Cine para desmemoriados: ‘Testigos de un tiempo maldito’


11403074_720990628028234_6927549044408928114_n
Testigos de un tiempo maldito es un proyecto que pretende recuperar la memoria de aquellas personas que fueron represaliadas por el régimen franquista debido a su orientación o identidad sexual.
Durante el franquismo la homosexualidad fue reprimida ferozmente. Se criminalizó primero por medio de la Ley de Vagos y Maleantes, y a partir de 1970 a través de la Ley de Peligrosidad Social. Ser homosexual ha sido un delito en España hasta diciembre de 1978. Un delito que se castigaba con penas de cárcel o reclusión en campos de concentración, como el campo de Tefía en Fuerteventura donde eran enviados los homosexuales canarios. Hubo cárceles especiales para homosexuales como la de Huelva o la de Badajoz. En otras había módulos donde se recluían a los presos homosexuales como en la Modelo de Barcelona, la Modelo de Valencia o la cárcel de Carabanchel y la famosa tercera planta de la quinta galería conocida como el «Palomar» desde donde varios presos y presas se llegaron a arrojar para quitarse la vida.Las personas transexuales además de represaliadas fueron sistemáticamente invisibilizadas, fueron tratadas como homosexuales por un régimen incapaz de distinguir entre orientación e identidad sexual.

Las lesbianas fueron doblemente discriminadas por su homosexualidad y por ser mujeres.

Este proyecto busca dar a conocer la represión sufrida por este colectivo durante aquellos años negros de la historia de España.

Fecha
jueves, 9 julio, 2015
20:00

Ubicación
La Vorágine/ Cultura Crítica (Santander)