De poesía y de novela negra (un cóctel inesperado)


logocalamo

[Nota de la librería:]

Para amantes de la lírica y para amantes del misterio: dos presentaciones, dos. Nos preguntamos: ¿tiene misterio la lírica?  y ¿existe una lírica del misterio?: Ars combinatoria.

(Para los amantes de Marías: su nueva novela Así empieza lo malo ya te está esperando)

Abrazos de los de Cálamo

23 de septiembre martes a las 20 horas  Joaquín Sánchez Vallés.

Presentación de Fados huérfanos, nuevo poemario de Joaquín Sánchez Vallés editado por Editorial Quadrivium.

«Amor, celos, ceniza y fuego, dolor y  pecado. / Todo esto existe, todo esto es triste, todo esto es fado.» Canta la Embajadora artística de Portugal Amalia Rodrigues. «El fado es una cosa misteriosa dice, —y prosigue—: hay que nacer con el lado angustiado de las gentes, sentirse como alguien que no tiene ni ambiciones, ni deseos —y remata—: una persona… como si no existiera. Esa persona soy yo…»

La poesía —nunca se subrayará suficientemente ni se tomará suficientemente en serio— refleja lo que el alma no tiene. La poesía fluye en el preciso lugar de la pérdida, de la hiancia. Y F. Pessoa, entre otros eruditos, acierta en concluir: «por eso la canción (toda canción es una poesía ayudada) de los pueblos tristes es alegre, y la de los pueblos alegres es triste». El poeta (¿epónimo de sujeto?) lo lastra una carencia. Su deseo vaga entre los objetos y redobla en su producción  que no existe  qué lo colme. La poesía se destila del cómo este encuentro es vivido y marca al poeta. Tal puede ser una aproximación —lejos de interpretaciones sensibleras— de la creación en todas sus manifestaciones.

Así, podemos argüir que el fado (de fatum, fatalidad, destino)  —que «no es alegre ni triste», y que siguiendo al erudito lusitano en El fado y el alma portuguesa «formó el alma portuguesa cuando no existía y deseaba todo sin tener fuerza para desearlo»—,  nació —nace, como la poesía de Joaquín Sánchez Vallés— justo en el preciso intervalo equidistante entre la tristeza y la alegría,  «es la fatiga del alma fuerte, la mirada de desprecio de Portugal a un Dios en que creyó y que también le abandonó». Esta peculiar producción viene marcada por el poder que encierra la mirada del Padre: reconocimiento o exclusión. Entre el júbilo por el reconocimiento y la cuita por la exclusión de la mirada. ¿No es ese el interludio, momento de desconcierto, donde fluye Fados huérfanos?

25 de septiembre jueves a las 20 horas   Rosa Ribas y Sabine Hofmann

Rosa Ribas y Sabine Hofmann presentan su nueva novela El gran frío, publicada por Ediciones Siruela.

Sinópsis: Febrero de 1956. El invierno está siendo terrible, el más frío en España desde hace décadas. Esto no será un obstáculo para que Ana Martí, ahora reportera de un popular semanario de sucesos, acuda a un remoto y aislado pueblecito del Maestrazgo aragonés para cubrir el caso de una niña a la que han brotado los estigmas de la Pasión. El cura y el alcalde la reciben encantados ante la idea de que su «santita» se haga famosa en todo el país. Pero ni don Julián, el escéptico cacique del pueblo, ni la mayoría de los habitantes comparten sus simpatías hacia la forastera. Solo Mauricio, un pobre chico discapacitado, la  inteligente y extraña niña Eugenia y la atormentada viuda que hospeda a Ana parecen dispuestos a hablar con ella. Pronto su olfato de periodista le dice que el caso de Isabelita no es el único suceso extraño que acontece en Las Torres…
El recuerdo de una niña muerta años atrás en misteriosas circunstancias, el fanatismo religioso y el frío glacial y la nieve que amenazan con dejar al pueblo incomunicado son el telón de fondo de la intrigas de El gran frío, un impactante thriller sobre los más bajos instintos de la condición humana que es a la vez un extraordinario retrato de la cruda realidad de le España rural de los años cincuenta.

Las autoras: Rosa Ribas nació en 1963 en el Prat del Llobregat (Barcelona). Estudió Filología Hispánica en la Universidad de Barcelona, y desde 1991 reside en Alemania, en Fráncfort. ­Hasta el momento ha publicado seis novelas: El pintor de Flandes (2006), La detective ­miope (2011), la novela por entregas Miss Fifty (2012) y la trilogía policiaca protagonizada por la comisaria hispano-alemana Cornelia Weber-Tejedor, traducida con gran éxito al alemán.

Sabine Hofmann nació en 1964, en Bochum, Alemania, pero actualmente vive en la pequeña ciudad de Michelstadt. Estudió Filología Románica y Germánica, y trabajó varios años como docente en la Universidad de Fráncfort. Allí conoció a Rosa y empezó una larga amistad que la escritura conjunta de Don de lenguas, lejos de destruir, ha afianzado

Fecha
martes, 23 septiembre, 2014 - jueves, 25 septiembre, 2014
20:00 - 21:30

Ubicación
Librería Cálamo (Zaragoza)