Artículos escritos por Pablo Mediavilla Costa

Antonio Muñoz Molina: «La imaginación humana es muy limitada»

Antonio Muñoz Molina: «La imaginación humana es muy limitada»

Podría ser el inicio de un bestseller metaliterario, pero no lo es. Antonio Muñoz Molina entra en un café de Nueva York de estilo centroeuropeo y paredes forradas con portadas de libros que fueron escritos en estas mesas. Los clientes son jóvenes, algunos no tanto, que sueñan con el día en que sus portadas luzcan en alguna pared. Y nadie […]

Pablo Mediavilla Costa: Largo adiós

Pablo Mediavilla Costa: Largo adiós

Cuatro cajas con la biblioteca neoyorquina; los Salter, Cheever, Filkins, Camba, Sontag, Malcolm y demás surcan el Atlántico en un carguero chino de nombre impronunciable. Dentro de poco reposarán en una estantería cerca del Paseo del Prado y al lado colgaré unas postales con portadas de The New Yorker para recordarme que una vez repasaba su agenda y luego me […]

Pablo Mediavilla Costa: El país del tiempo

Después del terremoto del otro día en la cocina hoy he sabido por el Weather Channel, una institución nada relativista, que el huracán Irene viene lamiendo la costa este del país y que golpeará Nueva York en la noche del sábado. Ante tal crisis, he redactado de urgencia una lista de la compra que ejecutaré mañana o pasado para poder […]

Pablo Mediavilla Costa: El soldado Morris

La realidad se derrama sobre la mesa de domingo con zumo de naranja y café. Me entero de que el soldado Jordan Morris ha muerto junto a otros cuatro compañeros de armas en Afganistán. Busco su cara entre la niebla de internet y lo primero que encuentro es una foto de una ceremonia militar en la que alguien que podría […]

Pablo Mediavilla Costa: Desamor automático

El pasado viernes John Carlin publicó unas notas de viaje sobre Nueva York para contarles a sus lectores de El País que volvió a España «reafirmado». Un ejercicio intelectual que, dado el ulular del viento en la meseta, sólo puede ser una exhibición gratuita y estival de ignorancia —muy de la casa del Tentaciones— o, en su versión solemne, una […]