¿Cuál es la mejor canción con epizeuxis, aliteración y otras figuras de repetición?

Publicado por

Es conocido el caso que nos describió Molière de aquel burgués aspirante a aristócrata que descubrió haber estado más de cuarenta años hablando en prosa sin saberlo. Para terminar de dejarle perplejo ya solo hubiera faltado decirle que las diferentes formas en que quería redactar su carta de amor eran, agárrense, antimetábolas. ¿Y eso qué es? Dícese de aquel recurso retórico que emplean a veces algunos políticos u otros oradores cuando se ponen estupendos, como aquel «no preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregúntate que es lo que tú puedes hacer por tu país». Vemos ahí una estructura AB-BA. Tal vez Kennedy tampoco sabía entonces que estaba profiriendo semejante figura literaria, simplemente le sonó bien y lo dijo. Como el rapero Nach cuando cantaba «yo vengo de un lugar donde decían que triunfar era imposible / Nach otro juglar en la jungla jugando a ser libre / Nach otro juglar jugando a juzgar al que juzga impasible», que quizá sin ser consciente estaba recurriendo al parómeon —al enumerar palabras que comienzan por la misma letra— y a la paronomasia —usar otras apenas diferenciadas por una letra—. Este caso no es la excepción en su ámbito, ni mucho menos.

Las dos estrellas indiscutibles en el mundo de la música son la rima y el estribillo, seguidas por su hermanastra la aliteración, pero existen más formas de crear repetición mediante el uso de las palabras y, en consecuencia, ritmo. El límite es la imaginación, aunque a grandes rasgos todas se agrupan en unas pocas variantes que en algunos casos parecen nombres de enfermedades. Así, unos cantantes emplean la misma palabra al comienzo de cada verso (anáforas) o al final (epíforas), otros al comienzo y al final de un verso o estrofa (epanadiplosis), o varias veces durante el mismo (epizeuxis), también puede repetirse una misma palabra pero aludiendo a sus distintos significados (antanaclasis), a veces lo que se repite son las conjunciones (polisíndeton) o las estructuras sintácticas, como en las antítesis y paralelismos. Hay tantos ejemplos de todo ello como canciones, de manera que a continuación recordaremos algunos pero quien lo desee puede ampliar la lista con sus favoritas abajo en la sección de comentarios.

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)


«Alphabet Aerobics», de Daniel Radcliffe

Ni el guionista más audaz de Barrio Sésamo se hubiera atrevido a componer una canción en la que casi todas las palabras de cada estrofa comenzasen con una letra del abecedario. El dúo californiano de hip-hop Blackalicious lo hizo con un tema que publicaron en 1999, pero como suele ocurrir a menudo es una versión la que se lleva el gato al agua. En este caso la del protagonista de Harry Potter, que se atrevió a cantar semejante trabalenguas en televisión.


«Surfin Bird», de The Trashmen

Si uno lee la Biblia, por ejemplo, puede percibir fácilmente una gran cantidad de recursos literarios en sus páginas, particularmente de la repetición. La repetición proporciona ritmo que permite memorizar pasajes y cantarlos, y eso mismo es lo que siempre ha buscado aunque con intenciones más prosaicas la música pop y rock: ser pegadiza. En este caso a la cantidad de veces que cantan el mismo verso hay que añadir la epizeuxis en él: «B-b-b bird, bird, bird, b-bird’s the word». Incluso rizando el rizo, lo que The Trashmen hicieron fue básicamente repetir lo que tocaron The Rivingtons en sus temas «Papa Oom Mow Mow» y «Birds The Word».


«Dirty Deeds Done Dirt Cheap», de AC/DC

El villano de una serie de dibujos animados que Angus Young veía de pequeño tenía una tarjeta de presentación ofreciendo sus turbios manejos a bajo precio con el lema «Dirty Deeds Done Dirt Cheap». Así que ese fue el título que le pusieron a este tema, publicado en 1976. El número de teléfono que dan en él, por cierto, «36-24-36», ha sido citado desde entonces en otras canciones siendo vinculado a la talla ideal femenina.


«Me gustas tú», de Manu Chao

Hay decenas de canciones con listados de todo tipo, desde «We Didn’t Start the Fire» de Billy Joel, que recoge los principales nombres y acontecimientos ocurridos en el mundo desde que nació hasta 1989, pasando por «I’ve Been Everywhere» de Johnny Cash, que menciona los lugares en los que ha estado, hasta «88 Lines about 44 Women» de The Nails sobre mujeres que conocieron o con las que fantasearon. Esta de Manu Chao nos cuenta todo lo que le gusta recurriendo a la anáfora y remata con ese recurrente «me gustas tú» que sirve de epífora. Entre una cosa y otra la canción es muy pegadiza, quién al escucharla no pensado en añadir sus particulares preferencias…


«Contigo», de Joaquín Sabina

Otra opción es que el cantante desgrane precisamente todo lo que no le gusta, iniciándolo con ese «yo no quiero» a modo de anáfora. También hay antítesis («ni libre ni ocupado») y polisíndeton con sus sucesivos «y», pero lo más interesante es el estribillo con su bonito retruécano: «Y morirme contigo si te matas / Y matarme contigo si te mueres / Porque el amor cuando no muere mata / Porque amores que matan nunca mueren».


«Life is a Rock», de Reunion

Aquí tenemos de nuevo listado, compuesto en 1974 y esta vez referido a los cantantes y temas que han servidos de hitos para el género musical al que alude su título, aunque añade también otras palabras que refuerzan la aliteración, como «Mahavishnu, Fujiyama, kama-sutra, rama-lama» o los combina de manera que logren más sonoridad «Mungo Jerry, Peter Peter Paul and Paul and Mary Mary». La canción años después tuvo una segunda vida con un anuncio de McDonalds que visto hoy en día resulta un tanto perturbador (especialmente por la señora a la izquierda).


«Glad You Came», de The Wanted

Esta otra canción también se utiliza en los anuncios más recientes de dicha compañía, pero no es eso lo relevante, ni tampoco que el vídeo musical estuviera rodado en Ibiza. Si algo merece la pena destacar aquí es el magnífico ejemplo de anadiplosis que trae su letra, como puede verse a continuación:

Turn the lights out now
Now, I’ll take you by the hand
Hand you another drink
Drink it if you can
Can you spend a little time
Time is slipping away
Away from us, so stay
Stay with me I can make
Make you glad you came.


«Fog on the Tyne», de Paul Gascoigne

«Sittin’ in a sleazy snack-bar suckin’», «Could a copper catch a crooked coffin maker», «Tell the truth tomorrow»… de nuevo vemos aliteración y la figura del parómeon en un tema que originalmente fue de la banda Lindisfarne en 1971. Pero la versión que tenemos sobre estas líneas, además de tener más ritmo cuenta nada menos que con el futbolista Paul Gascoigne como vocalista.


«Helplessly Hoping», de Crosby, Stills & Nash   

Hace ya medio siglo debutó la banda Crosby, Stills & Nash con un álbum homónimo que incluyó este tema cargado de figuras retóricas como en «helplessly hoping her harlequin hovers» y «gasping at glimpses of gentle». Una canción por cierto que fue recuperada recientemente en una de las películas de ciencia ficción que más ha dado que hablar en los últimos tiempos, Aniquilación.


«Chilanga banda», de Café Tacuba

Chilango es como se llama, parece que en tono algo peyorativo, a quien vive en Ciudad de México. Así que esta canción de mediados de los noventa alude a un día cualquiera para una banda de los bajos fondos de allá, usando para ello una jerga local en la que casi todas las palabras empiezan por «ch». Prácticamente imposible de entender desde España, pero resulta curiosa.


«Tanta tinta tonta», de Estopa

Aunque no pongamos la mano en el fuego por lo que trata la composición anterior, se intuye que aborda un asunto parecido a esta aderezada con otro tipo de localismos. Aparte de ripios dignos de Mecano como «te lo clavaste Burt Lancaster», cabe destacar la paronomasia «Tanta tinta tonta que te atenta y que te atonta».


«Bicho malo pillé», de La banda del capitán Canalla

No cabe duda de que Los Inhumanos, autores de temas como «Me duele la cara de ser tan guapo» o «Rubia de bote, conejo negrote» han dado siempre mucha importancia a sus letras. No recibirán nunca un Princesa de Asturias como Leonard Cohen, pero forman parte de la memoria colectiva. De dicha banda surgió en 2001 una escisión, cuyo tema más conocido fue este con el que concluimos. La melodía guarda un parecido considerable con el clásico «Down Under», aunque lo relevante aquí son las letras, apartado en el que merecen todo el reconocimiento con esta jerigonza repleta de aliteraciones que evocan a algún idioma africano y que, pese a todo, logra narrar una historia inteligible.


Angus Young de AC/DC en Wembley, 2015. Foto: Cordon.

MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

10 comentarios

  1. Gino Estay

    No sé cómo se llamará la figura literaria, pero León Gieco en su canción Ojo con los Orozco utiliza únicamente palabras con la vocal o. https://youtu.be/tIgzrqAnw_g

  2. Rascal

    ¿No es una pena que una de las poquísimas ocasiones en que se menciona en esta santa casa a Crosby, Stills y Nash, sea para estar rodeados de toda esta purria? ¿Para cuándo un extenso reportaje en condiciones?

  3. Eduardo

    Qué no daría yo.. De perales, en la versión por bulerías de Rocio Jurado.

  4. Roberto

    ¿Y Ojo con los Orozco de León Gieco y Aria agraria («tarareo conceptual») de Les Luthiers?

  5. https://youtu.be/OPDJHeX9tfs
    Ni idea de cómo se llamará el recurso estilistico.
    «Who put the «bomp» in the bomp-shooby-dooby-bomp?
    Who put the «ram» in the rama-lama-ding-dong?
    Who put the «wang» in the wang-dang-noo, baby?
    You did»

  6. David A.

    Me lo gasto todo, de Cecilio.G

  7. «Si Tú no estas» de Mari Trini

  8. Hector

    ¿Cuenta la canción de Seguridad Social «El Viajero»para este artículo?
    Esa canción empieza las frases con las preposiciones del castellano, en orden.

  9. Hardcorextremo

    Dance and dense denso (en referencia al pogo) de Molotov quedaría bien en esta lista.

Responder a David A. Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.