cuarón y de todo el equipo que ha participado en el film.

Decimos que es magnífica en cuanto ejercicio de narrativa directa, de suspense, de acción y de espectáculo, pero como contrapunto no posee un valor estético particularmente descollante. Entiéndaseme: si bien es verdad que el apartado visual impresiona, y mucho, lo hace más por lo espectacular de las perspectivas y los efectos que por el cuidado de la imagen como un arte en sí. Dicho de otro modo: Gravity nos muestra a un Cuarón genial en lo narrativo y apabullante en cuanto a sabiduría técnica, pero esta es una película poco pictórica. No lo digo como comentario negativo; no tendría por qué ser pictórica, eso está claro. Es otro tipo de film. Sencillamente, dentro de su grandeza, le falta (y siempre a mi juicio) ese elemento estético que la convierta en un puntal artístico. Es posible, y solo posible, que en el futuro se vea esta película más como un escalón importante en el progreso de las técnicas visuales que como una obra de arte en sentido amplio del término. Y tampoco tendría por qué serlo: Cuarón juega aquí a sumergir al espectador en un viaje angustioso; sabe perfectamente que Gravity es una película que nadie volverá a disfrutar tanto como la primera vez que la ve, porque es una película efectista (una vez más, ¡en el buen sentido del término!) y en cierto modo es como un rifle con un solo cartucho, que nunca nos volverá a herir igual… pero su primer y único disparo es verdaderamente apoteósico. Eso sí, siempre podremos verla una y otra vez para descubrir los laberínticos recursos narrativos de un Cuarón en estado de gracia, que aquí más que nunca se está destapando como un visionario.

Dicho esto de que la acción es lo que manda, la película no carece completamente de poesía (¡ese magnífico final!) pero por suerte la que hay cae por su peso, no se nos arroja a la cara gratuitamente. Incluso podría decirse que el único elemento melodramático metido más o menos con calzador en el argumento —lo del recuerdo a la hija de la protagonista, quien lo haya visto sabrá a qué me refiero— termina acomodándose bien en la historia y en ningún momento llega a arruinar la marcha del film, al contrario de lo que sucede en tantas otras películas. Alfonso Cuarón ha logrado evitar el gran error que cometerían muchos otros directores en su situación: ha evitado la tentación de ponerse excesivamente trascendente y ha dejado que sea la propia historia, en su versión más simple, la que despierte en los espectadores esa sensación de trascendencia que el guión no introduce artificialmente. En esta misma línea, el bellísimo mensaje del film, su moraleja final, está expresado con una sutileza tal que realmente llega a emocionar tanto o más por cómo ha sido expresado que por lo que significa en sí mismo. Gravity es un triunfo para Cuarón tanto en lo que ha hecho bien como en lo que ha dejado de hacer mal. No ha pecado ni por defecto ni por exceso.

Para colmo, me ha sorprendido muchísimo la interpretación de Sandra Bullock, una actriz por cuyo trabajo nunca había sentido el menor interés, al menos hasta ahora. O, dicho de manera más franca: lo cierto es que no esperaba que fuese capaz de ofrecer un recital semejante. Porque es ella quien se carga la película a las espaldas —George Clooney es un eficaz acompañante, pero eso: un mero acompañante— y, casi milagrosamente, no peca nunca ni por defecto ni por exceso. Es más, en algunos momentos está verdaderamente sublime, algo que he de confesar no tenía planeado contemplar. Por ejemplo: el primer instante en que la vemos a la deriva tras el accidente… su mirada es una impresionante combinación de confusión y pánico que inmediatamente hace comprender al espectador en el plano emocional en el que se mueve. No he visto todas las películas anteriores de Sandra Bullock (ni ganas) pero me sorprendería encontrar otra donde su trabajo raye a semejante nivel. Y dada la enorme importancia de su personaje, no podemos infravalorar la aportación fundamental que Bullock ha hecho para que la película termine de ser redonda. No todo son efectos visuales ni golpes de talento de Cuarón: hay momentos en los que ella debe mantener el nivel únicamente con su interpretación, y para mi asombro, ¡lo consigue! Quizá es que nunca le presté suficiente atención o quizá es que aquí se ha encontrado a sí misma como nunca antes.

Por ponernos puñeteros y señalar un minúsculo defecto: los diálogos del film raras veces están a la altura de la tremebunda narración audiovisual en que se encuadran. Hay excepciones; seguramente la secuencia en que Bullock habla en soledad ante una radio sea la más señalada. Pero bueno: Gravity no es una película de muchos diálogos, así que el detalle tiene más bien poca importancia.

En resumen: por una vez los efectos especiales y los recursos tecnológicos han sido puestos total y completamente al servicio de la historia que se narra, y no a la inversa. Gravity es cine con mayúsculas y directamente humilla espectáculos vacuos y estúpidos como Avatar o Prometheus. Dudo que haya muchos espectadores que no vayan a sentirse como en un carrusel mientras ven Gravity, aunque no sean aficionados a la acción o a la ciencia ficción (aunque no sabría si colocar este film más en la primera categoría que en la segunda). Quizá no sea el cine más conceptualmente profundo, ni el cine más estético en el sentido clásico, ni el cine más complejo argumentalmente, ni el que está más cargado de reflexiones humanas o filosofía. No son esas sus virtudes ni tendrían por qué serlo tampoco, ya que este es un film de acción y entretenimiento, nada más. Pero sí puede decirse una cosa con total seguridad: este mismo argumento, el que se narra aquí en toda su sencillez, muy difícilmente podría haber sido mejor y más brillantemente narrado. Porque esto es cine con mayúsculas.

Gravity2

76 comentarios

  1. Uf, y qué hacer cuando la actriz protagonista no te gusta nada, nada, nada.

  2. Visualmente es un espectáculo sí, salvo las mil quinientas vueltas sobre sí mismos y la vi en 2D pero, qué más tiene la película. Los diálogos son bastante pobres, el desarrollo poco sorprende y el final???? Como un, venga cortamos por aquí. Que sí, que la moraleja o mensaje de ella muy bien, pero buf.

  3. La historia de siempre, esta vez en el espacio exterior. Nada nuevo aquí, si este es el tan ansiado ‘nuevo cine’, menudos años nos esperan.

    Una trama que hemos visto en cientos de películas, muchas mejores que ésta, pero el alarde técnico (es eso sinónimo de buen cine?) la hace destacar sobre las demás.

    Repetitivo hasta el límite, se pierde toda la tensión por el desenlace más que obvio que se ve venir. Uno de los mejores ejercicios de suspense de los últimos años? Mejor vayan a ver ‘Prisioneros’, la nueva de Denis Villeneuve, donde además de crear ese ansiado suspense, el trasfondo de la película es sustancial (no un drama familiar ‘made in USA’).

    • Y otro que cae en la trampa de fijarse en el guión y la historia para valorar la película. Cuarón los reduce hasta la anecdota porque no le importan, lo verdaderamente importante es el uso del 3D como medio que te transporta al espacio como nunca antes. Porque el cine, que parece que se le ha olvidado a la mayoría, en su esencia es un arte visual donde lo más importante son las imágenes. Pensando así te perderás muchas obras maestras.

      • “El cine en esencia es un arte visual donde lo importante son las imagenes”. No lo veo así, por lo tanto no se me ha olvidado.

        El cine se desarrolla mucho más allá que un arte visual. Puedes entender así las primeras películas de Meliès, si quieres, pero el arte del cine permite mucho más que atrancarse en ‘imágenes bellas’, pues puede trasmitir mucho más.

        Veo el cine como el transmisor perfecto de la esencia humana. De eso nadie sabía más que el inolvidable John Ford, y aquella película de películas, el cine en su estado más puro: Centauros del desierto. Ahí puedes decirme lo del arte visual, el final más potente de la historia del cine. Pero limitar Centauros a la parte visual es ver sólo la punta del iceberg.

        De ahí al cine. La parte visual solamente? Creo que te quedaste muy a principios del siglo XX. Ahora dime cuáles son las obras maestras que me estoy perdiendo por pensar así.

        • “La parte visual solamente”. Una película se debe valorar conforme lo que pretende lograr. Es decir, una película que pretende lograr la carcajada del público no puedes criticarla porque no emociona dramáticamnete (al menos no debes), una película que pretende entretener sin más no debes criticarla porque no logra reflejar la profundidad de la esencia humana porque no es su objetivo, y así con todo. En este filme el director pretende mediante el uso del 3D lograr transportarnos mental y casi físicamente al espacio para ello utiliza innovadores efectos especiales, para conseguir simular de la manera más realista posible la sensación y condición de ingravidez. Utiliza un guión y una historia reducidas a los elementos dramáticos más esenciales, eliminando cualquier floritura argumental, porque es un requisito necesario para la coherencia y porque pretende que nuestra atención se centre en la maravilla producida por el plano técnico.
          Por lo tanto, si no te gusta es totalmente respetable pero no te atrevas a calificarla como una mala película porque no tiene complejidad alguna en su guió ya que nunca es la pretensión de la pelívula lograrlo. Su complejidad, y mucha, reside en lo visual verdadero objetivo y logro del filme.

          • El cine no se valora por el objetivo que quiere lograr. Faltaría más. Según esto, ‘Dos tontos muy tontos’ es una película fantástica, pues logra su propósito de entretener a el sector preadolescente hormonado con gran cantidad de gags escatológicos. También entrarían en este saco ‘Casi 300’, ‘Resacón en Las Vegas’, ‘Resacón 2’, ‘Resacón 3’, todas las ‘Scary Movie’ sin olvidarnos por supuesto de ‘Independence Day’ y todas los productos made in Jerry Bruckheimer, películas vacuas pero que cumplen su objetivo.

            Gravity cumple su objetivo? Sí, técnicamente es un portento. Un primer plano apabullante. Rascas un poco, ¿qué encuentras? historia reducida a los elementos más esenciales? yo los llamaría ‘elementos más banales’, así es el más que pobre argumento de la niña que pocos comentarios necesita de más.

            Gravity es entretenimiento puro y duro. Cine de palomitas, THX y alucinar un rato. Pero de ahí a tratar de hacernos creer que eso es buen cine, que ahí reside la magia de este arte, hay un buen trecho.

            Una crítica muy interesante sobre la película, que difiere bastante de ésta de jot down:

            http://www.encadenados.org/rdc/luna-nueva-93383/3450-gravity-2

          • “Una película que pretende lograr la carcajada del público no puedes criticarla porque no emociona dramáticamnete”… ¿Y una película que no pretende la carcajada y la provoca? Porque donde yo la vi la gente ya se REÍA de la historia, especialmente al final… en plan “qué más me puede pasar”. Me recordaba a un vídeo de “El Informal” de hace unos año.

            El cine por pura estética visual suele estar completamente vacío.

            Todo esto no quita para que estemos en un nuevo paso de la tecnología cinematográfica y sea una pura delicia visual, pero a mí tras la primera media hora, ya dejó de sorprenderme y me aburrí.

  4. Pues hombre, es una gran película, pero NO es esa obra maestra total que se dice (aunque hay quiénes dicen que no, ciertamente).

    La técnica y el desarrollo, así como la dirección de los actores, la fotografía y el 3D -por fin- son, sí, perfectos. Pero…

    Pero, en este caso, el director me pone sobre el tapete a dos personajes. Y los desarrolla, o trata de hacerlo, dentro de los límites necesarios que su narración le pone. Incluso en un momento dado Sandra Bullock habla de que siente que va a morir, y de que tiene miedo. Para colmo, resulta que su hija falleció a los siete años. ¿Hay algo más trágico que la muerte de una hija? ¿Hay un momento más intenso en la vida de cualquiera, que aquél en que uno está convencido de que va a morir? Pues bien, yo no le pedía eso a Cuarón: él me lo da. Y ni el trauma llega o emociona, ni parece que el momento “me muero” se quede durante más de un minuto en la cabeza del espectador. Los personajes no calan. He leído mil críticas de esta película -además de haberla visto- y nadie cita para nada la psique o las motivaciones de los personajes. Sencillamente no son relevantes, porque recaen en ciertos tópicos, y no están bien tratados. ¿Y acaso sé eso porque soy un oráculo de cómo tratar personajes? Pues no: lo sé porque su efecto en la película es nulo. Sólo importan cuando el entorno les oprime. Esto es: nos importan en cuanto sujetos de la acción. Como seres humanos individuales nos importan un carajo. Pero el guión NO quiere que pase eso. De lo contrario, ¿a cuento de qué tanto trauma y tanto sentimentalismo?

    Más o menos, Cuarón emplea más de 15 minutos (de 90) en fijarse sólo en ellos.

    Así que no son mis exigencias, sino las carencias intrínsecas de la película, según están esbozadas. Fallan en su objetivo.

    La impresión final es la de que, mientras Cuarón y su co-guionista dedicaron todo su esfuerzo (inconmensurable y perfecto) a reinventar la técnica de “cómo rodar” en el espacio, y a envolver al espectador en él, y todo lo que se quiera… se contentaron con dibujar dos personajes con prisa, y a tirar para el monte. Les dieron entidad y motivaciones a base de traumas (y tampoco es que el personaje de Clooney deje de ser un secundario que está ahí para que el de Bullock se defina y avance), y listo en cuanto vieron que ya les tenían montados.

    Por desgracia, como una película es un todo, un bloque, a mí que sea una obra maestra en realización toda, y que a la hora de perfilar personajes resulte banal, llámame estadístico, pero no veo que sea 100% perfecta. Réstesele el porcentaje de “caracteres”. Y más o menos “la perfección” es lo que creo que es una “obra maestra”. O quedar muy, muy cerca.

    Yo en Gravity (insisto en que no se trata de una rareza mía) me impacientaba cuando ella monologaba: y era algo que me salía de dentro. No estaba proyectando mis requisitos de manera consciente o intelectual.

    No se le puede reprochar a nadie que disfrute mucho de una película (yo la disfruté mucho). Si gusta, que guste mucho. Sí se puede reprochar que ciertos críticos se tapen los ojos con una venda para saltarse por encima sus defectos y considerarlos como “aparte” de la película.

    Entonces llego a mi lamento: es una lástima, una auténtica lástima, que habiendo hecho una película tan grande en forma, se hayan quedado a años luz con el fondo (fondo que está ahí, que no es que yo lo quiera ver así o asá). Una mujer con una hija muerta perdida, luchando en el espacio por sobrevivir, debería ser EMOCIONALMENTE MÁS SALVAJE (piénsese bien) que la versión extendida de Amour de Haneke. Pero no, sólo impactan las peripecias físicas.

    Conclusión: película excelsa en cuanto a arte cinematográfico, pero con un serio problema de personajes, de equilibrio entre lo que la técnica ofrece y lo que el guión plantea.

    ¿O no?

    Muchas gracias y un saludo!

    P.D: Como en Internet a veces (sobre todo si se debate) hay que recalcarlo todo para que no se tomen las afirmaciones como lo que no son, insistiré en que los personajes SÍ ESTÁN BIEN CONSTRUIDOS; o sea, uno se los cree y más o menos funcionan. Pero NO LLEGAN A LO QUE PROPONEN, tal y como vengo más o menos desglosando en los párrafos anteriores.

  5. Hasta Tarkosvky lo habría hecho mejor. No vimos la misma película.

  6. El punto donde hablas de que “no posee un valor estético particularmente descollante” es donde, de haber ido a verla en 3D, tendrías que tragarte tus palabras. A veces hay que dejarse llevar por las recomendaciones: Gravity eleva el cine estereoscópico a un nuevo nivel. Tener la oportunidad de disfrutarla así y no hacerlo es un ejercicio de soberbia.

  7. Secundo totalmente este artículo. Gran ejercicio de cine en un “subgénero” (el espacial) poco protagonista a lo largo de la historia. Clásico instantáneo. Enhorabuena por el texto ;)

  8. La vi y me impacto visualmente, pero me pareció que se le podía haber sacado más partido. Le falta argumento y haber cuidado los matices de los personajes para convertirse en un clásico. Una pena, lo tenía casi todo. Leí hace poco una crítica que comparto casi al completo:

    http://hyperbole.es/2013/10/gravity/

    Aún así, película para disfrutar, para ver las posibilidades del 3D y para sentirse en el espacio durante una hora y media.

  9. “un film de acción y entretenimiento, nada más” nunca puede ser “cine con mayúsculas”. El cine no es sólo entretenimiento, no al menos ese cine con mayúsculas que dices.

  10. Se nota que no la viste en 3D las mayores virtudes del filme residen en este formato. Es una pena que te hayas perdido el 60% de la película. Yo le añadiría un error a Cuarón: que haya permitido que su peli se haya estrenada en 2D y no en 3D. Nunca el 3D ha sido tan importante para comprender la visión del director y su obra.

    • Decir que el 3D es lo más importante de Gravity es hacerle un flaco favor a la película, a su director, y al supuesto buen producto cinematográfico.

  11. ¿El bellísimo mensaje final? Te refieres a: ¿quien la sigue la consigue? ¿nunca te rindas? ¿si quieres, puedes? ¿qué bello es vivir?

    ¿Expresado con sutileza? Yo diría más bien que, gracias a la aparición de ‘Dios’ (en este caso, George Clooney, pero en esencia, él hace el papel de un dios), que le da fuerzas a nuestra desdichada protagonista a continuar hasta que el cuerpo aguante. Y lo consigue. Porque Dios George está de su parte.

    George se sacrificó por ella como Jesucristo por los hombres (qué casualidad que Dios George no luchara hasta el final por agarrarse a esa cuerda y se dejara morir tan estoicamente, ¿verdad?).

    • ¿sabes lo que es un spooiler?¿y sabes lo que es educacion y respeto?… Si la respuesta a la primera es si, entonces la respuesta a la segunda es no.

  12. Pertenece a la subcategoría de tratamiento visual sublime, argumento que cabe en una servilleta; es decir, cuando la técnica que la sustenta deje de ser novedad y, más aún, quede superada, nadie se le ocurrirá verla, como nadie se pone a ver ahora La túnica sagrada, porque fuera la primera en scope. Vamos, que no es El Padrino ni Ciudadano Kane ni Ciudad de Dios.

  13. Pues a mi me ha parecido un bodrio infumable…

  14. Dos observaciones:

    ‘Gravity’ en 2D es menos película que en 3D. Cuarón ha conseguido que el 3D cumpla una función inmersiva y narrativa, algo bastante discutible en los ejemplos que teníamos hasta ahora, y verla en 2D simple y llanamente, no es lo mismo.

    Segundo. ‘Gravity’ tiene dos lecturas posibles (quizás más) complementarias e igualmente impresionantes. Hay que leerlas. La primera, aquí:

    http://sinincidencias.wordpress.com/2013/10/16/gravity/

    La segunda, aquí:

    http://www.lashorasperdidas.com/index.php/2013/10/21/gravity-una-reflexion-y-un-acompanamiento/

  15. Aquí una crítica que no habla sobre los efectos visuales casi:

    http://www.encadenados.org/rdc/luna-nueva-93383/3450-gravity-2

  16. La primera parte es innovadora en la filmación en el espacio y bastante espectacular en cine, el ritmo y la acción también están bien. Pero cuando el guión empieza a hacer agua cayendo en lo previsible, e interpretado por Sandra Bullock, no hay con que darle, se te viene abajo toda la película y te queda la sensación de que toda la peli es mala, como suele pasar.

  17. Qué pesaditos los del guión… Qué daño hace el querer ir contracorriente para demostrar una cultura cinematográfica superior, que se entiende más que nadie. En fin, qué de evangelistas abundan por aquí.

    En cuanto a la crítica, he dejado de leer cuando el autor dice que el 3D no es importante. Una lástima.

  18. Yo creo que a la Bullock le viene un poco (bastante) grande. Si, ya se que ha ganado un Oscar y tal, pero sigo sin creermela como actriz. Como si la estuviera viendo en Speed (muy mona en esos shorts ajustadisimos, eso si). Aunque a mi tampoco me gusta el 3D, sospecho que en esta peli si debe de funcionar muy bien. Esa primera secuencia me encanta… En fin, entretenida, pero nada mas.

  19. En este enlace (mi blog): http://zozocracia.blogspot.com.es/2013/10/unas-pequenas-reflexiones-de-gravity.html
    Intento hacer una serie de interpretaciones de la película.
    ¿qué os parece?

    PD1: en clave visual, me parece una de las grandes películas de los últimos tiempos.

    PD2: Respecto a los personajes creo que Sandra Bullock ha sufrido una metamorfosis, no puedo decir que sea una actriz brillante pero tampoco mala, se ha quitado el estigma de ser solo actriz de comedias y, en esta producción, hace un papel muy convincente y bastante bueno (en mi opinión). George Clooney cumple notablemente con su papel. Sinceramente, yo creo que los actores hacen bien sus papeles sin más en esta película pero, es posible, q este sea el fin último del director que quiere dar más importancia al ambiente que les rodea que a los propios personajes.

  20. La película será todo lo buena que uno quiera pero no deja de ser una inverosímil tomadura de pelo.

    Los elementos que posibilitan la salvación no están en la misma órbita, las astronautas no llevan bragas de andar por casa (llevan pañales), la chatarra espacial orbita toda en el mismo sentido, Sandra Bullock aparece bien peinada toda la película (curiosamente su pelo no flota en gravedad 0), etc.

    Y vamos, en una película realista, porque esta es absolutamente ciencia ficción (la escena pulsando botones aleatoriamente habla por si sola), no habría posibilidad alguna de salvación.

    Como ciencia ficción: una gran película.
    Como película realista: un truño sideral.

  21. Para los que piensan que “Gravity” no tiene contenido ideológico y la ven como una “sencilla” historia de supervivencia en el espacio, esta interpretación es muy interesante: http://www.lashorasperdidas.com/index.php/2013/10/21/gravity-una-reflexion-y-un-acompanamiento/

    Al leerla entendí mejor a qué venían esos planos a lo Leni Riefenstahl de Sandra Bullock al final.

  22. Decir que esta película no tiene argumento, que el guión es plano o que no hay nada en ella salvo artificio y FX es como presenciar un juego de cartas cuyas reglas desconocemos y decidir que los jugadores fingen y no están jugando a nada. Es problema del observador, no del juego. Cuarón sabe perfectamente a qué juega en ‘Gravity’.

    • O más claro, es tan tan tan buena que nosotros, mortales, no pescamos ni una de lo que nos está mostrando el dios Cuarón. No hace falta la metáfora esa tan tan tan complicada de las cartas

      • No. En todo caso es tan simple, tan simple, tan simple, que no se explica que no seas tú el que esté trabajando en Hollywood en vez de un tipo tan simple, tan simple, tan simple como Cuarón.

  23. La película SÍ tiene un trasfondo con una carga simbólica y psicológica muy potente, que no le anda a la zaga al apartado visual y de la acción.

    La película es una metáfora acertadísima y muy bien justificada sobre el RENACIMIENTO PERSONAL, sobre estar muerto en vida y afrontar las adversidades como forma de encontrar sentido a la vida. De ahí que los caracteres de los personajes estén tan bien balanceados, el plano de la Bullock al llegar a la primera nave como un feto listo para ser parido (cordón umbilical incluido), la escena final, las dudas existenciales sobre dejar de intentarlo, conducir sin rumbo. En fin… todo.

    ¡Y visualmente es un pepino!

