Caso Contador: Cronología de un (des)engaño

Publicado por

 

Alberto Contador, nacido en Pinto el seis de diciembre de 1982. El ciclista español más joven en ganar el Tour de Francia. El único español en conseguir la victoria en las tres grandes vueltas (Tour, Giro y Vuelta). Nominado al Laureus al deportista revelación en 2008 y al mejor deportista masculino en 2010. Ese mismo año, 2010, ganó su tercer Tour de Francia, y el año siguiente se proclamó vencedor de la Vuelta a Murcia, la Volta a Catalunya y el Giro de Italia. Todos estos resultados, no obstante, han sido anulados tras la decisión del Tribunal Arbitral du Sport (TAS) de sancionar al ciclista español por haber dado positivo en el transcurso del Tour de 2010 por clembuterol. Ésta es la cronología de los hechos desde entonces hasta hoy.

  • 3 de julio de 2010: Da inicio el Tour de Francia 2010.
  • 21 de julio de 2010: Día de descanso tras la decimosexta etapa. Contador se somete a un control rutinario de orina.
  • 23 de julio de 2010: Se publica en el diario Sport una entrevista a Paco Olalla, cocinero del equipo Astana, para el que corre Alberto Contador. En él, el cocinero afirma que la dieta de los ciclistas se basa fundamentalmente en hidratos y no en proteínas, y que el día anterior a la entrevista el cocinero fue al mercado de Pau a comprar solomillos de ternera, patatas y pasta. Culminó con una macedonia, recoge el artículo.
  • 25 de julio de 2010: Contador se proclama vencedor del Tour de Francia, consagrándose como el mejor ciclista de su era.
  • 19 de agosto de 2010: El análisis de la muestra A del control antidopaje realizado el 21 de julio da positivo en clembuterol: 50pg/mL
  • 24 de agosto de 2010: La UCI (Unión Ciclista Internacional) informa a Contador del positivo
  • 26 de agosto de 2010: En una reunión con la UCI, Contador solicita un reanálisis de la muestra B de orina. En esa misma reunión, Contador anticipa sin dudarlo que el origen del clembuterol en sangre se debe a la ingestión de carne contaminada.
  • 8 de septiembre de 2010: El análisis de la segunda muestra confirma el positivo por clembuterol.
  • 29 de septiembre de 2010: El presidente de la UCI comunica a Contador que un periodista alemán ha descubierto el pastel, y lo anima a actuar en consecuencia. A la una de la mañana de una noche en vela, Contador da a conocer públicamente su positivo, señalando enseguida a un chuletón de ternera como culpable del desaguisado.
  • 30 de septiembre de 2010: Alberto Contador comparece ante la prensa en un hotel de Pinto para reafirmar que el positivo por clembuterol se debe a la carne que José Luis López Cerrón «tuvo la deferencia de traerle al cocinero del equipo desde España para que comiéramos en el Tour» y que Contador tuvo el placer de degustar el 20 de julio. El señor López Cerrón es ni más ni menos que el director de la Vuelta a Castilla y León, competición que el de Pinto ha ganado en tres ocasiones. Contador, pese a reconocer que comer carne en un día de descanso es contraproductivo porque “engorda y no se quema”, no dudó en repetir el día 21 y comer un día más de la magnífica carne que trajo Cerrón, en sus palabras: “por no desperdiciar una carne tan buena”. Según parece por lo expuesto aquí por Alberto, la carne hinchada mediante clembuterol es sabrosísima.
  • 25 de enero de 2011: El Comité Nacional de Competición y Disciplina Deportiva (CNCDD) propone a Contador una sanción de un año.
  • 7 de febrero de 2011: Alberto Contador rechaza la propuesta.
  • 15 de febero de 2011: La Real Federación Española de Ciclismo anuncia que no sancionará a Contador por su positivo en el Tour. En esta extraña resolución debe de haber pesado mucho el apoyo unánime de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. El entonces presidente del gobierno llega al extremo de afirmar que “no hay ninguna base jurídica para sancionar a Contador”.
  • En los meses siguientes, Contador y su entorno hacen todo lo posible por aplazar una audiencia con la Corte Internacional de Arbitraje del Deporte (CAS), yendo desde poner en duda la autoridad del jurado elegido por la Unión Ciclista Internacional y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) hasta solicitar un aplazamiento de cinco días en la respuesta a una carta mandada por la UCI, argumentando que ésta fue recogida durante semana santa por un guardia de seguridad y no fue leída por Contador y sus asesores hasta cinco días después del acuse de recibo. La RFEC contribuye por su parte a retrasar todo el proceso, sumando así tiempo para que Contador consiga competir en el Tour de 2011.
  • 23 de mayo de 2011: Se les da tan bien a Contador y a la RFEC entorpecer el proceso que los jurados del TAS consienten celebrar la audiencia justo después del Tour, los días uno, dos y tres de agosto.
  • 26 de mayo de 2011: La AMA anuncia que va a presentar a un testigo protegido en contra de Alberto Contador. Su identidad a fecha de hoy sigue siendo oficialmente desconocida. El mismo día, la UCI da el visto bueno a la comparecencia de dicho testigo.
  • 30 de mayo de 2011: Todas las partes confirman disponibilidad para las fechas determinadas por el TAS.
  • 5 de junio de 2011: Alberto Contador solicita que se declare el futurible testimonio del testigo protegido —del cual desconocemos aún su identidad, pero es de imaginar que sí la conoce Contador— como inadmisible. Durante las siguientes semanas, Contador y su entorno siguen haciendo lo posible por ralentizar el proceso contra el ciclista. Esta vez, entre otras artimañas, exigen la traducción de un informe de la AMA, aunque principalmente vuelcan sus esfuerzos en desacreditar al testigo protegido cuya identidad e incluso naturaleza es todavía desconocida, por lo menos oficialmente, llegando al extremo de obligar al testigo a rellenar una declaración explicando los motivos por los que solicita el anonimato, algo a lo que el/la testigo finalmente accede.
  • 11 de julio de 2011: Alberto Contador concluye que cualquier declaración llevada a cabo por el testigo protegido es inadmisible y exige que su identidad sea revelada. En una maniobra que calificaremos de dudosa ética, legal y deportivamente, la UCI comunica a la AMA que no aceptarán ninguna prueba aportada por un testigo protegido.
  • 22 de julio de 2011: La AMA no pone la otra mejilla y pospone la vista a los días 1, 2 y 3 de agosto, y aprovechan para sacar dos asuntos turbios a la palestra: la teoría de la transfusión de sangre y la probabilidad de la contaminación de carne en Europa —por cierto, no se ha detectado clembuterol en la carne vendida en Euskadi desde 1999.
  • Siguen varias semanas de desencuentros en las que Contador y/o sus testigos o expertos no podían justo en las fechas propuestas por la UCI, la AMA y el TAS. La RFEC ni siquiera se dignó a responder a las diversas fechas propuestas.
  • 20 de septiembre de 2011: Contador solicita que se extienda el plazo para presentar su lista de testigos y expertos hasta el 23 de septiembre.
  • 29 de septiembre de 2011: Contador solicita que dicho plazo (ya expirado, por supuesto) se alargue hasta el 14 de octubre.
  • 13 de octubre de 2011: Contador solicita que el plazo se vuelva a ampliar, esta vez hasta el 19 de octubre. Al día siguiente el TAS da de nuevo su beneplácito. Ojalá me tocara a mí un tribunal así.
  • 21 al 24 de noviembre de 2011: Finalmente, la audiencia se lleva a cabo. Se determina primeramente que Alberto Contador dio positivo por clembuterol en un control antidopaje y es por lo tanto culpable. En segundo lugar y para evitar una sanción de dos años, Contador debe demostrar que la sustancia prohibida llegó a su cuerpo accidentalmente y él no cometió ninguna falta ni negligencia. Contador repitió la consabida historia de la carne contaminada, pero la UCI y la AMA consideraron que era más probable la teoría de la tranfusión de sangre o ingestión de un suplemento alimenticio contaminado que la teoría del chuletón diabólico, puesto que tal y como recoge su comunicado de prensa, España no es precisamente conocida por tener un problema de contaminación de carnes con clembuterol. De hecho, añaden, no se conoce ningún caso de atletas que hayan dado positivo por consumir carne en España. El Tribunal determina que si bien las tesis de la transfusión de sangre y la de la contaminación alimenticia son posibles explicaciones, son difícilmente concebibles.
  • 6 de febrero de 2012: En base a las pruebas aportadas, el TAS concluye que la presencia de clembuterol debe atribuirse a la ingestión de un suplemento alimenticio contaminado. Se sanciona a Contador por dos años de suspensión. Se fija el 25 de enero de 2011 como fecha de partida, precisamente la fecha en la que la RFEC le propuso al ciclista la suspensión de un año. Asimismo, se desposee a Contador de todos los resultados obtenidos en las competiciones en las que participó a partir del 25 de enero de 2011. Paralelamente, la UCI le ha impuesto al ciclista una multa de 2.485.000€ (aparentemente, el 70% de los ingresos anuales de Contador).

Así finaliza el caso Contador, un destructivo culebrón protagonizado por un deportista que, víctima de la desesperación por salvar su reputación, ha terminado manchando la de muchas otras personas, desde los carniceros vascos hasta el conjunto de deportistas españoles, cuya credibilidad está ahora mismo en entredicho gracias a este caso. Engaño y desengaño, Alberto volverá a competir el 5 de agosto. Es de suponer que lo hará limpio.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

27 comentarios

  1. De acuerdo con todo pero faltan 2 datos muy importantes: 1. La cantidad de Clembuterol encontrada es tan mínima que no supone ventaja alguna. Pero es dopping, eso es seguro. 2. Hay precedentes de positivos por clembuterol procedente de carne contaminada: la selección Sub-21 de fútbol de México. Allí se desestimó la sanción al ser habitual este tipo de engorde ilegal.
    La prueba de Contador para defenderse es muy débil: contaminación accidental de un producto prohibido a través de una carne engordada ilegalmente pero de la que no pudo hacerse la trazabilidad que podría haber dado con el origen del doble delito.
    Contador dio positivo por poco pero dio positivo. No pudo presentar pruebas para argumentar por qué había Clembuterol en su cuerpo.
    El que aquí escribe y muchos de los que lean esto darían positivo por las mismas razones que alega Contador (o peores dependiendo de nuestro hábitos alimentarios o de los proveedores de los restaurantes en los que comemos). Daríamos positivo pero no nos dopamos. Bonito debate, ¿verdad? Meat is murder decía Morrissey.

    • Para no haberse podido realizarse la trazabilidad, en la sentencia hablan de la cárnica e incluso del ganadero que crío a la vaca que se comió Contador.

      http://www.elpais.com/elpaismedia/ultimahora/media/201202/06/deportes/20120206elpepudep_1_Pes_PDF.pdf

      En el punto 274 identifican, basándose en las pruebas presentadas por la gente de Contador desde el tipo de carne hasta el proveedor que se la vende al carnicero e incluso, hasta el ganadero individual que crío a la vaca milagrosa.

      Tampoco estaría mal comentar que la sangre que le tomaron la mañana el 20 de Julio ¡Anterior al solomillazo! También tenía Clembuterol.

      Que no, que no es creible la defensa de este chico.

      • Miguel

        La del día anterior no tenía clembuterol. Precisamente, una de las grandes dudas es que el clembuterol solo produce efectos favorables el día que se toma y, por tanto, era absurdo que la tomara sólo el día de descanso, pues no apareció en el anterior ni en el siguiente.

    • David Navarro

      Buenas, Iván. Efectivamente los famosos picogramos no suponen una cantidad suficiente como para incidir sustancialmente sobre el rendimiento de un atleta, por eso existe la teoría (nunca probada) de las transfusiones de sangre, que explicaría entre otras cosas que los niveles de clembuterol en las muestras de Contador suban y bajen sucesivamente durante varios días. Explicaría también lo que comenta Luis. Pero como digo, esto no ha sido nunca demostrado.

      En todo caso y como dices, la conclusión es la misma: el clembuterol es una sustancia específica, que en ningún caso puede producir el cuerpo humano, y se considera positivo independientemente de la cantidad encontrada.

      En cuanto al segundo punto que mencionas, no está de más resaltarlo, tienes razón. De hecho Contador en su defensa sacó a relucir el caso de unos atletas que habían dado positivo tras ingerir carne contaminada en China.

      Lamentablemente, ni mediante esos precedentes consigue Contador sostener derecha su teoría del solomillo maldito, con esos matices tan inexplicables como la variación de la cantidad de clembuterol durante varios días, el desajuste de fechas, la extraña concepción de un regalo por parte de López Cerrón (¿le regalará a su mujer una buena morcilla de Burgos por San Valentín?) o incluso el súbito apetito carnívoro de un atleta que siempre ha cuidado su alimentación hasta el gramo. O el picogramo.

      Al final tenemos que quedarnos con los hechos: el positivo está ahí, es inopinable, y Contador ha terminado pagando cara su osadía negando lo innegable contra viento y marea durante mucho más tiempo del admisible.

      • ¿Negando lo innegable? ¿Negó Contador que se haya encontrado clembuterol en sus análisis? Eso es lo único innegable. Después están las teorías de como llegó a su cuerpo, ninguna de las cuales se ha podido probar.

        Los niveles cambiantes, según los expertos, se deben a variaciones en la medición, si no, además de aumentar mucho más el nivel de clembuterol habría permanecido más tiempo en su cuerpo.

        Después lo del regalo será más discutible o no (que no fue un regalo porque la factura la pagó el Astaná) pero lo cierto es que el solomillo exite y se compró donde se dijo.

  2. Sulo Resmes

    Pues este tío, al que no creo se pueda acusar de patriotero, tiene otro punto de vista.
    http://www.lequipe.fr/Cyclisme-sur-route/Actualites/-le-tas-a-tordu-les-faits/261946

    Y otra cosa a la vista de la sentencia: yo no sé si Contador es culpable o no, o mejor dicho si se dopó o no, porque culpable es, ya que así lo ha determinado un tribunal competente.Y me parece alucinante que nadie de vosotros (de los periodistas y/o opinadores de los medios) haya criticado una sentencia que es, simple y llanamente, una aberración jurídica. Más allá de que los ciclistas sean tan tontos como para aceptar un sistema de prueba diabólica digno de una república bananera.

    Crónica de un desengaño no, de muchos desengaños. ¿El ciclismo profesional es una farsa? Pues posiblemente, pero no sólo ni principalmente por el asunto del doping en los ciclistas. Más chungas me parecen las mafiosillas actuaciones de la UCI y de los empresarios del negocio de las 2 ruedas, sus connivencias con determinados medios de comunicación y el defectuoso funcionamiento de la justicia deportiva. El problema es los asuntos del tipo Contador pasarán, mientras que todo lo demás seguirá igual.

    • Hola Sulo,

      Umm, permiteme discrepar. La sentencia le abre una ventana a Contador en el sentido que matiza la responsabilidad objetiva absoluta, esto es, cualesquiera que sean los motivos por los que se encontraron restos de materia prohibida es condenado por el de le admito que aporte una hipótesis razonable y excluyente de otras que pruebe el motivo. Digamos que abre una rendija a la valoración subjetiva de la prueba que si bien quedaría dentro de la objetiva rozaría la culpa gravísima cuya desarrollo jurispridencial conoces conoces a la vista de tu comentario.

      Un saludo,

  3. La resolución me parece excesiva considerando el nivel de clembuterol en sangre, pero sirve como aviso para los futuros ciclistas de que no habrá guantes de seda para con nadie se llame Alberto Contador, y sea ganador del Tour y el Giro, o Pepo Jiménez y sea siempre el último.
    El ciclismo es un deporte que sufre enormemente de dopajes, al igual que el atletismo, y en parte entiendo que el TAS haya actuado con mano dura.

    Gran artículo, por cierto. Y muy necesario (que ahora de pronto todos son expertos en justicia deportiva y en el caso Contador).

  4. El argumento de la mínima cantidad de clembuterol no se sostiente. El clembuterol no existe naturalmente en el cuerpo humano como puede pasar con la testosterona. Que haya muy poca cantidad lo único que indica es que se ha conseguido camuflar el resto. Y eso es mérito o demérito del fisio del equipo. Si tienes restos de pólvora en tus manos, eres culpable de haber disparado, por poca que sea.

  5. michelle

    LO que hunde a esta lumbrera es presentarse ante el mundo de la mano del mayor dopado de la historia del ciclismo. Contador se crio en la cuadra de amstrong y hasta el mayor ciego del mundillo del ciclismo sabe que se ha dopado sistematicamente todo aquel que proveniese del discovery.
    A partir de ahi como demonios se va a quejar de indefensión ante el sistema alguien que, al igual que sus colegas de pelotón, negó la ayuda a RASMUSSEN cuando se lo fulminaron SIN NINGUN CONTROL POSITIVO!!!!!!!
    Tema aparte es la incompetencia de alguien que moría con la puta chuleta y el otro día nos quería hacer comulgar con una barrita energética. La diferencia es que Jessica Hardy tiene cerebro; este chico aparte de tramposo es cortito.

  6. Pingback: Alberto Clembuterol « Agujero Negro

  7. miguel

    Hombre, Michelle, parece que Contador, Armstrong o Discovery te deben dinero. Dejemos de hacer juicios de valor sobre Armstrong cuando recientemente un juez estadounidense ha dicho que no se ha dopado. Teníamos sospechas que no han sido aceptadas por un tribunal. Y ha estado sometiéndose a controles durante unos cuantos años en el Tour sin que nadie le haya pillado (y lo han buscado, eh).

    Si algo hace daño es considerar que cualquier tío que gana está dopado. Se llame Armstrong o se llame Nadal.

    El artículo está muy bien y dice cosas que no sabía, como que el proceso se alarga por culpa de Contador, no de la UCI ni la AMA.

    La pena es que le sigo viendo la cara y me parece inocente. Soy un pardillo, sin duda.

  8. PEDRONR

    En efecto, el clembuterol está ahí. ¿Existió voluntad por parte del ciclista para introducirlo, como fuese, en su cuerpo? Si no es así, ¿debe preocuparse él personalmente, o los encargados en su entorno, de que todo lo que entra en su cuerpo cumple la normativa?. Si se produce un error (involuntario, pues la voluntad ya ha quedado citada en mi primera duda/pregunta) ¿se castiga por la negligencia «in vigilando»?
    Alguien ya ha aludido al sistema de carga de prueba, acertadamente, como bananero. Pero creo que si dejases su regulación a los practicantes, la persecución de la ilegalidad sería practicamente imposible.
    Pero, ¿no prima éste mismo sistema al sujeto que sea capaz de rodearse de los profesionales que mejor sepan navegar por el filo de lo permitido?. Me viene al dedillo la alusión que he visto sobre Armstrong, para algunos, el señor de los enmascaradores.
    En cuanto a la forma, no sé que opinar sobre un artículo, titulado cronología, con comentarios de ayuda orientativa añadidos.

  9. No hace falta mirarle a la cara para pensar que es inocente. Recomiendo leer el artículo de L’Équipe que indican en un comentario anterior (http://www.lequipe.fr/Cyclisme-sur-route/Actualites/-le-tas-a-tordu-les-faits/261946).

    Queda claro que la AMA presiona al TAS para que sancionen a una «estrellita» del pelotón, porque llevaban tiempo quedando en evidencia y sin esta sanción iban a seguir tomándolos por el pito del sereno.

    Le condenan por una «hipótesis», aduciendo que se ha dopado mediante complementos alimenticios ilegales y desechando las posibilidades de la carne o de la transfusión de sangre por falta de pruebas (la misma falta de pruebas que tienen para probar la razón de la sanción).

    Además el TAS dice que se dopa en día de descanso (sabiendo que ese día no le hace falta y al siguiente no le dura el dopping) y sabiendo Contador que el día siguiente pasará controles por ser líder. No tiene ni pies ni cabeza… (y cobra veracidad la versión de la carne).

    Además, es curioso cómo funciona la Justicia deportiva. Mientras que en la Justicia ordinaria existe la presunción de inocencia y es el acusador quien ha de demostrar la culpabilidad del acusado, en la deportiva es el acusado quien tiene que demostrar su inocencia. ¿Presunción de culpabilidad? ¿Dónde está la justicia?

    Yo, de ser Contador, apelaría ahora a los Tribunales ordinarios y dejaría a estos jetas en evidencia…

    • Rantanplán

      Eso de la inversión de la carga de la prueba es algo que se inventó alguien y se ve que ha cuajado, porque no se invierte nada. La UCI tiene una prueba que acusa a Contador (un análisis positivo de clembuterol), a partir de ahí, es el ciclista el que tiene que explicar por qué está esa sustancia en su cuerpo.

      Es como si pillan tus huellas en el arma del crimen. Te toca a ti demostrar que dejaste esas huellas en otro momento, y eso no es invertir la carga de la prueba.

  10. Ha habido sanciones a atletas por nivel de clembuterol 10 veces inferior al que dio Contador.

    Si no me equivoco, el clembuterol no es ilegal pq beneficie, es ilegal pq se asocia con las bolsas de transfusiones, así q en el fondo da igual si poco o si mucho, es simplemente el medio hacia un doping indetectable e indemostrable.

    • Venus, también ha habido absoluciones a deportistas por niveles de clembuterol, cuando menos, similares a los de Contador.

  11. Además de Contador, estaría bien recordar la injusticia que se ha cometido con Ezequiel Mosquera ya que a él la sanción le cuenta desde ahora a pesar de que estuvo el último año y medio con una cautelar

  12. Solo puedo decir que la falta de juicio crítico por parte de la prensa no le ha ayudado a Contador.He escuchado un sin fín de datos sueltos a fín de rellenar periodicos sin ninguna cronología ni lógica. La excusa de la carne es semirídicula por el simple hecho de que a ningún ciclista se le ocurriría comerse dos chuletones en medio del tour. Esta gente son muy metodicos y dudo que el número uno lo sea porque come bocatas de chorizo cuando los demás comen pasta hervida o plátanos hervidos(¿Qué come esta gente?).
    Finalmente, me permito el lujo de felicitar a cadauno de los participantes porque es la primera vez que leo todos los comentarios con el mismo interés que el gran artículo que los precede, me ha parecido de una educación exquisita.
    Un 10.

  13. michelle

    Hombre, dinero no me debe, pero es el principal culpable del salto de calidad del doping moderno. Te recuerdo que en tres tours diferentes ha habido pruebas de positivo de AMSTRONG en poder de la organización. El tema es que el yankee, debido a la medicación que tomaba periodicamente por sus problemas de salud, tenía una coartada perfecta. Repasa las plantillas de aquellos equipos y ya me dirás quien se salva, exceptuándolo a él. Y que conste que su espíritu de sacrificio en superar un cancer y convertirse en un campeón es digno de un heroe; pero la realidad es que iba puesto hasta las trancas. Por eso solo corría dos meses al año entre otras cosas.

  14. Toño

    ¿Como veis la actuación de la Federación Española de ciclismo?
    En mi opinión ha quedado como el culo con este caso, dejando la imagen de que en España no se castiga el dopaje.

    • David Navarro

      Tal cual.

      Lo más lamentable de este caso es que, por culpa de casos tan sangrantes como el aquí expuesto, se ponga en duda la integridad de deportistas como Nadal o Gasol (como hemos podido comprobar recientemente gracias a los famosos gags franceses).

      Ése es el flaco favor que Contador y la RFEC han hecho al deporte español. Y un lastre que arrastrán irremediablemente los deportistas españoles que no se dopan, sin comerlo ni beberlo (ni chutárselo).

  15. Pingback: Doping, bistecche e senso del ridicolo « pinuxbussu

  16. Pingback: Rajoy: Delgado, Contador y Armstrong | Demasiadas palabras

  17. Mclaud

    Nada que añadir a la cronología del caso Contador. Quizá añadiría algo respecto a Atapuerca y el Big Bang, pero con lo dicho por el plumilla creo que basta y sobra.

    Venga.

Responder a miguel Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.