Los 11111 mejores intérpretes del universo - Jot Down Cultural Magazine

Los 11111 mejores intérpretes del universo

Publicado por
moon-gerty

Gerty, de Moon (2009). Imagen: Sony Pictures Classics.

Es evidente que la principal función de la industria del cine es la de ejercer como empresa que genere cierto rendimiento monetario, un beneficio alejado del cuestionable ideal romántico, y repulsivamente humano, de producir algo tan abstracto y poco mensurable como es el «arte». El resultado de todo esto es una producción cinematográfica acotada por una visión extremadamente racista y sesgada de la sociedad, una interpretación del mundo centrada únicamente en aquel público que para los estudios se establece como el auditorio más rentable: el ser humano medio.

El listado ofrecido a continuación consta de una relación de los 11111 mejores intérpretes de la historia del cine. Una enumeración que pretende subsanar el error típico en este tipo de cómputos de ignorar a cierto colectivo en grave riesgo de exclusión social.

__________________________________________________________________________________

11111. El hombre mecánico – L’uomo meccanico (1921)

uomomeccanical

Imagen: Alpha video.

Un film mudo italiano del que solamente se conserva media hora escasa de metraje constituiría el primer largometraje lo suficientemente valiente como para mostrar a esa minoría que hasta entonces se hallaba escondida en lo más profundo de los trasteros y armarios acumulando capas de polvo y completamente alejada de la mirada pública. Una propuesta valiente que además reforzaba los principales valores de la especie retratada: tenacidad, diligencia, eficiencia por el trabajo bien hecho y sed de sangre.

__________________________________________________________________________________

11110. El fake de María – Metrópolis (1927)

metropolisl

Imagen: Paramount Pictures.

Una búsqueda rápida en Google demuestra que los alemanes tienen unas cuantas cosas pendientes con las madres en general y con cierto complejo de héroe trágico griego en particular. Y quizás por eso resulta menos extraño que la matriarca oficial de toda una generación de intérpretes haya aterrizado en el celuloide de la mano de un alemán, Fritz Lang. L’uomo meccanico habría llegado antes, pero el robot que suplantó a María dotó de visibilidad al colectivo, aunque en este caso la criatura en cuestión aún dibujaba un retrato añejo y dañino del androide. Aquella interpretación era la de una figura cruda e incendiaria, pero el personaje carecía de iniciativa y se convertía en marioneta de otros para cabrear masas con su discurso. Todo muy políticamente concreto.

__________________________________________________________________________________

11101. Supernova – Supernova (1993)

supernova

Imagen: Aligartor Producciones S.A.

Supernova es la cumbre artística de Marta Sánchez, o la obra donde la intelectual interpretaba a dos personajes físicamente idénticos en la misma película, hazaña que años más tarde imitaría Tom Hardy en Legend. Sánchez daba vida a la famosa cantante Fénix y al mismo tiempo se ponía en los implantes de Supernova, la replicante exacta de la estrella pop, una metamorfosis que la ex Olé Olé salvaba con una facilidad asombrosa. Sobre el papel aquel androide de silicio y silicona era un personaje teóricamente inspirado en la María de Metrópolis, pero dicha afirmación era como ponerse a esculpir un David en caca y excusarse diciendo que se tenía puesto el ojo en la obra de Miguel Ángel: en ningún momento nadie había dejado de hablar de mierda. Lo notable es que la cinta era una de las escasas películas de la historia construidas en torno a un ser públicamente reconocido como biónico que se había integrado por completo en la sociedad: semanas antes del estreno Sánchez coronaba las salas de espera de todas las peluquerías del país con un desnudo en Interviú que soldaría varias puertas del váter en los domicilios adolescentes. El logro tiene el doble de mérito por haber aniquilado a la competencia contemporánea formada por ese otro par de cíborgs llamadas Samantha Fox y Sabrina. Ana Torroja de aquella aún no había empezado a pasarse por el taller para dejar de ser humana.

__________________________________________________________________________________

11100. Edgar – Sueños eléctricos (1984)

electricdreams

Imagen: Metro-Goldwyn-Mayer.

Edgar es el Hugh Grant de su especie, con algo más de circuitería y sensibilidad, ni rastro de flequillo columpio (sustituido por gafas y bigote) y definitivamente nada de prostitutas sórdidas malpagadas para agitar un poco de frankfurt británico. Sueños eléctricos se atrevió a desafiar el triángulo amoroso clásico sustituyendo una de sus aristas por un ordenador muchísimo antes de que la humanidad decidiera que el interés romántico por cualquier cosa con teclado era algo socialmente aceptable. Y aquella escena del cortejo/duelo musical nos enamoró a todos.

__________________________________________________________________________________

11010 y 11011. V.I.N. CENT y B.O.B – The black hole (1981)

blackhole

Imagen: Walt Disney Productions.

Porque los robots también lloran.

__________________________________________________________________________________

11001. Busconas en biquini – El doctor G. y su máquina de biquinis (1965)

fabricadebikinisl

Imagen: American International Pictures.

Que alguien pensase que se podía justificar de algún modo una película sobre un mad doctor en la que el plan para la dominación mundial consistía en crear un ejército de chavalas-robot jamonas en biquini, con la malvada estrategia de cazar a hombres adinerados, dice mucho de hasta qué punto puede andar de jodido el cerebro humano. Pero ahí está Vincent Price excusándose por protagonizar esto con la cantinela de que a él le habían dicho que sería un musical muy gracioso, un musical que al final acabó con todas las escenas de canto extirpadas del guion. En el fondo, Price se disculpaba mucho, pero no hacía ascos a protagonizar un spin-off televisivo, The wild weird world of Dr Goldfoot, o la secuela cinematográfica, Dr Goldfoot and the girl bombs.

__________________________________________________________________________________

11000. Chappie – Chappie (2015)

chappie

Imagen: Columbia Pictures.

Chappie es ese colega guapo pero falto al que la gente pretende y tiene interés en conocer hasta que cruzan cuatro palabras con él. Neill Blomkamp es el típico que un día encuentra gracioso un filtro de Instagram y a partir de ahí decora toda su producción artística con ese velo, como J. J. Abrams con el lensflare o Homer Simpson con la cortinilla de estrellas. Sí, Chappie está en la lista por pena, es bonito pero poco más.

__________________________________________________________________________________

10111. Número cinco – Cortocircuito (1986), Cortocirtuito 2 (1988)

cortocircuito

Imagen: TriStar Pictures.

Un auténtico despropósito a la hora de reflejar la vida mecánica. Películas para hacer caja rápida que se les ocurrieron a sus productores cuando andaban metidos en el negocio de distribuir un vídeo educativo con robots en el reparto. Si la imagen superior no deja bien claro qué niveles de prostitución robótica y vergüenza ajena puede alcanzar la película a lo mejor el vídeo con el Número cinco punki ayuda un poco.

__________________________________________________________________________________

10110, 10100 y 10101. T-800, T-1000 y T-X – Terminator (1989), Terminator 2 (1992), Terminator 3(2003)

terminator

Imagen: Orion pictures/Warner bros.

T-800 lo bordó con su papel durante el primer Terminator al acotar inteligentemente su rango de registros en rictus tan específicos y complejos como el de «cara de gobernador de California» o «jeta de culturista austriaco». En Terminator 2 el mismo modelo realizó un trabajo bastante digno a pesar de que el guion le hacía saltar al bando de los buenos y dejaba el papel más agradecido para un T-1000 que venía en el formato líquido de ese mercurio denso de FX de la época. Para Terminator 3 el original se actualizó los drivers hasta la versión 850 y dejó la cancha libre para que se luciese su antagonista, una T-X o Terminatrix que no solo copió unas cuantas cosas del malogrado T-1000, sino que también hizo fantasear al varón medio con la posibilidad de que la tecnología en algún momento futuro tuviese entre sus objetivos el desarrollo de un par de tetas que creciesen a voluntad.

__________________________________________________________________________________

10011. Robby el robot – Planeta prohibido (1956)

robbie

Imagen: Metro-Goldwyn-Mayer.

Con sus más de dos metros de altura, y una cabeza con la misma premisa estética que un reloj Kundo, a mediados de los cincuenta se presentaba en los fotogramas del Planeta prohibido de Fred McLeod Wilcox una de las figuras más influyentes del cine clásico, Robby el robot. Robando constantemente los planos a sus compañeros de carne, e incluso aceptando la sumisión a las leyes de la robótica deI tirano Isaac Asimov, Robby acabó convirtiéndose en la primera superestrella atornillada del séptimo arte y en su agenda comenzaron a escasear los huecos. Tras el éxito de Planeta prohibido la Metro-Goldwyn Mayer  transportaría en el tiempo a su personaje para encajarlo en la trama de otra película, The invisible boy, y durante los años posteriores la fama le serviría como vehículo para el paseo como guest actor por los programas más importantes de la pequeña pantalla: La familia Addams, Colombo, Perdidos en el espacio, My Little Margie, The Monkees, Ella, él y astaEl agente de CIPOL tendrían a Robby aceitándose en los camerinos. Desgraciadamente sufrió el mismo destino de muchas otras superestrellas y cuando Hollywood se olvidó de su cara transparente acabó condenado a papeles menores o autoreferenciales —su cameo en Gremlins o a prostituirse militando en campañas publicitarias. Pese a ser introducido en el Robot Hall of fame en 2004, el destino convirtió a Robby en un juguete roto, de manera literal: tras saltar entre las manos de varios coleccionistas un par de exposiciones al público repercutieron en su estado cuando decenas de visitantes se dedicaron a vandalizarlo. Hasta que el director de cine de terror William Malone, obsesionado con coleccionar cualquier cosa sobre Planeta prohibido, pagó el rescate y lo atrinchero entre su colección privada lejos de la civilización.

__________________________________________________________________________________

10010. Tik-tok – Oz, un mundo fantástico (1985)

oz

Imagen: Walt Disney Productions.

Un hombre de hojalata paseaba embudo por la pantalla durante la primera visita cinematográfica a esa tierra de Oz ideada por L. Frank Baum. Pero en la segunda parada de Dorothy por aquellos mundos aparecería el relevo espiritual del antiguo hombre chapa: Tik-Tok. Una figura histórica en el mundo de la robótica por abrir camino para algo que hasta entonces los robots tenían prohibido: el bigote.

__________________________________________________________________________________

10001. Gigoló Joe – Inteligencia artificial (2001)

ia

Imagen: Warner Bros. Pictures.

David, el niño carapan de Inteligencia artificial, esa película de Spielberg que venía con la versión extendida ya de serie sin que nadie se la hubiese pedido, resultaba profundamente cargante y en el fondo no demasiado emotivo. En cambio con el personaje de Gigoló Joe el asunto era muy diferente y su mera existencia le encumbraba como el auténtico héroe del film: un prostituto automático, un consolador andante, una idea que resultaba morbosa pero también generaba cierto tipo de rechazo ante la imagen mental del polvo. Porque en el fondo estamos hablando de ayuntar con seres humanos, esas criaturas que son incapaces de hacer algo que les divierta sin generar líquidos de un modo u otro.

__________________________________________________________________________________

10000. Bishop – Aliens, (1986), Alien 3 (1992)

aliens

Imagen: 20th Century Fox.

O cómo conquistar con la legendaria escena del cuchillo todos los corazones de silicio al hacer un nudo Windsor con las pelotas de su compañero humano de aventuras.

__________________________________________________________________________________

1111. Max – El vuelo del navegante (1986)

vuelodelnavegante

Imagen: Disney.

Como aventura ochentera fantástica lo cierto es que la soporífera Los Goonies no tenía demasiado que hacer frente a la extraordinaria excursión espacial de El vuelo del navegante, pero las criaturas de la época acabaron enganchadas a la película de Richard Donner y la elevaron a leyenda mientras el simpático Max —que compartía voz con Pee Wee Herman y su nave acumulaban polvo en los almacenes de Disney. La cinta tenía además el fabuloso honor de ser una de las escasas producciones Disney con arrebatos deslenguados: la palabra mierda era pronunciada dos veces, algo que en el cine americano es casi equivalente a devorar un bebé en pantalla.

__________________________________________________________________________________

1110. Gerty – Moon (2009)

moon

Imagen: Sony Pictures Classics.

Un smiley siempre levanta sospechas, y en el caso de Gerty todo formaba parte del plan del director (Duncan Jones) para, amparado en la desconfianza general en las máquinas automáticas, utilizar al pobre robot como diana de sospechas mientras escondía el verdadero giro sorpresa de Moon.

__________________________________________________________________________________

1101. Wall-E – Wall-E (2008)

walle

Imagen: Pixar.

Que el romance entre el zarrapastroso Waste Allocation Load Lifter Earth Class y la pijilla Extraterrestrial Vegetation Evaluator pillase a los humanos con la guardia baja y acabase exprimiendo más de una lagrimilla y un par de suspiros no tenía mucho de sorpresa si recordamos que estamos tratando con un público cuya especie acampa en las colas de los Applestore y muy probablemente mantiene relaciones sexuales con los productos de dicha cadena. Para todo lo demás, en Pixar fueron listos y se tiraron más de un año revisando diariamente el cine de Chaplin y Buster Keaton intentando aprender cómo transmitir emociones sin utilizar palabras. Mención especial para el villano del film, otra fabulosa interpretación robótica.

__________________________________________________________________________________

1100. Chitti – Enthiran (2010)

enthiranl

Imagen: Sun Pictures.

Ojo, cine tamil con pasta.

__________________________________________________________________________________

1011. Keanu Reeves – Cualquier película de Keanu Reeves

30 Jan 2005 --- Keanu Reeves, Los Angeles, CA. --- Image by © Armando Gallo/Corbis

Fotografía: Corbis.

Teniendo en cuenta que Steven Seagal está más cerca de la familia vegetal que de la mecánica y que otros androides de incógnito como Pierce Brosnan ya destaparon su condición no humana de un modo u otro —en el caso concreto de Remington Steele por culpa del número musical que le obligaba a cantar en Mamma mia—, es bastante sorprendente que la audiencia general siga creyendo que Reeves viene con ombligo de serie y no ha sido ensamblado en una cadena de montaje. El asunto resulta doblemente inexplicable si tenemos en cuenta que el hombre reveló su naturaleza de contrachapado en los comienzos de su carrera, que la incapacidad para envejecer de su organismo se ha acabado convirtiendo en un elefante que mira para otro lado mientras silba paseándose por la habitación, y que sus intentos recientes por parecer un ser vivo lo han alejado más de su especie: en el Knock, knock de Eli Roth, aquella película de frescas acosando a domicilio, el chip de las emociones le hace overclocking y su interpretación se convierte en una carrera por arrebatarle a Nicolas Cage el reinado de materia prima para GIFs animados.

__________________________________________________________________________________

1010. Bubo – Furia de titanes (1981)

furiadetitanes

Imagen: Metro-Goldwyn-Mayer.

Los griegos no solo convirtieron el yogur en crema y los orificios en vías de entrada opcionales para el coito, sino que muchísimo antes de que la gente comenzase a atornillar cosas ya trasteraron con la robótica al ensamblar en su mitología la lechuza biónica más encantadora del universo: Bubo.

__________________________________________________________________________________

1001. Data – Star Trek Generations (1994)

data

Imagen: Paramount Pictures.

El Hollywood racista, aquel que había alojado ejemplos vergonzosos de blackfaces y yellowfaces, parecía no tener ningún problema en silverfacear con un maquillaje más que obvio y de dudoso gusto al personaje de Data. El personaje basaba su presencia en otra máquina famosa, el galán Robby, y con sus apariciones fílmicas y televisivas acabó convertido en un sex symbol entre las seguidoras de la serie. Casi toda la correspondencia de fans que el actor Brent Spiner recibía era de mujeres con las bragas en la mano, la mano en el corazón y el corazón embobado por el plástico: las cartas iban dirigidas al personaje, Data, y no a la persona.

__________________________________________________________________________________

1000. Robocop – Robocop (1987)

robocop

Imagen: Orion Pictures Corporation.

Tramposa entrada en la lista por tratarse de una criatura que al igual que Cher parte de unos cimientos humanos para construir encima una estructura robótica. Peter Weller decidió fundirse por completo con la circuitería y no salirse del personaje ni siquiera entre los tiempos muertos entre toma y toma, adquiriendo una actitud de mobiliario y únicamente respondiendo a las ordenes del director, Paul Verhoeven, si este se dirigía a él como «Robo». Dicho circo duró tan solo un par de semanas antes de que los implicados decidieran que ya estaba bien de hacer el gilipollas.

__________________________________________________________________________________

111. Gort – Ultimatúm a la Tierra (1951)

gort

Imagen: Twentieth Century-Fox Film Corp.

Ni siquiera los implicados eran conscientes de ello, y por eso mismo Patricia Neal se pasa toda la película poniendo cara de que solamente está ahí porque en casa no le quedaban crucigramas, pero Ultimatúm a la Tierra acabaría convirtiéndose en un clásico de la ciencia ficción y una leyenda del cine con la mítica frase «Klaatu barada nikto» resonando por todo el imaginario pop. Coprotagonizada por Gnort, una mole que parecía construida a partir de una pieza de metal flexible, muy poco amiga del movimiento innecesario y temible por estar equipada con poderoso rayo ofensivo. La peor parte de todo era la irrespetuosa fechoría que los guionistas, humanos, perpetraban contra el robot al pervertir el material original, porque la cinta estaba basada en la historia corta «Farewell to the master» donde, spoiler, el giro final convertía a la criatura de metal en el auténtico jefe al mando, un detalle que se obvió en este film, relegando a la mera función de portero de discoteca.

__________________________________________________________________________________

110. Replicantes – Blade Runner (1982)

bladerunnerl

Imagen: Warner Bros.

Existen tantas versiones diferentes del montaje final de la película Blade Runner que es bastante probable que la propia portera de Ridley Scott haya dirigido en algún momento una de ellas. El caso es que dependiendo del montaje que el espectador tenga como referencia el número de replicantes —seres artificiales similares a los humanos que trastabillean por sus calles puede aumentar en número si aceptamos la teoría de que el propio protagonista, interpretado por un Harrison Ford que últimamente da señales de no estar bien configurado del todo, sea uno de dichos androides. En el fondo da un poco igual, porque los replicantes a los que trata de dar caza son la escala más baja de la ética robótica: aquellos que no saben apagar el equipo sin montar un drama, sin ponerse absurdamente poéticos en el momento del shut down, las attetion whores del futuro.

__________________________________________________________________________________

101. El pistolero – Westworld (1973)

westworld

Imagen: Metro-Goldwyn-Mayer.

Michael Crichton, el que fuese autor de la novela original de Jurassic Park, tenía algún trauma importante con los parques de atracciones, porque años antes de abrir su bufé libre para velociraptores escribiría y dirigiría esta fábula futurista sobre un parque temático donde los robots eran utilizados como juguetes y sometidos a todo tipo de vejaciones (sexuales y sádicas) por los clientes del lugar. Y todo eran risas hasta que un fallo general convertía a toda la comunidad animatrónica del parque en psicópatas y al pistolero de la sección Westworld en un asesino implacable y auténtico protagonista del film. Tuvo una secuela menor llamada Futureworld y fue la primera película que intentó representar como veían el mundo los ojos de un robot: como un vídeo porno japonés, es decir, exageradamente pixelado.

__________________________________________________________________________________

100. R2-D2 – La guerra de las galaxias (1977)

r2d2

Imagen: Disney.

La gente suele acordarse muy bien de toda la mierda aquella de las espaditas luminosas, los señores con capa haciendo trucos de magia y la comuna de perretes que vivía en el bosque, pero olvida a la hora de la verdad que todo aquello no era nada más y nada menos que un mero relleno a la trilogía de buddy movies protagonizadas por R2-D2 y C-3PO, donde el segundo hacia las veces de subtítulos del primero. Y el primero se dedicaba a pasear por ahí molando sin parar y sirviendo de proyector de dvdrips eventual.

__________________________________________________________________________________

11. HAL 9000 – 2001: Una odisea del espacio (1968)

hal9000

Imagen: Metro-Goldwyn-Mayer.

Probablemente una de las interpretaciones más viscerales y cargadas de registros de la historia del cine. HAL 9000 no solo constituía un modelo de conducta a seguir, sino también un ejemplo de educación y modales en cuanto a la interacción con las especies inferiores. También resultaba asombrosamente educativo: nadie antes había alertado de manera tan acertada sobre las ventajas prácticas de saber leer los labios.

__________________________________________________________________________________

10. Sico – Rocky IV (1985)

rocky

Imagen: MGM/UA Entertainment Company.

Con el personaje de Sico en Rocky IV ocurre un poco como con ese Kevin que convivía con Screech en Salvados por la campana, muchas personas tienen un recuerdo vago en su memoria de que aquello realmente hubiese tenido lugar. Pero como los mecanismos de defensa ante incongruencias del cerebro tienden a bloquear la información confusa apenas quedan cuatro testigos fiables de aquello y un perturbador vídeo en YouTube. Perturbador por la lectura entre líneas del asunto, porque el diálogo implica que la máquina ha evolucionado de ser un montón de chatarra a convertirse en la putita de Paulie.

__________________________________________________________________________________

1. El gigante de hierro – El gigante de hierro (1999)

gigantedehierro

Imagen: Warner Bros.

La película de Brad Bird pasó de puntillas por las pantallas hasta que el sentido común acabó rescatándola para convertirla en una de las recomendaciones eternas del cine de animación. Aunque el auténtico triunfo de El gigante de hierro es haber sabido ocultar su naturaleza real: lo que para muchos era una hermosa historia de amistad entre un infante y una máquina en realidad ocultaba los preliminares de una sangrienta invasión extraterrestre. El gigante del título no llegaba al planeta en modo turismo sino con la idea de masacrar un rato a sus gentes y servir de avanzadilla a una invasión a gran escala. Su desenlace resultaba especialmente hermoso cuando la criatura reiniciaba el proceso de reconstrucción sentenciando que la aniquilación de la especie humana tan solo era cuestión de tiempo. Para rematar el personaje venía doblado por otro robot famoso: Vin Diesel.

9 comentarios

  1. Pingback: Los 11111 mejores intérpretes del universo (Humor)

  2. 1F habría quedado aun más freaky que 11111 :-)

    HAL debería ser el nº1 de la lista, pordiosbendito… Ah, y echo de menos en la lista al hombre que se corta las uñas de los pies con motosierra, alias Chuck Norris.

  3. Yo habría incluido a Vox :P

    https://www.youtube.com/watch?v=Rkc09sTiS7g

  4. Hombre, el robot cachondo de Interstellar también debería estar en lista….

  5. Recuerdo entrañablemente a Robot, así a secas, de la serie para televisión Perdidos en el Espacio, de fines de los 60s. Creada por Irwin Allen (Facturaría también Tierra de Gigantes y El Túnel del Tiempo, a mayor INRI). Un robot muy condescendiente y tremendamente humano si se puede. La lechuza de Clash of Titans genial también.

  6. Algunos más de este siglo:

    Sonny, el robot rebelde de “Yo, robot”
    http://www.imdb.com/character/ch0005853/

    Marvin, el robot maniaco-depresivo de la “Guía del autoestopista galáctico”
    http://www.imdb.com/character/ch0007553/

    Samantha, el cautivador sistema operativo de “Her”
    http://www.imdb.com/character/ch0399249/

    TARS, el robot sarcástico de “Interstellar”
    http://www.imdb.com/character/ch0470689/

    Ava, la robot demasiado humana de “Ex machina”
    http://www.imdb.com/character/ch0501051/

  7. ¿Y los drones de “Silent Running”?

  8. Falto yo, el número 00000; lo sé porque soy binario (si fuera primario tendría que elegir entre la cerveza y las robo-pilinguis, y por ahí no paso, tíos). Así que: ¡besad mi brillante culo metálico!

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Store Libros

Jot Down 100:Series juveniles
24.00
Jot Down 100:SCI-FI
24.00
Jot Down 100:CÓMICS
24.00
A Marte
13.50

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR