¡Cantemos victoria!

Publicado por

«El dolor es temporal, la victoria es para siempre», dijo en cierta ocasión Lance Armstrong, y es una cita que hubiera quedado la mar de bonita junto a otras de Churchill, Sun Tzu y Napoleón si no fuera porque un tiempo después le anularon siete victorias por dopaje. Mal asunto, solo faltaba que el dolor se le terminara haciendo crónico. Así que la victoria puede ser efímera; según afirmó Cicerón es también de naturaleza insolente y arrogante; Faulkner añadió para malmeter que no pasa de una ilusión de filósofos e idiotas, y gracias al cine sabemos además que huele como el napalm. Y sin embargo no podemos dejar de anhelarla. A ella cantamos para invocarla con esperanza o para celebrarla cuando por fin llega. Naturalmente «We Are the Champions» es, valga la redundancia, la campeona imbatible, convertida a estas alturas en himno oficial de cualquier celebración deportiva. Un podio que comparte con otros dos temas también de Queen: «We Will Rock You» (que fue originalmente su cara B) y «Another One Bites the Dust». ¿Y tras ellas? Ahí la cosa se pone más reñida. De manera que, aprovechando que esta semana comienza el Mundial, qué mejor ocasión para cantar victoria antes de tiempo a la espera de una gesta como la de Sudáfrica y recordar algunas canciones en torno a alcanzar el triunfo. Voten alguna o si lo prefieren añadan su favorita en los comentarios.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)

_______________________________________________________________________

«Victoria», de The Kinks

En The Children’s Encyclopædia, libro con el que se educaron generaciones de ingleses durante el siglo XX, se decía que en el Imperio británico nunca se ponía el sol. Así que al descaro de plagiar a Felipe II añadieron la soberbia de una autopercepción que se desmoronaría dolorosamente tras la Segunda Guerra Mundial. Sobre ello trataba el álbum conceptual Arthur (Or the Decline and Fall of the British Empire), que habla precisamente del fracaso personal y colectivo aunque incluyera este canto a Victoria en el sentido más literal.

_______________________________________________________________________

«Gonna Fly Now», de Bill Conti

De las dos canciones vinculadas a la saga Rocky tal vez «Eye of the Tiger» haya sido más conocida —al menos vendió más discos en su día—, pero esta le sigue de cerca, que es al fin y al cabo la que apareció en la primera parte. Quedó asociada ya para siempre al entrenamiento diario de este paradigma de lo que los anglosajones llaman «underdog», el que no es el favorito en un enfrentamiento, para entendernos. Efectivamente al final perdió el combate, pero ganó el corazón de la chica y qué mayor victoria cabe que esa.

_______________________________________________________________________

«You’re the Best Around», de Joe Esposito

El director de la anterior película, John G. Avildsen, lo fue también de esta y contó también para su banda sonora con Bill Conti, que escribió este tema que cantó Joe Esposito. De hecho en principio estaba previsto que fuera parte de la banda sonora de Rocky III, siendo sustituida finalmente por la mencionada composición de Survivor, quienes además crearon el tema principal de Karate Kid. Aun así hubo hueco también para «You’re the Best Around», que si no hubiera aparecido en Flashdance. Así es la cultura popular, montada a base de piezas que podían haberse ensamblado de mil maneras distintas y a veces adquiriendo su forma final a última hora y por caminos azarosos. No terminamos viendo a Rocky dar la patada de la grulla de milagro.

_______________________________________________________________________

«Everyone’s A Winner», de Hot Chocolate

Siguiendo con aquellas películas indisolublemente unidas a una canción llegamos a Full Monty con «You Sexy Thing», un tema que rescató de los años setenta de una banda inglesa de funk que fue también conocida por otras canciones como la que tenemos sobre estas líneas. El tema da a entender que el juego amoroso no es de suma cero, aunque hay opiniones discrepantes al respecto…

_______________________________________________________________________

«The Winner Takes It All», de ABBA

… Como vemos aquí, donde el grupo sueco señala justo lo contrario, inspirándose para ello en sus propias vidas. Agnetha cantó la letra sobre una ruptura amorosa que escribió su ya entonces exmarido Bjorn aunque este afirmase que el noventa por ciento de lo escrito era ficción. Luego vino la posterior separación del grupo y hace unas pocas semanas la noticia de su regreso con temas inéditos y una gira en la que estarán representados por hologramas sobre el escenario, que ya tienen una edad.

_______________________________________________________________________

«On Top of the World», de Imagine Dragons

Vencer trae aparejada la sensación de estar aunque sea por un momento en la cima del mundo, expresión empleada en innumerables canciones de rock, género siempre tan pendiente de esos vértigos del ánimo. De todas ellas cabe destacar esta, además de por lo bien que suena por su estupendo vídeo. Un homenaje a aquella teoría de la conspiración que atribuye a Stanley Kubrick el rodaje de un alunizaje que en realidad nunca se habría producido, mientras va intercalando guiños a diversas películas suyas.

_______________________________________________________________________

«Everybody Loves A Winner», de Linda Ronstadt

Lo hemos visto muchas veces: una vez termina el partido —siempre que sea una final, claro— los jugadores que han perdido se quedan en el campo, con la mirada de un veterano del Vietnam o directamente tapándose la cara, siempre solos, mientras que los vencedores se ven pronto acompañados de sus parejas y familiares, que no dudan en saltar al campo para compartir su gloria. ¿No serían los otros quienes más necesitarían ese apoyo? En fin, ya lo cantaba William Bell «Everybody loves a winner / But when you lose, you lose alone». U2 la versionó en su momento, aunque la mejor voz que la ha interpretado es la que tenemos sobre estas líneas.

_______________________________________________________________________

«You Win Again», de Hank Williams

Apenas llegó a los veintinueve años de vida y dejó una estela tras de sí considerable, que este artículo repasó en su día. Sobre este tema en concreto en torno a un amante despechado Johnny Cash hizo una versión, The Rolling Stones otra e incluso se dio el caso de una versión que se inspiró únicamente en el título, como esta de Bee Gees.

_______________________________________________________________________

«One Little Victory», de Rush

Desde los Cánticos de Moisés y de María del Éxodo celebrando cómo los abismos se cuajaron en medio del mar ahogando a sus perseguidores no ha habido acontecimiento grandioso ni batalla decisiva que se haya quedado sin sus trovadores. Pero los pequeños eventos diarios también pueden tener un gran impacto en nosotros y es lo que este grupo canadiense quiso señalar.

_______________________________________________________________________

«Nessun Dorma», de Puccini

Desde 1962 cada Mundial de la FIFA ha contado con una canción oficial y la de 1990 de Italia fue una que nadie recuerda, pues la BBC empleó en su lugar esta otra en sus anuncios del evento que llegó a eclipsarla por completo. También más recientemente ha recurrido a ella el Real Madrid. Corresponde a la ópera Turandot de Puccini, sobre una emperatriz china reacia a casarse y un pretendiente que clama como un trueno que su amor vencerá.

_______________________________________________________________________

«I’m a Winner», de Diana Ross

Los americanos son muy propensos a clasificar a las personas en las categorías de «ganadores» y «perdedores» más allá de cualquier enfrentamiento deportivo, como una máxima vital, incluso su presidente tiene publicado un libro infantil con el inspirador título Winners Aren’t Losers. Así que no es de extrañar que abunden tanto en su música las afirmaciones al respecto, desde este tema de Diana Ross a aquella genialidad titulada «Loser».

_______________________________________________________________________

«Winning», de Santana

De nuevo nos encontramos aquí la misma idea, con la historia de un hombre que comienza en lo más bajo hasta que consigue ganar y se promete no volver a perder de nuevo. La canción original corresponde a Russ Ballard, retomada por Santana en su álbum de 1981 Zebop!

_______________________________________________________________________

«Victory», de Megadeth

En este caso no es la reina decimonónica a quien se alude y la victoria no es la alada de Samotracia ni remite al amor, sino a la lograda frente a la adicción a las drogas, que supuso para Mustaine la expulsión de Metallica por su comportamiento inestable. Posteriormente fundó esta otra banda en 1983, cuyos grandes éxitos va hilando a lo largo de esta canción compuesta once años después, como una forma de reafirmarse en la trayectoria que ha seguido durante ese periodo.

_______________________________________________________________________

«Mi gran noche», de Raphael

No parece probable que ninguna de las canciones que hemos mencionado en esta lista que aquí concluye llegue a ocupar el trono de «We Are the Champions», pero si alguna pudiera hacerlo sin duda sería esta. Su sintonía es al menos igual de pegadiza y al fin y al cabo su vuelta a la popularidad en estos últimos años ha venido de la mano de un programa televisivo de fútbol, de manera que ya está vinculada en nuestro subconsciente a las victorias deportivas. Su letra nos habla de una noche abierta a la expectativa, de la promesa de algo memorable que está por llegar. El tema original corresponde al cantante italo-belga Salvatore Adamo, de la que Raphael cantó una versión para la banda sonora de la película que protagonizó, Digan lo que digan.

_______________________________________________________________________

Si te ha gustado este artículo ¡Haz un donativo online!

Donar una cantidad personalizada

Información personal

Credit Card Info
Detalles de facturación

Total de la donación: 5,00€ One Time

4 comentarios

  1. Yo agregaría “Sweet Victory” de David Glenn Esley. ¿Recuerdan? Aquella que interpretó magistralmente nuestro amigo amarillo, cuadrado y absorbente junto con su grupo de amigos, prodigios de la biología marina.

  2. Ullate

    La canción de Rush, “One Little Victory”, que no conocía y que me he preocupado de buscar de que año es por si acaso (2002) es un plagio en la linea vocal de “Heart & Soul” de Joy Division (que, además, es infinitamente mejor): https://youtu.be/Sk2KC8Ut3is [Fui un chico de los ochenta, que le voy a hacer, no fue cosa mía]

  3. Pere C

    Dado que la palabra “victoria” tiene su origen en los éxitos guerreros, no está de más poner alguna música militar. Los prusianos eran muy dados a celebrar sus victorias en el campo de batalla mediante marchas. Una de las mejores y más famosas es Preußens Gloria, para celebrar la victoria en la Guerra Franco – Prusiana: https://www.youtube.com/watch?v=5SWTSPFT2ls. Pero hay otras como Pariser Einzugsmarsch (tocada siempre que los alemanes han entrado en París), Königgrätzer Marsch (por la batalla decisiva en la Guerra Austro – Prusiana), Der Hohenfriedberger (por la batalla decisiva en la Guerra de Sucesión de Austria)…

  4. Anónimo

    ¿Al final perdió el combate?

    ¡No hombre, no!

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ACEPTAR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aviso de cookies