Jot Down Cultural Magazine – El mito del cannabis medicinal

El mito del cannabis medicinal

Publicado por

Fotografía: Rafael Castillo (CC).

Cannabis es un género de plantas dioicas que incluye tres especies: sativa, indica y ruderalis. El cáñamo se ha cultivado desde hace milenios con el fin de aprovechar sus fibras para hacer tejidos y cuerdas, para alimentar aves y otros animales con sus frutos, los cañamones, y como droga, médica o recreativa. Cada año, ciento ochenta millones de personas consumen algún derivado del cannabis por sus poderes psicoactivos y, a nivel mundial, es la principal droga ilegal, tras el alcohol, el tabaco y el café, legales en la mayor parte del mundo. No obstante, el estatus jurídico va cambiando con rapidez y el Tribunal Supremo de México, el principal productor mundial de cannabis, dictaminó en 2015 por cuatro votos a uno que prohibir el consumo y cultivo de cannabis para uso personal violaba el derecho humano al libre desarrollo de la propia personalidad. Esta consideración como un derecho humano ha sido una sorpresa, puesto que otros movimientos legalizadores, como en Irlanda, donde han aprobado el uso supervisado de heroína, citan razones de salud pública, de uso compasivo o económicas, pero no lo consideran un derecho del ciudadano.

El principal compuesto psicoactivo del cannabis es el tetrahidrocannabinol (THC), aunque la planta contiene más de cien cannabinoides cuyas propiedades distan de ser conocidas. Es importante porque, por ejemplo, otro de ellos, el cannabidiol (CBD), parece ser útil para reducir el dolor y la inflamación, controlar los ataques epilépticos, tratar alguna enfermedad mental e incluso para ayudar a dejar la adicción al cannabis, y hay de hecho un ensayo clínico en marcha para su posible utilización. El THC incrementa el apetito y reduce las náuseas y se han aprobado medicamentos con THC o CBD con estos objetivos. Hay algunas pruebas de que el  THC también puede ayudar a disminuir el dolor, la inflamación y a aliviar algunos problemas musculares.

Las sustancias psicoactivas del cannabis se acumulan en unos tricomas o pelos glandulares, que son especialmente abundantes en los cálices florales y en las brácteas de las plantas femeninas. El producto a la venta suelen ser los capullos de las flores (marihuana), la resina (hachís) o varios extractos grasos conocidos generalmente como aceite de hachís. El uso de los derivados del cannabis es un tema importante para la salud pública pues se trata de un consumo al alza. Además, los modelos de uso de cannabis están cambiando debido a distintos factores: la legalización en distintos países o estados, la disponibilidad de análogos sintéticos —uno de los más difundidos se conoce como «spice»—, la selección de nuevas variedades como el «skunk», más potentes y peligrosas, y el uso de nuevas herramientas para su consumo como vaporizadores y diversos productos comestibles. El resultado es que a día de hoy la adicción al cannabis ha superado a la de la heroína entre los europeos que buscan ayuda en los servicios especializados de atención a drogodependientes, pero se encuentran con un problema serio: no disponemos de ningún fármaco que ayude en este proceso, al contrario de lo que sucede con otras drogas.

No sabemos cuántos usuarios habituales de la marihuana quedan enganchados a este consumo. Una cifra citada a menudo habla de un 9 %, una referencia derivada de un estudio realizado en los Estados Unidos en la década de los noventa, lo que la haría menos peligrosa que otras drogas ya que las cifras correspondientes para la heroína son 23 % y 15 % para el alcohol. Sin embargo, han pasado muchas cosas en esos veinte años y los nuevos compuestos tienen niveles muy superiores de THC, lo que aumenta el riesgo. Por ejemplo, los consumidores de skunk triplican el riesgo de psicosis frente a los no consumidores y lo quintuplican si lo usan diariamente. Los principales síntomas de la dependencia al cannabis son ansiedad, irritabilidad, aburrimiento e insomnio al intentar dejar el consumo. Un problema es que mucha gente considera que no es adictivo, por lo que es posible que estemos subestimando este riesgo.

Puesto que el consumo intenso de cannabis se ha asociado a un mayor riesgo de trastornos mentales —incluido psicosis, adicción, depresión, tendencias suicidas, daño cognitivo y falta de motivación— es fundamental que tengamos una imagen clara de los efectos del consumo de esta planta, que no son los mismos que tomar una píldora con una concentración exacta de THC o CBD. Usando tomografía de emisión de positrones se ha visto que los usuarios de cannabis producen menos dopamina, algo que es más notable en pacientes que cumplen los criterios clínicos para abuso o dependencia y que encaja con lo que habíamos aprendido en los laboratorios de investigación en roedores. Los usuarios de cannabis también muestran una menor liberación de dopamina en respuesta a un reto estimulante y déficits cognitivos que incluyen una peor memoria de trabajo, como cuando se nos olvida algo que estamos haciendo en ese momento. Hay muchas otras pruebas que permiten concluir que la liberación de dopamina está alterada en los consumidores de cannabis y que incluso está alterada la morfología de las neuronas dopaminérgicas; por un lado, es un ejemplo llamativo de la plasticidad neuronal y, por otro, un detalle preocupante.

Un factor importante es la fecha de inicio del consumo y los datos que tenemos sugieren que debemos esforzarnos por evitar el consumo durante el embarazo y durante la adolescencia. Son dos épocas de la vida cruciales en el desarrollo cerebral, y la exposición al cannabis en el feto o en los jóvenes parece que tiene consecuencias en la vida adulta. Una de esas diferencias es que la exposición al THC durante la adolescencia aumenta el efecto de los cannabinoides posteriormente, sugiriendo que el inicio del consumo durante la adolescencia incrementa el riesgo de una adicción posterior. También se ha visto que los consumidores habituales de cannabis presentan problemas cognitivos, en particular aquellos que se iniciaron en el consumo durante la adolescencia.

Finalmente, otro estudio indicaba que los adolescentes que consumían cannabis tenían un riesgo mayor de fracaso escolar, adicción y suicidio. Este artículo indicaba que el riesgo de suicidio era siete veces superior frente a los no consumidores, aunque estos estudios longitudinales muestran una correlación pero no demuestran una relación causa-efecto. Es evidente que la gente toma drogas por una razón y esa razón puede ser la que esté generando el efecto y no el propio cannabis, sin embargo parece evidente que es un mensaje preocupante. En el estudio se excluyeron cincuenta y tres posibles causas, cincuenta y tres variables, desde trastornos de conducta, hasta depresión o divorcio de los padres, pero no se pueden excluir todas las posibles variables y parece lógico que algunos adolescentes tienen problemas cuando se inician en el consumo y usan el cannabis como una forma de escapar de ellos. En Canadá, uno de los países con mayor consumo de los países desarrollados y donde el Gobierno ha indicado que procederá a la legalización del cannabis la próxima primavera, la Asociación Canadiense de Pediatría ha avisado sobre las serias consecuencias a largo plazo sobre los cerebros en desarrollo y ha pedido «salvaguardas» para proteger a los niños y adolescentes de esos daños, lo que se traduce en intentar que la fecha de inicio del consumo sea lo más tarde posible.

Fotografía: Thomas Hawk (CC).

Los defensores del consumo de cannabis utilizan frecuentemente el argumento de sus virtudes medicinales. Aunque el consumo con fines terapéuticos es legal en diferentes países incluyendo Alemania, Austria, Canadá, Finlandia, Holanda, Israel, República Checa y España, parece una excusa. Una revisión de setenta y nueve ensayos clínicos realizados entre 1975 y 2015 ha analizado los efectos médicos del cannabis con fines médicos y para distintos problemas incluyendo el dolor crónico, el dolor asociado al cáncer, los problemas de insomnio, la pérdida de apetito en las personas con sida, y los trastornos musculares asociados a la parálisis cerebral. La mayoría de los estudios mostraron leves mejorías en las síntomas, pero el análisis de los datos encontró que no alcanzaban el nivel de significación estadística; es decir, la diferencia era nula, mínima o no relevante. Otros estudios analizaron los datos sobre el uso de marihuana en personas con fibromialgia, depresión, trastornos de ansiedad, neuropatías asociadas a la artritis reumatoide y esclerosis múltiple y de nuevo no encontraron ninguna evidencia de que funcionara, de que mejorasen de sus síntomas.

La revisión de estas investigaciones no es fácil, pues muchos estudios sobre el empleo del cannabis con fines terapéuticos presentan problemas metodológicos tales como poblaciones de estudio demasiado pequeñas, datos incompletos, pérdidas sustanciales de voluntarios durante el ensayo y otros. Para otros temas para los que también se han sugerido beneficios como la depresión, el trastorno de ansiedad, la psicosis, la esquizofrenia, las náuseas durante la quimioterapia, o el glaucoma, los datos a favor son prácticamente inexistentes; es decir, no hay evidencias científicas sólidas que demuestren que el consumo de cannabis beneficie realmente en estos trastornos y enfermedades. También se recomiendan los cannabinoides cuando los tratamientos habituales para trastornos como la anorexia, la artritis o las migrañas han sido ineficaces. De nuevo, hay serias dudas de que tenga efectividad en estos casos. En realidad, las evidencias son pobres, están limitados al uso de un cannabinoide concreto y no de la planta.

El Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas (NIDA), el centro de investigación más potente del mundo en este tema, ha declarado que «hasta el momento, los investigadores no han llevado a cabo suficientes ensayos clínicos a gran escala que muestren que los beneficios de la planta de marihuana superan los riesgos para los pacientes que supuestamente va a tratar». El resumen puede ser una desilusión para algunos, pero parece contundente: no hay evidencias científicas sólidas de que la marihuana u otros derivados del cannabis tengan virtudes medicinales. Más aún, otro aspecto que los estudios sobre el uso médico del cannabis han mostrado es que los pacientes que lo consumen tiene un riesgo mucho mayor de efectos secundarios, incluyendo problemas serios como trastornos renales, hepáticos y psiquiátricos. No obstante, los más comunes son más leves: mareos, confusión y desorientación.

En realidad la impresión es que en distintos países se está aprobando su uso médico sin exigir las mismas evidencias de seguridad y eficacia que requerimos a cualquier medicamento. Si el objeto es usar la cortina de humo del uso terapéutico para encubrir una legalización subrepticia del consumo recreativo, entonces la comunidad científica debe quedarse al margen. Las pruebas sobre fármacos son uno de los pilares de la medicina basada en la evidencia y no podemos consentir que se manipulen a favor de unos intereses determinados, sean los que sean, que aquí se usen y allí no, en función de intereses del tipo que sean.

Un ejemplo de la poca claridad de ideas es que a fecha de agosto de 2016, veintitrés estados norteamericanos permitían el uso de cannabis como medicina y cuatro para uso recreativo mientras que estaba prohibido en todos los demás. Doce estados prohíben conducir si se ha tomado cualquier cantidad de cannabis mientras que otros tienen niveles umbral de 5, 2 o 1 nanogramo por mililitro. El problema aquí es que mientras que en el caso del alcohol los niveles en sangre son una buena referencia del grado de afectación de la conducción, en el caso del cannabis los efectos varían enormemente de persona a persona. La marihuana es la droga ilegal más comúnmente implicada en los accidentes de tráfico.

La DEA mantiene la clasificación del cannabis como droga de tipo 1, una categoría reservada para las sustancias que no tienen beneficios médicos. A fecha de agosto 2016, hay trescientos cincuenta investigadores registrados para poder investigar con marihuana en los Estados Unidos y solo un proveedor autorizado para proporcionales la planta: la Universidad de Mississippi, algo que no deja de ser curioso. Se va a producir a una ampliación de los proveedores de cannabis para su uso en investigación.

Dicho todo esto, es necesario replantear la política mundial sobre las drogas. Hay algunos investigadores que piensan que la legalización bajaría los precios, incrementaría el consumo y multiplicaría los riesgos detectados entre los adolescentes. Otros investigadores, en cambio, dicen que en la mayoría de los países occidentales más del 90 % de las personas afirman que es fácil comprar cannabis, por lo que preguntan sobre qué cambio puede hacer que sea aún de más fácil disponibilidad. David Nutt, catedrático de Farmacología en el Reino Unido ha declarado: «Para los usuarios de drogas recreativas, la criminalización genera más daño que las drogas que usan, y los adictos necesitan ser tratados de la enfermedad que sufren, no perseguidos». Usemos los datos que nos proporciona la ciencia para tomar decisiones racionales.

Fotografía: Lolly man(CC).

Para leer más:

  • Borgelt LM, Franson KL, Nussbaum AM, Wang GS (2013) «The pharmacologic and clinical effects of medical cannabis». Pharmacotherapy 33 (2): 195–209.
  • Weeks C (2016) «Doctors urge federal ‘safeguards’ to protect kids, youth from harms of pot». The Globe and Mail. Enlace.
  • Whiting PF, Wolff RF, Deshpande S, Di Nisio M, Duffy S, Hernandez AV, Keurentjes JC, Lang S, Misso K, Ryder S, Schmidlkofer S, Westwood M, Kleijnen J (2015). «Cannabinoids for Medical Use: A Systematic Review and Meta-analysis». JAMA 313 (24): 2456–2473.
  • «Drug Facts—Is Marijuana Medicine?». National Institute on Drug Abuse. Enlace.

75 comentarios

  1. Pingback: El mito del cannabis medicinal

  2. Aprendamos de Portugal pues.
    Aún así, me parece que en este artículo se lanza demasiado rápido al aire conceptos como “adicción” y “argumentos sólidos”, y no se llega a explicar en ningún momento qué es lo que significa eso para el autor (porque dentro de esos conceptos ya hay una problemática enorme). Explica usted con detalle los experimentos que se hicieron con los adolescentes y la relación causa-efecto y demás, pero cuando explica los estudios a favor del uso del cannabis (que hay muchos…), solo menciona que la gran mayoría, por no decir todos, ven una diferencia ínfima o nula.

    Si se analiza el hilo conductor de tus argumentaciones se ve una clara línea con tono demasiado subjetivo y un vocabulario demasiado “agresivo” para un artículo que plasma una problemática tan compleja y que personalmente no me atrevería a simplificar así.

    • ¿Portugal?
      No entiendo a q te refieres

      • Se refiere a la pesadilla orwelliana de Portugal, que algunos idiotas han tomado como una alternativa válida a la prohibición cuando no es más que una miserable e insuficiente despenalización -que pone al usuario en manos de unos llamados “comités disuasorios” formados por “técnicos” en lugar de dejarlo en paz, que sería lo suyo.

    • Tienes mucha razón. Soy alcohólico en abstención y hace más de 40 años que fumo cannabis (no a diario ) y no me volví adicto a ella. Tengo amigos que fuman a diario y sin embargo se desempeñan muy bien en sus trabajos, cumpliendo horarios bien extensos. Este artículo parece escrito por alguien con intereses en la industria farmacéutica.

  3. La dosis, la clave está en la dosis…
    La diferencia entre un medicamento y un veneno está en la dosis.

  4. Vine a escribir un argumento perfectamente sólido en defensa del cannabis, pero se me ha olvidado.

  5. Parece una noticia del El Mundo o ABC…

  6. “La revisión de estas investigaciones no es fácil, pues muchos estudios sobre el empleo del cannabis con fines terapéuticos presentan problemas metodológicos tales como poblaciones de estudio demasiado pequeñas, datos incompletos, pérdidas sustanciales de voluntarios durante el ensayo y otros.”

    Vale, entonces, acto seguido, vamos y escribimos una nota que va en esa dirección…

  7. Acabo de leer los artículos que señala como bibliografía y he llegado a conclusiones diametralmente opuestas a las del autor de este artículo.

    En el propio metaanálisis de la bibliografía dice:
    Safety Concerns
    Adverse Effects, Drug Interactions, and
    Contraindications
    Although most trials indicate that medical
    cannabis produces mild to moderate adverse
    effects, one of the ongoing concerns about
    using medical cannabis is the unfavorable and
    somewhat variable adverse effect profile when
    used in different formulations as a medicinal
    product.

    (Básicamente efectos secundarios leves a moderados sin mayor preocupación con la administración de marihuana medicinal, solamente algo preocupantes los efectos secundarios resultantes de la administración de los principios activos del cannabis (cannabinoides extraídos y administrados en dosis)

    En el otro estudio pone los siguientes efectos adversos a corto plazo:

    There was an increased risk of short-term AEs with cannabinoids, including serious AEs. Common AEs included dizziness, dry mouth, nausea, fatigue, somnolence, euphoria, vomiting, disorientation, drowsiness, confusion, loss of balance, and hallucination.

    Poco más o menos los que tiene cualquier medicamento de la farmacia a la venta hoy en día.

    ¿porqué tanto alarmismo? Si el cannabis, como cualquier otra droga, no es de uso aconsejado para menores o personas durante el desarrollo pues sería igual que el tabaco, el alcohol, o conducir vehículos, con regular su venta para evitar que los menores consuman e informar a la población debería ser suficiente.

    También dice que el cannabis es la droga ilegal más comúnmente involucrada en accidentes de tráfico. Esto no quiere decir que sea la que causa más accidentes, ni que los conductores tuviesen esos accidentes por causa de su consumo. Las estadísticas de tráfico a este respecto, al igual que los controles de substancias dejan mucho que desear y no están homologadas por las autoridades europeas como lo están los alcoholímetros. El dar positivo en cannabis no implica necesariamente que tus facultades para conducir estén perjudicadas.

  8. Como siempre es necesario citar las fuentes. Espero que enmendeis el error.

  9. https://www.meneame.net/story/hombre-parkinson-usa-marihuana-primera-vez-eng

    Precisamente salia hoy en meneme un video intereante sobre los efectos en un enfermo de parkinson. Si es real es impresionante.

  10. Ademas de que las propiedades medicinales del cannabis son un hecho, este articulo solo argumenta en contra de la sustancia, desde mi experiencia personal puedo decir que puede encantarte fumar marihuana, y estudiar o trabajar ademas de ser feliz y estar de buen humor. No tienes porque volverte un loco o un desecho social como quieren hacernos ver, es importante recalcar que cuando digo “encantarte” no me refiero a una persona que este siempre fumando y pase el dia colocado, eso es exceso, y el exceso es perjudicial siempre, tanto con sustancias legales como el alcohol. Infórmense de otros estudios sobre el cannabis. Pensaba que este era un medio más liberal, yo os recomendaría que os fumarais un porrito para que lo vierais todo con mas claridad :) eso si, como dicen por aquí, la clave está en la dosis.

  11. Las propiedades medicinales son al consumo de cannabis lo que el derecho a la copia privada a la piratería: la excusa para permitir lo ilegal.

    Yo animaría a los porretas a que hablen con víctimas de la psicosis generada por su consumo. Tal vez cambie su imagen sobre esta droguita.

    • Ah si? Conoces tu muchos casos? Lo de la psicosis inducuda por cannabis si que es un mito.

      • Soy consumidor de cannabis, abogo por su legalización, creo en sus virtudes curativas, pero también me consta de primera mano que si existen casos de psicosis inducida por ella, desgraciadamente. Este comentario es nada más para evitar el absolutismo de que es un mito, tampoco digo que eso le sucederá toda la gente, al contrario.

      • Hay muchísimos estudios que muestran que el uso continuado de cannabis aumenta (seis veces) el riesgo de padecer esquizofrenia. Es más, personalmente, acudí (por motivos de estudios) al hospital de mataró, al departamento de atención psiquiátrica, y la gran mayoría de adolescentes ingresados es por
        a: trastornos de alimentación.
        b: psicosis inducida por sustancias (la mayoría solo cannabis)
        Básicamente es para informarte. Está bien que consumas, pero tienes que conocer los efectos y consecuencias que puede tener.

        • Hola,tengo 50 años y llevo mas de 30 consumiendo, en esos 30 años dejé de consumir 6 años en los cuales se me diagnostica aparato digestivo irritante con entradas en urgencias con dolor y vómitos cada dos por tres, dolor neurálgico en la espalda y insomnio, volví a consumir cannabis por que es lo mejor de lejos que he probado para cortar los vómitos y el dolor abdominal, el dolor neuronalgico de insoportable pasa a soportable y es una ayuda con el sueño sin duda, soy fotógrafo y evidentemente cuando trabajo no consumo y no afecta a mis avilidades, como casi todos los consumidores con una edad no nos gusta que se venda en las calles sin un control de calidad, que lo puedan consumir menores al igual que el alcohol que es peor sin duda, como adulto me informo de estudios serios sobre algo que consumo a diario, al articulo no le doy ni un 3 en informaciones veraces, una pena tanto despropósito

    • La gran pregunta en realidad es por qué ciertas sustancias sí pueden ser legales y otras no.
      Ya se permite, bueno corrijo, se “obliga”, el acceso al alcohol en todo evento social que se precie.
      Véase cualquier estudio sobre los daños físicos y psicológicos provocados por el alcohol y luego compárenlos con los del cannabis. Acabemos con esta hipocresía.
      En mi caso, soy consumidor habitual de cannabis desde hace 17 años…. 17!!! De momento no hay voces en mi cabeza sugiriendo que prenda fuego a la casa ni nada por estilo.
      Invito a más de uno a que se informe mejor sobre las cualidades o que incluso se anime al consumo moderado, probablemente descubran que no necesariamente la palabra ilegal, signifique dañino.

      Salud y buenos humos!!!

    • La gráfica en cuanto a las enfermedades esquizoides desde que el consumo de Cannabis se viene empleando es la misma, ni ha Subido ni bajado,por esa regla de tres se podría o tendría q prohibir el alcohol, una esquizofrenia se puede desarrollar por una fuerte o fuertes borracheras, consumo de drogas o un trauma emocional, pero no veo a nadie que abogue por prohibir el alcohol, ese tipo de enfermedades se desarrollan por la genética de cada persona o por el abuso de alguna sustancia ,nadie está diciendo q se fume 20 porros o 10 al día al igual q cervezas o cubatas la clave de todo es la del consumo responsable

  12. Un artículo de ciencia-ficción, con más ficción que ciencia… Hace un análisis parcial y subjetivo, dando por ciertos aquellos datos que refuerzan su posición consevadora, como cuando habla de la dependencia y de su supuesto síndrome de abstinencia, con unos efectos idénticos a los que yo siento si no me tomo el café por la mañana.
    Las personas que saben de ciencias rara vez saben algo sobre filosofía, por lo que suelen ser buenos realizando experimentos y describiendo lo que sucede en ellos, pero no lo son tanto a la hora de extraer conclusiones. Me recuerda a lo que leí hace no mucho: experimentaron forzando a parejas a practicar sexo diariamente, les apeteciese o no. La conclusión, evidentemente, fue que la frecuencia del sexo no mejora la felicidad…

  13. Sorprende que el autor no distinga entre cáñamo y marihuana. El cáñamo es legal y apenas contiene THC pero contiene CBD, una sustancia con múltiples y sorprendentes aplicaciones curativas. La marihuana es ilegal y contiene mucho THC pero muy poco o nada de CBD. El cáñamo es una planta increible: mirad en glogle, wikipedia, etc

  14. En patologías ligadas al dolor crónico una leve mejoría puede ser un gran paso y puede ser apreciada por el paciente como una gran ayuda. Está claro que solo un amplio estudio y una amplia consideración de variedades de cannabis permitiría una dosificación médica controlada, pero no se pueden mezclar en un mismo artículo los efectos adversos y los positivos con poblaciones muy distintas y con utilizaciones recreativas o paliativas, por mucho que el autor piense que el uso medicinal está abriendo una puerta trasera para la legalización a secas.

  15. ¿Estás enfermo ?¿tienes una receta médica ?. Entonces ¿por qué tomas cannabis medicinal ?

  16. Considero que se debe legalizar lo antes posible, y su uso medicinal controlado por su médico, será muy positivo no solo para contrarrestar el dolor crónico como diferentes estados psíquicos con efectos depresivos, el cannabis puede ser de gran ayuda. Por otro lado evitaríamos su consumo ilegal y por lo tanto las mafias que lo distribuyen.

  17. me puede comentar usted la adiccion impuesta por recetas medicas a partir de una edad por benzodiacepinas????Abusamos de las benzodiazepinas. El consumo de somníferos y ansiolíticos ha aumentado en España un 57% en 12 años. Tomamos este tipo de fármacos 4 veces más que en Alemania, por ejemplo.
    España campeona mundial en consumo de Trankimazin, Orfidal, Noctamid (fármacos ansiolíticos y somnífDesde la OCU han alertado de que estos medicamentos “no deben tomarse a la ligera” y después de unas cuatro semanas de tratamiento conviene empezar a dejarlas, ya que “en seguida crean dependencia” y tolerancia.

    Esto implica que a la misma dosis el efecto terapéutico va disminuyendo.

    Además, han advertido de otros riesgos como el deterioro cognitivo o efectos psicomotores que pueden influir a la capacidad para conducir favorecer comportamientos desinhibidos o impulsivos pueden verse incrementados con el consumo de alcohol.eros)

    • Te me has adelantado. Efectivamente, el consumo de benzodiacepinas sí que es causa de alarma por todo lo que comentas y además por tener un síndrome de abstinencia que supera con creces al de los opiáceos y alcohol. Creo que sólo el delirium tremens es equiparable. ¿Por qué es legal esta DROGA? Por ser baratísima su producción, inmediato y eficaz su efecto, y perfecta para ser feliz durante los primeros meses de su consumo. Ideal para callar a un elevadísimo número de gente con cierto tipo de problemas psicológicos durante un tiempo, pero, a la no tan larga, creándoles dos: la adicción y el mismo que tenían antes de empezar a consumir, pero incluso incrementado. A ver si os currais un artículo que hable de estas sustancias y del poder de las farmacéuticas.

  18. Jajaja, buenísimo ver como todos los usuarios de cannabis nos sentimos ofendidos ante cualquier artículo que ponga en duda lo que asumimos como dogma de fe… Pero queridos amigos, la ciencia no tiene favoritismos, y las conclusiones pueden gustarte o no, pero ahí están. Legalicemos por placer, por diversión, por acabar con las mafias, por mil razones más… Pero no utilicemos argumentos infantiles y desesperados.
    Ah, por cierto, si alguien sabe extraer conclusiones válidas de los experimentos son los científicos, gracias a los cuales la humanidad ha avanzado exponencialmente… Porque los filósofos llevan siglos mareando la perdiz sin llegar a ningún sitio.
    Buen artículo y valientes conclusiones.

    • Lo mismo me equivoco, pero tengo entendido que son las farmacéuticas las que pagan la mayor parte de esos estudios científicos. Creo que más claro el agua

      • Si todos somos tan listos, como puede ser que votáramos a Rajoy tres veces seguidas tras llevarnos a la ruina?

    • Claramente se nota que usted desconoce la manera de sesgar estudios, asunto en el que son especialistas las farmacéuticas. Todos los resultados son adaptables a los deseos del financiador, pensar lo contrario, me temo que es querer vivir sin aceptar la realidad.

    • De acuerdo con muchas cosas, pero como cientifico solo queria remarcar que la ciencia o los ensayos clinicos si algo tienen son favoritismos. Demostrado ha estado en muchas ocasiones que los resultados de muchos y muchos ensayos se han “retocado” por el interés de las farmaceuticas. Muchos fármacos se han tenido que retirar de los mercados por eso, porque manipulaban el ensayo pra su aprovación y luego eran demasiado tòxicos. El problema del cannabis? Que es barato, lo que no enriquece no interesa. Saludos!

      • Seguro que hay mala praxis en cualquier disciplina humana, pero de ahí a ver conspiraciones por todos lados hay un largo trecho… Quizás tu paranoia se deba al cannabis ;)
        También el mucho fumar puede ser la causa de votar a Rajoy tres veces (jajaja)
        Y en cuanto a los estudios financiados por las farmacéuticas, hay muy buenos ejemplos en el libro de Goldacre “Mala farma”, pero también es cierto que hay mecanismos para evitar las “malas tentaciones”, como por ejemplo los metanálisis, en los que se basa parte del artículo.
        Jonny, luchemos por el derecho al consumo de cannabis simplemente por libertad personal (y también para divertirnos, qué coño…) y dejemos las supuestas propiedades medicinales para otros compuestos más aburridos.

  19. Vaya vaya, como se ponen los fumetas cuando les tocan alguno de sus dogmas inamovibles. Si queréis fumar canutos, perfecto, pero no vengáis con el cuento de que es medicinal. De eso va el artículo.

    Es muy habitual ver al consumidor habitual de cannabis dando por saco con que es medicinal y vendiéndote las virtudes de la planta, pero él no tiene ningún problema de salud.

    • En serio? Vamos de puerta en puerta como los mormones lavando el cerebro a la gente y “dando Pol saco” con los beneficios? O simplemente queremos que nos dejen en paz con las decisiones que solo nos afectan a nosotros? Cada uno que haga lo que le de la gana, de eso se trata. Nadie tiene ningún derecho a decirle a otra persona lo que tiene que creer o hacer si son temas personales. Seguramente a ti no te gustaría que te llamarán alcoholico y te trataran como tal por tomarte un vino todos los días, verdad? Genial, yo no juzgo a la gente por ver el sálvame de luxe, y eso que ahi sí que hay un signo de retraso mental y mala fe.

    • Menos prohibiciones y más educación. Ambos te harán más libre.

  20. Yo, de pequeña, me comía los cañamones del jilguero y me dolía la cabeza …😨

  21. Independientemente de la presencia o ausencia de propiedades medicinales en la planta, la interesante es poner en relación el decepcionante último párrafo (porque el autor no se moja), con el primero. Porque solo después de haber leído el asombro con que el autor recibe la noticia de que el Tribunal Supremo de México dictamine que “el consumo y cultivo de cannabis para uso personal” forma parte del derecho “al libre desarrollo de la propia personalidad”, cabe entender por qué no se puede usar “los datos que nos proporciona la ciencia para tomar decisiones racionales” sin una valoración previa de los objetivos que se persiguen. Porque se pueden usar los datos de la ciencia para tomar decisiones racionales tanto a la hora de respetar la libertad del ciudadano en el camino que elige para el desarrollo de su personalidad, como a la hora de no respetar su libertad y tratar al ciudadano consumidor de drogas como a un sujeto infantilizado y enfermo al que hay que proteger de sí mismo.

  22. hay quien no entiende o que es un beneficio, yo soy uno de esos de dolor crónico, se perfectamente que la maria no me mejorara, el beneficio esta en el cerebro, es muy difícil aguantar los dolores todos los días, es hay donde ayuda: a tomarse las cosas de otra manera y no caer en cuadros represivos o de ansiedad

    no es que no me duela, simplemente lo llevo mejor y ahora tu vas e intentas medir los beneficios, evidentemente no puedes son invisibles y solo haces el ridículo cuando habláis sin saber

    • Esa diferencia es fundamental. Yo también lo siento así. La marihuana no hace que duela menos, pero consigue que el dolor importe menos.

    • Lo que Ud. plantea es un concepto muy interesante. ¿Se habrá investigado ese efecto de “sobrellevar mejor el mismo dolor”?

      Saludos.

  23. ¿El adicto nace o se hace? El alcohol es legal en España, provoca muchas muertes. El alcoholismo es una grave enfermedad que afecta tanto al adicto como a su familia. En países como EE.UU existió una época en la que se prohibió y la consecuencias fueron peores.
    Como bien dice el artículo, si el acceso al cannabis ya es una realidad, ¿Por qué preocupa tanto su legalización?
    ¿Cual es el coste económico de perseguir el tráfico ilegal del cannabis? Entre lo que se ahorraría en esta lucha y lo que se podría llegar vía impuestos, tendríamos una cantidad para poder utilizar en investigación y tratamiento de los adictos, que en su gran mayoría, padecen otros problemas mentales anteriores al inicio del consumo de cualquier droga.

  24. Buenas
    Llevo fumando desde los 14 y tengo 44 y en lo unico k se siento identificado de todos efectos negativos o secundarios es con la memoria
    Amigos mios que an dejado de fumar llevando muchos años , no an tenido ningun problema para hacerlo , no se a kien enganchara eso si. Desde k lo an dejado se acuerdan de los sueños , yo sigo si acordarme d lo k sueño .
    Por lo demas PERFECTO
    Las cosas no solo hay k estudiarlas sino tambien provarlas para saber d k s habla
    Gracias.

    • Lo de la ortografía es también culpa de la marihuana, o ya era así antes de empezar a fumar porros?

  25. El uso de marihuana puede tener dos objetivos claros y diametralmente opuestos. Por un lado esta en alza su uso como fármaco, buscando sus propiedades antieméticas o incrementadoras del apetito. La mayor parte de estudios clinicos, en los que el autor se apoya con fe ciega, tienen numerosos sesgos y son muy heterogéneos para sacar conclusiones férreas, a lo que el autor no parece dar importancia (probablemente de forma voluntaria). Estudios con distintas molèculas, distintos pacientes, etc. Por otro lado está el uso recreativo y pienso, como consumidor esporádico, que el apoyo a la legalización en este sentido, no se apoya, ni necesita hacerlo, en los efectos medicinales como excusa. Se apoya en un amplio margen de seguridad, especialmente si se regulara su producción y se informara sobre las vias más seguras de asministración (vaporización, infusiones…). Solo quería recordar al autor y a los fanáticos anti-cannabis que dos de los mayores lastres sanitarios de occidente son legales en la mayoría de países, el tabaco y el alcohol, drogas cuya tasa de dependencia y efectos relacionados no solo multiplican los del cannabis (a pesar de ser consumido por millones de personas) sino que suponen un gasto publico inpensable, lo que motiva a los gobiernos a persuadir mediante inutiles mensajes a los consumidores. Estoy hablando de bronquitis cronica, cancer de pulmón, hepatopatías alcoholicas, etc. En conclusión: sí, queremos al cannabis legal, pero no nos apoyamos en excusas medicinales (que tiene sus propios criterios de ser) sino como sustancia recreativa segura y de uso VOLUNTARIO.

    Pd. La imparcialidad de prensa hace mucho que no existe. Como médico entiendo que a nosotros siempre se nos exija exponer nuestros conflictos de interés (que por cierto, no tengo ninguno). Para cuando se podrá obligar a la prensa a exponer los suyos?
    Cuando veremos debajo de cada noticia: fulanito de tal recibe incentivos de la empresa x y la empresa y?

  26. la prohibicion es la mayor de las hipocresias. no hay ni una sola muerte documentada en la historia por consumo de maria. Nadie se pone hasta el culo de porros y cuando llega a casa le pega una paliza a la mujer.Sin embargo alcohol y tabaco son perfectamente legales , ¿porque?.Dice que el argumento utilizado por los fumadores de que tiene un uso medicinal es infantil … bueno , mas infantil parece ser utilizar esto como argumento contra su legalizacion,y aunque no fuera cierto que tenga un uso medicinal (que si que lo tiene), no deberia ser motivo para que su consumo sea ilegal y lo peor de todo , duramente penado.El que no vea que detras de la prohibicion lo unico que hay son intereses economicos y politicos es porque no quiere.
    El argumento de que bajaria de precio si se legalizara y nos pondriamos todos a fumar como locos es sencillamente ridiculo, pues evidentemente el gobierno sacaria dinero mediante impuestos, y seria mas cara seguro.
    Si se estudia un poquito todo sin una venda en los ojos, se llega claramente a la conclusion de que la prohibicion es mas problema que solucion.

  27. “Los defensores del consumo de cannabis utilizan frecuentemente el argumento de sus virtudes medicinales.”

    Lo importante es distinguir a los defensores del consumo de cannabis, que haberlos haylos y allá ellos con sus argumentos, de los defensores del derecho al consumo de cannabis, que ya somos mayoría social. De poco sirve que el consumo sea legal cuando siguen siendo ilegales todos los caminos que llevan el producto a tu pipa.

  28. Yo me atrevería a decir que algunos datos se los ha inventado. Soy fumador desde los 18, a los 34 saque el carnet ( hasta entonces no tenía dinero ni tiempo) . Recuerdo hacer test fumando en los descansos, saque el teórico a la primera tras cuatro días de hacer test. Y bueno, si salimos ahora mismo a la calle y vemos la noción que tiene la gente que no fuma porros de la realidad y nos podemos hechar a llorar ( sálvame record de audiencia, el libro del año es el de Belen Esteban, gente que vota a Rajoy tres veces y alguno que otro que niega el cambio climático) personalmente, como consumidor habitual de canabis, el mayor problema es esa gente con cocientes intelectuales realmente bajos pretenda reírse de nosotros como si fuéramos tontos. Otra cosa..los excesos matan siempre, hasta cuando es un exceso de videojuegos. Y otra más, pese a ser España uno de los paises donde más porros se fuman, los accidentes los suelen causar los borrachos. Eso sí, de la gente que empieza a las 12 del mediodía la ruta del vino nadie se ríe ni publica reportajes llamándolos drogadictos o malos padres por beber delante de menores y encima llevarles al bar contigo.

  29. Magnifico articulo en el que se reseñan los efectos perjudiciales que tienen el Cannabis, demostrados por un efecto estadistico correlativo pero no causal.

    A su vez desecha esos efectos positivos demostrados por un efecto estadistico correlativo pero no causal.

    Basicamente, la “ciencia” detras de ambos argumentos es estadistica. Como todo el mundo sabe, una correlacion estadistica no indica nada en ciencia (como mucho da incidios para seguir trabajando en el tema). Asi que afirmar una cosa y negar la otra, cuando en ambos casos se ha seguido un metodo realmente no cientifico, si no estadistico, es falaz de todo punto.

    El articulo es tendencioso de todo punto dando mas valor a las pruebas que reafirman su posicion, denostando las que la niegan, sin valorar que ambas pruebas tienen el mismo defecto a nivel cientifico, correlacion no implica causalidad.

  30. “la selección de nuevas variedades como el «skunk», más potentes y peligrosas, y el uso de nuevas herramientas para su consumo como vaporizadores y diversos productos comestibles. El resultado es que a día de hoy la adicción al cannabis ha superado a la de la heroína entre los europeos que buscan ayuda en los servicios especializados de atención a drogodependientes”

    No. La relación causa-efecto está mal construída y en varios sentidos. El cultivo de variedades más potentes es efecto directo de la prohibición (es cuestión de peso y volúmen). Los vaporizadores no aumentan la concentración de cannabinoides, pero evitan la inhalación de los productos de la combustión. Y, sobre todo, el aumento del tratamiento médico de la adicción a la marihuana no es resultado de lo anterior, sino de la elección forzada por los tribunales entre el tratamiento y la multa o la pena de cárcel (dependiendo del país). Cualquier consumidor habitual que previamente no fuese un hipocondríaco, reconocerá que el síndrome de abstinencia de la marihuana se reduce a tres o cuatro días de malhumor, falta de apetito e insomnio. Y no es casualidad, son las sensaciones opuestas a las que produce el consumo.

  31. Tengo 75. Me fascino la “hierbita” desde que la conoci la primera vez. En esa ocasion fui un fumador pasivo pues estaba en la cafeteria de la universidad cuando cayo una tormenta que obligo a cerrar todas las puertas y a los pocos minutos me abrazo la nube que flotaba en el ambiente Le debo haberme abierto a dimensiones de percepcion extraordinarias distintas a la monolitica razon que me condujeron a conocer mi ser interno con la ayuda de un Maestro. La empece a fumar a los 26 despues de mi retiro de la Compania de Jesus donde estuve 8.5 anos ( desde los 17 a los 25) y donde la combati porque en el colegio donde ensenaba habia alumnos que la consumian. La fume intermitentemente desde los 26 hasta los 40 cuando me mude con mi familia a Suiza. En este pais no fumo.

    A uno de mis hijos le hizo dano pues empezo a fumarla muy joven y le desecadeno problemas psicoticos.
    Mi consejo es que conviene probarla despues de los 25 pero no ser adicto.

  32. Estupendo artículo. Muy de acuerdo en que la legalización para fines médicos o recreativos poco tiene que ver. La primera debe estár fundamentada en estudios que validen su eficacia, la segunda simplemente en el principio de libertad individual que debería aplicar a cualquier adulto.

  33. hola
    la solución es educar, no vasta con la polémica si es una droga dura o blanda, si engancha o no, el café engancha como muchas otras cosas

    donde hay que educar es en su uso y como sacar partido de ella y no solo dependencia

    la maria debe de servir para ayudarte en las tareas, no para paralizar tu vida
    y para que eso sea asi: hay que educar en su uso, que yo sepa no hay ninguna información de ese tipo, creo entonces que no se esta educando

  34. Según la RAE: Medicamento “Sustancia que, administrada interior o exteriormente a un organismo animal, sirve para prevenir, curar o aliviar la enfermedad y corregir o reparar las secuelas de esta.” Adjunto un vídeo interesante sobre el cannabis https://youtu.be/CJlqsdezhhk e invito a aquellos que leyeron este artículo a buscar “cannabis addiction” en PubMed y otros motores de búsqueda, ya que tiene muchos fallos debido a la parcialidad del autor cómo ya han comentado Paco, Masgüel y otros.

  35. Hombre, pero separemos la velocidad del tocino… Quienes hacen un uso terapéutico del cannabis no utilizan eso como «excusa» para colocarse. También hay quien hace uso terapéutico de los opiáceos y están los que acaban aparcando coches en una Motoretta.

  36. Yo fumo marihuana porque tengo la enfermedad de chron. No la tengo recetada por genios como tu que escriben estos artículos y luego la sociedad con sus prejuicios sociales no es capaz de recetarmela a pesar que numerosos estudios, y yo mismo como paciente demuestran que es muy beneficiosa. Como dice un comentario por ahí, la clave esta en la dosis.

  37. “la selección de nuevas variedades como el «skunk», más potentes y peligrosas, y el uso de nuevas herramientas para su consumo como vaporizadores y diversos productos comestibles”

    Frases como esta dejan claro el nulo conocimiento del autor sobre el asunto a escribir, sin duda una de las virtudes de este magazine es la especialización temática de sus autores artículos como este dejan a JD al nivel de okdiario

  38. Hola,

    Me parece que para escribir un artículo en un medio de tirada nacional, hablando de un tema serio, no debería mezclar opinión con información y sobre todo, conocer un poco de lo que se habla.

    Para empezar, el principal fármaco, que se administra en varios países de forma legal y que ayuda a paliar distintos efectos en enfermedades o tratamientos para tratarlas, tienen como composición de thc CON cbd (no con un compuesto o el otro) con un ratio de 1:1 y por cierto, se administra en spray;
    no en píldoras. Es provado por médicos en numerosos estudios y sobre todo en enfermos sus cualidades; eche un vistazo a lo que está sucediendo en USA, Canada, Israel …

    Lo de mezclar el consumo en menores con drogas seguro que puede dar juego, pero tal vez un artículo en el que se hable de alcohol y las cifras de muertes directas e indirectas, adicción y enfermedades mentales y su uso normalizado en la sociedad, le dará para unos cuantos. Sobre su peligrosidad un dato; no se conocen muerte por cannabis documentada en la historia, su ‘sobredosis’ no pasa de un bajón de tensión.

    Por aquí arriba comentan que tal vez no le vendría mal que prendiese una antorcha, para que le ilumine un poco … no la cargue mucho y relájese un poco, a mi por ejemplo, me pone de muy buen humor ;)

  39. Yo también estoy harto de que se mezclen churras con merinas y de la complicidad de los médicos con un tinglado (el prohibicionista) que está dando sus últimas boqueadas y que jamás ha tenido el menor fundamento científico. y es que pedirle al NIDA algo de ciencia en lugar de su abyecta propaganda mal disfrazada es de una ingenuidad pasmosa. Lo que pasó con el alcohol “medicinal” en EE UU durante la Ley Seca se parece mucho a lo de ahora con el cannabis. Dejémonos de hipocresías y exijamos nuestro derecho a las drogas.

    «Otro dato significativo; la Asociación Farmacéutica Americana retiró de la farmacopea en 1917 todo tipo de bebidas alcohólicas. Pero seis meses después de aprobada la prohibición, ‘nuevos datos científicos’ hicieron que volvieran a ella nueve de las clases de bebidas más apreciados por los bebedores. También en 1917 la clase médica se manifestaba así para apoyar la prohibición: “La Asociación Americana de Medicina se opone al uso del alcohol como bebida; y, además, resuelve que el uso del alcohol como agente terapéutico no debe recomendarse”. Pero una vez promulgada la Ley Volstead, reconsidera la decisión y pasa a considerar imprescindible el uso de vinos y licores “como sedantes y en el tratamiento de la neurastenia”. Y así, a finales de 1920, 57.000 farmacéuticos y 15.000 médicos habían solicitado ya licencias administrativas para recetar y vender bebidas alcohólicas. Y en 1931 eran ya 100.000 los médicos con licencia. Se calcula que, en 1928, ingresaban unos 40 millones de dólares escribiendo recetas para comprar whisky . La situación esta inmortalizada en la letra de la copla de Concha Piquer ‘En tierra extraña’, donde, refiriéndose a Nueva York, cuenta: “…y como allí no beben, por la Ley Seca, / y sólo a los enfermos despachan vino, / yo pagué a precio de oro una receta / y compré en la farmacia vino español, vino español…”. » Drogas y el afán prohibidor: La Ley Seca http://prohibicion.blogspot.com.es/2006/05/la-ley-seca.html

  40. LA MARIHUANA ES EL OPIO DEL PUEBLO…
    DECIAN LOS POETAS NADAISTAS COLOMBIANOS…
    EL TABACO DA CANCER…..LA MARIAJUANA LO CURA….
    LA YERBA ES BUENA….MILLONES DE VACAS NO PUEDEN EQUIVOCARSE.
    EL ARTÍCULO SESGADO Y DE CORTE PROHIBICIONISTA.
    AL PASO QUE VAMOS………

    • El humo de lo que sea contiene alquitrán, así que fumar porros no puede curar el cáncer. Y tomándolo de otra forma es posible que atenúe síntomas desagradables de la enfermedad, pero curarlo… es la primera vez que lo oigo

  41. ¿¿El Skunk es una nueva variedad??? Claaaaro!!

  42. Hay muchos casos anecdóticos que han demostrado sus beneficios más allá de los estudios realizados. Menos estudios y teorías y más casos clínicos. Al ser una sustancia prohibida, la mayoría de esos estudios están sesgados. https://www.youtube.com/watch?v=ITyIUf5Neos&t=2165s

  43. Siempre existirá quienes no verán con buenos ojos aquello que no les gusta o les parece “malo”, olvidando completamente la libre elección de los demás, con miles de argumentos…

    Harían bien en fumarse un buen canuto y después que escriban y hablen….

    “De mi piel para adentro mando yo”.

    sin más.

  44. La ciencia es sí es dificultosa…
    La opinión es tremendamente variopinta…
    La norma es la que se pone, por eso se puede cambiar…
    Por ello, deben saber ustedes lo siguuiente:
    La ciencia desafortunadamente no lo puede resolver todo…
    La opinión sireve para uno y como mucho para hablar de lo bien que me ha ido…o lo mal
    La norma, puede impedir pero también puede dar, e incluso impidiendo también da y sin impedir también reprime…
    Al final sólo el respeto (autor, opinión, consumidor, interesado…) y las consecuencias sobre las conductas marcan un camino que no es otro que el de la experiencia, evidencia insoprotable humana.

  45. Aunque ustedes no lo crean, y perdonen por la irrupción y la obviedad, no todas las cuestiones que se plantean en este foro tienen una respuesta clara y única… en esta premisa se basa la idea de como a lo largo de la historia se introdujeron muchas sustancias (Tabaco, Alcohol, Cánnabis, Café o Te etc) psicoactivas en la sociedad, que con el tiempo se nos ha hecho creer que pertenecen a la propia idiosincrasia cultural. Nada mas lejos de la realidad, se producía alcohol, por poner un ejemplo, en los pueblos primitivos o en los propios hogares, sólo cuando este llego a ser industrializado y más tarde globalizado acabo por ser un verdadero problema de salud pública… La idea que subsiste detrás de cualquier sustancia -quitemos el alcohol a las bebidas y veremos en que quedan- es puramente comercial, económica y eminentemente lucrativa, que favorece a unos sobre otros… Y sobre todo recuerden que las drogas se mantiene en nuestra sociedad por dos principios, a saber: por tener un principio activo y por “exposición” están en todos los lugares, a todas horas y se disfrutan encantadoramente… ¡piensen!

  46. El verdadero problema es consumir fármacos para los trastornos mentales, pues se ha comprobado que , unos dañan la tiroides y los riñones, otros producen diabetes, otros producen más problemas mentales, y la mayoría de ellos no son muy superiores al placebo. La marihuana bien usada, según que variedad utilices ( por lo del cbd o thc ) puede ayudar a la gente a mejorar su calidad de vida, siempre y cuando se necesite, sea bien usada claro. Hay variedades con alto contenido en CBD y poco THC que ayudan a personas con fibromialgia, cuando la medicina alópata no sabe aún que dar para mitigar, la marihuana vaporizada medicinal puede eliminar los dolores en 30 segundos.. ejem. y claro una semilla cuesta 9 euros, lo que te da medicina para un año.. ejem.. pero claro jaja… se te ve el plumero.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies