‘La casa como un árbol’, de María Dolores Almeyda


[Nota de la librería:]
Hermosas coincidencias. Continúan los encuentros alrededor de la poesía en Librería Muga. Sábado 31 de enero, 19 horas: Presentación de La casa como un árbol de María Dolores Almeyda

Un día suena el teléfono y hay una mujer al otro lado. Es Amelia, editora de Unaria y te propone organizar en Muga una presentación de un libro de poemas de María Dolores Almeyda, una autora sevillana. Escuchas con atención, frunces un poco el ceño y le haces la pregunta, perdona Amelia, pero, ¿por qué quieres hacer un encuentro con la autora precisamente en Muga, si no nos conocemos de nada?. Amelia contesta que la autora sabe de nosotros, que su hija viene a la librería de vez en cuando y que tiene mucho interés en hacer un encuentro en Madrid alrededor de su libro, que se llama La casa como un árbol. Te quedas pensando unos segundos y, al final le dices que sí. Confías en no haberte equivocado. En el terreno de la poesía, si el rey pasea desnudo, el pueblo se lo dice a gritos por la calle.

Esa misma noche llegas a casa y buscas información en la red sobre el libro y lo primero que encuentras es este poema, La mujer árbol.Contienes la respiración durante el minuto que dura la lectura del poema, levantas la vista de la pantalla… y comprendes que, por una hermosa coincidencia, Muga tendrá la extraordinaria fortuna de acoger la presentación de un libro de poemas tan inmenso como el de María Dolores Almeyda. El lenguaje poético, si es auténtico, no se presta a reducciones. Es complicado explicar de qué habla un poema, qué quiere transmitir, qué emociones pone en juego. El lenguaje poético, si es auténtico, se muestra como la manera privilegiada, única en cierto modo, de expresar algo. No es eficaz el silogismo, la retórica ni la descripción. No sirve el símil, la hipérbole, ni la metáfora. Es necesario leer los poemas. O escucharlos. Aquí os dejamos algunos fragmentos donde os presentamos algunas de las mujeres del poemario de María Dolores Almeyda. Si queréis conocerlas más de cerca, este sábado a las 19 horas, deberíais hacer un alto y sentaros a escucharlas en Librería Muga.
De «La mujer árbol»

…La mujer es un árbol que crece por donde quiere el tiempo
y tiene las paredes sembradas de ventanas
desde las que con toda libertad salen y entran los deseos
para aprender a volar desde sus espejismos….

De «La mujer espejo»

… Un día te levantas y apenas te conoces,
no eres la de ayer. Ni la del cuento.

Pero es peor que un día te levantes
y te preguntes quién podría ser
cada uno de los mil rostros del cristal
cuando te mires mañana en el espejo…

De «La mujer geografía»

…La mujer pone su grito en el cielo
Después pone su grito en el suelo
mientras cae lentamente
al sur de su cuerpo
defendiendo su estima,
su crédito y su orgullo…

De «La mujer tristeza»

…Y a media voz, como si susurrara,
va musitando algo
mientras masturba lentamente el agrio corazón
por ver si le queda algo de amor
por algún lado...

De «La mujer del poema 22»

…Le gusto cuando me cree feliz
y cuando estoy ausente,
cuando piensa que su beso me cerrara la boca
y la melancoñía es mi gesto normal y mi atractivo..

Fecha
sábado, 31 enero, 2015
19:00 - 20:30

Ubicación
Librería Muga