«¿Quién necesita una mujer con bíceps y bigote?»

Imagina a todo un cuerpo de Vladímires y Serguéis preparados para socorrerte con sus taladros, ante esos desafíos domésticos como arreglar un enchufe o poner una estantería. «Eres una mujer bella con una manicura excelente que te hiciste ayer mismo, no estás dispuesta a vértelas con una ruidosa y vibrante taladradora, ¡nosotros vamos al rescate!». Así daba a conocer el […]