Fabiola Gianotti: «El progreso evoluciona basándose en la mejora de la tecnología conocida»

Publicado por

Fotografía: Jorge Quiñoa

Traducción: Teresa Galarza

(English version here)

Si hubiera que definir a Fabiola Gianotti (Roma, 1960) en una sola palabra, esa sería vocación. Si dispusiéramos de dos, habría que añadir magnetismo. Si se nos concediera una tercera, sería sin duda gracia. La primera mujer en desempeñar el cargo de coordinadora de uno de los dos grandes experimentos del LHC (ATLAS) y también la primera mujer directora general del CERN agita una mano de largos dedos de pianista cuando el entrevistador la compara con su gran modelo, Marie Curie. «¡No exageres!», protesta. «Soy una simple investigadora que hace lo que puede». Uno imagina exactamente la misma reacción en la propia madame Curie, una modestia no fingida que emana del alma de una científica apasionada por su trabajo. 

El descubrimiento del bosón de Higgs ha sido uno de los hitos de la ciencia moderna. Como portavoz de la colaboración ATLAS, uno de los dos experimentos del LHC que ha encontrado la señal de la partícula de Higgs, ¿cómo viviste ese momento crucial?

Resulta que estamos en el quinto aniversario del anuncio del descubrimiento, que se hizo público el 4 de julio de 2012. Fue uno de los momentos más maravillosos de mi vida, porque no hay nada más gratificante y emocionante para un científico que un descubrimiento y el periodo (lleno de emoción, esperanzas y suspense) que conduce al mismo. Durante meses, vimos la señal de la nueva partícula en desarrollo, sin que fuera algo concluyente, mientras buscábamos principalmente en dos canales (Higgs decayendo a un par de fotones y Higgs decayendo a cuatro leptones cargados). A finales de 2011 obtuvimos una señal sugestiva pero no concluyente, a lo largo de 2012 desarrollamos un análisis a ciegas (una técnica en la que los físicos que analizan los datos ocultan la región donde se espera la señal, para evitar que haya un sesgo por el fondo o las fluctuaciones estadísticas). Un mes antes del anuncio, el canal de dos fotones empezó a convertirse en una señal, pero el canal de cuatro leptones parecía un poco viciado, así que durante un tiempo nos estuvimos mordiendo las uñas en ATLAS, viendo cómo la importancia de la señal crecía muy lentamente. Nuestro estado de ánimo y esperanzas cambiaban con las fluctuaciones estadísticas. Pero un par de semanas antes del anuncio, el canal de cuatro leptones también comenzó a estar poblado, eliminando así las dudas incluso de los más conservadores de nuestro equipo. Y el 4 de julio, ATLAS y CMS anunciaron el descubrimiento de una nueva partícula de Higgs. ¡Y qué partícula! La partícula de Higgs es uno de los ingredientes fundamentales del modelo estándar, la prueba de que entendemos algo sobre cómo se generan las masas de partículas elementales. ¡Piénsalo! El mecanismo de Brout-Englert-Higgs (BEH) se propuso como una teoría puramente matemática, teoría que además predice la existencia de una partícula muy especial que se ha buscado durante más de cincuenta años. Y la encontramos. Fue un momento realmente mágico.

Hay muchos científicos que piensan que el Nobel debería haberse compartido entre todos los investigadores que hicieron posible el descubrimiento.

Hasta donde yo sé, el Premio Nobel solo puede otorgarse hasta a un máximo de tres personas, lo cual es incompatible con dar el premio a colaboraciones experimentales (cada una de ellas cuenta con varios miles de científicos). Pero puedo decir que para nosotros el hecho de que les dieran el Premio Nobel a Peter Higgs y François Englert fue simplemente genial.

¿Así que no os llevasteis después de todo una gran decepción?

Desde luego que yo no, y creo que muchos de mis colegas compartieron el mismo sentimiento. Cuando descubres algo, primero te sientes recompensado por el descubrimiento. Y en aquel momento el mérito al trabajo experimental obtuvo un claro apoyo en la forma en que se formuló la motivación del Premio Nobel y también por las declaraciones públicas de Peter Higgs y François Englert. Nos alegramos mucho de que se premiara a los genios que desarrollaron las grandes ideas detrás del mecanismo BEH. Lamentablemente, Robert Brout faltó hace unos pocos años.

Se ha descubierto el Higgs, pero no ha aparecido nada más. ¿Piensas que nos encontramos ante un desierto? ¿Cómo lo vamos a cruzar?

Yo no diría que estamos ante un desierto. Por el contrario, la situación actual es extremadamente emocionante y motivadora. Tenemos más y más pruebas experimentales de que hay física más allá del modelo estándar. Esta evidencia proviene de fuentes muy diferentes del sector de los neutrinos, del Universo Oscuro, de cuestiones no resueltas en la física del sabor (por ejemplo, el número y el patrón de varias familias de partículas). El problema es ¿en qué energía encontraremos esta nueva física, y cuál es la fuerza de las interacciones involucradas? Tal vez las nuevas partículas sean muy pesadas, en cuyo caso necesitaremos potentes aceleradores de alta energía para producirlas y estudiar sus decaimientos, o quizá sean muy ligeras e interactúen muy débilmente con la materia ordinaria (este es el caso de los neutrinos y se cree que también el de las partículas de materia oscura), en cuyo caso necesitaremos rayos muy intensos. En cierto sentido, es como buscar una aguja en un pajar y ni siquiera sabemos en qué pajar buscar. Esto hace que vivamos en un momento para la física muy emocionante. Ni siquiera existe un solo instrumento que proporcione la garantía de que vamos a encontrar la nueva física. Así que tenemos que reunir los muchos enfoques experimentales que se han desarrollado en los campos de la física de partículas y astropartículas durante décadas y desplegarlos todos para hacer frente al problema. Esto incluye aceleradores de alta energía, experimentos de neutrinos, cartografiado cósmico, búsquedas directas de materia oscura, medición con precisión de partículas de modelo estándar… todo a nuestro alcance, en realidad.

Un ataque total.

De hecho, lo es. Tenemos que llevar a cabo un ataque total, y lo bueno es que estamos en posición de hacerlo, porque hemos desarrollado los enfoques necesarios y tecnologías en las últimas décadas. Es un momento fantástico. Desde luego que todos estamos impacientes, todo el mundo lo está, pero, como sabes, la física requiere de paciencia. ¡Lo conseguiremos!

Al mismo tiempo, debemos impulsar las tecnologías aún más en todos los campos. Por ejemplo, queremos más energía de nuestros aceleradores de partículas, pero tenemos que ser capaces de lograrlo a un costo y tamaño asequibles. Por lo tanto, además de progreso constante estaremos buscando conseguir adelantos tecnológicos en muchos sectores. Aceleradores de partículas, telescopios, neutrinos y detectores de materia oscura, lo que quieras. Esto agrega un interés extra a nuestra búsqueda. No se trata solo de encontrar la nueva física, sino también de inventar nuevas herramientas, empujar las tecnologías actuales a sus límites y más allá.

¿Cuál intuyes que será el próximo descubrimiento?

Hoy no estoy segura. Hace unos años habría dicho que la supersimetría, simplemente porque la teoría es bella, una extensión elegante del modelo estándar, y permitiría responder a muchas de las preguntas pendientes al mismo tiempo. Pero las partículas supersimétricas todavía no han aparecido y quizá la nueva física sea otra cosa. En cualquier caso, la naturaleza siempre ha demostrado ser mucho más simple, inteligente y elegante que las teorías de los físicos que intentan describirla. Así que quizá el enfoque correcto, al menos para nosotros, los experimentalistas, sea pensar cómo abordar las preguntas en lugar de correr detrás de una teoría u otra. Y si me preguntas qué pregunta quisiera que el CERN contribuyera a resolver sería sin duda entender la materia oscura de la naturaleza. Entre otras cosas, aumentaría nuestro conocimiento del universo del 5% (hoy) al 30%. ¡Para encontrar el otro 70% necesitamos entender la energía oscura! Se trata de grandes rompecabezas, emocionantes e incluso desconocidos para los científicos de hace un siglo. ¡Y tenemos la oportunidad de tratar de resolverlos en nuestros días!

El físico Pedro Echenique habla a menudo de la sublime utilidad de la ciencia inútil. ¿Por qué la sociedad debe apoyar una ciencia aparentemente inútil, como la física de partículas?

El progreso evoluciona a ritmo pausado basándose en el desarrollo y la mejora de la tecnología conocida. Sin embargo, sin nuevas ideas revolucionarias y sin avances, este progreso se estanca.

La luz que enciendes en casa por la noche, por ejemplo, no viene solo de la fabricación de velas más grandes y más eficientes o de las lámparas de gas, viene de un gran avance que sucedió no hace todavía ciento cincuenta años. La bombilla eléctrica fue un nuevo modo de producir luz que cambió el mundo. No habría sido posible sin que los físicos entendieran el concepto básico de electricidad. Por supuesto, desde las primeras bombillas de alrededor de 1850 hasta los modernos dispositivos de bajo consumo ha habido un gran progreso, pero del segundo tipo, un progreso gradual que ha mejorado mucho la forma en que producimos luz eléctrica pero que no ha cambiado el descubrimiento esencial de hace siglo y medio.

La historia demuestra que, por lo general, el avance proviene de la investigación fundamental. Los ejemplos son interminables, desde la penicilina hasta los rayos X y la mecánica cuántica ¿Y por qué esto es así? Creo que, como la investigación fundamental viene impulsada por la curiosidad, no tiene restricciones derivadas de los beneficios o de la entrega de un producto específico. Por lo tanto, los científicos pueden actuar con amplitud de miras porque son libres de hacerlo.

Sin embargo, también es cierto que a menudo los avances que provienen de la ciencia fundamental tardan décadas en tener un impacto en la sociedad. Y a nuestra sociedad, tan acelerada, le cuesta aceptarlo. Por ejemplo, el arco eléctrico, lo que realmente demostró el principio de la bombilla eléctrica, data de 1800, mientras que el filamento de tungsteno que define el bulbo moderno se introdujo en 1910. ¡Eso es más de un siglo! A menudo pasamos por alto este aspecto lento, en nuestra sociedad acelerada. Otro buen ejemplo proviene de la mecánica cuántica y la relatividad. Cuando se desarrollaron las dos teorías, estaban tan lejos de tener un uso práctico que todo el mundo las consideraba totalmente esotéricas y desconectadas de cualquier posible aplicación práctica. Sin embargo, sin la mecánica cuántica no habríamos tenido electrónica, ordenadores, la Web… de hecho, todos los aparatos que nos rodean, nuestros iPhones y mesas y relojes inteligentes, hablan mecánica cuántica entre sí. En cuanto a la relatividad, sin una comprensión precisa de la teoría, el GPS no funcionaría.

Entonces, ¿tendrá el descubrimiento del Higgs una aplicación con propósitos puramente prácticos? No lo sabemos, e incluso si lo tiene, puede tardar décadas a partir de ahora, o incluso más tiempo. Pero piensa en la respuesta de Faraday (supuestamente) a William Gladstone (entonces ministro de Finanzas), cuando se le preguntó por el valor práctico de la electricidad: «Un día, señor, podrá gravarlo con impuestos».

A este respecto, ¿debería el CERN invertir más en ciencia aplicada?

El CERN también contribuye a la ciencia aplicada. Nuestros objetivos científicos son tan ambiciosos que necesitamos instrumentos extremadamente avanzados y sofisticados (principalmente en tres dominios: aceleradores de partículas, detectores de partículas e infraestructura informática), que a su vez requieren del desarrollo de nuevas tecnologías en diversos campos. Y esas tecnologías se pueden aplicar en muchos dominios de la sociedad. Por ejemplo, la tecnología de vacío ultra alto desarrollada en el CERN puede aplicarse en paneles solares, y los detectores y aceleradores de partículas se utilizan en la terapia y la imagen médica, el manejo de grandes datos es otro ejemplo, y no hay que olvidar la World Wide Web (WWW). Lo que desarrollamos está disponible para todos de forma gratuita, porque somos una institución de investigación financiada con dinero público. ¿Puedes imaginarte un mundo en el que la web fuera propiedad de una empresa privada? Y, por supuesto, publicamos en revistas de acceso abierto (disponibles para todo el mundo sin costo alguno), desarrollamos software y hardware libres, etc. ¡Creo que nuestra ciencia inútil resulta ser muy útil!

La transferencia de tecnología que hacemos es principalmente espontánea. Para hacerlo más y mejor, el CERN puso en marcha hace varios años un Grupo de Transferencia de Conocimiento, con el objetivo de llenar la brecha entre las tecnologías que desarrollamos y los productos que pueden ser consumidos por la sociedad.

El sensacionalismo está en aumento. ¿Podemos hacer algo para ayudar?

Creo que lo mejor que los científicos pueden hacer es ser extremadamente rigurosos y cuidadosos y nunca vender resultados que no sean lo suficientemente sólidos. Explicar además que la ciencia no solo está hecha de descubrimientos sensacionales, sino principalmente del trabajo paciente día a día que nos permite dar pequeños pasos y avanzar en el conocimiento. Pero claramente nuestra sociedad está apurada y los medios quieren noticias sensacionalistas.

¡Que no podemos proporcionar todos los meses!

¡Absolutamente! Y en algún momento tenemos que simplemente hacerles saber que esto es todo. ¡No se puede hacer un descubrimiento del Higgs cada semana!

La sociedad moderna considera que la ciencia es una gran medicina milagrosa capaz de arreglar todos nuestros problemas. ¿Cómo podemos explicar a la sociedad que los científicos no son chamanes y que no tenemos la solución para todos los problemas?

Se trata de ser muy claro y explicar a la gente qué es el método experimental, el concepto de la incertidumbre de medida y lo que la ciencia puede y no puede hacer. Al mismo tiempo, debemos trabajar duro y proporcionar datos y hechos para que los políticos puedan tomar decisiones informadas. Los científicos no deben ser jugadores pasivos, pero tampoco podemos ser apóstoles. Debemos pisar con cuidado y rigor. No soy experta en cambio climático, pero me parece un muy buen ejemplo de un problema en el que debemos ser delicadamente equilibrados.

Hablemos del experimento ATLAS. ¿Cómo te las arreglas para dirigir a un equipo de más de tres mil científicos respondones?

Estoy de acuerdo en que es casi un milagro. Obviamente, un experimento como ATLAS necesita una estructura organizacional y jerárquica, de lo contrario no sería capaz de operar eficazmente. Sin embargo, la estructura debe ser ligera, evitando la burocracia excesiva, porque hacemos investigación científica, y la investigación se basa en ideas y creatividad. En particular, las personas más creativas son jóvenes y, si tenemos reglas demasiado estrictas o demasiada burocracia, los jóvenes científicos se sienten desalentados y no pueden expresar su creatividad e ideas de la mejor manera. La otra razón por la que funciona tan bien es que, aunque existe una estructura organizacional y jerárquica, una colaboración como ATLAS es una democracia real, hasta me atrevería a llamarla democracia popular, lo que significa que, cuando hablamos de ciencia, todos estamos al mismo nivel independientemente de nuestra nacionalidad, edad, antigüedad, género, premios, estatus académico, etc. Por lo tanto, si la estudiante más joven del país más pobre en el experimento tiene la mejor idea para resolver un problema, puede terminar impulsando la estrategia del experimento. El otro pedacito de la magia es pasión, pasión por la física. En una colaboración como ATLAS, a todos les encanta su trabajo, todos se esfuerzan y ​​disfrutan el recorrido. Eso no excluye problemas y fricciones, pero las cosas han funcionado mucho mejor de lo que uno podría haber previsto, y creo que la razón es que todos estamos animados por la misma pasión por la física y todos perseguimos el mismo objetivo, y este objetivo, me atrevo a decir, va más allá de nuestras propias ambiciones.

El título de las recientes memorias de Mary K. Gaillard es A Singularly Unfeminine Profession (Una profesión singularmente poco femenina). Así que, dime, ¿cómo es que Fabiola Gianotti, que quería estudiar Humanidades, terminó en esta profesión tan singularmente poco femenina? 

Siempre he sido una persona muy curiosa y, definitivamente, era una niña preguntona, ¡solía hacerme todas las grandes preguntas! Finalmente leí una biografía de Marie Curie y encontré no solo un gran modelo a seguir, sino también el encanto de hacer ciencia. De alguna manera llegué a la conclusión de que estudiar Física me permitiría hacer una pequeña contribución para afrontar y posiblemente responder a algunas de esas grandes preguntas. Nunca me arrepentí de mi decisión.

Se podría argumentar que una de las raisons d’être para el CERN es proporcionar un lugar con una enorme concentración de talento.

Absolutamente, es una de las características más interesantes del CERN, tanta gente excelente trabajando en equipo. Pero debo decir que se encuentran muchos talentos también en los institutos y laboratorios colaboradores. Como nota personal, debo decir que tuve maestros extraordinarios cuando estaba estudiando en la Universidad de Milán. La ciencia permite a los jóvenes crecer rápido porque es muy democrática. Todos trabajamos juntos, todos estamos al mismo nivel, tanto que en el CERN se pueden encontrar estudiantes y premios Nobel sentados en la misma mesa hablando de física.

Eres la primera mujer en ser directora general del CERN en sesenta años. Uno se sentiría tentado a decir que el CERN es un lugar singularmente poco femenino.

No creo que el CERN sea un lugar menos femenino que el ambiente promedio de trabajo en otros campos de la ciencia y la tecnología, donde la fracción de mujeres es típicamente el 20%. Esto es lo que también se encuentra en el CERN. Y cuando se sube en la jerarquía todavía se encuentra una buena fracción de mujeres en el CERN, por lo que el famoso techo de cristal no es más bajo aquí que en otros lugares. Por supuesto, estoy a favor de mejorar la situación, aquí y en otros lugares. Tenemos que hacer más para atraer a las niñas a la ciencia, y tenemos que hacer más para evitar el llamado tubo de escape (mujeres que abandonan el campo en algún momento de su carrera debido a la familia u otras limitaciones). Las modelos a seguir también son importantes para mostrar a las generaciones más jóvenes de mujeres que tienen las mismas oportunidades que sus colegas masculinos.

Eres una pianista consumada. ¿Tienes tiempo para tocar o escuchar música?

Escucho música todo el tiempo. La música es un componente esencial de mi vida y creo que mi educación musical tuvo un fuerte impacto en mi carrera científica. La música te enseña creatividad, rigor y disciplina, algunas de las virtudes que necesitas en la investigación científica. Hay fuertes vínculos, en mi opinión, entre la física y la música. ¡Podríamos hablar de cómo la música conecta con la física y las matemáticas eternamente! Desafortunadamente, no tengo mucho tiempo para tocar ahora. Además, soy muy perfeccionista, y me frustra no ser tan buena como era cuando tenía veinte años, pero, en general, la música siempre está conmigo.

¿Hay vida para Fabiola Gianotti más allá del CERN?

Tengo muy poco tiempo, pero trato de usarlo bien. Creo que no es bueno ocupar la mente solo en una cosa, y creo que puedo ser mejor física y mejor directora del CERN si me permito alguna indulgencia en otros intereses. Así que trato de llevar una vida sana, hacer un poco de deporte, música, amigos… Trato de ser una persona realizada todo lo que puedo en todos los aspectos.

¿Todavía te queda algo de tiempo para la física, leer papers, hablar con colegas, aconsejar a estudiantes?

Trato de leer por lo menos algunos de los papers relevantes que aparecen cada semana. Por ejemplo, en el momento del descubrimiento de la detección de las ondas gravitacionales leí montones de papers. También trato de ir a conferencias de física cada año. Y más del 50% de mi tiempo como directora general se dedica a la ciencia de laboratorio en cuanto a supervisión de proyectos y experimentos, tomar decisiones científicas estratégicas, y contribuir a preparar el futuro del CERN.

¿Cómo será tu vida después de ser la directora general del CERN? ¿Cómo te imaginas después de dejar el trabajo? ¿Vas a volver a ser una física normal?

¡Por supuesto que sí! Volveré a hacer física, análisis de datos o a trabajar en una actualización del detector, y seré muy feliz haciéndolo. Mira, lo bueno de nuestro campo es que estamos llamados a desempeñar papeles, en mi caso ha sido ser directora general durante cinco años, pero, dado que en primer lugar somos científicos, somos igualmente felices cuando volvemos a la investigación.

¿Qué opinión tienes de las redes sociales? Sé que tienes una cuenta de Twitter que no usas demasiado.

No la uso en absoluto. Creo que está ahí porque en algún momento alguien abrió una cuenta falsa de Twitter con mi nombre así que junto con el grupo de comunicaciones del CERN decidimos abrir una cuenta oficial. Pero no mantengo actividad en las redes sociales. Tal vez soy demasiado anticuada, pero la verdad es que prefiero interacciones más directas con la gente.

¿Nos vigila el gran hermano Google? Sé que también te preocupa la protección de datos personales.

Sí, la protección de datos personales es cada vez más importante. Recientemente hemos puesto en marcha una oficina que se ocupa de la protección de la privacidad de los datos en el CERN. El personal necesita saber cómo se utilizan sus datos privados, por cuánto tiempo se conservan, quién tiene acceso a ellos.

Marie Curie era tu modelo a seguir, pero me atrevería a decir que te has convertido en una especie de Marie Curie moderna.

¡Vamos! ¡No exageres! Marie Curie fue una gran científica que ganó dos Premios Nobel y fue pionera en varios campos de la ciencia, yo soy solo una física normal haciendo mi trabajo con seriedad. Estoy orgullosa de hacerlo lo mejor que puedo, ¡pero no hay comparación con Marie Curie!

¿Cómo manejas la fama?

Estoy un poco expuesta, es cierto. En parte debido a mi trabajo actual, en parte debido al descubrimiento del Higgs, y quizás también porque soy una mujer que está en una posición visible normalmente ocupada por hombres. Pero lo que hacemos aquí es realmente un trabajo colaborativo y es crucial que nosotros, los científicos, independientemente de nuestra posición y rol, compartamos lo que hacemos con los medios de comunicación y el público en general, porque la ciencia pertenece a todos. Como nota más personal, si mi visibilidad puede ser útil para promover la causa de la ciencia, la acepto con gusto. Pero la fama no es algo que anhelo. Estaré contenta de volver a ser Fabiola cuando termine mi periodo.

¿Cuál sería tu consejo para una joven que comience hoy una carrera en Física? ¿Tu consejo para un joven sería diferente?

El mismo consejo para ambos. Yo le diría, a él o a ella: si realmente te gusta la física, ¡dedícate a ella! Contribuir a la promoción del conocimiento de la humanidad es una de las actividades más gratificantes que existen, pero debes saber que tendrás que enfrentarte a desafíos y tiempos difíciles, ya que el camino es difícil, actuar con decisión, motivación, ser fuerte, y no renunciar fácilmente. Asimismo, hay que ser modesto, ya que solo siendo humildes podemos dar lo mejor de nosotros mismos. Además, la ciencia nos muestra cada día cuánto hemos aprendido y cuánto progreso ha hecho la humanidad a lo largo de los siglos y, al mismo tiempo, lo poco que sabemos y cuánto todavía tenemos que aprender. Así que podemos estar orgullosos de lo que hemos logrado, pero al mismo tiempo debemos ser modestos.

Si te ha gustado este artículo ¡Haz un donativo online!

Donar una cantidad personalizada

Información personal

Credit Card Info
Detalles de facturación

Total de la donación: 5,00€ One Time

4 comentarios

  1. En respuesta a la pregunta sexta habéis escrito dos veces “materia oscura” pero es evidente que la segunda vez se refiere a la “energía oscura”, pues es la que compone el 70% del universo. El link también está mal.

  2. Alejandro

    Pero hombre cuando menciona lo del cambio climático había que seguir preguntando. No cambiar de tema. Alguien sabe qué piensa esta señora del tema? Su respuesta es intrigante.

    • Entre lineas quiere decir que no esta del todo claro,desde el punto de vista cientifico.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ACEPTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aviso de cookies