    • Total y absolutamente de acuerdo. Me extrañaba que nadie lo viera de esta forma. Después de casi asfixiarse en el espacio, Sandra renace en posición fetal y va atravesando todo un camino vital en el cual afronta su “muerte en vida” (la pérdida de su hija): de casi dejarse ir pasa a aferrarse con todas sus fuerzas a la supervivencia. Y aquí va el SPOILER del comentario: es absolutamente simbólico y maravilloso el renacimiento (otra vez) del final, donde Cuarón se cruje la evolución humana en un minuto escaso. Sandra sale del agua (incluso se cruza con insectos y batracios), como hicieron nuestros antepasados, y se agarra fuertemente a la orilla, redescubriendo el bipedismo. Fantástica la metáfora. FIN DEL SPOILER

  24. Dejando de lado lo absolutamente inverosímil del argumento (que cualquiera que la haya visto no debería los santos de discutirlo) la peli car en un espantoso ridículo cuando intenta darle un sentido trascendental a la historia de la protagonista. Un suceso pasado metido con calzador que pretende justificar la superación personal de una supuesta heroína.

    En fin, si os queréis ahorrar el tostón os recomiendo no verla. Otra opción es quedarse con la versión realista:

    https://lh3.googleusercontent.com/-BXA2baNAt4A/UmcuVEbtTxI/AAAAAAAAFGs/opQ2JyP0cxI/s1000/gravity.png

  25. Coincido, es película de un solo cartucho. Así que, véanla en 3D, disfruten del espectáculo y, de paso, descubran con sorpresa lo bien rodada que está. Amortizarán la entrada incluso si al final el film no les convence.

  26. Y cómo era de esperarse, viene la horda de comentarios de gente que quiere ir a contracorriente de la opinión popular para “poner en su justo balance” las cosas, en este caso, Gravity, la película de la que muchos hablan bien y por tanto está sobrevalorada. Vaya “iluminados” intelectuales, que si algo no te gusta, simplemente no opinas sobre ello debido a que te importaría un comino; Ah, pero andan por ahí tratando de apabullar a los demás (Fútilmente) con que están equivocados.

    La gente se esfuerza tanto por ser diferente a los demás, que acaban siendo muy predecibles, igual que el resto.

    Gravity es simplemente para quien suscribe, un excelente y peculiar filme, cuyas bondades son muy evidentes, al contrario de los rebuscados defectos (Que son subjetivos) que algunos quieren hallarle . Al rato dirán que las naranjas están sobrevaloradas.

    • Totalmente de acuerdo contigo :)

    • Vaya, gracias por hacerme ver que en realidad sí que me ha gustado la película, igual que a ti, pero simplemente estaba tratando de hacerme el intelectual.

      Venga, amigo, trata de ver que hasta Ciudadano Kane tiene críticos y no piensan así sólo para hacerse los chulos. Y disculpas anticipadas por comparar siquiera ‘Gravity’ con ‘Ciudadano Kane’.

  27. Pues yo creo que esta película sólo tiene sentido en 3D y en un cine. En 2D, o en DVD, tiene que resultar un poco coñazo.

  28. Predecible y vacía, videojuego sin mandos. Si por aquí va a ir el cine norteamericano del mañana, yo me bajo.

  29. Hombre, se me hace que la crítica a Avatar sobra. Sí, puede que la historia sea vacía, pero el mismo Cuarón a dicho lo importante que fue su contribución para el desarrollo de nuevas técnica cinematográficas.

  30. Que los mortales no podemos entender la magnifica sutileza simbolicoargumental es un argumento que puedes dar a absolutamente cualquier pelicula que le guste al critico de cine de turno pero que sea una mierda para poblacion mentalmente sana.

    Pedante, aburrida, pretenciosa, americanada infumable.
    Pretende situarte dentro de la piel de unos personajes que no te crees en ningun momento, estrellas que se arrastran por la gran pantalla en una carrera ya en decadencia, que en un intento de ser realistas al director se le olvida de que es cine y que lo que quieres es entretenerte, y se dedica a contarle kilos de maquillaje a la bullok o filmar dos horas de un argumento de 2 minutos dando vueltas a la tierra.

    No voy a volver al cine ni por 2 euros en una buena temporada.

  31. Estoy más o menos de acuerdo en lo respectivo a las opiniones técnicas del film, aunque decir que Gravity no es una película pictórica me parece francamente una opinión errónea. Hay que ser valiente para reconocer sorpresa ante la actuación de Sandra Bullock. Para mí no fue ninguna sorpresa; es una actuación que no sobresale ni por su lucidez ni por su decadencia, simplemente es. Creo que Sandra Bullock tiene una de las caras menos expresivas del cine contemporáneo. Al igual que Clooney, al que reconozco como buen actor, pero que siempre se le encasilla en el mismo papel, actúe en la película que actúe. Me parece que la pareja de actores tira por la borda lo que podría haber sido una película redonda, y no es tanto por cómo desarrollan el papel en el film, sino por lo que representan, y a esto me refiero a continuación. Si Cuarón estaba interesado en que el espectador sufriese y entrase de lleno en una situación creíble, cabía esperar de una forma lúcida la elección de actores desconocidos. El problema principal que ofrecen las caras de Clooney y de Bullock es que son reconocibles y asociadas inmediatamente con el mundo del espectáculo, y para una historia así, lo último que necesitamos los espectadores es estar viendo un rostro que continuamente nos recuerda que estamos viendo una película. Por lo tanto, el casting se lleva la peor nota en lo que a mí respecta. Me ha llamado la atención la comparación de Grativy con Avatar o Prometheus, a los cuales se han calificado de espectáculos estúpidos y vacuos. Para empezar, creo que Avatar y Prometheus poco se deben la una a la otra al margen de ser películas de ciencia ficción. El acierto de Gravity ha sido el plantear una historia sin pretensiones mayores, y por ende, de una simpleza extraordinaria en la narración. No se trata de un ejercicio estúpido, pero sí vacío, y es que como bien se señalaba en el artículo, los diálogos dejan mucho que desear. En este aspecto, Prometheus peca de soberbia y, aunque el tema que trata es interesante, lleva a cabo una narración francamente pésima, que apenas se salva por el espectáculo visual que la acompaña. En el caso de Avatar, hay una historia detrás con valores positivos —lo que muchos llamaban la historia de Pocahontas pero, ¿no es una historia real? ¿no es acaso lo que ocurre siempre en el choque de dos culturas cuando una de ellas es “superior” a la otra?—, la cuál se encuentra rodeada de una abrumadora catarata visual sin parangón en la historia del cine actual —quizás comparable a Metrópolis en su época—. Por lo tanto, en cuanto a contenido y realización Avatar se lleva la palma de las tres, aunque en el fondo sería bien absurdo comparar estas dos epopeyas con la historia “real” que intenta ser Gravity (no he sido yo el que ha empezado las comparaciones).
    En definitiva, Gravity es una espectáculo visual que se disfruta. Hay instantáneas realmente bellísimas —Sandra en posición fetal—, y los efectos son apabullantes. La dirección por parte de Cuarón y su equipo es tremenda. Pero la elección del casting, así como el 80% de los diálogos del film son una cagada tremenda.

