Entrevistas Política y Economía

Pere Rusiñol: «El origen de los audios de Villarejo que se publican es más plural de lo que parece»

Pere Rusiñol

En la décimo tercera jornada de Futuro Imperfecto que organizan La Rambleta y Jot Down en València, el periodista Pere Rusiñol repasó toda su trayectoria, especialmente su situación después de que Jaume Roures se querellara contra él por haber empleado la palabra «estafador» en una entrevista para referirse a su gestión empresarial de medios, concretamente, el caso del diario Público. Ahora Rusiñol escribe en Mongolia, Alternativas Económicas y elDiario.es, medios que dependen fundamentalmente de sus lectores. Un modelo que el periodista juzga vital para la existencia de un debate democrático. La entrevista se amplió posteriormente en un segundo encuentro para tratar las últimas noticias relativas a Roures y las polémicas de las cloacas del Estado. 

Después de ver el FAQS, programa producido por Mediapro, en el que estuvo invitado José Manuel Villarejo, llamaba la atención la confesión total y que alguien que viene de la Social hiciera comentarios como que en Catalunya había libertad de expresión y en el resto de España, no. Diversos confidenciales publicaron que antes había mantenido reuniones con Jaume Roures y sus representantes. Tú apareces mencionado en esas informaciones. Se te cita porque señalaste que la salida de Patricia López de Público estaba relacionada con ese acercamiento entre Roures y Villarejo

Es una suma de hechos, después cada uno puede sacar sus conclusiones. A mí me parece bastante claro, porque es un hecho probado, que Patricia sale del periódico coincidiendo con ese encuentro, que parece bastante acreditado entre Villarejo y Roures. Figuran en las agendas de Villarejo reuniones con representantes de Mediapro. Además, después de la salida de Patricia, Público empezó a sacar algunos audios no judicializados, que no están en los sumarios, al mismo tiempo que Villarejo comparecía en el Congreso. Parece que tenían bastante coordinación. A mí me sorprendía la cobertura que daba Público al caso Villarejo después de la salida de Patricia, pero es que después ha sido la propia Patricia la que lo ha dicho. Ha manifestado abiertamente que ha habido un pacto, del que no conocemos los puntos concretos, entre Villarejo y Roures. Ella es la que más conoce este mundo. Yo, desde luego, le doy credibilidad por lo que veo con mis propios ojos, aunque en este caso no tenga información.

Ya no hace falta hacer cábalas, Patricia ha acusado en Twitter a Roures de comprar audios a Villarejo. Lo que desconocemos es qué interés tiene cada uno en ese pacto. ¿El de Villarejo sería mandar mensajes?

Nos movemos en el marco de la especulación, obviamente, pero hay precedentes. Hace unas décadas, cuando hubo unas fugas brutales en el CESID, que como consecuencia del escándalo se fundó el CNI, había un coronel que se llevó toda la información y, junto con un medio, El Mundo, empezó a enviar, en determinados casos, mensajes constantemente a gente de la que tenían información. Esos mensajes no se tienen por qué mandar necesariamente al que tiene esa información, también se los puedes mandar al que se beneficia de ella. Decirles que si te ayudan, pues van a seguir beneficiándose de esos audios y los suyos no van a salir. La imaginación, en este sentido, es enorme. 

Aquí, obviamente, disponer de este material, de millones de gigas, de cantidades ingentes de información sensible, pues obviamente sirve para luego poder conseguir otros propósitos que a ti te interesen como empresario o desde el punto de vista de los enormes problemas judiciales que tienes encima. En el caso de que sea verdad el pacto, y ya hay precedentes en los años noventa, tendría toda la lógica teniendo en cuenta a los personajes. 

¿Qué intereses concretos tendría Roures?

La información es poder. El uso de estos audios y otros que han ido saliendo puede ser muy útil o potencialmente muy útil. No digo que esto es lo que haga Roures, estoy hablando en teoría, pero pueden servir para desprestigiar enemigos o entrar en una dinámica de ayudar al que te puede ofrecer cosas. 

Mediapro ha salido de una situación complicadísima, una reestructuración que el Consejo de Ministros podía haber puesto al menos en cuarentena. El Gobierno ha permitido una reestructuración de capital que hace un fondo chino que pasa a tener el ochenta por ciento de una empresa estratégica. Esto ha salido adelante cuando las leyes anticovid daban margen de maniobra al Gobierno para evitar que capitales extranjeros se aprovecharan de la situación de emergencia para hacerse con el control de empresas estratégicas.

Había suficiente margen para poner en cuestión la operación corporativa de que un misterioso fondo chino controle una corporación tan importante justo en un momento en que la OTAN y los servicios de inteligencia occidentales sitúan a China como el gran enemigo estratégico. No olvidemos que, entre muchas otras cosas, Mediapro, ahora en un ochenta por ciento china, ha gestionado la señal de televisión del Congreso, del Senado y de la Moncloa, entre muchas otras cuestiones de gran importancia. Estamos hablando sin información, pero se me ocurren millones de cosas que puedes conseguir, o que te pueden ayudar a conseguir, si dispones de todo ese caudal de material sensible. Y no digo que esto es lo que ha sucedido, porque no lo sé. 

Pere Rusiñol

Me ha llamado la atención un tuit de Javier Ayuso que decía que de los audios vemos lo que sale, pero que lo que no sale puede ser lo que esté condicionando las decisiones y el comportamiento de responsables políticos. Gente que actuaría de una determinada manera para evitar que no salga algo. 

Claramente es así, sobre todo teniendo en cuenta que ha salido muy poco de todos los audios que hay. Obviamente, alguien los tiene y está decidiendo qué sale y qué no en función de una agenda que desconocemos, la sabe el que tiene los audios. ¿Por qué razón salen unos audios y no otros cuando estamos hablando de treinta años de grabaciones de todos los encuentros de este señor, que tenía uno por la mañana, otro a media mañana, otro a la hora de comer, otro por la tarde y otro por la noche? Imagina lo que suma eso en tres décadas. Nosotros solo podemos especular, el común de los mortales no tenemos ni la más remota idea de quién decide. Estoy muy de acuerdo con esta reflexión. 

Se dijo que los audios de Ferreras que dio Patricia López en Crónica Libre procedían de una filtración de Alvise en Telegram. Quizá nos equivoquemos, pero por lo que hemos podido comprobar, no estaban ahí. ¿Quién se los pasa a ella?

Patricia, con independencia de sus detractores y gente que la adora, tiene una trayectoria. Lleva muchos años, posiblemente Alvise todavía estaba en pañales cuando ella ya daba información muy relevante, que después puede generar todo tipo de debates. Ella no necesita a Alvise para nada. Está acreditadísimo que tiene buenas fuentes de dentro mismo del sistema, que ella sabrá quiénes son. 

No tengo ninguna duda de que tiene acceso a un material delicadísimo, pero las fuentes de Patricia, en general, han demostrado ser muy buenas. Porque las cloacas le hicieron una persecución en los tribunales y fuera de ellos y ella siempre ha salido airosa. Creo que su trayectoria avala su material. Otra cosa es el uso que se hace de los audios, ahí empezaría otro debate.

Precisamente, si ha salido tarifando de Público, es curioso que sus audios hayan beneficiado a los intereses de su antiguo patrón

Pero Patricia también sacó a Sandro Rosell, víctima del espionaje de Villarejo y uno de los enemigos declarados y recíprocos de Roures. Puede haber coincidencias en que el administrador de Público utilice parte de la información de Patricia y le dé una gran publicidad e ignore deliberadamente otra información de Patricia, como las advertencias que ha hecho de ese pacto eventual e hipotético, pero con elementos factuales que deberían no desacreditarlo de entrada, que es la relación entre Roures y Villarejo. 

El entorno de Público y Roures le saca el jugo a lo que le interesa, lo que no le interesa no lo mira. Lo que es evidente es que esos audios los tiene más gente que Villarejo, que obviamente los tiene todos, pero sabemos que una parte fue aportada en sede judicial y no se ha explorado, y otra parte está en otros sectores próximos al CNI o del entorno del CNI, que sabemos que llevan años intentando desencriptarlos. El origen de estos audios, en este caso, es más plural de lo que puede parecer, hay más vías que el propio Villarejo. 

¿En el desencriptado está el quid?

Eso parece. Aquí estamos hablando de unas cantidades de información enormes. Sanz Roldán puso en el Congreso el ejemplo de que serían camiones y camiones cargados de carpetas si lo trasladásemos al mundo físico. Ahora solo una pequeña parte ha podido ser desencriptada, pero va pasando el tiempo y a lo mejor hay gente que va desencriptando por su cuenta y los demás no nos enteramos. Con tantos años y ese material rondando, ha habido gente ofreciendo material en un mercado de compra-venta de audios. 

Alguien que tenga sentido de Estado se preguntará cómo se ha podido llegar a semejante caos con tanto material tan sensible, deberían dimitir todos solo por lo grotesco espectáculo que estamos presenciando. Y solo ha trascendido el 0.0001 de todos los audios, es increíble haber llegado a esta situación. 

Pere Rusiñol

Le acabas de hacer una entrevista a Patricia López en el Canal de YouTube de Mongolia. En ella explica su trayectoria cubriendo información de corrupción policial y de otras fuerzas de seguridad y hace una afirmación contundente. Para ella, el número uno de toda la corrupción relacionada antes y después con la «policía patriótica» sería el Emérito… El origen de estas tramas estaría en la Transición, primero para que sectores afines a la dictadura se asegurasen resortes de poder, y luego para que pudieran sacar el dinero con la llegada de la democracia y, más adelante, para traerlo de vuelta. 

Patricia toma en cuenta también que el traficante de armas El Assir acompaña al rey emérito en su autoexilio en Abu Dabi. Está claro que estas tramas, surgidas en el franquismo al igual que la coronación de Juan Carlos I, difícilmente habrían podido operar durante tantísimos años sin algún tipo de connivencia en las más altas esferas del Estado: políticas, militares y policiales, con lo que se acaba convergiendo siempre en la Casa Real. Pero ello no sería incompatible con que estas tramas tengan también en ocasiones dinámicas completamente autónomas, sin ningún tipo de supervisión de nadie.

¿Qué pensaste cuando en la gala de los Goya Roures recogió la estatuilla por la película El buen patrón

Yo tengo que ir con cuidado porque el buen patrón se querelló contra mí por explicar qué pasó en Público, aunque afortunadamente ya he sido absuelto, con dos sentencias además muy rotundas donde queda claro que lo que cuento es veraz, pero fue asombroso ver que Jaume Roures recogía el premio por una película que denunciaba a un patrón capitalista, por llamarlo finamente, que ejercía como patrón capitalista desde la perspectiva que le gusta mostrar a la izquierda, siendo él mismo el patrón capitalista más salvaje que me he encontrado nunca. 

Cuando subrayo lo de capitalista, no hay ninguna acritud contra el capitalismo, simplemente es que teníamos un patrón en Público que decía que era anticapitalista. Algo un poco extraño, porque en el cierre de Público se portó como el capitalista más salvaje que he conocido. La paradoja es que diez años después vaya y reciba un Goya por una película titulada El buen patrón tras haber puesto juicios a tutiplén, es una paradoja asombrosa, típicamente berlanguiana, española. Pero como no nos gusta agachar la cabeza, hemos seguido con esta historia, porque es muy simbólica en este país. 

El problema vino de que le calificaras de «estafador» en una entrevista. 

Era una entrevista sobre mi trayectoria periodística, me preguntaron dónde me veía dentro de diez años. Hablé de El País, donde había estado muchos años, y me encontré a Cebrián, y luego hablé de Público, donde me encontré a Roures, que era el mismo tipo de personaje. Como dicen las sentencias que me absuelven, utilicé la expresión «estafador» en un sentido popular, reconocido además por el diccionario, no en el sentido de atribuir un delito a nadie, sino de sentirme engañado: alguien que dice una cosa y hace otra. Como consecuencia, me puso una querella ya archivada en primera instancia y también por la Audiencia Provincial, que ya es firme porque esta última no ha sido recurrida. Pero está claro que tengo que ir con mucho cuidado. El fin de muchas querellas no es tanto ganar como intimidar.

Dijiste que era marxista por marketing, ya que tenía el diario Público en un paraíso fiscal y contrajo una deuda con los trabajadores que logró eludir…

A grandes rasgos y para sintetizar, Público fue un periódico muy interesante que le sirvió en la época del PSOE. Cuando se veía que ganaba el PP, decidió cerrarlo. Legítimamente, hasta aquí, estamos en un sistema capitalista de libre empresa y el patrón tiene derecho a cerrar. Sin embargo, la manera de hacerlo estaba en las antípodas del que dice que es de izquierdas y comprometido. 

El cierre fue espectacular, porque todos los compendios del mal patrón, todas y cada una de las acciones típicas de un mal patrón, las cumplió. Vino a la asamblea de trabajadores a decir que iba a hacer todo lo posible para salvar Público, que se había arruinado con el periódico, que volvería e intentaría alcanzar un acuerdo, pero nunca más volvió. 

No se había arruinado con Público, sino que cuando hizo el procedimiento, descubrimos que la matriz de la sociedad estaba controlada por empresas en Holanda que, según nosotros, según Público, era un paraíso fiscal. Dinero tenía de sobra, decidió cerrar pero luego no nos pagó. Dejó más de dos meses sin pagar a la plantilla y nos mandó al Fogasa de mala manera aplicando la reforma laboral del PP. 

El último artículo que hice en Público venía a decir que la reforma laboral del PP era bestial: pues a los primeros a los que se nos aplicó fuimos nosotros. Se nos mandó al Fogasa con dos meses a deber a nosotros, no pagó a colaboradores, Seguridad Social, Hacienda e imprenta. Un total de más de diez millones de euros que nunca ha pagado, por supuesto. 

El sistema permite estas cosas, pero claro, no vayas luego levantando el puño todo el día. Además, hubo una subasta de la cabecera en la que parte de los trabajadores intentaron recuperarla y apareció una extraña empresa recién constituida que puso más dinero, recompró la cabecera, se quedó libre de polvo y paja de la deuda, y luego resultó que el administrador que controlaba esa empresa misteriosa era el hermano de un socio de Público y, al cabo de un tiempo prudencial, resulta que Roures volvió a emerger como el administrador de la nueva sociedad. Consiguió controlar la misma cabecera sin haber afrontado sus deudas.

Una jugada.

Una jugada, como mínimo, clásica de un patrón capitalista típico de los que denuncian la izquierda y Roures. Pues aquí hay un ejemplo indiscutible. 

Esa sociedad que estaba constituida en Holanda luego abrió un restaurante de lujo en Barcelona.

Técnicamente, en aquel momento dijo «no tenemos dinero para seguir» y, coincidiendo justo en ese momento el cierre de Público y la recompra de la cabecera, dos de las sociedades participantes de Mediapro que tenían el control de Mediapubli, la sociedad editora de Público, invirtieron en un restaurante de lujo en Barcelona, de Fermí Puig, que es estupendo y me encantaría ir… con lo que nos debe. Deberían invitar a los trabajadores de Público, porque esto se hizo de forma simultánea a mandarnos al Fogasa. 

Pere Rusiñol

¿Qué supone para un periodista la querella que te puso Roures después?

Para un periodista no gran cosa, porque hay empresas que te suelen defender, pero nosotros somos una empresa independiente que no tiene un gran capital detrás. Somos una empresa que hemos montado nosotros mismos, muy precaria. Para nosotros es muy complicado, porque los cinco mil euros que cuesta un proceso de estos te desequilibran una empresa que siempre va muy ajustada. 

Esta es la base de este tipo de querellas, mostrar que si sigues dando tu opinión sin agachar la cabeza, para ellos ese gasto no supone nada, pero para la prensa independiente es todo, porque puede provocar perfectamente el cierre de un periódico. Nosotros, por suerte, tenemos una comunidad importante a la que pedimos ayuda cada vez que nos pasan estas cosas y siempre responde. 

A Ortega Cano le tuvimos que pagar sesenta y cinco mil euros con sentencia firme del Supremo. Lo tenemos recurrido, pero cualquier sentencia de estas, en circunstancias normales, te cierra la empresa. Y te hace bajar la cabeza. Al menos nuestra comunidad nos permite seguir haciendo esto, equivocándonos a veces, pero haciendo lo que tenemos que hacer con la cabeza alta. 

Con un crowfunding.

Sí, y campañas de micromecenazgo y suscripción. Como Jot Down, nosotros, Mongolia y Alternativas Económicas, vivimos de nuestros lectores, del apoyo que nos dan suscribiéndose a las revistas. Siempre que hay este tipo de cuestiones, hay gente que o aporta o echa una mano con una suscripción. Es la forma que tenemos de seguir haciendo el periodismo honesto e independiente en el que creemos, donde hay poderes que por muy poco dinero te pueden sacar de circulación. 

Después de El País y Público, pasaste a Mongolia y Alternativas Económicas, medios partisanos…

Partisanos en el sentido de que yo me fui de El País en un contexto en el que había sido muy feliz, pero habían cambiado los elementos fundamentales del periódico, sobre todo tras la muerte de Polanco. Con la llegada de la crisis, el proyecto empresarial quedó en manos de los bancos. Esto sucedió en la mayoría de medios de todo el mundo, pero en este país muy singularmente. Después encontré refugio en Público, pero con lo que acabo de comentar del mal patrón, tras de esa doble experiencia decepcionante, llegamos a la conclusión de que, en este contexto en el que la gran mayoría de medios están en manos de la banca, había que crear los instrumentos y herramientas que nos permitieran hacer periodismo. Vincularlos a un grupo o masa de gente que se suscribe y depender de ellos. 

Por eso hicimos Alternativas Económicas y Mongolia en el mismo momento en que otra gente hacía cosas parecidas. Era un diluvio universal en el sistema tradicional de medios. Queríamos caminar, aunque fuera modestamente, creando también estructuras empresariales en las que los trabajadores y los periodistas participáramos en la empresa para asegurarnos de que lo que habíamos vivido no volvía a suceder. 

Yo no tengo nada en contra de la banca, pero no me gusta como editora de medios. Los medios de comunicación son el cuarto poder, y la banca es el principal poder. Hay una contradicción en términos liberales entre el primer poder y el cuarto, y no puede ser que el cuarto esté en manos del principal. 

En Alternativas Económicas, nada más aparecer la revista, el primer tema que llevó fue el de las preferentes, un asunto que estaba sin tratar prácticamente.

Efectivamente, con Andreu Missé, el fundador, que tiene extrema solvencia en periodismo económico, nos dimos cuenta de que la mayoría de medios no lo podían tratar. Si habían sido tomados por la banca y la banca era la responsable de las preferentes, es una regla fundamental que un medio no vaya en contra de los intereses de su propietario. 

La banca intentó evitar de todas las maneras posibles que saliera este tema, pero estábamos hablando de cientos de miles de personas, de familias, que habían visto evaporarse sus ahorros de toda la vida como consecuencia de una «estafa», entre comillas… tengo que ir con cuidado con las palabras.

De esta historia lo que se explicaba eran los dramas individuales de esas familias que lloran porque han perdido los ahorros, pero sin ir al núcleo. Nos pareció una responsabilidad cívica que un medio económico pudiera analizar de forma solvente este fenómeno del que los grandes medios no podían hablar. Lo hicimos con muchas limitaciones, no teníamos recursos, pero al menos había la voluntad de poner los intereses ciudadanos sobre la mesa, también en economía. Esa portada del primer número nos parecía que era un buen reflejo de lo que necesitaba este país. 

La revista en ese primer año llegó a tener ciento cuarenta mil euros de pérdidas, crear un medio por uno mismo es muy complicado…

Si pudiéramos volver a empezar haríamos las cosas muy distintas. Fue por la ingenuidad que nos caracteriza y nos sigue caracterizando, porque si no estaríamos en otras cosas para hacer dinero. No teníamos ni idea de empresa. Somos periodistas. Toda la vida nos ha gustado hacer información independiente, pero había otra gente que llevaba la empresa. Tuvimos que afrontar un reto que no teníamos ni idea de cómo se hacía. 

Como creíamos que las cosas se venden solas si están bien hechas, cometimos todos los errores en los que no hay que caer para crear una empresa. Obviamente, el primer año quemamos ciento cuarenta mil euros que habían puesto los socios. Pero me quiero quedar con que fuimos capaces de no cerrar y tomar las decisiones adecuadas para ir aprendiendo. Acabamos de editar el número 100, es motivo de orgullo para estos incompetentes ir poco a poco aprendiendo, y ahora vamos lanzados. 

Repasando tus artículos, veo que te hiciste eco de un libro de José Antonio Piqueras, un profesor de la Universidad Jaume I de Castelló, que se titula Negreros. Un estudio que explica cómo el origen de las grandes fortunas españolas está en la esclavitud. En tu artículo trazabas la línea hasta La Caixa, BBVA, Acciona…

Piqueras es un catedrático de Historia Contemporánea de extrema solvencia. Su libro bucea en los orígenes del capitalismo español con una cantidad de datos tremendos. Y no se trata de denunciar, como haría el movimiento woke, sino de entender los orígenes, de dónde venimos. Cómo se amasaron algunas fortunas.

Luego hay paradojas. En Barcelona se ha quitado la estatua de Antonio López, en mi opinión porque era de Cantabria, porque hubo muchos negreros catalanes; hemos quitado la estatua de Antonio López y ya está, asunto resuelto, pero la paradoja y en lo que hay que entrar es que este señor también era mecenas de Gaudí. La Pedrera, la Barcelona contemporánea, se ha construido con dinero procedente de ese trabajo esclavo. 

Se amasaron así muchas fortunas. En el libro explica cómo La Caixa, BBVA, Acciona, multitud de medios, Vocento… hunden ahí sus raíces. No es que haya una causa directa, pero mucha de las fortunas que se hicieron así luego se invirtieron en los sectores industriales y, cien años después, junto con muchas otras cosas, pero en parte también por eso, permitió la creación de unas nuevas elites políticas e industriales que todavía son las que nos gobiernan.

Es un libro que es un buen ejemplo de lo que tenemos, porque abre un debate interesante, con datos muy concretos, y no tuvo apenas repercusión. En Alternativas Económicas fue libro del mes, en Mongolia le dimos un trato importante para contribuir al debate. Al final nosotros, paradójicamente, somos los que creemos en la libertad de información y el papel de la prensa en la democracia: generar y fomentar debates de calidad con información, pero no la que los poderosos quieren que esté, sino con la auténtica para que pueda haber un debate libre en una sociedad democrática.

Pere Rusiñol

¿Qué opinas del papel de Russia Today y su censura en Europa? Al margen de la propaganda de guerra, en periodos electorales anteriores llegaban a publicar más ellos solos que la prensa local de cada país con la intención de inclinar la balanza hacia los candidatos de su interés, generalmente la derecha dura o extrema derecha. 

El buen periodismo necesita lectores dispuestos a pagar. En la sociedad española se destruyó el modelo de negocio con el gratis total en la red. En un momento dado eso pasó en todo el mundo, porque se creía que a internet llegaría el dinero de las televisiones, el de la publicidad. Se vio rápidamente que no era así, pero en España seguimos empecinados en esto, mientras otros países fueron entendiendo que el buen periodismo necesita que haya lectores dispuestos a pagar, no solo clics y anuncios.

Es importante entender eso. En catalán existe una frase que también debe existir en castellano: quien paga manda. Si dependes de poderosos, ya sean anunciantes, el Estado o los bancos, haces la información que ellos necesitan. Pero si dependes de tus lectores, haces una información para que a tus lectores les vaya bien leerte y paguen por ello. Es un enfoque completamente distinto. 

En España no hay tanta cultura de lectores comprometidos que rápidamente entienden que lo que reciben gratis es porque alguien lo está pagando, porque las fake news siempre son gratuitas, te regalan en redes multitud de análisis sesudos e interesantes gratis para meterte sus cuñas. Eludir esa propaganda exige una masa crítica de lectores y en eso vamos con retraso. 

En resumen, en la medida en que la sociedad española o los ciudadanos entiendan que tienen que contribuir con su dinero a tener medios de calidad, lo normal es que se impongan los que ofrecen información gratuita. Y hay Estados dispuestos invertir la cantidad que haga falta hasta para ganar unas elecciones en Estados Unidos. 

Esto es así, dicho incluso por el Congreso estadounidense y todas las investigaciones que se hicieron. La responsabilidad cívica de la ciudadanía de tomar conciencia y pagar a la prensa independiente, de calidad o en la que confíe, es muy importante. La gente tiene que adquirir esa conciencia. 

También te he leído en Alternativas Económicas abordar el tema de los bots, donde ya no haría falta prensa casi, bastaría con invertir en generar ciertas opiniones…

Eso es lo que han intentado. Volviendo a España, a principios de la década pasada, con todos los medios quebrados, si fuese otro sector, si vendieran zapatos en lugar de información, habrían cerrado. Sin embargo, en este caso los poderosos se quedaron los medios. Los bancos acreedores. 

Al final, si mirabas las cabeceras, todas estaban bajo la influencia de la publicidad y créditos en la órbita de los bancos. Ha llovido bastante desde entonces. El modelo de negocio estaba completamente destruido, las publicidad huyó a las redes y no había masa crítica dispuesta a pagar, pero ahora, años después, ya hay prensa independiente que influye. Está el caso de elDiario.es o El Confidencial, que tienen para aguantar las querellas que les ponen.

Como la de Iberdrola.

Una querella que se basa no en una información mal dada sino en los daños reputacionales que implica explicar el caso, un caso público. Hay unos imputados, unos informes y lo que ha hecho El Confidencial al respecto es explicar un caso, con el suficiente impacto como para que Iberdrola, que es un gran player de la publicidad en España, haya puesto una querella que si prospera nos vamos a la cuarta división de la libertad de información en España. Para mi sorpresa, como Iberdrola es un gran anunciante en casi todos los medios, casi nadie habla de la importancia de esta querella. 

Hay un cambio de tendencia en el panorama mediático.

Ya se ve lo que hay que hacer, lo que hace New York Times, Le Monde, Financial Times, The Economist… que su principal activo es la buena información, no poner tu cabecera a disposición de los poderosos para que te vayan financiando. Eso es lo que te garantiza que luego haya un montón de gente dispuesta a pagar. Esto, que parece una perogrullada, en los últimos quince años no ha sido así. Los medios no se atrevían a pedir dinero ni para suscribirse online, pero cuando lo han pedido acababa en que el New York Times tiene seis millones de suscriptores. Ahora gana más que nunca, tiene más dinero que nunca, tiene más de los que tenía diez años antes. En España no, pero ya hay un norte y creo que poco a poco todos los medios están intentando ir hacia allí. Es una gran noticia. 

Cuando reseñaste El rey al desnudo, el libro de Ernesto Elkaizer, comentabas que el silencio tácito, la opacidad o la omertá en torno a la Casa Real, que ese silencio de la prensa, no hacía más que demostrar la» aluminosis del edificio institucional de la Transición». 

El sentido de Estado peor entendido es que los medios tengan líneas rojas que no puedan cruzar, pero que no tenga sentido periodísticamente no cruzarlas, porque el daño acaba siendo siempre mayor. No puedes guardar la información como si no existiera, creyéndote un sumo sacerdote que decide qué necesita el pueblo y qué no. 

En esto los americanos son mucho mejores que nosotros. Obviamente, también tienen sentido de Estado, obviamente en alguna ocasión también van con cuidado, pero están a años luz de los medios de comunicación españoles, pese a los buenos profesionales que hay. Aquí a veces consideran que algunas informaciones son malas porque la gente les parecen niños pequeños que no sabrían asimilarla. Sobre todo las relacionadas con el andamiaje institucional, que en su momento creo que fue un gran éxito, pero que anquilosado y guardado de esta manera al final se pudre y se hace más daño que bien. 

En Alternativas Económicas has publicado varios reportajes sobre la financiación autonómica, cuyos números tampoco han estado claros nunca, lo que nos lleva a que todos los actores se consideren víctimas de ella.

Es un trema complicado porque la evolución del pensamiento ha ido en la dirección contraria de lo que históricamente representaba la izquierda o la cohesión. Cuando se asume el marco de balanzas fiscales, lo de doy tanto y recibo tanto, estás jodido, pero este marco ya es así y es muy difícil entrar a razonar de otra manera. 

Simultáneamente, como el sistema es opaco, todo esto también lo empeora más. Para ir saliendo de estas dinámicas hay que volver a pensar en términos en que no existen esas balanzas fiscales, lo mismo que no existen individualmente. Lógicamente, hay que escuchar a los territorios, porque en el otro lado te encuentras un despotismo que dice lo que hay que hacer en todos los lados, y no. Hay que escuchar al territorio, hacerle partícipe de las decisiones comunes, pero al mismo tiempo el sistema de financiación autonómica es tan opaco que uno no sabe cuáles son los criterios. 

Cuanto más opaco sea el sistema, hay más posibilidades de que exista victimismo y caciquismo. Por lo tanto deberíamos empezar con toda la humildad a tener más transparencia, porque el sistema no está bien. 

También nos ha costado mucho empezar a debatir seriamente sobre el precio de la luz.

Era un tema que si lo analizabas parecías un bolchevique o un loco. Hay informes de la OCDE que indican que en todos los países hay eléctricas públicas menos en España y Portugal. Hay un marco que hace que lo que en otros países es normal aquí no se pueda ni debatir. Aparte, el sistema de precios se hizo para promover las renovables y ahora los que pueden producir con saltos de agua u otras formas muy baratas consiguen enormes beneficios caídos del cielo. Cambiar algo extremadamente beneficioso para los poderosos es muy difícil. Encima la factura de la luz acumula en sus recibos montones de cosas estrambóticas y una vez más muy opacas. Porque vivimos en Estados liberales, pero que no lo son. 

Pere Rusiñol

Siguiendo con la opacidad, cuando estuviste en El País en Catalunya, eran los últimos años del pujolismo, una época que ha destacado por sus silencios mediáticos. 

La experiencia que yo viví en El País antes de irme a Madrid es que nosotros íbamos a tope siempre, pero luego hay cosas objetivas. Cuando estalla el caso Banca Catalana, eso fue información que dio El País. Pues en las manifestaciones a principio de los ochenta, cuando Pujol movilizaba al pueblo catalán frente a la agresión exterior, se quemaban ejemplares del periódico.

Al final el periodismo es muy complicado de hacer, necesitas muchos medios. Actualmente, los departamentos de comunicación de las principales empresas del Ibex tienen muchos más redactores que las empresas periodísticas. Es tal la desproporción que imagínate en Catalunya lo que eran unas redacciones en comparación con todo un aparato de propaganda con capacidad de recursos económicos para tener las cuestiones controladas. En Catalunya, en Madrid y en montones de sitios. 

Lo que yo vi en El País era un deseo de cotidiano y diario de querer sacar el mayor número de información, que es lo que nos daba la gasolina para ir cada día a trabajar. Visto en perspectiva, a pesar del esfuerzo, solo sacamos el uno por ciento de todo lo que había. Es difícil hacer información, se necesita mucho apoyo económico y voluntad. 

Lo del tres por ciento salió, pero en el Parlament.

Salió de una manera un poco extraña. Porque Maragall, dijo eso de «ustedes tienen un problema, que es el tres por ciento». Con eso abrimos todos los periódicos, pero ¿dónde estaba? Maragall lanzó una piedra, pero con eso no haces una noticia. Haces la noticia del día, pero la buena información necesita mucho más que eso. Si falta la materia prima fundamental, la información, las opiniones no pueden tener la calidad necesaria. 

¿TV3 está hipertrofiada?

TV3, objetivamente, está hipertrofiada. Tiene unas necesidades financieras descomunales. En su origen fue un intento de hacer una televisión de Estado en el sentido de una televisión moderna y que afrontara todos los temas. No hicieron, como se hizo en otros sitios, una televisión regional que hablara de la sardana, sino una apuesta por la televisión de calidad que hablara de internacional y mandara gente a Irak…

Manel Alías en Ucrania…

En ese sentido, sigue siendo de primer nivel. Sin embargo, como ocurre en todas las televisiones públicas de este país, hay un gran problema de gobernanza, una vez más la falta de liberalismo porque los poderosos consideran que son medios a su servicio. TV3, aunque tenga buenos profesionales, no escapa de este marco general. Por eso aquí también es clave la financiación. La BBC no depende del dinero que caprichosamente le pueda dar el gobierno, sino de un canon . Si no hay elementos que garanticen la independencia económica del medio, está condenado. En Catalunya y en cualquier sitio. El problema de origen es la dependencia del gobierno que te paga. 

En el caso Triacom lo que se está dirimiendo es lo contrario, si el gobierno se financiaba a través de TV3.

Es una productora de las principales proveedoras de TV3 y ahora hemos sabido que, según la instrucción, que está en la Audiencia Nacional, también era una presunta forma de financiar la campaña de Artur Mas. Esta productora trabajaba por encima del coste de producción y ese dinero iba a Convergencia. Sea cual sea la sentencia, lo mismo que es incuestionable que el rey emérito tenía cuentas en el extranjero y no las declaraba a Hacienda, Triacom revela con su mecánica de funciona aspectos de Catalunya que ojalá hayamos conseguido dejar atrás. 

La verdad es que la estrategia de defensa de Laura Borràs se parece mucho a los modos de Pujol.

Ambos casos son presuntos, todavía no hay sentencias, aunque hay indicios muy sólidos, pero ambos se agarran a las banderas grandilocuentes de la patria y cuestiones metafísicas para que no se entre a debatir sobre menudencias. En el caso de Borràs, con lo que ha salido públicamente creo que no puede mantenerse en un cargo tan importante. Aunque salga absuelta, porque la verdad judicial es una, pero políticamente no debería poder seguir en su puesto con lo que ya sabemos que ha hecho, sea o no delito. 

Descubierto en una investigación de la policía catalana.

Evidentemente, además de la investigación de la policía autonómica, hay materiales, como grabaciones y emails, que no están manipulados puesto que están bajo supervisión judicial, y son rotundos desde la perspectiva de la honorabilidad. 

A lo mejor el juez decide que no es delito, pero concertarse con un amiguito para fragmentar contratos de una institución pública para que se lo den a él y no a otro, además ese amiguito con el curriculum que tenía, trapicheos ilegales, falsificación de moneda y tráfico de drogas, son suficientes elementos para pensar que esa persona no puede ser la segunda institución de Catalunya. Encima, quienes sacralizan estas instituciones son los nacionalistas sobre todo. Por lo tanto, aplicando sus propias varas de medir, debería haber dimitido ya sin esperar a la sentencia judicial. 

¿Está ERC a la altura de las circunstancias?

Está en una situación complicada porque es su socio de gobierno. Las cosas tienen sus tiempos. ERC está apretando con las cartas que ya tiene. Si ves el ejemplo de Ximo Puig con Compromís a lo mejor crees que ERC debería hacer más, pero son dinámicas complicadas. Además, ERC y Junts tienen una relación muy compleja. ERC siempre ha tenido cierto sentimiento de inferioridad que está tratando de sacudirse, pero siguen prisioneros de algunas dinámicas históricas. 

Acabas de publicar que el Ibex alimentó el procés.

La fase inicial del procés habría sido imposible sin el Ibex. En Madrid tengo la sensación de que se culpa a los catalanes de algo que, evidentemente, tienen su responsabilidad, pero a mí lo que me molesta es que en Madrid no asuman la propia. En mi opinión, todo lo que pasó fue consecuencia del Pacto del Majestic entre la derecha española y la catalana. Ahí pactaron compartir el poder con unas determinadas reglas del juego, se suponía que los nacionalistas catalanes también se implicarían en la gobernabilidad de España sin entrar en el gobierno, pero había una segunda agenda fuera de los pactos que era el business

Ha habido muchas manifestaciones de eso, una de las pruebas más claras es que Indra poco después de esos pactos, una gran empresa del Ibex pero con mayoría del Estado, compró a un precio que todo el mundo juzgó absolutamente extraño la consultora de uno de los hijos de Pujol, que se llama Europraxis. 

Esto se prolongó en el tiempo, y cuando Convergencia pasó a la oposición estas dinámicas seguían creadas. Cuando el procés arranca como consecuencia del primer referéndum, cuando se pasa a la fase más fuerte, los grandes sostenes económicos de los que lanzan el desafío estaban en el Ibex. Todos los escándalos de corrupción de la época tienen empresas del Ibex detrás pagando, alimentando esa corrupción de un partido que es el que encabezó este movimiento. 

Estaría bien un poco de autocrítica en Madrid, el procés no ha sido solo un desvarío de catalanes como ellos dicen. En el caso Triacom le pagaron tres millones de euros a una empresa en la que el diez por ciento era de Mediapro, que estaba presuntamente para pagar facturas falsas de Convergencia y demás. Telefónica les dio tres millones de euros sin contraprestación y todavía no ha dado ninguna explicación. Yo se lo he pedido muchas veces y dicen que no hablarán de eso. Pues me gustaría que lo hicieran. 

Unos dicen que Mas puso en marcha el procés para eludir las acusaciones de corrupción y otros problemas, otros que ya existía una movilización en la calle y que Mas se sumó a ella para que no le pasase por encima. 

Hay muchas hipótesis, realmente había un movimiento de base que intentaron cabalgar líderes políticos en beneficio propio. Las dos hipótesis son compatibles y verdad. Lo único es que el medio más importante no fue TV3, en mi opinión, que es modesta y me puedo equivocar, pero creo que el medio clave fue La Vanguardia

El Grupo Godó es el medio de referencia en Catalunya, el que leía la gente de orden y, paradójicamente, tenían de director a una persona que había puesto Aznar en su día, José Antich, que ahora tiene El Nacional, el diario más independentista de Catalunya, que es muy parecido a Okdiario

Este director puesto por Aznar —hay muchos datos para sostener esto— dio un giro a La Vanguardia que hizo creer a sus lectores que la independencia era perfectamente posible. Para mí esta es la clave, que se sumase TV3 era lo que tocaba, pero que a la gente de orden que leía el periódico y escuchaba la radio del Grupo Godó le dijeran que todo era perfectamente posible, en mi opinión, fue un cambio enorme. Una elevación cualitativa de enorme importancia. Si se lo decía Convergencia y La Vanguardia es que era verdad. 

En los dosmiles escribiste un artículo sobre la abstención en Catalunya, que es el voto español. Citabas un estudio que señalaba que cuando en Madrid había un debate sobre autodeterminación, el interlocutor siempre era Pujol, lo que a esta gente le mostraba indirectamente que no había alternativas.

Creo que desde el resto de España siempre se contribuye a esta cuestión de identificar Catalunya con el nacionalismo catalán, lo que refuerza mutuamente los nacionalismos. Muchas veces es por razones puramente pragmáticas, pero está incorporado en la cabeza de mucha gente y hace mucho daño, porque el principal número de diputados en Madrid es el del PSC, que es un partido catalán. Los independentistas o nacionalistas son una parte muy importante de Catalunya, sin duda, pero no representan al conjunto salvo para los líderes políticos de Madrid. Ojalá esta cuestión se corrija algún día porque no le hace bien a nadie. 

Pero el voto, si hablas con gente de la sala de máquinas de los partidos, te dirán que depende de la lengua materna, que al final está más ligado poco menos que al crecimiento vegetativo de cada grupo.

Antes no era así. El PSC evidenciaba que no era así. Era un partido transversal desde un punto de vista idiomático, pero es verdad que con el procés esto cambió y ojalá podamos volver a una situación en la que el comportamiento político no lo defina la lengua. Esto no hay que tomárselo en términos tajantes, como en otras sociedades, pero objetivamente lo dicen todas las encuestas. A mí, personalmente, es algo que me inquieta, y soy catalanohablante. 

Pere Rusiñol

[wp-rss-aggregator feeds="Mercurio, Kids, Comics" template="nativa-pc" limit="3"]

SUSCRIPCIÓN MENSUAL

3mes
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL

30año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 
 

SUSCRIPCIÓN ANUAL + FILMIN

85año
Ayudas a mantener Jot Down independiente
1 AÑO DE FILMIN
Acceso gratuito a libros y revistas en PDF
Descarga los artículos en PDF
Guarda tus artículos favoritos
Navegación rápida y sin publicidad
 

30 Comentarios

  1. Y para demostrar la razón de todo lo que habla al final sobre el prusés y el nacionalismo y el independentismo, seguís escribiendo «Catalunya» en un texto en español.

    • Precisamente porque Catalunya es España, en un medio en castellano para España se respeta la toponimia oficial. Son los Máximos de turno los mayores separatistas.

      • Ray Victory

        Ergo, Londres es London y los Estados Unidos, los States como se decía en mi época en la universidad.

      • Esto no es el BOE o una señal de carretera, es un medio en español abierto a todo castellanoparlante, no solo en España. Igual que los medios de comunicación en catalán usan Espanya y Saragossa en vez de España y Zaragoza, en español hay que usar los topónimos en español.

        Pero olvidando este detalle menos que nimio, pedazo de entrevista.

      • Sí, ya. Y en Cataluña hablando catalán dicen Zaragoza y no Saragossa porque blablablá.
        Es una chorrada como un piano. La toponimia oficial será la que sea y se utilizará cuando corresponda, pero cuando se utiliza un lenguaje estamos en otro plano. Y nadie trufa lo que habla con palabras en otro idioma… claro, a no ser que haya complejo o prepotencia. Lo dicho, que no me imagino a nadie hablando en catalán diciendo Cádiz en vez de Cadis (y bien que hace).
        Así que no busque a Máximos para su separatismo supremacista, ya se sirven ustedes los Mácsimos bien solitos.

    • de ventre

      que yo sepa, el catalán es una lengua española… haciendo amigos y tal, no?

      j

      • Ray Victory

        Si, española, como el vascuence, el bable, o el gallego….pero diferente al castellano.

        • de ventre

          de verdad, ¿tanto les molesta?, ¿tanta importancia puede tener?, una entrevista llena de temas sobre los que se puede comentar (a favor o en contra) y ¿eso es lo único a mencionar? así nos va.

          j

          • ray victory

            eres tú que has sacado el tema. Citas al toro y cuando te embiste, al burladero.

            • de ventre

              noooorl!

              es Máximo el que saca el tema, siga ud. para arriba el link y ya si le place me contesta sobre por qué pica tanto un detalle tan pequeño en una entrevista tan larga.

              j

  2. de ventre

    pedazo de entrevista!

    j

  3. Lucio Anneo

    Se acuerdan de Acebes cuando en cada frase metía la palabra ETA tres o cuatro veces? Ahora los Máximos de turno con el Procés, Procés, Procés…
    En serio, fantástica entrevista para seguir desentrañando el funcionamiento del alcantarillado de este en ocasiones maravilloso y en otras pútrido edificio llamado España.

    • Efectivamente, me ha parecido una estupenda entrevista, muy interesante.
      Pero es en esta entrevista en la que hablan del prusés, oiga, a ver si los dos periodistas también son Acebes.
      Y qué quiere que le diga, si veo todos los días mal escrito el puñetero nombre de la región del noreste lo podré decir, ¿no? Que aprendan a escribir y/o que se bajen del burro supremacista o de la hegemonía nacionalistoide.

  4. Por fin leo algo sobre el origen de los audios. Desde que empezó esta oleada hace unas semanas llevo buscando información sobre quien o quienes están filtrando y que fin persiguen. Ningún medio parece interesado en saber eso. Probablemente las batallas que se están librando con lo audios sean mas relevantes que el contenido en si de los audios.
    P.D. que pena hacer una entrevista tan buena para que el nivel de comentarios sea: «han escrito Catalunya»….si…no.,

    • Lo he dicho más arriba, que sea una estupenda entrevista no quita que se incurra en esa peste de escribir mal la palabra Cataluña. Habrá que decirlo.

  5. Entrevista muy muy interesante

  6. Ramón SR

    Un par de comentarios:
    Sobre el uso de «Catalunya/Cataluña». Desde hace ya un siglo la lingüística empezó a fijarse en la pragmática de la lengua, a decir que la norma la ponen los hablantes, que además los usos dependen con frecuencia del contexto, que las lenguas están vivas, y que las Reales Academias y similares no decretan, sino que recogen los usos. La propia RAE lo reconoce ya así cuando se defiende de acusaciones ideológicas diciendo que recoge lo que hacen los hablantes. Ejemplo: decimos y escribimos Londres en lugar de London, pero no decimos Shakespeare, ni escribimos Chéspir. Es el uso quien consagra la norma. Y los usos están vivos, por eso no hablamos latín.

    Es la peste nacionalista de uno y otro bando quien ha cargado la lengua de significación política.

    Roures sí que es marxista al reconocer el papel que los modos de producción tienen en la estructura social. El mercado, como explica el mismo entrevistado, modula el sistema económico y social. Roures saca consecuencias: si el mercado domina incluso la consciencia social, ganará quien sepa ver en todo (incluida la muerte de multitudes) una ocasión de negocio. Es marxista, sí, pero carece absolutamente de sociabilidad y humanismo. Los capitalistas también leen a Marx y sacan conclusiones. Igual que leen a Adam Smith, pero olvidan que junto a «La riqueza de las naciones escribió» la «Teoría de los sentimientos morales».

    • de ventre

      bravo!

      j

    • ray victory

      No cuela. London tiene traducción al castellano. Y Shakespeare no.

      Y aunque William sí tiene traducción al español (de hecho en los 70 hubo moda de traducir el nombre, y era técnicamente correcto, pero se fue descartando porque tiene matices que afectaban a las personas ya que no es lo mismo Carlitos que Charlie que puede ser despectivo en ciertos ambientes). Mejor usar el nombre que tiene asociado la propia persona y así nos evitamos problemas hiriendo susceptibilidades. Vamos que ya había lenguaje inclusivo hace 50-60 años….

      Y por cierto, no es lo mismo el nacionalismo español que el catalán. Uno es excluyente (yo mejor que tú y por eso me voy), y el otro integrador (todos iguales –jodidos- y nos quedamos todos aquí).

      Para que captes el matiz diferenciador entre los dos nacionalismos, es como aquel chiste (chiste muy viejo) racista del español que llega a los EEUU en los 60 y se sube a un autobús y ve la segregación racial, blancos en la parte de adelante del autobús y negros en la parte de atrás. El español se mosquea y empieza a darle el coñazo al chófer, que eso no podía ser, que en el país fundador de la democracia moderna y la libertad individual no podía permitirse eso, bla bla bla.

      El chófer hasta las narices del español le contesta: «vale usted gana….a partir de ahora ni blancos ni negros….todos verdes». Y el español contento replica, «perfecto, todos los pasajeros verdes, así me gusta, todos iguales como hijos de un mismo Dios». Acto seguido, el chófer, gritaba: «los verdes claro delante y los verdes oscuros detrás».

      Pues eso es la diferencia básica entre los dos nacionalismos, (lo explico así para que lo entiendan los equidistantes).

      Y sí, la entrevista te hace pensar, dudar y por encima de todo, admirar a cierto tipo de personas que son luchadoras hasta las últimas consecuencias.

      • de ventre

        mire, no. encuentro los dos nacionalismos igualmente excluyentes, la propuesta de vox de ilegalizar determinados partidos de nacionalismo opuesto es bastante clara al respecto. lo que no encaja con «lo suyo» no puede ser de su nación.

        Me puede venir con lo que quiera, pero si utilizar una ñ o ny es tan delicado para la futura salud de una democracia, estamos apañados.

        j

        • Ray victory

          No se trata de democracia. Se trata de ortografía.
          Vox propuso implementar una medida q existe en Francia y Alemania: excluir partidos independentistas.
          Pero no excluye a personas. El Plan Ibarreche hablaba de vascos de primera y segunda e Otegui largó en mi cara algo como “los que quieran seguir siendo españoles tendrán problemas”. Si nos remitimos a los textos originarios del nacionalismo catalán tres cuartos de lo mismo. Para Vox (q me cago en Vox) todos verdes, o sea, todos españoles. Matiz importante

      • Pareces insinuar que los nacionalismos «exluyentes» son indeseables y los incluyentes son, si no deseables, al menos mejores en algún tipo de plano moral. Es debatible.

        El nacionalismo ruso es «incluyente», mientras que el ucranio es excluyente, tratando de rechazar toda influencia rusa en su cultura, persiguiendo o poniendo trabas a los ciudadanos prorrusos, o incluso a los rusohablantes – y no, la guerra ha exacerbado esto, obviamente, pero el asunto venía de mucho más atrás.

  7. Pingback: FOCUS PRESS 285 - Taller de política

  8. Ya que algún comentarista menciona Ucrania, es bueno saber que la mayoría de idiomas europeos anteponen la «i» o «j» a la «n». Solo España «is diferent», ¿porqué será?.
    Pero lo que importa de verdad es la entrevista.

  9. El principe del arrabal

    Ante una gran entrevista como esta, donde se dice mas de lo que se calla, cosa rara hoy día en los medios , como no, el vulgo (dicho sea con el mayor desprecio posible) una vez más, no sale de la ortografía de los toponimos. No da más de si el personal. Cualquier idea que se exponga detrás del toponimo no existe si la provincia de turno no es nombrada correctamente. Este es el tipo de gente, que se envuelve en banderas, cree en dioses, reyes, y vota una y otra vez latrocinio, eso si, su provincia tiene que estar bien escrita. Olvidándonos del cáncer este de los topónimos y la correción lingüistica, darle las gracias al entrevistador y entrevistado.
    Pocos se atreven a nombrar a las facciones mediáticas por su nombre, a airear en público sus miserias y no es que la profesión siga al pie de la letra «perro no come perro» si no que los escribanos precarios, tienen miedo atroz de tocar alguna tecla que no deban y seguir el camino de Cintora, ejecutado por el principe de las tinieblas.

    En otro orden de cosas, hay un tema que tanto los de la banderita de spain, como los nacionalistas catalanes, no han entendido a mi modo de ver y es un tema que a algunos les suena a sacrilegio y el Sr Rusiñol apunta también en ese sentido; Jordi Pujol ha trabajado toda su vida desde que Felipe González le salvó de la cárcel en el caso Banca Catalana, al servicio de la corona de España. Esto es algo inaceptable tanto para los españolistas como para los catalanistas.
    El acuerdo fue siempre ir mano a mano con Felipe y la corona, garantizando la unidad nacional, esto es traicionando a sus huestes catalanistas, a cambio de permitirle saquear a fondo a sus compatriotas de la barretina. Con Miquel Roca por ahi en medio ayudando en el saqueo y garantizando que no hubiese discolos por ningun bando. Y la gente, el vulgo como siempre a verlas venir siendo saqueado sin enterarse de la misa la media.
    Lo cierto es que la corona le debe a Pujol decadas de tranquilidad, aunque fueron generosamente pagadas, a costa del populacho que duda cabe.
    La conclusión es que la chusma se merece que leroben hasta el ultimo euro, eso si, la provincia hay que escribirla correctamente, porque una cosa es que te roben y otra la falta de corrección lingüistica… hasta ahi podiamos llegar.!!

    • Jose Antonio Fernández

      Si, estos comentarios me recuerdan a un artículo que salió hace años sobre comunicación cuántica entre el observatorio del Teide y el de Roque de los muchachos. Me sorprendió ver que había 90 comentarios a la noticia, dado el poco interés que suscita la ciencia en España. Me tranquilicé al ver que el 95% de los comentarios se referían a si se escribía «Teide» o «Monte Teide».

    • ray victory

      A mi lo que me parece acojonante es que haya gente que no respete las leyes ni las reglas ortográficas en el siglo XXI (entendiendo éstas, las reglas ortográficas, como una ley de convivencia, igual que la cortesía, o el comportarse en una mesa o el conducir respetuosamente en una ciudad), que ayudan a facilitar la vida y a entendernos mejor. Es tan sencilla la vida cumpliendo perfectamente las leyes y las reglas.

      Después de vivir mucho tiempo en EEUU y en Alemania, dos países donde no tendrás nunca ningún problema, jamás de los jamases (diga lo que te digan en los medios), siempre que cumplas una puta sola regla que les repito hasta la saciedad a los españoles listillos (que son legión) que viajan: «respeta las normas, no te las saltes ni un milímetro, y la vida te irá bien aquí. Todas las normas, todas, toditas, todas». Pues si eso lo extrapolásemos a la vida en general, mejor que mejor.

      Lo digo, porque si la gente escribiere correctamente, respetando las reglas y siendo exquisito en las formas (da igual el fondo, que para eso están las diferencias de criterio y bienvenidas sean esas diferencias de criterio), nos podríamos haber centrado en una entrevista fabulosa. Pero si empiezas a escribir con ganas «d’enquiquiner» como dicen los franceses….pues el foro se desmadra.

      Nota: «enquiquiner», aunque se traduce como «molestar», es menos intenso que «molestar». Es molestar pero sin molestar, pero de forma continua, y aunque realmente no molesta, siempre está ahí.

      • El principe del arrabal

        Es la cortedad de miras, del que se centra en el contenedor, lo que no permite ver o entender el contenido. Lo dicho, Pujol y sus huestes les saquean hasta el ultimo centimo, eso si, escriben Catalunya.
        Debate artificial, creado desde arriba hacia abajo, para entretener al vulgo mientras le roban hasta la vergüenza.
        Ademas, estos talibanes de los toponimos, son voto cautivo, por mas que les roben quedan atrapados por el ondear de la banderita de turno, y son saqueado como realmente merecen, hasta el fondo.

  10. Interesante entrevista y antes de empezar que sepan que no me defino de derechas. Solo que me cabrea la falta de coherencia y la desvergüenza.
    – El papel de Roures ( Y Polanco, luego voy con él) es el mismo que la izquierda lleva teniendo desde siempre: manipulemos, mintamos, engañemos a la masa ignorante sobre lo malo que es el capitalismo… para seguir viviendo de él.
    Manda huevos lo de los Goya y Roures, pero es que la inconsistencia de la izquierda chupiguay es así.
    Así que lo siento por la pobre redacción de Público, pero cuando te alineas con ésta gentuza, deberías saber a lo que te expones. Un empresario marxista es un oximoron y si no sabes verlo, lo lamentarás después.
    Otro gran exponente es el «figura» Iglesias como ejemplo de quienes consiguieron meterse en la casta, acaparando todo aquello que antes les daba envidia. Lo triste es que hicieron a base de movilizar los anhelos de la pobre gente, enarbolando nobles principios y promesas.

    En otro nivel tenemos al PSOE/Sindicatos, a quien parece que la corrupción no mancha. La gente olvida Filesa, los cursos de formación. El último caso son los ERE, llevan a hombros a los «justos, que pagan por los pecadores». Pobrecitos. Por no hablar de toda la izquierda que participó en la quiebra del sistema de cajas de ahorros desde sus consejos de administración, al las cuales tuvimos que rescatar todos.
    No pasa nada. Son los nuestros y la plebe traga.

    -Vamos con otro tema, en cierto modo referido al punto anterior: «yo me fui de El País en un contexto en el que había sido muy feliz, pero habían cambiado los elementos fundamentales del periódico, sobre todo tras la muerte de Polanco». Claro, claro.
    No me cuadra hacer tanta apología de la libertad periodística, para acabar glorificando lo tiempos de una cabecera sectaria que fue la acorazada mediática al servicio del PSOE (Igual que todo el grupo PRISA) y se ponía estupenda como referente ético. Si ahora es el IBEX, antes eran los negocios de Polanco a costa del PSOE, así que no te quejes, que es lo mismo.
    Al menos Polanco no se las daba de antisistema, pero el tufo de superioridad ideológica de la redacción de El País mientras hacían de mamporreros del PSOE/Polanco lo recordamos los que vivimos esos días. Hoy incluso son más sectarios, viviendo de engañar también a los pobres infelices.
    Igual que Roures y Podemos, vaya.

    – Se le reconoce la valentía al periodista, pero después de leer lo de los audios, se queda uno sin fuerza ( ni información fiable) para saber cómo c*****s funcionan quienes dirigen nuestras vidas.
    Así que a mis 59 años miro el panorama con total descrédito y hace ya tiempo que no me molesto en votar. No vivo del sistema (política, prensa, funcionariado), pago mis impuestos extractivos y mando ATPC a todos.

    – El periodista destaca que no tenían NPI de gestionar su periódico. A veces la realidad nos pone en nuestro sitio. Va por delante que soy asalariado, pero está bien que este señor se dé cuenta que el dinero no es infinito, que hay que saber gestionar y que si hay mucho empresario sinvergüenza (como también muchos trabajadores sinvergüenzas) , gestionar una empresa es una tarea titánica.(menos para Roures, claro).
    Y son las empresas las que crean empleo e impuestos para que haya más empleo público.

    – Hay que ser un poco ecuánime: si te absuelven por lo de Roures, bien, pero si te condenan por Ortega Cano, tienes todo el derecho a recurrir, pero no pongas ambos casos como ejemplo de intimidación. Los ciudadanos tiene derecho también a defenderse de los abusos y meteduras de pata de la prensa. Eso si, tienes derecho a recurrir.

    -De lo de Cataluña ( se escribe así en castellano, no Catalunya), más de lo mismo, pero a nivel regional.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.