Librerías con encanto: Shogun (Salamanca)

Publicado por

Estamos en pleno centro de Salamanca, en el número 11 de  la calle Padilleros, medio metro bajo el nivel de la calle; hay luz, no andamos a tientas entre las tinieblas… “Aunque nuestro fuerte son los cómics también nos dedicamos al ocio alternativo”, nos cuentan  Sole y Raúl mientras nos enseñan, nada más llegar, la cantidad de miniaturas y figuras y curiosidades varias que tienen perfectamente expuestas en diferentes estantes a lo largo y ancho del local y su trastienda. Son ya siete años de Shogun tal cual la conocemos hoy, ahora ya los dos solos,  abriendo los sábados hasta las nueve de la noche.“Vivimos prácticamente aquí».  “Y luego me voy yo a la radio”, donde lleva Raúl ya un tiempo colaborando con La rosa de los vientos de Onda Cero; «el café es fundamental en esta casa”.

Se le ocurriría la idea también a él durante los años que pasó viviendo en Barcelona; abrir un establecimiento que no fuera “la típica tienda de cómic que tiene todo el mundo en la cabeza; ese zulo, todo amontonado… romper con todo eso y cambiarlo”. Así, el anejo al fondo de Shogun es en realidad un espacio versátil, con aforo para 92 personas, donde se organizan presentaciones (veremos luego que vino Paco Roca, por ejemplo; pero también gente no tan conocida, “nos gusta mucho prestar nuestro espacio, y lo hacemos con frecuencia”), juegos de miniatura, torneos, charlas. “Es como en la tienda: está  pensado para poder echarlo todo abajo cuando te canses y poder trasformarlo así en un espacio completamente diferente”, nos dice Raúl, orgulloso, “yo es que claro que vivo esto; soy lector  de cómic desde los cuatro años, me lo paso muy bien con lo que hago” “¿Y ves el Gremlin que está en el escaparate? Pues vas a ver sólo ese y el de la Warner. No hay más”.

Sole es más de novela gráfica; le gustó mucho“Transmetropolitan, que va sobre un periodista en un futuro en el que la sociedad ha perdido todos sus valores; él es el primero que los ha perdido”, se ríe. Nos enseñará también con cierta satisfacción el expositor de novelas autoeditadas, “Música para tus ojos , de Francisco Javier Panera, por ejemplo, un melómano redomado que se dio el capricho de sacar este libro, que es una gozada”, apunta Raúl. Son publicaciones “más lentas”, pero que sí están funcionando.

Disfrutaron ambos, volviendo ahora al cómic para adultos, con Blacksad, “sus autores —Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido— podemos decir que son de ida y vuelta: en España no gustó nada, tuvieron que editarlo en Francia, donde fue un éxito, y luego ya fue cuando volvieron aquí (…) Este año el Salón del Cómic de Angoulêm, que es el más grande de Europa, el segundo del mundo, y que suele sacar anuncios animados de series, etc… la escogió, junto con otras afortunadas, para abrir esta edición”. También son asiduos de Paco Roca, decíamos, que ganó el premio nacional de cómic en el 2008 y que a ellos les conquistó —de verdad— cuando fue a Shogun. Allí les contaría cómo para hacer Arrugas  fue a documentarse a residencias de ancianos donde conoció a los personajes en los que luego se basaría la historia que cuenta. Hablamos también de Memorias de un hombre en pijama, que hace a quien esto escribe especial gracia, no sólo por la parte que nos toca,  “cómo es tu vida cuando trabajas desde casa, ese día a día, divertidísimo cómo lo cuenta, toda esa serie de anécdotas cotidianas”.

No se cansan de enseñarnos cómics, ediciones originales, cuidadas, de contar anécdotas de los autores más conocidos que han ido por allí a presentar su obra, de cómo han ido creciendo con ellos los chavales que ya no son tan chavales, «casi una generación»; de un señor ya de cierta edad —sin circunloquios: en torno a los 80— y experto en Cómics como el que más, uno de sus mejores clientes, sin duda; de los chiquillos que empiezan con el Spiderman, cómo corren a por la abuela para que les de el euro que les falta; de la gente que asiste a las charlas que dan en la Facultad, de los grillos; de lo bien que se pasa haciendo esto juntos, del  día a día; de todas esas cosas que les pasan y de todas las que pueden llegar a pasar.

Casi que de pronto tenemos entonces que acabar la charla: Sole tiene que ir a comprar unos peces. “Es que nos vamos a una boda”, dice, como si eso fuera a explicar… Pero no, no vamos a hacer esa pregunta. Lo vamos hoy a dejar aquí y de esta manera.

 

Fotografía: Cristina Urruzola.

 

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

15 comentarios

  1. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | Librerías con encanto: Hydria (Salamanca)

  2. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | Librerías con encanto: Oletvm (Valladolid)

Responder a Hernán Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.