Crónica del primer congreso nacional de loas y agradecimientos científicos innecesarios

Publicado por
Fotografía: Emily Tan (CC).

La celebración del I Congreso Nacional de Loas y Agradecimientos Científicos Innecesarios (LACI) ha respondido, como se esperaba, a las expectativas generalizadas de la comunidad científica que ha asistido a tan esperado simposio. Más de quinientos científicos españoles de las más diversas disciplinas académicas y áreas de conocimiento se han congregado este fin de semana para analizar, explicar y discutir la temática de los agradecimientos y sus implicaciones en las diferentes especialidades científico-técnicas, compartiendo diferentes encuentros en los que han tratado cómo los agradecimientos innecesarios se han popularizado en los últimos tiempos en las comunicaciones y publicaciones científicas de todos los campos del saber. El congreso ha recogido las siguientes sesiones de discusión:

Sesión 1. Agradecimientos a los organizadores

Estimaban los propios organizadores que era una pérdida de tiempo objetiva la excesiva duración dedicada al agradecimiento de los mismos organizadores en las diferentes conferencias especializadas. Es por ello que se inauguró el primer congreso de la LACI con una sesión sobre agradecimientos a los organizadores, donde se discutieron los pros y contras de esta especialidad. A partir de aquí se pretende poner en marcha una iniciativa para que las futuras charlas de los congresos puedan ir directamente al grano, sin necesidad de perder tan preciados minutos en tareas escasamente productivas y puramente cosméticas.

Sesión 2. Agradecimientos al resto de miembros del laboratorio

Muchas quejas existían en el sector de la investigación sobre la obligación de agradecer el trabajo de laboratorio a los propios compañeros del mismo, con especial hincapié en aquellos cuya solidaridad y ayuda huelgan por su ausencia. Es más, hasta se llegaba incluso a agradecer la participación a colegas que ya ni tan siquiera pertenecían al laboratorio de marras (las razones son variadas; algunos han huido a países más razonables, otros han dejado el noble arte de la ciencia), por no mentar a aquellos de los que, por el contrario, no se guardan excesivos buenos recuerdos. Con la celebración de la sesión número dos del I Congreso de la LACI, y las conclusiones en ella alcanzadas, se exime durante todo el año viniente a los conferenciantes de recordar y/o enumerar a los integrantes del laboratorio. Se estima que esta decisión aligerará el devenir de las siempre sufridas presentaciones de PowerPoint, dispensándose, por fin, al investigador de presentar la sempiterna y manida foto de grupo (o aquellas más originales instantáneas que siempre representan un riesgo inherente que podía minar la respetabilidad de algunos). A partir de este momento ya no se verán más fotos de científicos mirando de lado y con los brazos cruzados, al más puro estilo de un partido copero entre representantes de diferentes divisiones del deporte rey.

Sesión 3. Mejores agradecimientos de tesis doctorales

Los mejores agradecimientos de tesis doctorales han sido recogidos en una sesión específica de pósteres, donde los recién doctorados han podido explicar al resto de la comunidad científica española, con especial foco a los investigadores postdoctorales, las diferentes estrategias seguidas para prologar los tediosos volúmenes doctorales. En estas discusiones se ha podido profundizar en la extensión de los agradecimientos de las tesis, comentando a su vez la estructura y organización de los mismos. No se descarta que se elabore en el futuro próximo un libro blanco de estilo sobre la materia. Para ello se creará un comité de expertos que regule el mínimo estrictamente necesario de los agradecimientos doctorales. Hasta el momento ha trascendido la posición de que es conveniente empezar agradeciendo al director/es de tesis, aunque estos ni siquiera tengan ni un conocimiento tangencial de la investigación realizada, o ni tan solo les suene la cara del doctorando. Seguidamente se recomendará agradecer a los compañeros de laboratorio y de departamento, independientemente de si alguno de ellos ha sido más un obstáculo que una ayuda para la realización del trabajo. Inmediatamente después, y por razones de celebraciones festivas periódicas y/o de posibilidades reales del tercio de herencia de libre disposición, se debe agradecer a la familia hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, excluyendo a los cuñados. Por último, existe el consenso de que se deben cerrar los agradecimientos con mención especial a los amigos más íntimos, intentando, a ser posible, nombrarlos por sus correspondientes motes de juventud, tales como «el Chino», «el Trípode», «el Pelos», o cualquier otro sobrenombre que identifique con claridad al susodicho compañero de parrandas.

Sesión 4. Agradecimientos a las entidades financiadoras

La tendencia de los últimos años a disminuir sin contemplaciones los presupuestos de I+D gubernamentales ha reducido ostensiblemente las estrictas obligaciones adquiridas de realizar las loas correspondientes a las entidades financiadoras. En un ejercicio de concreción, se ha decidido agradecer directamente «a M. Rajoy» su aportación a la ciencia de este país, independientemente de si la escueta financiación viene de fondos privados o de fondos públicos. En caso de que el dinero venga de entidades internacionales, se agradecerá con un concreto «a Europa», aunque la fuente de financiación provenga allende de las fronteras del viejo continente.

Además, respecto a las entidades privadas, se ha llegado al acuerdo de hacer un mocho entre los participantes del I Congreso de la LACI para ir recogiendo las cantidades necesarias para pagar los correspondientes préstamos blandos que asfixian a la investigación privada. Alguno ha emulado a la faraona en sus propuestas; «ponemos cincuenta euritos cada español y así salvamos el tejido de investigación privada de este país». «Hay que financiar esto a pachas», ha indicado otro de nuestros más insignes científicos.

Por último, se ha decidido no agradecer nada a las entidades bancarias. La opinión generalizada es que el rescate del sistema bancario español ya se considera un agradecimiento de facto al papel vertebrador de los bancos en la generación de riqueza en nuestro país y, por extensión, en la promoción de la investigación patria.

Sesión 5. Últimos avances en inauguración de congresos

En esta sesión se ha cuestionado la necesidad de la realización de conferencias inaugurales que solo generan gastos a las correspondientes organizaciones, y donde tan solo se enumeran de soslayo los contenidos del congreso correspondiente. Como contrapartida se ha tomado la decisión de invitar a los asistentes a leer un mínimo de dos abstracts de las reviews de los últimos tres años sobre la especialidad en la que verse el congreso de interés.

Respecto a la presencia de personalidades en las mesas inaugurales, se ha decidido que un alcalde, un presidente de una diputación y un consejero cualquiera realicen un discurso comodín que permita inaugurar tanto un congreso de astrofísica aplicada como uno de microbiología industrial. Dichos discursos se grabarán y colgarán en las webs de todos los simposios nacionales como anexos a los libros digitales de los congresos.

Por último, en esta sesión se ha impartido la conferencia «Los problemas de agenda», para explicar las diferentes estrategias para minimizar la participación de personalidades en congresos. Adicionalmente ha tenido gran acogida la conferencia «Inauguro y me piro» donde se relataron los diferentes razonamientos subyacentes a la marcha imprevista tras las diferentes aperturas de eventos.

Sesión 6. Acknowledgments

Con esta sesión centrada en los escuetos agradecimientos de los papers se ha cerrado el congreso. En ella se han discutido temas candentes como el «pongo aquí a un colaborador aunque realmente tenía que ir en los autores», o el archiconocido «esto me lo ha hecho un amigo que sabía estadística porque yo no doy».

De esta forma y manera ha concluido el primer congreso nacional de loas y agradecimientos científicos innecesarios, cubriendo así una necesidad hasta ahora no cubierta y altamente demandada en el país del que inventen ellos. Los organizadores han valorado muy positivamente la celebración de este simposio, ya que, según los mismos, permitirá ahorrar un tiempo inestimable en el resto de simposios anuales, en los cuales se podrá tratar directamente los temas referentes a cada especialidad, sin los consabidos y aburridos agradecimientos que tanta molestia y aciago causan. Los organizadores, además, han querido dar las gracias a todos los participantes por su asistencia y por lo interesante de sus conferencias. Por su parte, los participantes se han excusado de agradecer a los organizadores su invitación porque, en palabras textuales, «eso ya se trató en la primera sesión».

Tras el éxito de la primera edición de este simposio, se está estudiando la posibilidad de realizar un congreso paralelo que comprenda exclusivamente preguntas a los ponentes, e incluso se ha llegado a barajar la convocatoria de un premio a la mejor autopregunta o reflexión que mimetice una cuestión. Se primará aquella que permita enunciar en su plenitud un currículo normalizado completo para contextualizar la pregunta o comentario.

Entendemos, desde esta nuestra posición, que la promoción y difusión de un evento de tales características ha resultado ser un claro ejemplo de contención y optimización de los escasos y preciados recursos que tanto se necesitan para la investigación española. Y es por ello que, desde estas páginas, queremos agradecer esta extraordinaria iniciativa.

Si te ha gustado este artículo ¡Haz un donativo online!

Donar una cantidad personalizada

Información personal

Credit Card Info
Detalles de facturación

Total de la donación: 5,00€ One Time

2 comentarios

  1. No paro de reirme. A parte de las absurdas ponendas y consideraciones, no se me escapa que estos sarcasmos vertidos con justa razón contra todo y todos, tiene algo de semejanza con el problema de los primeros filósofos (y quién mas cerca de estos que un congreso de cientificos, innecesarios o no?): para conocer el objeto era necesario e ineludible conocer “a priori” el medio por el cual se conocía, sin despreciar absolutamente nada que tuviera un mínimo de implicación con el arte del saber, ni siquiera -como dijo uno- el hecho de rascarse la caspa mientras se piensa. Todo debe ser analizado para llegar a una sensata conclusión. Excelente. A proposito de científicos innecesarios, donde puedo informarme sobre los descubrimientos inútiles? He leído que existe también un congreso de científicos abocados a ese tema, pero me parece un bulo. Gracias por el momento de diversión.

  2. Muy bueno.¿Por qué no una sección de humor fija?

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ACEPTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aviso de cookies