Yo, Fausto: vender el alma al Diablo

Camino en el bosque Spessart Wald: en un rincón como éste pudo ser donde Fausto, según la leyenda, invocó a Satán.

[View full size]