¿A qué personaje de una serie elegiríamos presidente del gobierno?

Publicado por

¡La fiesta de la democracia! Hoy no se puede hablar de política hasta que cierren los colegios electorales, así que hagamos nuestras cábalas sobre la persona ideal para ocupar la presidencia de este nuestro país, pero escogiendo entre una selección de candidatos que no por ser personajes ficticios lo harían peor que los candidatos reales, ¡por el contrario! Dicen que una serie de televisión ofrece tiempo suficiente para conocer a fondo a un personaje, así que busquemos en algunas de las series más populares a ese guía que ha de guiar nuestro destino durante los próximos cuatro años. Esta es solo una pequeña muestra de insignes presidenciables, pero seguro que a ustedes se les ocurren más y mejores candidatos. ¡Voten o añaden a sus favoritos en los comentarios!

(La caja de voto se encuentra al final del artículo)


Tony Soprano preguntando qué narices es eso de la «oposición» y por qué siguen vivos. (Imagen: HBO)

-Candidato: Tony Soprano (Los Soprano).

-Ideología: Neoliberalismo salvaje.

-Lema político: «El dinero sube, la mierda baja».

-Una ventaja: Las cosas que haya que hacer no se quedarán sin hacer.

-Un inconveniente: Seguramente se desmaye en mitad del debate sobre el estado de la nación.

-Análisis del politólogo: Al contrario que el neoliberal típico, Tony Soprano sería generoso con las propinas y es de esperar que, si él gana dinero, todos recibamos algunas pagas extras. Otro efecto (¿positivo? Ustedes lo juzgarán mejor) sería la inmediata abolición de tertulianos y columnistas, así como una purga en el Canal de Historia, donde serían erradicados programas sobre ovnis y se emitirían maratones semanales de documentales sobre la Segunda Guerra Mundial. Hasta aquí, las mejoras de su gobierno. Por lo demás, seamos sinceros, todo aquello que Tony percibiese como un gasto injustificado desaparecería y eso incluiría sanidad, educación, servicios, transporte público, policía, ejército y juzgados. Pero eh, lo de los tertulianos casi lo compensa. Además (SPOILER), en caso de abuso de poder ni siquiera habría que esperar a las nuevas elecciones para echar a Tony de la Moncloa. La cuestión se resolvería por sí sola.


Rick Grimes empuñando su mecanismo legislativo favorito. (Imagen: AMC)

-Candidato: Rick Grimes (The Walking Dead).

-Ideología: Filibusterismo alt-right.

-Lema político: «Necesitamos comida y munición».

-Una ventaja: No habla, actúa.

-Un inconveniente: Actúa, pero no piensa.

-Análisis del politólogo: No es el presidente idóneo para cualquier época, pero sí para los momentos de crisis. ¿Los bancos no devuelven el rescate? Él los saqueará. ¿Los alquileres suben? Él encadenará a propietarios y especuladores en el sótano. ¿La Iglesia se niega a permitir que saquen a Franco del Valle de los Caídos? Él mismo lo desenterrará y de paso le clavará un machete en el cráneo (no por nada, es la costumbre). No hay dilema concreto que Rick Grimes no pueda resolver sobre la marcha con un rifle de asalto y una mochila. El problema vendrá cuando se alargue su legislatura y sea incapaz de pronunciar discursos, de comportarse en cumbres internacionales o de lavarse en general. Además, los españoles no sabremos qué hacer con tanta munición acumulada, que para entonces no nos cabrá ni en el garaje. El presidente Rick nos sacará de aprietos por un tiempo, pero después habrá que deshacerse de él. Como con Del Bosque.


Al parecer, el historial psiquiátrico de su familia no la inhabilita para cargos públicos. Ni para conducir dragones. (Imagen: HBO)

-Candidato: Daenerys Targaryen (Juego de tronos).

-Ideología: Comunismo mesiánico.

-Lema político: «Madre de dragones, rompedora de cadenas, la que no arde, la que miente cuando besa, yo soy esa».

-Una ventaja: La diplomacia. Sabe idiomas, ha viajado, domina la etiqueta.

-Un inconveniente: Hay que buscarle tareas porque cuando se aburre le da por crucificar.

-Análisis del politólogo: La Khaleesi podría ser la respuesta al desempleo crónico de España. Nos pondrá a todos un arma en la mano, pero no a lo loco y en plan rave como haría Rick Grimes, sino con orden, disciplina y el noble propósito de que nadie permanezca desempleado. Sus altos ideales de justicia son bastante confusos, para qué negarlo, pero nos irá bien en política exterior porque convencerá a cualquier mandatario extranjero (siempre que sea varón heterosexual) de cualquier cosa mediante el ya probado procedimiento de hacer mohínes. El problema es que su ambición desmedida, que no la dejará conformarse con la Moncloa, podría generar un caos constitucional importante. Su sola presencia en la Villa y Corte haría que la reina Letizia empezara a sufrir insomnio. Veríamos a Jaime Peñafiel convertido en vicepresidente cuchicheante. Cualquier sospechosa de ser una Targaryen no reconocida, como Marta Sánchez o Vanesa Romero, terminaría en el exilio sin saber muy bien por qué. Sepan pues que es un voto de riesgo.


Sé lo que hicisteis el último verano. (Imagen: HBO)

-Candidato: Brandon Stark (Juego de tronos).

-Ideología: Absolutismo dieciochesco.

-Lema político: «No te digo ná y te lo digo tó».

-Una ventaja: Resiste el frío como un campeón.

-Un inconveniente: Te juzga.

-Análisis del politólogo: La definitiva transformación de Bran en la vieja del visillo nos ha recordado la prestancia y dignidad de la actitud mayestática tal como debe ser practicada, ya sea sobre una sillica a la fresca en la puerta del huerto, o en una corte del siglo XVIII con aquellos reyes que no iban dando la mano a la cochambre para hacerse los simpáticos, sino que mantenían una saludable distancia respecto del infecto populacho. Si es usted un nostálgico de tiempos autoritarios, sepa que Brandon Stark es una opción a considerar. No dará órdenes, pero tampoco le hará falta. Se sentará ahí, en su poltrona, y nos mirará sin decir nada hasta que seamos nosotros mismos, avergonzados como los despreciables campesinos que somos, quienes pongamos el país en orden. Nunca menosprecien el poder de una mirada regia.


Walter White siendo malote por defecto. (Imagen: AMC)

-Candidato: Walter White (Breaking Bad).

-Ideología: Anarcocapitalismo.

-Lema político: Inserte aquí frases representativas de un severo caso de crisis de la mediana edad.

-Una ventaja: Industrioso.

-Un inconveniente: Inmune a las críticas gracias a su numeroso ejército personal de fanboys.

-Análisis del politólogo: Además de su inexplicable resistencia a las enfermedades terminales, Walter White sería un revulsivo para el maltrecho sector manufacturero español. Puede construir cualquier tipo de tejido productivo desde cero, con materias primas baratas, mano de obra que no esté cualificada ni para sostener un tenedor y condiciones macroeconómicas adversas. Su tremendo impulso a la economía solo estaría contrapesado por la total ausencia de recaudación fiscal (lo trabaja todo en negro) y su irritante empeño en hacerse el malote. Pero eh, menudo festival de legislatura nos íbamos a pegar. Pero muy a tope. Ibiza y Valencia, estén atentos.


España necesita una presidenta que trabaje, pero no una que trabaje tanto. (Imagen: NBC)

-Candidato: Leslie Knope (Parks and Recreation).

-Ideología: Centrismo equidistante.

-Lema político: «Knope We Can».

-Una ventaja: Entusiasta, honesta y trabajadora.

-Un inconveniente: Habría que cancelarle ruedas de prensa porque se callaría ni debajo del agua.

-Análisis del politólogo: Leslie es otra candidata idónea. Podemos garantizar que ningún ciudadano trabajará más horas que ella y que se ganará hasta el último céntimo del sueldo de presidenta, al punto en que los españoles efectuaremos colectas para pagarle un merecido suplemento. Eso sí, a juzgar por lo que le costaba levantar un parque de barrio en su serie, podemos ir olvidándonos de que construya carreteras o pantanos, aunque todo lo demás funcionará como un reloj: recogida de basuras, transporte público, papeleos varios. De hecho, todo funcionará tan bien y la veremos esforzarse tanto que es posible que se desencadene una nueva guerra civil cuando todos acabemos de los nervios al intentar seguirle el ritmo. Que no es de las que se detiene para almorzar. Nunca.


Sheldon o las bondades de no tener más ideología que la de Mr. Spock (Imagen: CBS)

-Candidato: Sheldon Cooper (The Big Bang Theory).

-Ideología: Federalismo racionalista.

-Lema político: «Conmigo no empieza una legislatura, sino la siguiente etapa en la evolución. El homo novus, si lo prefieren».

-Una ventaja: Su política carece de componente emocional.

-Un inconveniente: Su política carece de componente emocional.

-Análisis del politólogo: Sheldon es egoísta, megalómano e infantil, pero eso no impedirá que sea un gran presidente. ¿Por qué? Porque carece de ideas políticas propias y toda su visión del mundo ha sido heredada de la serie original de Star Trek. Eso significa que Sheldon gobernará en pro del bien común, la paz y el progreso, y que intentará ser tan lógico como Spock y tan honorable como el capitán Kirk. En su gabinete habrá cero corrupción y fanatismo. Eso sí, podría producirse la terrible circunstancia de que contraiga la gripe justo en mitad de una cumbre internacional, por lo que España viviría su momento de mayor vergüenza nacional cuando el presidente electo empiece a pedir mimos y Vicks Vaporub ante la asamblea general de la ONU. Pero bueno, pensándolo bien, peores cosas hemos enviado al extranjero.


Tyrion Lannister, el peor enemigo de los guionistas (Imagen: HBO)

-Candidato: Tyrion Lannister (Juego de tronos).

-Ideología: Centro-derecha con rostro humano.

-Lema político: «Un Lannister siempre paga sus deudas».

-Una ventaja: Su aguda inteligencia.

-Un inconveniente: Como en una cumbre europea se junte con Jean-Claude Juncker, aquello va a parecer la despedida de soltero de Ortega Cano.

-Análisis del politólogo: Nadie en su sano juicio, absolutamente nadie, duda que Tyrion sería un presidente idóneo si se lo consigue mantener alejado del alcohol y las prostitutas. Seguramente no haya otro personaje de serie más idóneo para la Moncloa. El problema es que Tyrion solo nos servirá para los cuatro años de la primera legislatura, porque en los siguientes cuatro años se volverá alelado y soltará chistecitos sobre testículos que harían sonrojar a un frigorífico. No sé, como si los guionistas se hubiesen olvidado de él.


Dana Scully adoptando su expresión favorita: la de «no te creo nada». (Imagen: FOX)

-Candidato: Dana Scully (Expediente X).

-Ideología: Derecha democristiana.

-Lema político: «Eso no es posible».

-Una ventaja: Mente preclara.

-Un inconveniente: Seríamos los ciudadanos quienes terminaríamos dándole explicaciones a ella.

-Análisis del politólogo: Sobre el papel, es otra candidata perfecta. Poseedora de un carácter firme, elegante a la par que asertiva en las negociaciones y honesta, es la opción ideal para inversionistas y emprendedores que deseen una etapa de previsible estabilidad. Nada ni nadie la desviará de su rumbo y ella responderá a cualquier crítica con serenidad y sin que le tiemble una pestaña. Durante los primeros meses de su presidencia se puede garantizar que España remontará como un cohete. Aunque todo se irá al garete cuando aparezca Mulder hablando del aterrizaje de platillos volantes en las Bardenas Reales y nuestra hasta entonces pluscuamperfecta presidenta desperdicie el resto de la legislatura desviviéndose en el intento de desmentir las alucinaciones de su compañero, sumida en ese interminable proceso de tensión sexual no resuelta que dejará a España sin gobierno efectivo.


Antonio Recio preocupándose por los problemas de los españoles. O pensando en un chocho, quién sabe. (Imagen: Mediaset)

-Candidato: Antonio Recio (La que se avecina).

-Ideología: Ultraderecha folclórica.

-Lema político: «Mariscos Recio, el mar al mejor precio».

-Una ventaja: Un ESPAÑOL para gobernar ESPAÑA.

-Un inconveniente: Eso mismo, que sería un español para gobernar España.

-Análisis del politólogo: No podía faltar un candidato nativo que reúna todas aquellas características que asociamos con la política nacional; es demagogo, corrupto, chanchullero, mentiroso, manipulador, codicioso y negligente. Como faceta positiva, es exactamente el tipo de político al que estamos habituados, así que, en el caso de que sea usted de los que prefieren votar malo conocido antes que bueno por conocer, Antonio Recio es su hombre. Eso sí, que el Kremlin no le ponga una espía pelirroja delante, que sería capaz de hacer que el Recio nos lleve a todos a la guerra contra vaya usted a saber qué remoto país.


Penny solucionando todos sus problemas de golpe. (Imagen: CBS)

-Candidato: Penny (The Big Bang Theory).

-Ideología: Indeterminada.

-Lema político: Ninguno.

-Una ventaja: Como es apolítica, no hay partido o poder fáctico que la condicione.

-Un inconveniente: Inactiva durante las mañanas.

-Análisis del politólogo: De Penny no puede esperarse grandes proyectos ni ideas elaboradas, pero sería una gran presidenta en caso de turbulencia internacional. Sabe desescalar conflictos, posee un sentido común a prueba de bombas y analiza con precisión los puntos fuertes y débiles en cualquier situación social. Eso sí, tendríamos que acostumbrarnos a que nuestra jefa de Gobierno apareciese de empalme en las ruedas de prensa, con ojeras, una botella de ginebra en la mano y acompañada por algún chulo de playa. Pero vamos, aun así sería más digna que algunos de los representantes políticos que hemos tenido en el pasado.


Jen Barber al ver en un escaparate los Zapatos Perfectos (Imagen: Channel 4)

-Candidato: Jen Barber (The IT Crowd).

-Ideología: Realpolitik.

-Lema político: «Son los zapatos más bonitos que he visto nunca, pero no puedes tener todo lo que amas».

-Una ventaja: Inteligente y práctica.

-Un inconveniente: Como se vio en la serie, es el posible paciente cero de un síndrome premenstrual mundial que afectaría a hombres y mujeres por igual, provocando disturbios y el desplome de economías enteras.

-Análisis del politólogo: Jen Barber es una opción electoral de bajo riesgo, excelente presidenta de transición para ese periodo que hay entre la sartén y el fuego. Mientras vea cubiertas sus modestas necesidades vitales (zapatos nuevos cada tanto y el ocasional ramo de flores con su tarjeta de Presidenta del Mes firmada por todos los ministros), será capaz de barrer cualquier problema bajo la alfombra para darnos cuatro años más de confortable estupor, felizmente ignorantes de la que se nos vendrá encima cuando la alfombra no dé más de sí. Como algún que otro presidente del pasado, pero con más habilidades sociales.


Vótale, o no le votes. Le trae completamente sin cuidado. (Imagen: NBC)

-Candidato: Ron Swanson (Parks and Recreation).

-Ideología: Libertario a la americana.

-Lema político: «Odio al gobierno, aunque lo presida yo. Especialmente si lo presido yo».

-Una ventaja: No recurrirá a la demagogia, porque se cortaría las venas antes que prometer algo o pronunciar un discurso.

-Un inconveniente: No esperen que los problemas de los ciudadanos sean atendidos.

-Análisis del politólogo: El candidato perfecto para quienes añoren aquel periodo en que España estuvo con gobierno en funciones y deseen una legislatura de no-gobierno en la que no se tome ninguna medida y los engranajes del país continúen girando por mera inercia. Si usted desconfía de los políticos, Ron Swanson jamás le decepcionará, porque como presidente no hará nada. Ni siquiera pisará la Moncloa. Pasará los cuatro años encerrado en una cabaña construyendo muebles y canoas de madera, sin contestar al teléfono y ahuyentando a los periodistas con una escopeta. Sería la personificación perfecta del vacío de poder, lo cual tiene sus ventajas: no iremos a ninguna guerra, no firmaremos ningún tratado extraño, no tendremos que malgastar un solo minuto pensando en lo que traman las autoridades. Será como no haber votado. Será como si nadie hubiese votado. Eso sí, el disgusto de Ferreras al no poder usar el pactómetro será descomunal, porque Ron Swanson no celebra ni su cumpleaños para no tener que ver a gente, imaginen ponerse a pactar con un puñetero desconocido.


Sergio Marquina al borde de un ataque de enamoramiento. (Imagen: Atresmedia, Netflix)

-Candidato: Sergio Marquina, «el Profesor» (La casa de papel).

-Ideología: Marxismo redistributivo.

-Lema político: «No volverán a trabajar en sus vidas. Ni ustedes, ni sus hijos».

-Una ventaja: Excelente planificador.

-Un inconveniente: Se baja la bragueta con más facilidad que Kennedy.

-Análisis del politólogo: Reflexivo, inteligente y con visión de futuro, el cerebro del asalto a la Casa de Moneda y Timbre bien podría asaltar la Moncloa también, donde haría sin duda un gran papel como director de orquesta de la nación. A no ser, claro, que le termine perdiendo su punto débil, el gran mal de nuestro tiempo: la cursilería. Un presidente no tiene por qué guardarse lo suyo en los pantalones como si fuese un monje, pero enamorarse del enemigo no es la mejor manera de garantizar la estabilidad. Quizá sería conveniente no votarle hasta que se haya casado.


«El tiempo es redondo y plano. Como una chapa. Como la chapa que te estoy dando». (Imagen: HBO)

-Candidato: Rust Cohle (True Detective).

-Ideología: Filosofía de 2º de la ESO.

-Lema político: «El tiempo es un círculo plano» (sic).

-Una ventaja: No venderá optimismo barato.

-Un inconveniente: La legislatura sería como un interminable funeral.

-Análisis del politólogo: Para aquellos que no tengan fe en que los políticos pueden arreglar el sistema o tener influencia positiva en nuestras vidas está la opción de votar a este nihilista de salón cuyas comparecencias parlamentarias serían, con mucho, las más fascinantes e ininteligibles en la historia de nuestra democracia. Es poco probable que Rust Cohle llevase a cabo alguna política efectiva, pero los periodistas se verían obligados a sudar la gota gorda para interpretar sus diatribas existencialistas.


David Brent: clase, prestancia y dignidad. (Imagen: BBC)

-Candidato: David Brent (The Office).

-Ideología: Liberal en lo económico, sonrojante en lo social.

-Lema político: «Si no tienes éxito a la primera, elimina toda prueba de que alguna vez lo intentaste».

-Una ventaja: En el fondo es buena persona.

-Un inconveniente: Es capaz de matar a distancia mediante el poder de la Vergüenza Ajena.

-Análisis del politólogo: Quizá lo más parecido a los políticos españoles de verdad que la ficción nos ofrece, David Brent es ineficaz, vanidoso y, lo que es peor, inconsciente de su completa carencia de gracejo. Brent proporcionaría espectáculo a diario durante los cuatro años de legislatura, más o menos como los políticos que ya tenemos, pero empeñado en que su principal talento es «la comedia». El único motivo lógico por el que elegirlo presidente sería que termine ejerciendo de espejo para unos cuantos.


MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

FOR EVER

120Para siempre
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
PARA SIEMPRE (en un solo pago)
 

14 comentarios

  1. -Candidato: Lisa Simpson(Los Simpson).

    -Ideología: Izquierda ecologista vegana.

    -Lema político: «La felicidad es inversamente proporcional a la inteligencia. ¡Incluso he trazado un gráfico! Me gustan mucho los gráficos.».

    -Una ventaja: Un CI por encima de la media, trabajadora, principios morales… características que no estamos acostumbrados a ver en nuestros políticos. Además tiene experiencia: Ya a los 8 años participó en la gestión de su ciudad natal y la de una ciudad microscópica.

    -Un inconveniente: Lleva demasiado lejos sus ideologías. Probablemente tendremos que soportar más parásitos en la Moncloa cuando su hermano se mude allí.

    -Análisis del politólogo: Pese a tener que soportar la prohibición de las barbacoas, creo que haría un buen trabajo (a menos que heredase una gran deuda de su predecesor). El problema es que cuando intentase limpiar la corrupción española ciertos medios desvelarían que suspendió gimnasia en 4º lo cual desembocaría una campaña de desprestigio aún mayor hasta que fuese desterrada a la Isla de los Monstruos.

  2. Claudia

    John Snow!!!

  3. Victor

    -Candidato: T800 (Terminator 2)

    -Ideología: Ultraderecha cibernética

    -Lema político: «Sayonara, baby.».

    -Una ventaja: Cerebro positrónico y experiencia como gobernador de California.

    -Un inconveniente: Los sitios por los que pasa suelen acabar totalmente destruidos.

    -Análisis del politólogo: Si un crío consiguió que no fuese matando a todo bicho viviente, un buen equipo de asesores de imagen podrían convertirlo en un candidato notable. Además el viajar en el tiempo le permitiría anticiparse a los problemas.

  4. Unamico

    A Gordon Cole.

  5. perzolaga

    Por favor, sólo hay un candidato posible: Josiah «Jed» Bartlet.
    Es tan listo que ¡sabe latín! y, por supuesto, deberíamos «Let Bartlet Be Bartlet»

  6. Totalmente de acuerdo con RCero, pero con el agregado de que llevase consigo como Consejeras de la Real Politik (sin ningún tipo de acercamiento a las políticas de sanidad) a su tías mellizas; a su madre como Consejera Espiritual para llamarla a la realidad; a su maestra soltera y decepcionada y al soñador director Skinner como ministros de la educación pública y al jardinero Willy como ministro del medioambiente. El problema es que siendo tan bajita no tendría visibilidad, pero sus convicciones políticas poseen esa fuerza imparable debido a que es capaz de autocrítica, y además saber tocar el saxo mejor que Clinton.

  7. juan miguel

    Hay que ver mas series. Te has dejado todas las de política (excepto JOT) como El Ala o Jausofcards. En fin, elegiré al comandante Adama de Galactica estrella de combate, la moerna claro que yo soy muy moerno y por eso leo Jot Down.
    De gratis.
    XD

  8. Fer Lee

    He votado a Walter White por emprendedor y por su contrastada virtud de hacerse grande ante la adversidad. Ademas, se le pueden presumir otras tantas facetas: Como hombre de ciencia, no daria tregua ni a antivacunas ni a homeopatas. Como padre de un discapacitado, seguro que tendria un buen programa de ayudas a la integracion. Como narcotraficante, podria convertir España en el primer narco-Estado con legitimidad legal, convirtiendose asi en el pais con mas liquidez del mundo de la noche a la mañana. Además es oriundo de Nuevo Mexico, de modo que algun ancestro español ha de tener.

  9. Un poco de spam sano: en un blog de cine que teníamos en segundo de carrera, un compañero hizo un artículo parecido para las elecciones de 2015 y 2016. Ganó Barney Stinson, por supuesto. https://thereservoirbloggers.wordpress.com/2016/01/04/cual-seria-tu-candidato-ideal-a-presidente-del-gobierno/

  10. Jerónimo Vargas Ramos

    The Punisher. Y que arda todo.

  11. Roberto

    Rick Grimes es el candidato ideal para España, donde la mejor manera de resolver las cosas es con determinación, con un plan y a disparo limpio.

  12. Cao Wen Toh

    -Candidato: «Hank» Moody (Californication)

    -Ideología: Epicureísmo Radical

    -Lema político: «Motherfuckeeeeeeeeeeer»

    -Ventajas: Viste de negro, adora la música rock, tiene una Gibson Les Paul clásica, colecciona vinilos de los clásicos, conduce un Porsche 964 Cabriolet de 1990 descuidado y sucio (también negro).

    -Inconveniente: Se va a follar a tu mujer, a tu amante, a tu madre, a tu hija, a tu prima, y a todas las mujeres que deseas.

    -Análisis del politólogo: Su mentor es Henry Chinaski, así que habrá sexo, alcohol y drogas para todos. A la mierda eso de trabajar. Y él va a predicar con el ejemplo.

  13. Bender (Futurama)
    Es como Tyrion Lannister pero sin esforzarse en convencernos de lo inteligente que es…

Responder a Adrián Cancelar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.