Rubén Díaz Caviedes: Matones de matones

Publicado por

Atención, cuidado. Warning. Hay un matón suelto en la política española, repito, hay un matón suelto en la política española. Se trata de un varón blanco de mediana edad que responde al nombre de David Fernàndez y obra como diputado de CUP –Candidatura d’Unitat Popular– en el Parlamento catalán, donde siembra el terror y no se descarta que también el horror en el ultramarinos. Mediana estatura, pelo castaño, viste así como con desaliño y lleva un pendiente en la oreja, como las mujeres, los mariquitas y los piratas en las películas de Errol Flynn. Y es peligroso. No duda en llamar a las personas «gangster», a tal grado de violencia accede en sus delirantes arrebatos, e incluso ha llegado a acusar a algunas de «generar paisajes devastados», como hizo anteayer con Rodrigo Rato en la sede parlamentaria. Como lo están oyendo. O leyendo. Hasta una sandalia tiene y sabe cómo usarla, cuidado. Como Calígula, solo que peor. Su modus operandi es quitársela en gesto simbólico y esgrimirla en alto con retórica intención, es que no te digo más. El acabose, vamos. El recopetín.

Y no acaban ahí sus fechorías. Fernàndez, no te lo pierdas, es también responsable del «deterioro activo de las instituciones democráticas», según denuncia el diario El País en su editorial de ayer. Y de convertirlas en un «demagógico tribunal popular», razón por la cual el periódico hasta ha acuñado para él una categoría propia en la genealogía del ser lo peor: los Fernández. «El activismo de los Fernández», denuncia el medio, «nutre de jóvenes los actos independentistas y canaliza algunos de los sentimientos de protesta que expresó el 15M». Tan innobles son estos Fernández que lo suyo, pese a diputados, no es política sino «activismo», según califica El País hábilmente. No pase inadvertida tampoco esa relación, sugerida de nuevo entre líneas por las diestras plumas anónimas que escriben los editoriales de la gran cabecera española, que tampoco ha escapado a las fuerzas pensantes de la llamada extrema derecha mediática. «Los Fernández» e «independentistas», ojo. En la misma oración. Son independentistas pero se apellidan Fernández, quiero decir. Con la tilde hacia la derecha, nunca mejor dicho. Y eso es un apellido español. Y ellos se apellidan así. Pero son independentistas. Pero se apellidan así. No sé si se entiende.

El Mundo, por el contrario, no se anduvo ayer con intrincadas jugarretas literarias y recurrió al siempre elocuente Ser ETA para titular El chófer de ETA así, directamente. Bien grande, en portada, con foto del diputado —no sea que alguien no se quede con su cara— y sin GIF parpadeante ni pirulas sonoras no por falta de ganas, sino porque la cabecera acabada de cambiar de piel, como sabrán, y ahora lleva la mercancía en plan más austero. Tal es la amenaza que supone Fernàndez para el contrato social que el ínclito Salvador Sostres, espíritu cualificado como no hay otro para empuñar el cetro moral y llevarse las manos a la cabeza en ejemplar pajarraca, no faltó a la tradición de la casa y denunció, porque alguien tiene que hacerlo, la evidente relación que emparenta a los de la calaña de Fernàndez con los terroristas vía «su dinámica criminal», su simpatía incuestionable por los proetarras y la «previsible» por los dictadores de Oriente Medio, «el terrorismo palestino» y cuanto es enemigo de lo que es justo y bueno en el mundo, en resumen, incluyendo tiranos, terroristas, antisistema, separatistas, orcos, los virus de la nariz roja en Érase una vez la vida, Gargamel y Skeletor. Momentos antes de quedarse tan ancho, Sostres aseguró incluso que «si Saddam Hussein hubiera venido a Barcelona», David Fernàndez «tal vez también le habría hecho de chófer». Tal vez, oye. Quién sabe. Por esa razón, dice, hay que tenerle miedo, permitiéndose señalar a quién hay que temer y a quién no porque así de grave es la amenaza que tristemente nos ocupa, queridos conciudadanos. «Hay que tener miedo a macarras que se hacen nuestros salvadores y a los apologetas de las ideologías que más devastación moral, ruina económica y muertos han causado», clama sin sonar nada, pero nada en absoluto, al NODO. Se refiere Sostres a Fernàndez, por cierto. No a sí mismo. Aunque sea él quien señale con el dedito desde el púlpito y no el truculento agitador del CUP, que a fin de cuentas es político y actúa en una comisión parlamentaria. Lo aclaro porque a lo mejor esto tampoco se entiende.

Y menos mal, oigan. El pobre Rato, objeto anteayer de los accesos inaceptables de Fernàndez, tenía que estar en su casa temblando y tomando sopa a sorbitos como un pajarito, pobrecito mío, después de que el otro alzase el martillo terrible de su sandalia y le explicase que en Irak ese gesto implica «humillación y desprecio» para preguntarle seguidamente, qué osada es la osadía, si no tiene miedo a quedarse sin nada, como sí lo tienen miles de españoles. Agárrate a la goma de la braga. Y en un parlamento, además, autonómico en este caso. En su misma cara y en su misma casa, como quien dice, pese a que Rato habite a la par también la financiera en un «deterioro activo de las instituciones democráticas» sano ejercicio de versatilidad política de contrastado beneficio para la sociedad. Por suerte el país —el concepto— tiene a El País —el periódico—, abnegado en su funfún como puede serlo solo el autoproclamado Pilar Fundamental de la Democracia, y cuenta detrás con El Mundo que, otra cosa no, pero el caldo le sale siempre bien gordo. Tan de acuerdo están las potencias periodísticas españolas que hasta le dedicaron a Fernàndez el mismo adjetivo —el de matón— en afortunada casualidad, fijate tú, y coincidieron en desplegar simultáneamente en su contra el puño del Cuarto Poder, vigilante siempre de los que mandan y al lado de los indefensos. A ver si no quién, si no son ellos, nos iba a abrir los ojos para advertirnos sobre la obra ruinosa de estos perniciosos carismas apolíticos y su acoso inaceptable a los representantes de la ciudadanía, de legitimidad institucional y comportamiento intachable. Los perniciosos carismas son los Fernàndez, por cierto. Y los del comportamiento intachable, los Rato. Lo aclaro porque a lo mejor —a lo mejor— esto tampoco se entiende.

Fotografía de portada: CC/A4gpa.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA + FILMIN

100año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

ANUAL + REVISTA IMPRESA

75año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
4 Números impresos Jot Down
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

74 comentarios

  1. El Mundo es lo que es, no se le puede pedir más. Y a Sostres, ni te cuento.

    Pero la deriva en la que ha entrado El País desde que ‘pertenece’ a los bancos es terrible. Luego se extrañarán de la bajada de ventas, de la pérdida de lectores y de la crisis del sector, sin caer en las mierdas que tratan de colarnos.

    • Rato ya tiene puesto reservado en la directiva de Telefónica, que es el mayor accionista de El País, sólo superada por el fondo buitre Liberty. El artículo no es más que otro ejemplo de cómo las hienas se protegen entre ellas.

  2. Mucha ridiculización a El País y a El Mundo, pero… ¿algo más?

    • Langenscheidt

      Sí, bastante más, igual tendrías que poner algo de atención al leer. A saber, que mientras de Rato no se habla por ningún lado en esos términos, el sr. Fernàndez ha sido portada de periódicos como el matón peligrosísimo del Parlament. Igual los objetivos apuntan en la dirección equivocada.
      Excelente artículo, por cierto.

  3. Pingback: Matones de matones

  4. @mendeleiev

    Sr. Díaz, no entiendo porque defiende a alguien que amenaza e insulta a un otro ciudadano en un Parlamento español.

    Y si también considera que esto es una manera correcta y normal de hacer política por un diputado.

    No sé si a usted le importaría, pero yo no apreciaría mucho si fuera a algún Parlamento español y alguien me tratara como este señor lo hizo.

    Un saludo.

  5. Os preocupáis de la prensa, y yo me preocupo y mucho de qué cojones quieren decir cuando tachan a alguien de activista. No sé ya si es bueno, malo, un purgatorio adolescente o el coño de la Bernarda. Sin embargo yo, que jamás he sido tachado de activista, como ciudadano irresponsable y contestón, me niego a ser considerado, por oposición, pasivista. Amigos todos existe algún punto de equilibrio inestable entre el activista y el pasivista ¿El resto de ciudadanos que tratamos de tener un pensamiento crítico hemos de ser considerados versátiles hasta que alguien nos ponga la estrella de David del activismo? Vivimos en la sociedad de las etiquetas y el encasillamiento, y, hoy por hoy, no encuentro todavía el estante donde meterme. Los psicólogos de España agradecen la obstinación de los medios en adjetivar cada persona haciendo que el resto nos sintamos vacios.

    • Esto es algo en lo que llevo tiempo pensando. Si cometes el terrible error de dudar, no eres nadie. No deja de ser triste que la duda, precisamente algo que debería ser considerado una virtud, se estipule como signo de debilidad ideológica y moral. ¿Quién es el de pensamiento crítico? ¿El que no sale del discurso de sus mesías de puño en alto o el que lee sin reparos publicaciones liberales sin miedo a ser contaminado?

  6. David Ventura

    Efectivamente, la deriva de El País es lamentable y da mucha penita. Honestamente, ¿para qué sirve El País?

    Si quiero entrevistas, análisis, cultura y reflexión, ya tengo a JotDown. Para enterarme de qué ha pasado con Canal9 he tenido que leer La Página Definiva.com. Para que me den la razón y me hablen de buenos muy buenos y malos muy malos ya tengo Eldiario.es o La Marea. Si quiero saber qué trama Esperanza Aguirre -y disfrutar de firmas extraordinarias como Jabois y Enric González- ya tengo El Mundo. Si quiero saber cómo respira la derecha de toda la vida, el ABC. Si quiero partirme el ojete de risa y, a la vez, sentir una profunda vergüenza ajena, La Razón. Si me quiero enterar de lo que nadie quiere que me entere, las Reality News de Mongolia…

    Pero… ¿El País? Un periódico plano, mediocre, tendencioso, que se avergüenza de ser de derechas, que se ha desprendido de sus mejores firmas, cuyas páginas sobre América Latina son auténtica basura -y lo que había sido la información intercional de El País!!! la joya de la corona- En fin… una pena.

  7. dosidos

    Me parece que su articulo es partidista y poco ecuanime, lincha a un diputado porque llama xorizo a un estafador, que es uno de los responsable directos del undimiento de Bankia y de que todos los españoles tengamos que poner pasta, por su mala gestion, un banco que se tenido que rescatar con dinero público?. Lo comparas con los terroristas? la verdad su articulo rezumba odio, sin sentido y desvela sus tendecias, yo no sere quien defienda el estilo de fernadez, pero de eso compararle con los terroristas.. Yo creo que ya estamos cansado de que algunos periodistas escriban gratuitamemente una tonteria detras de otra, que mezclen el terrorismo con las otras cosas, porque esto es muy facil y siempre da buenos resultado. Algunos les llaman matones y a otros les tendrian que llamar seudoperiodistas, Ruben, la verdad creo que lo puedes hacer mejor, intentalo, este articulo no aporta nada nuevo ni interesante, es mas de lo mismo a lo facil…

    • Ironía: Figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se expresa.

      Ahora vuélvelo a leer ;)

      • dosidos

        Ironia: tenemos la misma, era un suma y sigue a su ironia, para quien la pillara.. Pero me parece que lo he hecho muy mal o muy bien porque no la ha pillado nadie..jejeje

    • Fulgencio Barrado

      De verdad dosidos, que me he quedado a cuadros con tu comentario. Creo que has leído el artículo demasiado deprisa. Como te ha bienaconsejado ya ivn, debería volver a leerlo o volverlo a leer, como tú prefieras.

    • He aquí uno de los peligros de leer en diagonal.

    • PorComentar

      Leer en diagonal es peligroso

  8. Javier Granda

    Vale, pues muy bien. Pero David Fernández siempre ha estado muy vinculado al mundo batasuno, es decir proetarra. O etarra directamente. Basta ver algunos vídeos en Youtube. Y sí es independentista, que le vamos a hacer, y sí se apellida Fernández.
    Las CUP tienen un transfondo matón clarísimo, que se lo pregunten si no a gente de Ciutadans, y mucho me temo que, tal y como está el patio, vamos a tener buenas muestras próximamente.

  9. Lector

    Razones para comprar Jotdown aunentando. Gracias por hablar de la degradación política de este país, gracias por la ironía, gracias por la rapidez, gracias por la calidad.

  10. El argumento de que como Rato es malo hay que posicionarse al lado del que le insulta es tontito y banal.

    Rato puede dar miedo por el poder que tiene, Fernández puede dar miedo por la soberbia y secta en que se refugia, pero lo que sí produce verdadero pánico son artículos tan banalmente malos como éste.

    • Tontito y banal es no darse cuenta de que el articulo, antes que posicionarse del lado del que insulta, critica que los medios se pongan del lado del malo con tanta vehemencia.

      • PorComentar

        Creo que para jacob los malos no son los que usted y yo pensamos…para el son los salvadores

        • Jacob

          ¡Meeec! ¡Fail! y pensar que usted en un post poco más arriba critica «las falacias ad hominem». Jamás he visto a alguien contradecirse tan rápidamente…

  11. Lo mejor que he leído en lo que llevamos de semana. Tanto en la forma como en el fondo. Bravo.

  12. Jesús Couto Fandiño

    No soy muy partidario de los modos populistas de política al estilo del descrito incidente.

    Pero que se rasguen las vestiduras los del «establishment» porque, horror, la gente esta quemada, muy quemada, y no estan para exquisitos debates de refinada educación para con ellos, los máximos responsables del desastre actual, pues es mas de lo mismo. De su endiosamiento personal como DEMOCRACIA hagan lo que hagan, digan lo que digan, roben lo que roben, pase lo que pase.

    Nunca un «mea culpa», nunca un «entiendo vuestro cabreo», nunca un «dimito porque he fracasado», nunca nada de eso. Luego si, mucho escándalo cuando alguien, de buena o mala manera, les deja en evidencia. Mucho terrorista, fascista, demonio, animal, populista, como nos haces esto a nosotros que por definición, por cualidad intrínseca, somos la DEMOCRACIA y tu no.

    Si no queremos ver mas esperpentos de protesta populista, necesitamos ver menos sainetes de falsa superioridad moral por parte de los culpables y cómplices, y mas asumir responsabilidades. Mientras no se haga eso sino todo lo contrario las caracteristicas de la protesta no van sino a ir en aumento, y asi es como se llega a situaciones realmente lamentables. Si seguimos con el «todo lo que hago yo vale, porque yo soy el sistema y el que no aplaude o calla es un criminal», lo único que estamos haciendo es invitar a la destrucción del sistema por parte de los que se harten de hacer de comparsa.

    • Fulgencio Barrado

      Aplaudo absolutamente tu comentario. No veo en el artículo loa alguna a la actitud de Fernández, y sí crítica a esa jauría de moralistas políticos que se rasgan las vestiduras con una parodia.
      Señores, en el artículo no se habla de lo que hizo Fernández, se habla de la montaña de mierda moral sobre la que están encaramados todos estos «políticos» y sus lameculos.
      Y que el Sostres trate de dar lecciones de comportamiento a alguien es para morirse, y si ya alguien se las compra…, apaga y vámonos.

  13. Parmenio

    Don Rubén, muy elegante su defensa de las camisas pardas.

  14. Muy bien por Fernández, igual se quedó corto…

  15. ¿Matón?
    Almenos alguién tiene narices de decir lo que todos pensamos no como el resto de políticos que se quedan callados
    La gestión del señor Rodrigo Rato en bankia ha costa más de 500 millones de € a nuestros bolsillos

    • Galahat

      Imagino que entre los que tan raudos y veloces han acudido a la defensa de las formas para con el señor Rato debe haber decenas de estafados por las preferentes. La violencia si es impune, estructural, del sistema y hacia los otros, no importa. Se puede estafar, robar y deshauciar, pero con elegancia, manteniendo las formas. Y esto de mantener las formas… con la gente de bien, por supuesto, al resto les puedes llamar «ETA», «batasunos» o lo que más te apetezca, que no va a aparecer ningún editorial indignado con las formas de la señora de Cospedal.

  16. María

    Gracias, de verdad. Hacía falta que alguien diera respuesta a ese editorial impresentable de «El País». En su inmensa estupidez fueron lo suficientemente previsores como para cerrar los comentarios e impedir que la gente diera su opinión.

    Escuchar a David Fernàndez fue uno de los pocos alivios que hemos tenido a esa sensación de impunidad que lo impregna todo. Leer ayer en «El País» ese falso grito en favor de la democracia fue devastador.

    ¿Así quieren recuperar el favor de la ciudadanía? Por favor. Basta ya. Estamos cansados de esperar la próxima hostia.

  17. Pingback: Matones de matones | Los antisistema son:

  18. Sergio

    No voto desde hace 8 años. En las próximas elecciones, CUP.

  19. Por favor, aclara si estas vinculado a rato o al partido del mismo, porque, de no ser así…ERES EL TÍO MÁS TONTO DE LA NACIÓN, y si, tienes mi beneplácito para insultarme sin piedad, incluso, de encumbrarme a activista, cuando sólo soy un ciudadano indignado por el espolio masivo al que nos someten esta panda de sátrapas.

    • Juanita Banana

      Querido Óscar, ¿estás familiarizado con los conceptos «ironía» y «hacer el ridículo»?

    • PorComentar

      Si, si…para mi no es que este vinculado a rato…es que creo que es el mismo rato con seudonimo
      Vuelvalo a leer, por favor, al menos 2 veces…y esta vez respirando que ventila mejor el cerebro

  20. Bigote Prusiano

    La cuestión es que David Fernández tiene responsabilidades en una institución pública, y más concretas aún en el seno de una comisión de investigación donde comparece públicamente Rato. En esas circunstancias no nos encontramos ante alguien con un palillo de dientes en un bar cuyo suelo está repleto de aceitunas, sino ante un cargo político con responsabilidades cívicas que ha de cumplir con un trabajo para el cual se le paga con un sueldo excelente.

    En lugar de cumplir con su trabajo aprovecha la ocasión para utilizar la presencia del alto cargo que comparece y también las más bajas emociones de muchos ciudadanos que se sienten impotentes ante la situación del país, aprovechando también por tanto el sufrimiento e indignación ajenos. Realiza, por tanto, un acto propagandístico lamentable para beneficio de su partido, usando además la imagen de la persona a la que se supone ataca (pero le sirve de trampolín en realidad).

    En lugar de plantear un debate o interrogatorio inteligente dentro de las posibilidades que tiene (y que siendo limitadas son mucho mayores que las de cualquier ciudadano), transforma la comparecencia en un circo mediático y anula de paso las cuestiones interesantes que pudieron darse, pues sabe que los medios sólo destacarán la actuación de payaso de circo.

    Los delitos de unos no justifican que otros prefieran convertir un parlamento en un griterío más propio de un programa del corazón que de un lugar donde se supone que han de tratarse los asuntos de forma diferente.

    Fernández utiliza la institución pública y la degrada. Que su degradación sea menos grave que la de otros es una cuestión distinta. Y aplaudir a semejante mequetrefe quiere decir que el que aplaude considera que se pueden degradar las instituciones si identifico de alguna manera a la persona en cuestión como uno de los míos. Mal asunto.

    • No se podría expresar mejor.

    • Fulgencio Barrado

      No veo en el artículo aplauso alguno para Fernández. Veo simplemente crítica con sarcasmo hacia aquellos que lo tratan de matón.
      Me puede parecer acertado tu análisis de lo que hizo, pero no le veo relación con el artículo, en el que Rubén no se manifiesta nunca a favor de Fernández.
      El problema es quienes y como atacan a Fernández.

    • Juanita Banana

      Disculpe, las instituciones públicas y democráticas han sido degradadas desde hace muchos años entre otros por todos los que ahora se rasgan las vestiduras por el numerito de la sandalia. ¿Dónde estaban todos los que dicen «no son maneras» hace unos años, cuando todo esto se estaba gestando? Pues haciendo la vista gorda, o sea, colaborando con toda esta mafia y por tanto degradando las instituciones democráticas. Luego dicen, es que nadie lo vio venir. Mentira. El señor de la sandalia ya estaba hace diez años denunciando todos estos tejemanejes en artículos y libros y llamando a las cosas por su nombre. Vivimos en la sociedad del cinismo.

      Hemos llegado a un punto en el que nos importa una mierda el fondo siempre que se guarden las formas. De verdad se ha molestado usted en ver la comparecencia del señor Fernández o simplemente se ha conformado con la foto de la sandalia. Todo esto se produce después de un interrogatorio de diez minutos en el que lanza a Rato pregunta tras pregunta, a cual más incómoda, como es precisamente su deber. Por cierto, Rato no quiso contestar a nada de lo que le preguntó. Decir que en lugar de cumplir con su trabajo se dedica a montar el numerito es ignorancia, hipocresía o cinismo.

    • viruela

      la cuestión es que el tal Fernández, un borde, está allí porque hay quién le ha votado en un proceso democrático… y que el tal Fernández se quitó la sandalia mirando a sus votantes y sobre todo, a sus potenciales votantes, que no somos precisamente los que lo denostamos (al tal Fernández le resbalamos y encima le damos el argumentario cocinado)… el democrático problema es que nos gusta imaginarnos una democracia a nuestra medida, sin reflexionar sobre el modo de absorver votos a los bordes

    • Comprendo lo que quieres decir, y creo que sería un argumento completamente válido en otro contexto, pero no en el actual.

      Porque seamos sinceros: en este país, a fuer de corruptelas y componendas vergonzosas (fiscales que actúan como abogados defensores, inspectores de hacienda que hacen la vista gorda «cuando toca», fiestas de cumpleaños y mariscadas a costa del contribuyente) a día de hoy, las instituciones han perdido todo el crédito y hasta el respeto, por mucho que sigan envolviéndose en un aura de respetabilidad.

      Ya hemos visto sobradamente que la Corona, el Gobierno y sus camarillas son un fiel reflejo de «La escopeta nacional» de Berlanga, y todavía hay quienes siguen reclamando «respeto» para los principales responsables de un régimen podrido, que yéndose de rositas, han condenado a la miseria y la emigración forzosa a millones de españoles. Ese respeto institucional me vale para un país democrático y civilizado, no para una Casta impune que con una mano se tapa las vergüenzas mientras con la otra nos roba el futuro.

      Ya está bien de policorrectismos.

    • trustevidence

      Lo has clavado. Por fin alguien diciendo lo obvio!! No se puede ir a esos sitios a hacer el numerito. Hay que ir estudiado e interpelar con argumentos razonados. Acorralar al adversario con un discurso bien construido y fundamentado. No con frases de riña de bareto ni repitiendo gestos del registro más básico y que has visto por la tele.

      Para que se entienda el modelo que reivindico, ver esta interpelación de la senadora demócrata Elisabeth Warren a uno de los responsables del Departamento del Tesoro al respecto de la falta de medidas contundentes contra el lavado de dinero del banco HSBC

      http://www.youtube.com/watch?v=fKvGXF7pZAc

      • «Hay que ir estudiado e interpelar con argumentos razonados. Acorralar al adversario con un discurso bien construido y fundamentado»

        Bravo, claro que sí, alguien tenía que decirlo…

        No. De haber sido como tú dices, de esa espléndida intervención no se habría enterado nadie, si acaso habría salido en algún vídeo en YouTube y gracias… Porque ni el Mundo, ni el País ni ningún medio oficial habría dicho ni media palabra sobre ello, y lo sabes (todos ellos son la voz de su amo, el periodismo independiente no existe en España).

        Así que el zapato de Fernàndez no deja de ser una puesta en escena, una jugada por la que estamos hoy hablando del cinismo de Rato, de sus agarraderas y de cómo ha quedado en evidencia la prensa cortesana, evitando hablar de la Luna para rasgarse las vestiduras con el dedo que señala y acusa. Y a la que muchos seguís dando crédito, por cierto.

      • Juanita Banana

        Pero qué pesados, alguien se ha molestado de escuchar las preguntas de Fernández en esta y otras comparecencias? Obviamente tu no, porque se podrán decir muchas cosas pero no que no vaya preparado y con el discurso razonado.

        • trustevidence

          Me he molestado, me he molestado y admito que algo estudiado vino, pero mucho me temo que no repasó bien todos los temas. O se había estudiado sólo parte del temario y sin llegar demasiado al fondo del asunto.

          Digo esto porque se dedicaba a recitar sus enunciados pero era incapaz de citar sus fuentes ni rebatir a Rato cuando constantemente se remitía a sus declaraciones anteriores.

          No basta con llegar allí y arrojarle a la cara tu versión de los hechos. Si lo haces te arriesgas a que pasé lo que efectivamente paso; que más alla de su apoteosis de sandalia y culo caca pedo pis -que mucho me temo agrada en relación directamente proporcional a la falta de criterio del agradado- el impresentable de Rato logro salirse por peteneras.

          Y con todo esto no estoy diciendo que me parezca bien el editorial de El País y mal este artículo del Jot Down. Lo que estoy diciendo es que flaco favor hace David Fernández a la causa de una nueva izquierda con propuestas alternativas y factibles que puedan vencer y convencer a una mayoria.

          Claro que si como apunta Bert, hemos llegado ya todos al convencimiento de que donde haya un buen espectáculo, ni que sea chusquero, que se quite la razón y el método dialéctico. Que a la gente ya no se la puede conquistar con un discurso convincente porque sólo responde a estímulos básicos, pues entonces ya igual es que estamos perdiendo todos el tiempo y merecemos todo lo que nos está pasando. Que al final igual va a ser eso.

    • Completamente de acuerdo con usted y con la denuncia del sr Díaz.

    • PorComentar

      Al leer su primer parrafo pensaba que hablaba de todos los mangantes y chorizos que pueblan el parlamento, pero no…
      No ha sido ese señor quien ha degradado las instuticiones de este pais, han sido aquellos a quien usted defiende, representa y vota

    • Eduardo

      Para mi lo has clavado!. Desgraciadamente los mismos que aplauden las malas formas de Fernández ponen el grito en el cielo cada vez que en el Congreso de los Diputados sus señorías se comportan como «ultra sur» para jalear a su portavoz.

      Las mismas o peores reclamaciones se podían haber con mayor eficacia si el señor Fernández hubiera hecho su trabajo que consiste en poner a funcionar su cerebro. Por desgracia, sabiendo que hay gente que le va a aplaudir, resulta mucho más fácil, y casi más eficiente, hacer el numerito rancio…¿para qué?….PARA NADA!.

      Seguid aplaudiendo con esa incondicionalidad y al final tendréis el tipo de dirigente que mereceis…políticos de salón o tasca….

      • Fulgencio Barrado

        Oiga, de verdad lo digo, señalen los párrafos del artículo donde encuentran esos aplausos a Fernández. Es que yo no los veo por ningún lado.

  21. kilgore

    Pues qué quieres que te diga. El pie del que cojea el amigo Férnandez se ve de lejos. Y mucha gaseosa, mucha amenaza velada, mucho agitar de sandalia (la referencia a Irak y al lanzamiento de zapatos, aburre bastante). A mí es que tanta protesta con referencias exóticas ya me carga. Si eres tan gallu, y el paladín de la ciudadanía oprimida, échale valor y dale una buena patada en los huevos al ganster, hombre. Así tendrás las portadas de los telediarios mundiales garantizadas. Eres aforado y todo quedará en nada.
    Lo demás es constatar que perro no come a perro, y cómo nos oprimen los españoles, y qué justificado está nuestro anhelo de indepedencia. Y qué cool soy con mi look moderno y mis sandalias, no como el saqueador este y su traje.
    Guillotina, pero ya.

    • Tres cositas kilgore:

      -Los diputados de la cup han renunciado a la inmunidad parlamentaria. Quim arrufat, su compañero de formación en el parlamento, ya ha tenido que afrontar un juicio por participar en una ocupación.

      -También decirte que dedicó parte de su exposición a trasladar las preguntas de 15mparato, madrilonia y la pah, que defienden a todos los españoles, no solo a los catalanes.

      -David podrá ser muchas cosas, pero su look no es cool bajo ningún estándar conocido hasta la fecha.

  22. Galahat

    Al dedo, al dedo, sigamos mirando al dedo [Fernández] que, gracias a la esplendorosa luna [Rato y cía], ya hemos pasado de imperio a cola de Europa and still counting…, hasta que nos quedemos sin bragas y sin gomas a las que agarrarse. Cómo cambia el discurso cuando algun estable se va a la calle y descubre que ese 26% de desempleados no está formado por gente a la que le «mole» no trabajar y que la precariedad es la realidad laboral del siglo XXI. De repente despiertan y hasta son capaces de ver la luna.

  23. Impresionante artículo si señor. con la indignacion y la ironía por bandera, ferbandez no es un político, si no un ciudadano corriente por esoactúa como tal. Si hubieran mas como el no habría crisis política. realmente lo necesitavamos. las cosas claras y las berenjenas moradas.
    un saludo

  24. Populismo: dícese de la descalificación del discurso despojado de gilipolleces, subordi-nadas y más interesante para el receptor que para el emisor.
    Activismo: Lo contrario a comentar en pijama en la iTablet los acontecimientos del día.
    Y Nacho Villa pidiendo guerra… Dale el tfno de Exhuperancia, PedroJó, que en El País se han puesto blanditos…

  25. Bartolo

    Si lo unico que le va a pasar al sr Rato es que le tiren un zapatazo en la cabeza despues de haberse embolsado la pasta que se ha embolsado y de haber arruinado a la gente,lo que es por mi que le de en los morros y le deje sin dientes del zapatazo…vamos bien,criticando a la gente que que pone en su sitio a las hienas…vamos muy muy bien.

  26. etcnoticias

    Lo siento, amiguetes, pero se ha probado que todo era un truco publicitario de una empresa de zapatos italiana:

    http://etcnoticias.wordpress.com/2013/11/14/una-empresa-de-calzado-tras-el-diputado-de-la-cup-que-enseno-la-sandalia-a-rato/

  27. Miguel

    Tenemos la cocorota llena de supuestos e ideales franquistas, proaznarienses , gonzaleros y zapaterienseros que nos nublan y empañan cualquier visión (global) critica y autónoma. muchos ánimos a los que quiera seguir votando a alimañas, que no es que quieran acabar con nuestro futuro, sino que ya hace tiempo que lo hicieron.

  28. Recuerdo ver debates en el Congreso de una altura intelectual y una elegancia dignas del mejor relato de Henry James; frases inteligentes, razonadas, réplicas y contra-réplicas como estocadas de esgrima de alta escuela, y un largo etcétera…
    ¿Y qué queda de aquello? Mi hermoso recuerdo y poco más.
    Ahora bien, un diputado frontalmente le pregunta a Rato, descarnadamente y porqué no, calculadamente, y eso es «aprovechar la situación». Pues claro que sí! Siempre ha sido así, y si produce rechazo es porque hace el efecto que debe, y si algunos sentimos simpatía por las formas y el discurso, es porque el efecto se multiplica exponencialmente.
    Las cosas claras y el chocolate, espeso.

    • andreu

      Lo bueno es que los que lo critican por no aprovechar el momento para hacer una adecuado control parlamentario, no vieron dicho control, puesto que antes del zapato hizo preguntas de lo mas pertinentes a los que Rato paso de contestar, lo que ocurre es que se han quedado unicamente con el numerito del zapato porque adolecen de lo mismo que tanto critican a los demás: superficialidad. Que les den.

  29. posfale

    Muy mal está un país cuando se miran más las formas que el fondo. Y el fondo de la cuestión es que las instituciones (familia real, gobierno, judicatura, partidos, bancos, sindicatos, prensa…) están podridos.
    #MarcaEspaña

  30. Galahat

    Es tal la degradación de las instituciones públicas que ha provocado el tal David Fernàndez que ha quedado reflejada en la gráfica elaborada por la OCDE sobre la confianza en el gobierno y en los partidos políticos de los países europeos miembros (https://twitter.com/cigolo/status/400978668287037440/photo/1). El primero es Luxemburgo y a la cola en confianza…, nada más y nada menos que España. Y vamos a más porque el año pasado checos, italianos y griegos confiaban menos todavía. Qué esperar de un país que dignifica las instituciones públicas y el gobierno dando ruedas de prensa en pantalla y sin preguntas. Y lo bien que se mienten algunos…

  31. Fulgencio Barrado

    ¡¡¡Señores!!!, recuerden Vds. que estamos en el país de los finiquitos en diferido, de las conferencias de prensa en plasmas, del ¡que se jodan! a los parados que les quita la ayuda familiar, de la que ignora el origen del jaguar aparcado en su garaje, de los «absueltos» en mercasevilla…, es un sinfín. ¡Y piden formas!, ¡¡¡ellos piden formas!!!
    Y sobre el tema de Rato, pido desde aquí al Sr. Rabtan o a quien sea, que nos haga un análisis del decreto que propició la fusión de las Cajas de Ahorro, del encaje de estas en la Ley de Modificaciones Estructurales de Sociedades de Capital y en las diversas Leyes de Cajas de Ahorro, y de los agujeros que repentinamente aparecían en unas cuentas que supuestamente eran públicas.
    Y todo esto lo digo con una zapatilla en la mano, con lo cual supongo que ya estoy descalificado, pero es que me han pillado regañando a mi hija.

Responder a Jacob Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.