  32. Fui a ver Gravity animado por muchas críticas positivas que la calificaban como una película superlativa, maravillosa, sorprendente, visualmente perfecta etc, etc. Pues bien, no sé si fui predispuesto a ver un peliculón y por eso me resultó decepcionante o es que realmente la película es así. Lo cierto es que me pareció una película normal, de esas que dentro de unos años pillas en la tele y no te dan muchas ganas de volver a verla. Lo peor es que convencí a mi pareja para que me acompañara, pues ella no es mucho de este tipo de películas “fantasiosas” como dice ella, y la verdad que me quedé un tanto avergonzado. Al final todo se reduce a una cuestión de gustos y de sensaciones al verla, pero para mí es una película normal. Ni buena, ni mala. Normal.

  33. ¿Cine con mayúsculas? ¿En serio? Ni es por ir contracorriente ni nada por el estilo pero Gravity es una película que se reduce a un espectáculo visual y punto. Simplemente carece de argumento ( no, no me vale decir que tiene moraleja al final para justificarlo ). Todo gira en torno a crear grandes escenas audiovisuales y establecer una coherencia entre ellas. Poco más. La crítica larga para el que le interese la podéis encontrar aquí: http://www.culturizame.es/peliculas/gravity

    Por cierto, no se si he entendido bien esta frase del artículo: “lo parece, pero no estoy nada seguro de que sea ciencia ficción”, pero hombre, creo que está más que claro que se trata de una película de ciencia ficción.

    Espero por el bien del cine que los directores no se basen en las críticas de este autor.

  34. La película me pareció un tostón, aburrida, y al cabo de un rato predecible (tras la siguiente desgracia que se ve en la pantalla, uno ya sospecha que la protagonista saldrá con bien).
    Sinceramente, no sé que han visto los críticos esta vez, parece que se han puesto todos de acuerdo en alabarla desmedidamente.
    ¿Tan mal está el panorama cinematográfico que cuando llega a las pantallas una película con un mínimo de buena factura -que lo tiene en este caso- todo son parabienes?
    No obstante, aprovecho para felicitar al autor del artículo… pero no por este, sino por su aportación a 2001 una odisea en el espacio.

  35. Yo sí creo que es una película pictórica, y muy bien resuelta. Encontrar belleza en un entorno tan antiestético como el espacio real, el de las naves espaciales que existen realmente y los astronautas de verdad, tiene más mérito que todos los planos tarjeta postal de Malick, por ejemplo.

    También funciona maravillosamente como viaje extremo en la montaña rusa espacial, sobre todo en 3D (el mejor hasta ahora), con una utilización exquisita del movimiento, el montaje, los puntos de vista… Óscar al mejor montaje, seguro y merecidísimo.

    También es de alabar que Cuarón haya ido al grano y haya limitado la duración de la película a lo justo, en vez de las dos horas y pico reglamentarias.

    El defecto que impide que sea una gran película es que como historia de personajes y emociones no cuela. Hay unas cuantas inverosimilitudes y tópicos (SPOILERS) ¿Qué demonios tiraba de Kowalsky? ¡Están flotando en el espacio, no escalando una montaña o en la cornisa de un edificio! Y ya sabemos, si algún policía o piloto dice en una peli que está a punto de jubilarse, su muerte es segura, qué previsible. La escena místico-religiosa daba un poco de risa, la verdad, y si bien Sandra Bullock hace un sorprendente buen papel como heroína de acción, tiene que madurar todavía como actriz dramática.

    El mensajito conservador de la película es claro y muy simplón. No hay ateos en el espacio: en la Soyuz hay un San Cristóbal, en la Shenzou un Buda… y en la ESS sólo un Marvin the Martian de la Warner. ¡Decadencia de Occidente! Por supuesto, Stone (nombre apropiado) no encuentra fuerzas para salvarse hasta que se hace creyente (experiencia mística incluida), qué malos sus padres que no la enseñaron a rezar…

    En fin: una película bien hecha y muy espectacular, que mientras dura (salvo la escena que dije antes) te tiene en vilo y agarrado a la butaca, pero se difumina en el momento en el que sales del cine. Nada de esa “experiencia catártica” que algunos han querido ver.

    Desde luego es mucho mejor que despropósitos grandilocuentes como Avatar o Prometheus, y por supuesto mucho mejor que el típico blockbuster de superhéroes; pero es el tuerto en el país de los ciegos.

  36. A esta película no se le debería clasificar como ciencia ficción, más bien es una película de horror y como tal, cumple perfectamente con su cometido. Realmente te lleva de forma visual a sentir una experiencia en gravedad cero y a diferentes perspectivas. Es simple, natural y magnífica.

  37. No es por ir a contracorriente ni por hacerme el guay-cultureta-gafapastos ni nada de eso, pero es que esta película es la típica americanada. Personajes poco profundos, giros de guión bobos y protagonista angustiada al borde de la muerte. Bonus track: a la prota se la murió la hija (¡que pena más grande!)
    Sinceramente, a mi me la traía al pairo que la Bullock se quedase para siempre orbitando. Vamos, que Alfonso no logra que empatices mucho que digamos.
    Luego están los típicos recursos geotácticos hollywoodienses:
    -No queda gasolinaaa =(
    -No he pilotado una nave en mi vida y en el simulador me choqué pero resulta que al final tampoco era tan dificil =)
    -Estoy en una nave china o rusa o yoquesé y no entiendo el manual de instrucciones, asi que pito pito gorgorito… bieeeeen!

    Conclusión. El 3D es a Gravity lo que el alcohol a la rubia del sábado pasado que tu te creias que era Bar Refaeli pero que a la mañana siguiente viendo su facebook resultó ser normalita tirando a engendro de la naturaleza.

  38. es una película a la que no se puede poner ningún pero salvo que uno sea un sibarita, y como uno lo es, ahí van los peros. Los personajes son bastante planos, lo que provoca diálogos ordinarios, también cae en el melodrama barato con la historia de la hija, demasiado fácil, el plano de las lágrimas de sandra o de la foto familiar del otro astronauta cuando le pasa lo que le pasa es un plano tipico de una pelicula de sobremesa de television, también resulta ridicula la escena donde sandra se pone a aullar, o el engaño tipico de hacer aparecer reaparecer a Clooney, la pelicula es pobre narrativamente hablando pero esta probreza la suple el apabullante virtuosismo técnico y la hermosa catársis final……..que es lo que la diferencia de otros espectaculos de momntañas rusas de los que gusta hacer a Hollywood…..y le otorga valor espiritual, por mucha tecnica que tenga…..sin ese final concreto esto seria avatar……….pero sea como fuere Cuaron sabe rodar no escribir……

  39. Francamente no entiendo todo el hype originado en torno a esta película, entretenida, sí, asequible al gran público, sí, con unos efectos visuales atractivos, también.
    Pero a partir de aquí ¿qué ofrece Gravity para provocar asombro? Un guión elaborado más allá de unas obviedades melodramáticas evidentes, no, una interpretación que supera las limitaciones de una actriz protagonista mediocre, no, un George Clooney haciéndonos olvidar al más topico de los George Clooney, tampoco.
    Para mi es un misterio encontrar razones que den respuesta a la pregunta de por qué una película correcta sin más en todos los aspectos que la rodean, ha conseguido encandilar a medio mundo y, especialmente, haciendo que la crítica de manera casi unánime la haya subido a los altares donde tendría que compartir devociones con 2001, Blade Runner, Alien o Stalker. Eso aceptando que Gravity sea una película de ciencia ficción.

  40. Habéis debatido largo y tendido. Y ambas partes tienen su razón. Especialmente aquellos que dicen que “Gravity” tiene fallos argumentales y narrativos graves.
    Pero la experiencia de vivir un film, no siempre está relacionada con la narración de una historia al uso.
    “Gravity” es más una experiencia cinematográfica… que otra película del espacio.
    Aquí mis razones: http://wp.me/s3BXRs-gravity

  41. Gravity es un peliculón, y lo que sobra en muchos comentarios es postureo gafapasta en estado puro. Seguid disfrutando con Kiarostami, Manoel de Oliveira y otros pedantes.

  42. Es que hay que ser muy muy muy pretencioso para decir que Gravity es un “tostón”. Cómo habrá que “divertir” a estas lumbreras…

  43. Yo coincido con el autor del texto, la película me ha gustado bastante. Como dice algún lector, es verdad que los diálogos son algo pobres y lo de la hija está incrustado con calzador. Pero, ¿nadie ha pensado en lo complicado que es mantener una historia de una tía perdida SOLA en el espacio? Que a veces las situaciones son repetitivas o previsibles, que sí, pero qué remedio. No puedes hacer una peli de 15 minutos. A veces hay que olvidarse del arte y buscar el entretenimiento. Y eso es lo que es esta peli. Entretenimiento puro. Una de las mejores pelis de ACCIÓN de los últimos años, que no necesita pedir permiso para clavarte en la butaca. Y eso es encomiable.

  44. Coincido con el autor, cine de acción con mayúsculas, de estas pelis fuertes y robustas de a las que les gusta colgarse y pegar saltitos a los detractores. Cumple muy bien sus propósitos de entretener como peli de acción, de apabullar con la tecnologia y la dirección, así como de dar unas pinceladas de profundidad y poesia para terminar de dar empaque a una historia sencilla de superación personal. Lo malo es que al ser pelicula de un solo tiro, pues puede que no envejezca bien,

  45. Puntos débiles:

    Drama americano al 100×100, sin mi hija me cuesta encontrar razones para vivir…..

    Cloonie parece que está de fiesta, sólo le falta la cerveza en mano, para él la situación es de risas…..se hace pesada el comentario de que a pesar de que va a palmarla, va a batir el récord del paseo espacial mas duradero de la historia.

    Los Rusos (no pusieron soviéticos menos mal) tienen siempre la culpa…..

    Los chinos como no podía ser menos, siguen haciendo copias baratas de productos occidentales……….

    No sentí empatía en ningún momento……….

    No me sentí agobiado ni nada por el estilo

    Puntos buenos:

    El espacio, está muy logrado, fui a verla en 3D y no veas que flipe

    Creo que si ponemos todo en la balanza, para mi queda bastante claro, le pongo un 6.5.

  46. A mí me arrancó lágrimas de felicidad por su belleza visual. Hay que agradecer diversas cosas a Gravity, entre ellas que se empiece a concebir el cine como una experiencia sensorial gracias a la tecnología estroboscópica. Hasta ahora el 3D servía para que sobresaltaras cuando un personaje disparaba una flecha. Aquí, resalta maravillosamente una película si no magistral, sí interesante y desde luego muy bien rodada. Un producto honesto por el que vale la pena pagar por ir al cine.

    A mí el argumento me parece suficiente, sencillo y a la vez importante -y por qué no, valiente en la reivindicación del valor la espiritualidad, y lo digo como atea que cree en la diversidad de voces y discursos. Las imágenes, como el plano de ella en posición fetal, son tan relevantes como el diálogo a la hora de escribir la historia, cosa que no siempre ocurre en el cine mainstream porque, no nos engañemos, es una simple cuestión de talento. O sabes hacer cine, es decir componer una narración con imágenes, textos y música, o no sabes. Yo creo que el director sabe.

    Hablando de música, y de buen rollo lo digo, escoger ver Gravity en 2D es como quitarle la banda sonora a un musical, por decir algo. Sin cantar también se puede explicar una historia, vale, pero no es la misma historia. Con Gravity pasa lo mismo. Sin la interacción que provoca el 3D, la experiencia no es la misma. No. De ninguna manera.

    Sandra Bullock es lo más parecido a un currante nato que se puede encontrar en Hollywood. Nunca ha pretendido ser una actriz de método y sólo con los años se ha atrevido con ciertos desafíos. En Crash estaba muy bien. La peli por la que le dieron el Oscar no la he visto. Aquí está convincente. Lástima, sí, de la cirugía. Tiene 49 años y una cara que no se corresponde a ninguna edad.

    Eso sí, creo que había recursos y talento suficiente como para evitar recurrir al tan sobado monólogo acompañado de música épica.

  47. Nadie lo comenta pero no creo que sea el único que piensa que cuando ves una pelicula en 3-D la calidad de la imagen disminuye.
    Me refiero a que cuando te pones las gafas es como poner te un filtro que baja algunos grados la luminosidad de la película.
    No se si me entendeis,es como ver la televisión y hacerlo con el nivel del brillo y del contraste por debajo del adecuado.
    Me desilusiona cuando empieza la película y al colocarte las lentes es como ponerte unas gafas de sol que oscurecen la imagen y siempre me paso los primeros minutos bajando y subiendo los cristales y haciendo la comprobación de que ,tristemente,la imagen pierde claridad,luminosidad.
    Me ha pasado en distintas salas asi que pienso que es problema del sistema que todavia no esta perfeccionado.
    Bueno,ya os he dejado aquí mi pequeña pataleta,gracias por atenderme.
    Ah,respecto a Gravity ,solo tengo que decir que me ha gustado pero que no me ha entusiasmado y dos cosas me hicieron decirme para mi mismo ” ostias ” viendo el film, la visualidad que tiene la pelicula y el cuerpazo que luce Sandra Bullock.
    Y no creo que Clooney lo haga tan mal ,por lo menos a mi me sacó una carcajada en esta historia tan dramática.
    Buenas noches y buena suerte.

  48. cuanta gilada teclea la gente. no vuelvo a leer más comentarios

  49. Pingback: Recursos 2 | sol ·3·

  50. Pues yo pienso que esta película es el primer churro hollywoodense de mi compatriota Cuarón. Película llena de escenas sorprendentes y que te mantiene al filo de tu asiento. Pero que argumenta historia simple, en algo estruendoso: Buscar tu “yo” interior, en el espacio.

  51. Pues yo creo carece de sentido gastar tanto tiempo en criticas poco constructivas intentando hacernos los intelectuales o simplemente refutando todo lo que no nos agrada. Ya que todo como bien dicen, todo depende del cristal con que se mire, si nos gusto la pelicula buscamos meritos y cualidades que pueden ir mas alla de lo que realmente es la pelicula y por lo contrario, si no nos agrada, le buscaremos todos los defectos posibles.
    A veces nos olvidamos de que el fin de asistir al cine para ver una pelicula es mucho mas simple que el de realizar un minicioso analisis de la pelicula, es tan simple como pasar un buen rato con tus amigos o tu pareja, o por que no, hasta solo.

  52. Totalmente de acuerdo con los primeros tres párrafos de Espor. Esta película es totalmente una pasada del 3D, una genialidad cómo la usaron a nivel visual y la historia es bien sencilla con sus símbolos, nada complicada ni compleja, con una estructura bastante poco pretensiosa.

    La gracia es lo visual y también cómo evoluciona hacia ella quedarse sola en el espacio. Es toda una experiencia sensorial. Además, es una película que solo tiene sentido ver en el cine. Y eso tiene mucho mérito.

  53. El interés de esta película está, en cuanto al contenido, en el paralelismo entre la situación del personaje de Bullock en el espacio y su vida personal en la Tierra, en la que se siente igual de perdida. En cuanto a la técnica, en el uso significativo del 3D.

  54. Es uno de los mejores espectáculos audiovisuales que he visto, ¿ o qué os parece abrir la película con un plano que dura 18 minutos pasando de un plano general de la tierra a un primer plano de un personaje, vuelta al plano general, y asi durante todos esos minutos.
    A partir de ahí mis mayores respetos a la película y a su director. Esto es cine. Olé!!!!!!!!!

  55. Yo no he visto la película y a pesar de que soy fan de Sandra Bullock, la verdad no me agradaría ver a película.

  56. PARA LOS EXCESIVAMENTE CRÍTICOS, ES BUENA LA PELÍCULA, NO UN HITO, PERO YA QUISIÉRAMOS TENER ESTA OPORTUNIDAD DE AL HACER DINERO DIVERTIRNOS EN NUESTRO HACER.

  57. El argumento es demasiado simple y destinado a gustar. Típica película para seminarios de motivación para seminarios de coach con pretensiones.

  58. La verdad es que respecto a su referente más obvio, “Odisea del espacio” de Kubrick. Las encuentro a ambas muy pretenciosas, casi hasta el delirio, plena de simbolismos inútiles y planos extenuantes. Guiones forzados apenas disimulados por unas estereotipadas interpretaciones actoriles. Amén de anodinas.

    2 de los mayores bodrios artísticos que haya tenido el infortunio de padecer.

    Bueno, a decir verdad aún no veo “Gravity”, hablo de oídas, por aquello de que lo que se ve no se juzga.

  59. Es una enorme producción la que tiene gravity, pues hacer una película asi, no es nada fácil. Me gustó muchisimo.

  60. Pingback: Crítica: 'The Martian' - El Color del Cine

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies