Jot Down Cultural Magazine – ¿Cuál es la escena marítima más memorable de la historia del cine?

¿Cuál es la escena marítima más memorable de la historia del cine?

Publicado por

No es casualidad que la película biográfica sobre Jacques Cousteau que se estrenará dentro de unos días tenga por título original L’odyssée, al fin y al cabo es lo más parecido que tenemos a un héroe moderno. Tal como Jasón navegaba en el Argo o Sparrow tenía La Perla Negra nuestro protagonista recorrió a bordo del Calypso los siete mares, viviendo toda clase de aventuras y rodando más de un centenar de documentales en los que nos descubrió un mundo hasta entonces apenas explorado. Nunca le perdonaremos que con su invención del sistema de buceo autónomo acabara con el mayor invento tras el zepelín: las escafandras (que aún se veían  en su pionero El mundo del silencio). Pero a cambio logró cautivarnos con la belleza del mundo submarino y la pesca con dinamita. El cine está en deuda con él, siguiendo su estela ha recreando tormentas de olas gigantes, náufragos a la deriva, monstruos marinos y viajes al fondo del mar. Por ello a continuación recordaremos las escenas más espectaculares o emotivas tanto sobre como bajo el agua, sea esta dulce o salada, así que voten su favorita o añadan la que deseen.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)

_______________________________________________________________________

Buceo con escafandra, en El navegador

Esta película rodada en 1924 —que aquí puede verse completa— fue uno de los mayores éxitos de taquilla de Buster Keaton y la obra de la que más orgulloso se sentía. En el fondo del mar tiene que defenderse del ataque de peces espada, usando para ello a otro, pero el peligro real se encuentra en la superficie. Finalmente y sin pretenderlo acaba rescatando a su amada al emerger como si de una bestia marina se tratase, de una manera que  claramente inspiró tres décadas después Creature from the Black Lagoon.

_______________________________________________________________________

Buceo con monstruo al acecho, en Creature from the Black Lagoon

Un extraño fósil impulsa a un grupo de científicos a viajar al Amazonas en busca de más ejemplares. Un río de semejante selva parece el lugar menos indicado para ponerse a nadar despreocupadamente, pero qué sería del cine de terror si los personajes tuvieran dos dedos de frente.  Así que a él se lanza la chica para nadar de esa forma tan grácil que deja absorto al monstruo que la observa desde el fondo, hasta que se acerca tímidamente a acariciarle un tobillo. A la manera de King Kong y de tantas otras criaturas de la época, parece que lo último en que están pensando es en comerse a su víctima.

_______________________________________________________________________

Quint es devorado, en Tiburón

Tuvo que llegar Spielberg a cambiar las prioridades de los monstruos. La escena inicial de este clásico es un sentido homenaje a la anteriormente citada, así que haremos mejor en centrarnos en esta otra. Quint para entonces ya había narrado a sus compañeros la estremecedora historia del USS Indianápolis (que precisamente hace apenas unos días ha sido hallado en el fondo del mar por el cofundador de Microsoft) y ahora afronta ese destino del que en aquella ocasión logró escapar.

_______________________________________________________________________

Separación de las aguas del mar Rojo, en Los diez mandamientos

Si alguien era capaz de imprimir solemnidad a esta escena y hacerla verosímil era Charlton Heston, aun así apostaron también por unos efectos especiales muy sofisticados para su tiempo, con un tanque de más de un millón de litros que grabaron mientras lo inundaban. Luego bastó con poner la secuencia del revés y ahí teníamos este episodio del Éxodo con los hijos de Israel huyendo del faraón.

_______________________________________________________________________

Tarzán cabalga un cocodrilo, en Tarzán y su compañera

En 1977 la serie Happy Days incluyó una disparatada escena  que desde entonces daría lugar a la expresión «saltar el tiburón» para los momentos o giros argumentales que en su empeño por captar la atención del público acaban haciendo naufragar la suspensión de la incredulidad. Pues bien, más de cuatro décadas antes Tarzán saltó el tiburón cabalgando un cocodrilo, valga la expresión, en una especie de rodeo subacuático un tanto inverosímil pero muy simpático y digno de ser recordado.

_______________________________________________________________________

El capitán Ahab arponeando al cachalote, en Moby Dick

Menos suerte tuvo el capitán Ahab cuando intentó hacer lo mismo con su bestia blanca. Desde Melville a Hemingway el mar ha sido un escenario para la épica y las criaturas que lo habitan la medida de la voluntad humana. Su caza se convierte así en un acto cargado de simbolismo que se ha interpretado de muchas maneras: la hibris como vía de autodestrucción, la ceguera del poder, la inevitable victoria de la muerte sobre cada uno de nosotros…

_______________________________________________________________________

Zombie mordiendo a un tiburón, en Zombi 2

Claro que siempre cabe la posibilidad de regresar del más allá para ajustar cuentas. Si el hecho de que un hombre muerda a un perro es noticia, que muerda a un tiburón ya directamente da para escena cumbre de una película. Todo lo que pasara antes y después de este momento resulta irrelevante, solo queda admirarse del talento del guionista que ideó algo semejante y del valor del especialista que quiso ir más allá del deber en nombre del arte. Por un momento uno llega hasta a sentir pena del escualo, que seguramente nunca se había visto en una igual. La cinta fue rodada en 1979 y titulada en España Nueva York bajo el terror de los zombies.

_______________________________________________________________________

Funeral bajo el agua, en 20 000 leguas de viaje submarino

Como un precursor de Cousteau con el que compartía su interés por el conocimiento científico y el activismo político, el capitán Nemo recorría los océanos a bordo del Nautilus enfrentándose a los mayores engendros de las profundidades en peligrosas aventuras que a veces dejaban a alguno de sus compañeros en el camino. Era el momento de enterrarlos en el fondo del mar, entre bancos de peces y corales.

_______________________________________________________________________

Muerte y resurrección, en The Abyss

Filmar en el agua parece que trae consigo multitud de problemas: Spielberg dijo en cierta ocasión que el rodaje más duro que vivió fue el de Tiburón y James Cameron consideró al concluirla que The Abyss fue la película más difícil no de su filmografía sino de la historia en general. Ed Harris odia esta película y Maria Elizabeth Mastrantonio la considera una experiencia traumática, pero en cualquier ambos se volcaron en esta escena que ella luego se negó a repetir más tomas, así que esto fue lo que quedó.

_______________________________________________________________________

El submarino amarillo y el tiburón jaguar, en Life Aquatic

Cousteau se distinguía por su rostro enjuto y su gorrito de lana rojo, que aquí lucen todos los miembros de la tripulación en este homenaje de Wes Anderson al divulgador. Después de que un enorme tiburón se comiera a su compañero de equipo, el personaje interpretado por Bill Murray quiere partir en su busca, momento que se produce a bordo de ese submarino de reminiscencias pop mientras suena Sigur Ros.

_______________________________________________________________________

Fiesta interrumpida, en Ghost Ship

La secuencia con la que daba comienzo esta película de 2002 nos mostraba un baile en la cubierta de un transatlántico que termina de una manera que puede herir algunas susceptibilidades y que está claramente inspirada en la escena inicial de Cube.

_______________________________________________________________________

La ola final, en La tormenta perfecta

En toda tormenta en plena mar siempre hay una ola definitiva que supone el clímax narrativo. O se traga a los protagonistas o sobreviven a ella. Un ejemplo lo tenemos en The finest hours, aunque seguramente el más característico sea el de esta historia inspirada en un hecho real de principios de los noventa.

_______________________________________________________________________

Wilson se aleja, en El náufrago

Ese choque del hombre contra los elementos a veces se salda con algún náufrago a la deriva que puede llegar a pasar una larga temporada de soledad. El personaje interpretado por Tom Hanks no contaba con ningún Viernes al que aleccionar sobre las costumbres civilizadas, pero tenía una pelota a la que con un poco de imaginación podía considerar un compañero de fatigas. Ver cómo finalmente sus destinos divergen es casi tan emocionante como contemplar a Humphrey Bogart despedirse al pie del avión de Ingrid Bergman.

_______________________________________________________________________

Hundimiento de Hy-Brasil , en Erik el vikingo

En su búsqueda de Asgard, la isla de los dioses, Erik y sus seguidores desembarcan en Hy-Brasil, otra isla igualmente mítica aunque por la forma de ser gobernada nos resulta sospechosamente familiar. Así, mientras está hundiéndose y Erik les advierte del peligro estos proclaman que tal cosa simplemente no puede ocurrir, y por tanto no hay de qué preocuparse. Una vez el agua les llega a la cintura su líder anuncia: «Acabo de nombrar a mi canciller presidente de un comité que debe investigar lo que está ocurriendo realmente. Y mientras tanto sugiero que cantemos».

_______________________________________________________________________

Ola gigante, en Interstellar

Kip Thorne es un físico teórico que trabajó como asesor en esta cinta, sobre la que publicó posteriormente La física de Interstellar. Uno de sus capítulos lo dedicó al planeta de Miller, en el que trataba de explicar la ola gigante como un solitón ocasionado por la gravedad del agujero negro junto al que orbitaba. Otros científicos han cuestionado que pudiera darse un fenómeno así y en tal debate solo nos queda añadir que en cualquier caso su efecto es bonito en la pantalla. Si la explicación fuera que lo hizo un mago también nos valdría, al fin y al cabo da lugar a una de las escenas más espectaculares de la película.

_______________________________________________________________________

Naufragio, en Titanic

Los cazadores de mitos ya dejaron zanjada la polémica en su día: sí, ambos cabían en la tabla. Así que concluimos con Titanic pero ahorrándoles ver de nuevo a Jack hecho un carámbano, mejor  centrarse en la escena más espectacular, el momento del hundimiento en el que el barco se parte en dos mitades.

_______________________________________________________________________

 

15 comentarios

  1. Es que no sé por qué mencionas y dejas fuera a The finest hours.
    Y tampoco mencionas Máster and Commander.

  2. La batalla de galeras de Ben Hur, Kirk Douglas atado al mástil en Ulises, los motines del Caine o de la Bounty, Das Boot, la Caza del Octubre Rojo… y paro.

    ¿Pero un puto zombie mordiendo un tiburón? ¿Tarzán?

  3. Johnny Utah deja ir a Bodhi…

  4. Das Boot, cuando después de hundirse y chocar contra un banco de arena el submarino logra subir a superficie…Una escena muy épica

  5. La carrera de barcos de El Mundo en sus Manos

  6. La muerte de Manuel (SPENCER tracy) en Capitanes Intrépidos

  7. La “desaparición” del Octubre Rojo mientras su tripulación canta (tras un glorioso “Navegamos hacia la historia!”): https://www.youtube.com/watch?v=zsC2ETsZL0g

    El éxtasis de la tripulación cuando el U-96, maltrecho, vuelve a la superficie en Das Boot (“Not yet, kameraden, not yet!”): https://www.youtube.com/watch?v=4ANbZsnjx9Q

    Y ya puestos, el Lotus Esprit submarino en La Espía Que Me Amó: https://youtu.be/wQxfs4HAdBI?t=1m51s

    …por no hablar de Los Hombres del Yamato, Master & Commander, e infinidad más que merecen estar en la lista mucho más que Tarzán o cualquier zombie.

  8. Pues en esta ocasión a mi me parece que la selección es realmente buena, difícil mejorarla.

  9. Pues creo que es un acierto dejar fuera todas las escenas de batallas de barcos y submarinos. Porque para mí se merecen una votación exclusiva para ellas solas, hay muchas épicas (desde ya estamos esperando esa votación). Positivo para el autor.

    La del zombie es un puntazo, pero me sorprende que no haya ninguna de la serie Sharknado!.

  10. Zombi 2! Y “Death Ship”, también. Una de 1980.

  11. El final de “El gran azul”.

  12. ¿Solo yo he echado de menos la pelea de Top Secret?

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies