Jot Down Cultural Magazine – Día dos: se van a la guerra

Día dos: se van a la guerra

Publicado por y

(English version here)

Shortcuts. En los arcenes de un país en guerra

Fotografía de Ricard García Vilanova.

Son mil quinientos hombres de entre dieciocho y treinta años que se gradúan tras su entrenamiento de cuarenta y cinco días.

Muchos llevan bigote, a otros todavía no les ha salido. Son árabes y kurdos a punto de ser desplegados en el frente contra el Estado Islámico en Raqqa. El Califato queda a unos cien kilómetros al suroeste.

Para Waad, que apenas tiene vello en la cara, no es justo quedarse en casa mientras tus compañeros mueren en la guerra. No tiene miedo. Tampoco Muftaq, aunque con un año más se habría librado de ser llamado a filas. No van los que tienen un hermano en servicio, un muerto en combate, o los que pueden presentar una matrícula universitaria en vigor; estos últimos son los menos. El resto tiene que servir durante nueve meses combatiendo al monstruo.

Los de las máscaras daban miedo, y de lejos parecían un ejército de verdad; cuando uno se acerca se da cuenta de que, a pesar de que la juventud brilla en sus ojos, no hay kevlar dentro de esos chalecos antibalas, ni pies que aguanten esas botas chinas que pretenden ser americanas.

Han formado y desfilado. Han jurado lealtad a su modelo de Estado, el «confederalismo democrático»; a la tierra, a los mártires y a su líder. A todo menos a Dios, porque este es uno de los escasos lugares de la región donde no se le espera.

Después han bailado.

Ha sido precioso ver cómo la rígida y monótona rutina militar se transformaba en un marasmo caqui donde cada uno se movía como le daba la puta gana. Las máscaras se enrollaban en la cabeza para echar un cigarro, y algunos se han acercado curiosos para cambiar unas palabras en inglés con los únicos periodistas extranjeros en el evento. Otros no les quitaban el ojo a las cuatro chicas de la banda de música. Sobre todo a una, a la que ni un bombo ajado y fofo le restaba atención.

Tras el desparrame se han repartido refrescos y pastelitos de chocolate turcos, que son siempre los mejores. El gran comandante los ha mandado de vuelta a los barracones y la inmensa explanada ha quedado vacía.

Mañana se van a la guerra. Así, con todas las letras.

La graduación from Jot Down Magazine on Vimeo.

One Comment

  1. Con muchas ganas de seguir esta cobertura en Siria que estáis haciendo. Gracias.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies