Jot Down Cultural Magazine – Vincenzo Nibali y la sombra del dopaje en el Tour 2014

Vincenzo Nibali y la sombra del dopaje en el Tour 2014

Publicado por
Peraud, Nibali y Pinot en el podio del Tour de Francia 2014. Foto: Cordon Press.

Peraud, Nibali y Pinot en el podio del Tour de Francia 2014. Foto: Cordon Press.

A finales de mayo, Chris Froome bajó por fin del Teide y explotó en su cuenta de Twitter: «Tres favoritos al Tour entrenando en el mismo sitio durante dos semanas y ni un solo análisis antidoping». Chris Froome, el hombre que apareció de la nada en 2011 para quedar segundo en la Vuelta, luego segundo en el Tour y finalmente ganar la ronda francesa en 2013, a los veintiocho años, parecía realmente indignado. «Para aclarar las cosas, yo soy uno de esos tres favoritos, y cuando nos pregunten a cualquiera de los tres si nos han hecho pruebas y tengamos que contestar que no vamos a resultar poco creíbles», dijo posteriormente, aún caliente, a la revista Cyclingnews.

¿Qué habría visto Chris Froome en el Teide para reaccionar de esa manera? Como él mismo comentaba en la entrevista, había estado ya antes cinco o seis veces y probablemente se encontrara con medio pelotón en cada una de sus visitas pues es uno de los centros de peregrinaje habituales al menos desde que Michele Ferrari estableciera ahí sus campos de entrenamiento y dopaje masivo de los que tanto se aprovechó el US Postal de Lance Armstrong, un habitual de la zona.

Entrenar en el Teide puede estar bien sin necesidad de doparte: está la excusa de la altitud, la tranquilidad canaria, una buena comunicación aérea… pero es imposible, sabiendo lo que sabemos, obviar que todos los que suben al Teide bajan como motos y que hay demasiados médicos en la zona, factores que se suman a la tradicional y notoria falta de interés de las autoridades españolas a la hora de combatir el dopaje con controles continuos y eficaces. Miren cuántos ciclistas además de entrenar en las Canarias viven en Girona o en Andorra y luego intenten no ser suspicaces.

En cualquier caso, las declaraciones de Froome iban un paso más allá porque Froome no es ningún santo. Tanto él como su equipo como su hagiógrafo, David Walsh, quieren pasar por ello, pero las dudas están ahí: ¿Cómo es posible que un corredor que fue expulsado en 2010 por agarrarse de un coche subiendo el Mortirolo en pleno Giro, un tipo sin talento alguno para vueltas de tres semanas, se convirtiera de la noche a la mañana en el mayor especialista del mundo, atacando en la montaña sin apenas levantarse de la bicicleta?

Poco después de estallar en Twitter, Froome se fue a Francia a correr la Dauphiné-Libéré. Justo antes del último puerto de la segunda etapa, se vio a Froome inhalar de un respirador tipo Ventolin. Aquello fue inaudito porque el salbutamol y sus derivados están prohibidos y no se pueden utilizar en plena carrera… salvo que tengas una autorización médica de la UCI. Froome nunca había presentado problemas de asma anteriormente así que la sorpresa fue aún mayor: el chico ganó la etapa por delante de Alberto Contador y cuando el vídeo se propagó por internet, incluso su novia salió a decir que para eso no hacía falta autorización ninguna.

Obviamente, era mentira. Su equipo y la UCI fueron más listos y se sacaron de la manga una autorización exprés firmada por el ínclito doctor Zorzoli, que lleva dirigiendo la política médica del ciclismo mundial desde los tiempos del Festina y buen amigo de Lance Armstrong. La polémica, sin embargo, no dejó indemne a Froome: pocos días después apareció una lesión que le hundió en la general y un par de caídas le dejaron fuera del Tour al poco de empezar. Incluso en TVE se asombraron al ver con qué decisión se subía al coche tras la última de ellas.

El Astana del pavé, como la Gewiss de los locos años noventa

Dejemos una cosa clara: se puede ganar el Tour sin doparse. Se puede incluso ganar el Tour con ocho minutos de ventaja sobre el segundo sin doparse aunque eso requiera un talento descomunal. Lo que está en duda aquí es si se puede ganar el Tour con ocho minutos de ventaja recién bajado del Teide y con Vinokourov como referente de tu equipo.

Cuando Froome hablaba en su tuit de «tres favoritos a la victoria» hablaba de sí mismo, hablaba de Alberto Contador, cuyo pasado está ahí por muy difícil que sea de asimilar para el aficionado español, y hablaba de Vincenzo Nibali, el corredor de Astana, equipo kazajo de una reputación más que dudosa. Fundado a rebufo del Liberty Seguros tras la Operación Puerto, el Astaná de Vinokourov ha estado involucrado en decenas de casos de dopaje, empezando por su «alma mater», que no contento con aparecer en la investigación de dopaje masivo del Telekom de Ullrich y en la Operación Puerto, dio positivo por una autotransfusión en 2007.

Perdonado por todo aquello, aunque sin reconocer nunca su culpabilidad, Vinokourov aún tuvo tiempo para, como corredor, ayudar a Contador a ganar el Tour del clembuterol y hacerse con el oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, probablemente uno de los momentos más bochornosos del ciclismo contemporáneo.

Por otro lado, la concentración de Astaná en el Teide no tenía nada de novedoso. Como he dicho antes, es una práctica demasiado habitual en el ciclismo. Junto a Nibali acudieron, según La Opinión de Tenerife, sus compañeros de equipo Jakob Fuglsang, Fredrik Kessiakoff, Alessandro Vanotti, Lieuwe Westra y Andrei Grivko. Kessiakoff se quedó fuera de la lista para el Tour y el papel de Vanotti ha sido más bien testimonial pero algunos de ellos protagonizaron el, para mí, momento más escandaloso del ciclismo en muchos años.

Quinta etapa del Tour: la lluvia torrencial obliga a la organización a anular tres tramos de pavé en un día que pretende ser algo así como una París-Roubaix veraniega. Las caídas son constantes, incluyendo la citada de Froome, que le obliga a abandonar. Pese a la amenaza del pavé, el verdadero peligro se da antes de los tramos o en los kilómetros intermedios, cuando el pelotón va como loco. Delante se ha formado una escapada con corredores como Gallopin, Tony Martin o Marcus Burghardt y detrás los especialistas quieren aprovechar su oportunidad.

Contador se queda cortado, Valverde se queda cortado, Talansky hace un Talansky y se cae… de pronto nos damos cuenta de que, llenos de barro, quedan unos diez corredores delante, en medio del caos. Está Cancellara, el gran favorito; está Peter Sagan, el chico que no se rinde nunca; están todoterrenos como Kwiatkowski o especialistas en carreras de un día como Trentin o Keukeleire. Más atrás, intentando cerrar huecos, amenaza Vanmarcke.

¿Quién coge la responsabilidad entonces? El Astana. Después de cien kilómetros de escapada, Westra hace el último servicio y pone el trenecito en marcha. Tras él, pura potencia, ni un solo ataque, todos sentados en sus bicicletas, Fuglsang y Nibali. Es un momento casi cómico: ninguno de los tres ha corrido nunca sobre pavé, pero llevan a todos los especialistas con el gancho hasta que el grupo se rompe: los tres Astana delante, el resto del mundo menos Lars Boom, que demarra en última instancia para unirse al expreso, detrás, impotentes. Parece una repetición de la Flecha Valona de 1994, cuando tres corredores de la Gewiss coparon el podio.

El médico de aquella Gewiss-Bianchi, la que alimentaría en su seno a Berzin o Riis, era Michelle Ferrari. Suya fue la frase después de la carrera: «Tomar EPO es tan malo como tomar zumo de naranja, solo te pone en peligro si la ingieres en grandes cantidades».

La buena noticia de Hautacam

Veamos el lado positivo, más allá de lo que no dejan de ser más que lógicas sospechas. Lógicas al menos para cualquiera que entienda lo que ha pasado en el mundo del ciclismo —y no solo del ciclismo, no seamos inocentes en los últimos años. Veamos un dato que es elocuente por sí mismo y que nos lleva mucho más adelante en el Tour de Francia, concretamente a la etapa decimoctava, la que termina en Hautacam, al lado del santuario de Lourdes.

Hautacam es una de esas cimas malditas del ciclismo de los noventa. Es el puerto donde Bjarne Riis decidió dar su exhibición en 1996 para ganar el Tour a los treinta y dos años. Riis, apodado «Mr. 60%» por sus valores habituales de hematocrito antes de que se instaurara el límite del 50% para poder competir, es la personificación del dopaje masivo de aquellos años locos: el hombre que nunca había destacado y que, de repente, dejaba a rueda a Induráin y a quien hiciera falta. Años después, obligado por la investigación de Friburgo, reconocería el dopaje. Por entonces, dirigía aún el CSC, donde Tyler Hamilton asegura que mandaba a todos sus corredores a la consulta de Eufemiano Fuentes, antes de pasarse al Saxo Bank de Alberto Contador y Rafal Majka.

Y es que Majka es importante en esta historia porque es de los primeros en atacar rumbo a Lourdes. Es un ataque que tiene como fin asegurarse el primer puesto en la clasificación de la montaña y, si eso, ganar su tercera etapa de montaña. Majka, polaco de veinticuatro años de indudable talento, viene de quedar sexto en el Giro de Italia después de coquetear con el podio. Acabó la ronda italiana tan agotado que decidió descansar con las miras puestas en la Vuelta hasta que Riis le llamó apenas una semana antes del Tour para sustituir a Kreuziger, cuyos valores «anómalos» en el pasaporte biológico le impedían participar.

La reacción de Majka estuvo a la altura de la de Froome al volver de Tenerife: «El equipo no se preocupa de mi salud», reacción que obviamente mitigaría en los días siguientes porque Oleg Tinkov es mucho Oleg Tinkov. Sea como fuere, el corredor que acabó el Giro agotado y que no había hecho sino descansar hasta junio, se mostraba como el más fuerte en los Alpes y en los Pirineos. «No me gustaría ser la vena de Majka», decía Sergio en su blog con su habitual ironía y el caso es que ahí seguía el polaco, en persecución de Mikel Nieve, el único superviviente de la escapada del día, cuando detrás se produjo lo que todos temíamos: un ataque de Horner que parecía tener como único objetivo lanzar a Nibali, como si sintiera que aún le debía algo después de quitarle la Vuelta 2013 en la penúltima jornada a los cuarenta y dos años.

Cuando Nibali aprovecha el rebufo de Horner para lanzar su propio ataque quedan más de diez kilómetros de meta. Los malpensados se echan a temblar: Riis tardó 34 minutos y 38 segundos en subir Hautacam en 1996, medio minuto menos de lo que tardaron Leblanc e Induráin en 1994. Viendo a Nibali subir a ese ritmo, superar a Nieve, luego a Majka, aumentar la ventaja sobre sus supuestos «iguales»: Peraud, Pinot, Bardet, Van Garderen… es inevitable suponer que el récord del danés está en peligro. Sin embargo, no es así, ni mucho menos. Nada más terminar la etapa, la cuarta en el zurrón del italiano, Ammattipyöräili, la referencia en estas cuestiones, descubre que ha tardado 37 minutos y 23 segundos, casi tres minutos más que Riis. De haber corrido en los noventa, Nibali habría perdido tiempo incluso con Fernando Escartín.

El segundo Tour más rápido de todos los tiempos

De acuerdo, son fechas distintas y exigencias distintas. En los noventa, Hautacam solía ser el único puerto de la etapa y en 2014 se llegó tras subir ni más ni menos que el Tourmalet. Además, es obvio que Nibali no forzó porque no lo necesitaba: el Tour y la etapa eran suyos sin necesidad de forzar. Con todo, hay algo que nos tranquiliza y es que, sea lo que sea lo que están tomando ahora los ciclistas no es lo que tomaban sus directores deportivos en los locos noventa. No es ni siquiera lo que tomaba Armstrong en los 2000.

Con todo, sería muy inocente pensar que en un vagón lleno de carteristas todos los bolsos llegan intactos a casa. El principal problema de Nibali se llama Vinokourov igual que el principal problema de Majka se llama Riis. Con esta gente metida en el deporte en puestos de responsabilidad es imposible fiarse de lo que estamos viendo y no en vano la UCI ha llamado a declarar a ambos no se sabe muy bien para qué.

¿Es Nibali superior a sus rivales? Por palmarés, por técnica, por talento… sin duda. ¿Es ocho minutos mejor que todos los demás, separados todos por apenas dos-tres minutos? No lo sé. ¿Es el mejor en todos los terrenos, todos los días, sobre pavé, en montaña, incluso contra el reloj? Si a sus casi treinta años se ha convertido en una superestrella, pues igual sí. Supongo que uno tiene tres semanas buenas y se le va la mano a veces…

Si quitamos los años de Armstrong, el de Nibali es el segundo Tour más rápido de la historia. Pese a la lluvia, pese a los Vosgos, pese a los Pirineos, los Alpes, la presencia testimonial de la contrarreloj, la media de la carrera ha sido de 40,679 kilómetros por hora, solo por detrás de la edición de 2006 cuando un Floyd Landis hasta las cejas fue desposeído de la victoria por dopaje. Contando a Armstrong, sería el cuarto más rápido. Supongo que eso se puede explicar por las mejoras técnicas en bicicleta y entrenamiento, pero los datos son los datos para lo bueno y para lo malo.

La duda, por tanto, sigue. Sigue con Nibali, sigue con Peraud, que a los treinta y siete años logra su primer puesto relevante en una carrera de tres semanas, sigue con Valverde, que a los treinta y cuatro y con la Operación Puerto detrás estaba convencido de que iba a hacer ahora el podio que no pudo hacer en sus años con Fuentes, y sigue incluso con el silencioso Haimar Zubeldia, que ha pasado por el Euskaltel de Jesús Losa y el Discovery Channel de Johan Bruyneel sin hacer ruido para acabar octavo en la general a los treinta y siete años. Detrás de ellos, el vacío del ciclismo español, solo amortiguado quizá por la promesa de Mikel Nieve si sale pronto del Sky… o si el Sky le lleva a Tenerife en condiciones y le concede las «ganancias marginales» que hicieron de Chris Froome todo un ganador de Tour de Francia.

¿Cuál es el futuro?, ¿ciclismo o Pressing Catch?

Antoine Vayer, gran azote del dopaje, extécnico del Festina de los prodigios noventeros, es optimista. Él cree que la lacra ha quedado atrás. Yo, insisto, estoy de acuerdo en parte siempre que no olvidemos la otra parte. Vayer acostumbra desde hace años a calcular la energía que tiene que desarrollar cada corredor según su peso para hallar indicios razonables de dopaje. En sus radares han pitado prácticamente todos los ganadores, con estrépito Induráin, Riis, Ullrich, Pantani y Armstrong. Otros años podía haber tres, cuatro o cinco corredores cuyas actuaciones podían calificarse de «sospechosas», «sobrehumanas» o directamente «mutantes». Este año, solo uno ha corrido por encima del límite de la sospecha: ha sido Vincenzo Nibali y por los pelos.

Puede que el mismo hecho de que el ciclismo francés haya repuntado sea una buena noticia. Puede que, como ellos han pregonado siempre, sus fracasos se debieran simplemente a un «ciclismo de dos velocidades (médicas)» y que desaparecidos los médicos haya reaparecido la igualdad. Puede, insisto, pero no olvidemos que la última vez que el ciclismo francés repuntó fue en 1997-1998, con Virenque, Brochard, Jalabert, Moreau, Rinero, o ese pionero del US Postal llamado Jean-Cyril Robin. Prácticamente todos ellos eran unos tramposos. Yo no les voy a decir que no tengan héroes ni que no se emocionen. Solo quiero dejarles claro que durante años no han estado viendo una competición deportiva sino una especie de espectáculo a lo WWE en el que el ganador lo determinaba un señor con consulta en la Toscana o en la calle Caídos de la División Azul.

Si eso ha dejado de ser así, hay motivos para alegrarse mucho. Tengo la sensación de que Chris Froome no lo tiene del todo claro.

68 comentarios

  1. Que España tiene un serio problema con el dopaje es público y notorio. Que poco más o menos que se la suda, también.

    Yo siempre he pensado que un caso Armstrong en España es imposible. O soy el único que cree que Induráin es dudoso?

    • Indurain era un tipo que pasó de ser gregario de Perico Delgado a ganar cinco tours seguidos… con asombrosas capacidades físicas que hasta entonces habían pasado inadvertidas.

      Dudoso no es. Es lo siguiente.

      • Nadie por mucho que se dope pasa de la nada a ganar el Tour. Ni Indurain, ni Froome, ni nadie. Indurain ya apuntaba a ciclista top a los 18 años. A ver si nos informamos un poquito antes de opinar, por favor.

      • Que yo sepa, la práctica totalidad del pelotón empiezan siendo gregarios. Luego unos tiran para arriba y otros se quedan en esa función.

      • No es cierto. Indurain iba para figura desde ańos atrás. Supongo que iban todos hasta las trancas y ganaba el mejor.

      • Induráin desde joven tenía palmarés, cuando empezó a despuntar lo tenían que parar para no poner en evidencia a un Perico Delgado que también tuvo sus problemas con los “refuerzos farmaceúticos”. El de Villava tenía asombrosas capacidades físicas que no pasaron inadvertidas para alguien que observase el ciclismo. Aparte de un descenso de peso, creo que Ferrari ya andaba por ahí…. Pero parece que la ternera de Navarra no tiene el mismo efecto que los solomillos de Irun :P

  2. Artículo infame donde los haya. Acusa a Chris Froome de doparse porque consigue buenos resultados de la noche a la mañana sin tomarse la molestia de informarse de que tenía una enfermedad debilitante que empezó a controlar en 2011, de ahí su mejora. Dice que el oro olímpico de Vinokourov es bochornoso. ¿Por qué? ¿Lo ganó haciendo trampas? No. ¿Hizo trampas en el pasado y cumplió sanción por ello? Sí. Entonces tiene todo el derecho del mundo a competir. Luego habla de Majka y de la etapa de Hautacam sin enterarse. Majka atacó después del ataque de Nibali, y no antes. También duda de Peraud por sus 37, cuando empezó a competir con 33 viniendo del Mountain Bike y por tanto, con muchos menos esfuerzos acumulados en el cuerpo (y habiendo hecho ya un top 10 hace un par de años). Y así muchas cosas.

    ¡Lo que hay que leer!

    • Sólo te faltó añadir lo de que “si no hay positivo no hay dopaje”.

      ¡Lo que hay que leer!

    • Iba a escribir algo por el estilo, el artículo es sensacionalista a más no poder, no entiendo que hubo de bochornoso en Londres 2012. Me gustaría ver los controles a los que están sometidos los ciclistas en otros deportes. Dices que lo de Peraud es raro, extrapolando, cuantos futbolistas/NBA/atletas han tenido una temporada buena y luego se han diluido? Porque a mi se me vienen a la mente cientos…acusar a Nibali de alcanzar la madurez a los 30, si te parece gana el tour con 22, pero claro entonces dirias igualmente que va hasta arriba por joven. Mirate la trayectoria y palmarés del italiano, anda. En fin, decepcionante artículo.

    • Tenía? Jajajajajajajajajajajajajaja Froome tiene más enfermedades que mi abuela y claro, tiene que medicarse por ello.

    • Que bonito. Se sobrepuso a una enfermedad debilitante. Que no le había debilitado hasta entonces y le supuso un valiosísimo certificado médico para saltarse el control de algunas sustancias.

      Lo que hay que leer.

    • Precisamente los ciclistas, se amparan en certificados médicos falsos para enmascarar dopajes… Indurain lo hacia con el asma… Mikel Landa tuvo una mononucleosis de noviembre a marzo y de repente ¡PUM!… Igual que Armstrong con su cáncer, o la nueva moda de la afección cardíaca de los belgas… Todo el deporte como lo conociamos o como nos lo vendian es mentira… Y solo hay una razón, para que eso sea así… el capitalismo que lo explota ha convertido el deporte no en algo profesional, sino en mafias organizadas.

  3. ¿El Tour se gana con talento? Hay que tener experiencia y cabeza para correrlo, pero se gana con pura fuerza física. Lo del talento es para deportes como el baloncesto o el fútbol, donde dos tipos como Iniesta o Xavi han mareado a bigardos que los doblababan en potencia y velocidad.

    • La técnica es también muy importante en el ciclismo, no es sólo dar pedales. Hay que saber cómo colocarse, qué desarrollo llevar, saber hacer uso de tu equipo, tener control sobre la bici y muchas cosas más que probablemente ignoras. Por otro lado, en el fútbol, aparte de técnica, también hace falta correr mucho.

    • Claro, y ellos si que iban limpios de polvo y paja. Lo que hay que leer!!!!

  4. Siento mucho decirlo, y es raro que me ocurra en jot down, pero este artículo es un absoluto despropósito. La duda que me queda es que si tanto interrogantes y sospechas tienes viéndolo…. ¿por qué lo ves?

    En fin, esto no ayuda nada al problema. Se puede ser crítico sobre una base, pero no con meras suposiciones relatando que iban como motos sobre el pavé los corredores del Astana.

  5. Minority Report.

  6. Se te olvida decir k nibali en el pave arriesgaba en las curvas y contador casi se bajaba de la bicicleta para tomarlas y ahí le sacó casi 3 minutos. Olvidas que 2 de los grandes favoritos se retiran de la carrera y que estando estos las diferencias entre los primeros no hubieran sido tan grandes y que nibali no hubiera atacado tanto en la montaña porque no se hubiera sentido tan superior. Ojalá no tengas razón pero yo prefiero pensar en un ciclismo limpio mientras los controles no den positivo

    • Nadie está comparando a Nibali con Contador en el pavé, sino con los especialistas Cancellara, Sagan, Vanmarcke, etc.

  7. Para mi, lo peor de todo es que se compare al Gewiss con el Astaná. Como bien sabrá el autor del artículo, más de uno, dos y tres favoritos han ido a reconocer el pavé. Nibali, con su equipo, también lo hizo(http://www.dorsal51.com/?p=11684). Quizás el problema sea más de buscar polémica dónde no la hay. El ventolín al que se le acusa Froome, apenas te hace nada con una inhalación como para que eso sea motivo para correr más rápido en una Dauphiné.
    El ciclismo es uno de los deportes dónde más controles se hacen, en el que se necesita prescripción médica para prácticamente todo como para que encima pongamos en duda a los “supuestos” abanderados del nuevo ciclismo.
    No digo que todos los que estén ahora corran limpios, como no hay nadie en el deporte que viva del aire, sea fútbol, baloncesto (¿NBA?) o tiro con arco. Pero ya hemos tenido bastante problemas como para influir con artículos y más del ganador del Tour, el que más relevancia tiene a nivel mediático.

  8. Ya ha salido a relucir la famosa enfermedad de Froome. No es un motivo precisamente para librar de sospecha al británico-keniata y para defender su inocencia, sino todo lo contrario.

  9. Pingback: Vincenzo Nibali y la sombra del dopaje en el Tour 2014

  10. Bochornoso. El artículo, digo.

  11. Pues si lo de Fromme te parece raro, lo de Wiggo es paranormal.

  12. Excelente artículo. Enhorabuena.

  13. Patético artículo.

    Si pretendes sembrar de dudas los resultados del tour al menos documentáte un poco.

    Todos los nombres del ciclismo pueden ser relacionados de algún modo u otro con el dopaje, ya podrías usar relaciones correctas

  14. Y nombrar las fuentes del artículo?
    Fusila la mayoría de argumentos de ciclismo2005 sin el exhaustivo respaldo de fuentes y datos q muestra el original.
    AscoPena.

  15. No tengo ni idea de ciclismo y menos del Tour. Pero sinceramente al ver atacar tantas veces a Nibali y con tanta superioridad sí que pensé en visitas nocturnas de vampiros que terminarían con expulsiones matinales.
    No pasó nada y de momento en el recuerdo este Tour queda como limpio. Espero y deseo que futuras investigaciones no se peten esa rebonica idea.

    • Coño, leyendo el blog ciclismo2005.com:
      “Nibali subió ayer ¡12″ mejor! que la terrible pareja de Piepoli y Cobo. Sí: Nibali subió mejor que alguien que dió positivo por EPO-CERA, y que encima subió acompañado hasta mitad de la ascensión y después relevándose entre compañeros, todo lo contrario que la ascensión en solitario del siciliano. Es más: en 2008 la etapa de Tourmalet-Hautacam se disputó al final del primer ciclo, y no a tres días del final como ayer (y con dos jornadas de montaña antes), cuando se supone que los corredores están más cansados, porque el ciclismo es un deporte de resistencia.”

  16. Este artículo está copiado (resumido, extractado, mezclado… lo que se quiera) de las crónicas de este tour publicadas en el blog ciclismo2005.com

    Si es cierto que se le nombra cuando se recurre a una cita literal, pero es que absolutamente todo el contenido del artículo se ha publicado antes en ese blog.

    No me parece mal que se difundan estas informaciones tan terroríficas y que jotdown se haga eco de ellas mejora su visibilidad, pero cítese correctamente la autoría

  17. Habría que preguntar a Froome por su misterioso pasaporte biológico. Me gusta que el autor critique la presencia de Riis como director. Haber dado positivo debería inhabilitar para la dirección de equipos. Es algo incongruente en un Tour que se las da de perseguir el dopaje (según quien lo haga).
    Aún recuerdo a la Gewis de Berzin y aquel Giro maldito para Indurain. Aquello no era normal.

  18. le ruego un articulo sobre la injusticia a Ezequiel Mosquera todavia pendiente de sancion y sin poder correr

  19. ¿Nibali (un superclase que esta temporada apenas ha competido para preparar bien el Tour) arrasa frente a un grupo de buenos ciclistas pero no top? dopado. ¿Froome se cae tres veces en dos días y abandona? dopado. Y así todo el artículo, aunque los mejor ha sido citar a Sergio de ciclismo2005. Vaya fuentes que te buscas.

  20. Completamente de acuerdo con todo lo que dice el artículo. Cualquiera que haya competido a un nivel mínimamente serio se da cuena de esos matices, como por ejemplo la escandalosa vuelta a España de Cobo o de Horner sin ir más lejos.

    Dejar atrás en la etapa del pavé a los especialistas también es muy escandaloso.

    Por otro lado, el hecho de que tanto a Riijs como Vinokourov se les permita dirigir equipos en la actualidad demuestra que la UCI también tiene mucha culpa de todo esto.

    Lo que sí que me gustaría es que no sólo se levantara la mierda del ciclismo sino también del resto de deportes, especialmente el futbol, que es el deporte “protegido”.

  21. Lo que queráis, pero se habla muy poco de las cadenas de Valverde en la crono…

  22. Bueno, lo más escandaloso de todo es que Froome se queje que no hay controles antidopaje. Froome. La momia con bicicleta. Un señor que pasaria por desnutrido si se le ve por la calle. Un señor que tiene TUE’s por no se cuantas enfermedades. Que dice tener una enfermedad tropical rarísima por la que se tiene que medicar. Asmas repentinos etc…
    Es normal que este artículo levante muchas ampollas entre los aficionados patrios, eso tiene el patriotismo, en América a parte de patriotismo también tienen honradez y no dudaron en cargarse a su gran héroe. Aquí al solomillero le pillaron con clembuterol(Lo que aún le quedaba) a medio Tour y se le sigue defendiendo. ¿Cómo no se va a defender a Níbali?
    Quien se carga el ciclismo no son estos artículos, son los que le giran la espalda al dopaje y luego se hacen los escandalizados cuando los positivos salen a la luz.

    • Yo no equipararía el caso Contador con el de Lance ni vanagloriaría a los americanos y su “decencia”. Más si cabe cuando todos sus grandes campeones en todas las especialidades, no son pillados, pero acaban reconociendo su dopaje años después de retirarse. Los americanos son peor, porque además del dopaje, usan técnicas mafiosas para enmascararlos. lance las usó porque dio positivo en varios controles, y se encargó de comprar a la UCI para que los acallara y no salieran a la luz. Ocurrió lo mismo con su gran Carl Lewis en los JJOO en los que pitó Ben Johnson… y que el hijo del viento iba igual de dopado que él. Pero compraron su honestidad. Lo mismo con Florence Griffith. Yo no defiendo a Contador…es más, intuyo que se dopó y más ahora viendo que a su retorno, no es el superhombre de antes. Le cuesta más ganar, y sufre más. Pero él fue sancionado y te digo que si a día de hoy, los compañeros de equipo de lance no hubieran cargado y desvelado sus trucos, Lance se habría ido de rositas, y los americanos seguirían considerándole un héroe, así que nada de “defensa patria española”. A Contador se le sancionó por un positivo por clembuterol, hecho en un laboratorio sin acreditar, y con un método no homologado por la AMA, y eso es un hecho…Lance pitó en muchas ocasiones y se hizo la vista gorda…y le ha pasado lo que le ha pasado porque los compañeros cantaron por soleares…si no, aun estaríamos idolatrando al héroe americano.

  23. La mayor parte del artículo está basada en suposiciones cogidas con pinzas, en mi modesta opinión. Es inevitable que existan las sospechas, pero conceder que todo el que va al Teide viene dopado es una razón cuanto menos, barata.

    Que Nibali haya ganado con tanta suficiencia no sé a quién le extraña. Desde el Giro del año pasado era un candidato sólido a la victoria y sus dos principales rivales se han retirado.

    Luego, dejar caer que el abandono de Froome ha tenido que ver con sus declaraciones en Twitter… Además, si iba hasta las cejas, ¿qué pretendía con aquellos tuits? ¿Autoinculparse?

    Vuelvo a insistir en que es casi imposible no ver el ciclismo hoy en día sin enarcar una ceja ante cada ataque, pero si no se aportan datos un poco más consistentes que los que trae el artículo, esto se convierte más en una caza de brujas y en “de tal palo, tal astilla” que en una aportación seria. Es muy fácil creer que todo es una mierda pero, si lo es, al menos demuéstrese con un poco más de criterio. Yo también soy de los que sospecha a menudo que el ciclismo tiene más de Fórmula 1 que de otra cosa, porque el ingeniero es más importante que el piloto, pero si no concedemos al menos el beneficio de la duda y ante cada gran carrera, ocurra lo que ocurra y sin ningún hecho verdaderamente sospechoso, nos echamos las manos a la cabeza y gritamos “¡Dopaje! ¡Dopaje!”, es mejor cerrar la UCI.

  24. Este señor podrá tener o no idea de ciclismo pero el articulo es infame desde el primer momento. Esta escrito para levantar la sospecha, con errores de bulto que solo se explican que se quiera malmeter y publicar un articulo para crear polémica. Sr Ortiz, viendo el resto de sus artículos que son de un nivel bastante bueno no entiendo porque ha tenido que escribir esta bazofia.

  25. Tranquilos, que el año que viene arrasamos. Hace poco la audiencia nacional tumbó lo de estar permanentemente localizado, que por lo visto atenta contra los derechos humanos o algo así, así que ya podrán esconderse por ahí y ponerse hasta las cejas de solomillo sin problemas.

  26. Hasta JotDown puede defraudarme. Tranquilos, yo no soy de los del “hasta siempre JotDown”.
    Vamos a hacer una cosa, a partir de ahora los artículos sobre ciclismo que sean para Ander Izagirre, que él sí sabe de lo que habla.
    Ya el título es sensacionalista “Nibali y la sombra del dopaje en el Tour 2014”. Con dos cojones. Si por algo se ha caracterizado este Tour ha sido por la limpieza. Ni un expulsado. La única sombra de la que hablas puede que sea por Kreuziger, que por irregularidades en el pasaporte biológico no ha corrido, o por Menchov, un ex-ciclista.
    Como todo el artículo es una retahíla de datos que pretendes, equivocadamente, enlazar con otros, voy a ser breve. Me ha parecido un entrañable disparate todo lo relacionado con Astana.
    Lo único que sí me ofende es que hagas un juicio moralista sobre la “bochornosa” victoria de Vinokourov en Londres 2012. Cumplió su sanción, tiene el mismo derecho que cualquier ciclista a competir, menos para ti, claro. Se te olvidó poner que además ganó una Lieja cuando volvió y una etapa del Tour. Mas “vinos” hacían falta en este actual ciclismo, a veces soporífero.

  27. A mi el artículo me parece un despropósito lleno de insinuaciones y sin pruebas. Pero por abrir el debate. Aguantarían otros deportes como el fútbol o el tenis controles como los que se aplican en el ciclismo. hay mucho mito hasta las orejas que se juegan 2 partidos por semana de agosto a junio, y me temo que no toman solo zumos tropicales… pero a ver a quien le mete mano al fútbol con sus intereses económicos, sus derechos televisivos, etc….

  28. Como ya se ha señalado, el artículo es un refrito del blog ciclismo2005. Reconocerlo sería más elegante que esa cita metida de soslayo.
    Aún así, no está de más que se vayan difundiendo estos razonamientos a la orgullosa sociedad de “La edad de oro del deporte español”.

    Pero a lo que yo venía es a señalar un par de errores flagrantes que contiene el texto. Primero, Michelle Cound tiene toda la razón cuando dice que no es necesario TUE para tomar salbutamol. En la web de la UCI y en la de la WADA/AMA podréis comprobar que es lícito inhalar hasta 1600 mcg sin necesidad de certificado médico. Otra cosa es que hacerlo en medio de la carrera es algo escandaloso y nunca visto, pero Michelle Cound no dijo ninguna mentira.

    http://www.uci.ch/templates/UCI/UCI2/layout.asp?MenuId=MTU2ODY&LangId=1

    http://www.wada-ama.org/Documents/World_Anti-Doping_Program/WADP-Prohibited-list/2014/WADA-prohibited-list-2014-EN.pdf

    El famoso TUE exprés que Zorzoli concedió a Chris Froome no fue para tomar salbutamol, ni fue durante Dauphineu. Fue para corticoides orales durante el Tour de Romandía. Carrera que, por cierto, ganó el propio corredor antaño lastrado por una “resistente esquistosomiasis”.

    http://www.cyclingnews.com/news/report-uci-fast-tracked-froome-tue-request-at-tour-de-romandie

  29. Los argumentos del señor Ortiz son pobrísimos. Por la misma regla de tres, la selección de futbol de Costa Rica se ha dopado hasta las cejas este Mundial (¡de la noche a la mañana eliminó a Italia e Inglaterra!), igual que la alemana (nunca antes se había visto un 7-1 en semifinales). Induráin es dudoso, si. La gente con mal palmarés que arrasa en una vuelta grande en la madurez, como Chioccioli, Cobo o Horner, también (ojo, dudoso no significa culpable). Pero empezar a disparar contra todo el que gana o ha ganado algo, es lamentable.

  30. Lo que es tristísimo es que haya gente que aún defienda a los ciclistas. La única defensa sería defender el dopaje como parte del espectáculo pero aún creerse a nibali, froome, Contador y compañía es de locos.

  31. Pingback: La magia del Joux Plane | Ismogo's Blog

  32. Todos los que menosprecian la autenticidad del artículo, no han competido jamás en este deporte. Si lo hubieran hecho sabrían de lo que habla este señor.

    MUY buen artículo.

    • Y tú has ganado 7 Tours, no te fastidia. Los que critican el artículo sólo están diciendo que cuando a uno se le acusa de algo que podría llegar a ser delito, mejor hacerlo sobre pruebas, no sobre suposiciones copiadas de un blog… Pero vamos, lo de siempre: si no gana quien yo quiero, es que los demás se dopan.

  33. Y por cierto me parece de muy mal gusto decir tan explicitamente que en la magnífica etapa de pavés este año Nibali sacó esa ventaja porque su equipo iba hasta las trancas. Por esa regla de tres como ya ha dicho en algunas respuestas, Costa Rica se ha dopado fijo, a ver quien se cree que estuviesen a una tanda de penaltis de llegar a semis cuando tenían a Italia inglaterra y Uruguay en su grupo.

  34. Sobre las suposiciones y falta de fuentes cuando se habla de rendimientos sospechosos en el deporte, al igual que en el caso del Rey o de Pujol, cuando la información se ve tan obstaculizada la forma de acercarse más a la verdad es inferir a través de pistas. Las mediciones de potencias y tiempos de escalda cuentan más la verdad que años de artículos y declaraciones.

    Lo de Costa Rica no es un caso comparable porque el fútbol es un deporte mucho más azaroso, donde un gol tiene una importancia brutal en el juego y muchas veces no gana el mejor equipo. Es perfectamente posible que un equipo mediocre pero bien trabajado llegue a cuartos.

  35. Estoy bastante de acuerdo con la tesis general del artículo, pero huele a refrito de ciclismo2005 que tira para atrás.

  36. Desgraciadamente hacen falta artículos así.
    Evidentemente tiene dos problemas:
    1.- Es un artículo de opinión (y ???) donde el autor, con nombre y apellidos, se moja y expresa una opinión razonada de porqué el ciclismo todavía tiene mucho que hacer para recuperar la credibilidad perdida, y,
    2.- Es una fusilada de las opiniones y artículos del blog ciclismo 2005.

    Por lo demás, insisto. Al ciclismo le ayudan estos artículos mucho más de lo ayudan los artículos hagiograficos como el recientemente publicado en este misma revista sobre Peio Ruiz Cabestany

    • “Razonada”??? También está razonada la existencia del Preste Juan en Baudolino, y no por eso existió.

  37. Debería aclarar en el artículo que los valores anómalos de Kreuziger son de cuando corría en Astana.

  38. Siempre lo mismo… En los últimos 30 años todos los ganadores del Tour han estado bajo sospecha, el hecho de ganar el Tour ya te sitúa en el punto de mira. Yo disfruto del ciclismo, me encanta, creo que todos van al limite de lo permitido y a veces se pasa la raya… ¿Y los de antes? ¿Pueden presumir Hinault, Merckx, Anquetil, Bahamontes, etc etc de absoluta limpieza? Pura hipocresia.

  39. La solució para el ciclismo y el deporte en general pasa por la tolerancia CERO. Tú quieres jugar a doparte? Pues las consecuencias son la inhabilitación de por vida y punto. Asi, señores de la UCI, se acaba con el dopping, lo otro es pura hipocresia y teatro.

  40. “¿Cómo es posible que un corredor que fue expulsado en 2010 por agarrarse de un coche subiendo el Mortirolo en pleno Giro, un tipo sin talento alguno para vueltas de tres semanas, se convirtiera de la noche a la mañana en el mayor especialista del mundo, atacando en la montaña sin apenas levantarse de la bicicleta?”

    Camuflando un pequeño motor eléctrico en el cuadro (no se necesitaría una gran potencia ya que, por poca que fuera, marcaría la diferencia). Recuerdo que Froome llevaba dos botellas de agua, de las cuales una podría ser perfectamente la batería recambiable. Se les analiza la sangre, pero me temo que se han olvidado de mirar las bicis.

  41. Tan sólo ha faltado involucrar a los marcianos en la trama!

  42. Tirar flechas sin diana … Así se puede dar nombre a este artículo. Puras suposiciones sin pruebas pero con fundamentos o sospechas de otro tiempo.

    Yo personalmente he disfrutado con este Tour, sin Contador y Fromme estaba bastante claro que Nibali iba a ir bastante sobrado solo con seguir su trayectoria y preparación.

  43. Si ganan siendo jóvenes es que se dopan, si ganan siendo viejos es que se dopan, si ganan habiendo corrido mucho es que se dopan, si ganan habiendo corrido poco es que se dopan, si ganan sin tener un gran palmarés detrás es que se dopan, si mantienen un gran palmarés durante mucho tiempo es que se dopan. Y así.

  44. Conozco bien y desde dentro el ciclismo profesional actual y puedo decir sin equivocarme que salvo algùn loco que se la juega y al que sin duda acabaràn cazando,todos van limpios.Y esos locos de los que hablo jamàs seràn ciclistas de los punteros.Creanme,el ciclismo y la mentalidad de los ciclistas ha cambiado enormemente en muy pocos años y los talentos y jovenes de hoy no quieren oir ni hablar de doping.Por lo demàs el artículo es un compendio de sospechas infundadas,carente de pruebas y de lògica ya que se puede rebatir con los mismos argumentos que dà.Una vez màs seguramente un aficionadillo al ciclismo que echa mierda sobre este deporte y opinina de lo que se cuece dentro de este mundo sin conocerlo de cerca.Una pena y una desfachatez enorme.

  45. Gracias por este artículo tan sensacionalista, realmente me he entretenido leyéndolo. Me ha hecho gracia que el último nombre en la larga lista de acusaciones sea Haimar Zubeldia y su “octavo puesto a los 37 años”, cuando es la quinta vez que hace top10 en el Tour.

  46. El artículo denota un profundo desconocimiento del ciclismo y desde luego una falta total de evidencias frente a las acusaciones vertidas.
    Una pena que lo haya visto publicado en JotDown, en donde he leido grandiosos artículos de deporte y en especial de ciclismo. Me encantaría que en el futuro se aparcasen este tipo de artículos sensacionalistas mucho más propios de otras publicaciones.

  47. Tras leer el artículo, me asalta la misma duda de siempre. ¿Cualquier ciclista que destaque ha de ser acusado inmediatamente de dopaje? Porque no niego la mayor de que el pasado es elocuente, pero precisamente por ese motivo deberíamos confiar en que si @vincenzonibali se ha dopado, más pronto o más tarde, será castigado (también el pasado reciente nos ofrece numerosos casos).
    También me molesta que este tipo de artículos se escriban sólo vinculados al ciclismo pero se mire para otro lado, en muchos otros deportes y estrellas nacionales e internacionales.
    Y ojo, cierto es que @guilleortiz_77 apunta que puede que haya ganado limpio, pero el caso es que dedica un profundo (y la verdad es que bastante interesante) análisis a dar a entender que no. ¿Por qué no se dedican esos esfuerzos a otras modalidades deportivas?
    Dicho esto, no sé si Nibali se habrá dopado, si lo ha hecho, que le castiguen, pero lo siento, no podrán terminar de quitarme (me la han ido limando, pero nunca eliminado) mi afición por este deporte.

  48. Duele ver escrito que Riis era un don nadie y de repente gana el Tour del 96.

    Un año antes queda tercero tras Induráin y Zülle creo recordar. Pero ya en el 92-93 estaba dando guerra como un tal Richard Virenque involucrado en el caso Festina años más tarde (como Zülle).

    Armstrong ganó el Mundial en ruta con ¿22? años.

    A lo que quiero llegar es que nadie, y repito NADIE incluso Froome (caso raro donde los haya junto con el pistard Wiggins que sube el Tourmalet como si fuera el velódromo Luis Puig), puede ganar un Tour por un producto dopante si no tiene un mínimo de aptitudes físicas y psíquicas (Üllrich le faltaba bastante de lo segundo).

    Puede haber gasolina o gasolina súper eso no está en duda. La última te puede ayudar a ganar 7 tours o quedarte en sólo 4/5 que es lo que pienso que habría ganado Armstrong, pero ni mucho menos con su preparación habría bajado de un top 3/5 en el peor de los casos.

    También espero un artículo similar cuando los mundiales de atletismo pero no tiene la misma trascendencia ni persecución.

  49. Primero, enhorabuena por el artículo.

    Ya sabemos que en 1959 Bahamontes tomó más zumo de naranja que Anquetil, y que en 1963 éste comió más macarrones con chorizo que aquél. Todo dopa. ¿Dónde ponemos el límite? ¿donde intervienen productos “no naturales”? el EPO y el hematocrito 50% lo son. ¿Donde empieza a hacer daño al dopado?: «Tomar EPO es tan malo como tomar zumo de naranja, solo te pone en peligro si la ingieres en grandes cantidades», como dijo, según el articulista, el médico Michelle Ferrari.

    Dado que la tortuga siempre irá por delante de Ulises y el dopante por delante del vigilante, pregunto: ¿para qué seguir prohibiendo el dopaje? Aceptémoslo y juguemos a las carreras, no de ciclistas, sino de alquimistas y médicos, como ya está pasando en la fórmula 1, donde la labor de ingenieros y mecánicos representa el 80% del resultado. El dopaje biológico está sustituyendo al químico. Cuando la UCI tenga mecanismos para detectarlo, ya el ciclista será biónico y el ciclismo transgénico. Dejemos de jugar al ratón y al gato y legalicemos el dopaje. Basta de hipocresía. Entre todos hemos creado este monstruo. Dejemos que el monstruo siga en su “natural” metamorfosis hacia la aberración. Y el ciclista que quiera mutar, allá él. Y si quiere vivir de la bici sin doparse, que se vaya a trabajar de cartero a Oriente, donde se reparte el correo en bicicleta. Eso sí, una vez aceptado el dopaje sin límites, deberemos aceptar un segundo podium para los médicos y laboratorios, como pasa en la Fórmula 1 con el podium de las escuderías. Michelle Ferrari y Eufemiano Fuentes pasarían de proscritos a benditos.

  50. No Hay deporte con mas controles de dopaje que el ciclismo.
    Ninguna otra diciplina deportiva tiene la preparacion fisica que tienen los ciclistas.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies