Porno para baterías

Caballeros, reconozcámoslo: con La noche más oscura, probablemente la película-macho más jodidamente viril de la historia del cine, ese martillo pilón llamado Kathryn Bigelow acaba de tomar al asalto la última fortaleza que nos quedaba en pie a los hombres: la del mito cinematográfico de los valores masculinos. Todos nuestros tesoros, idealizados y celosamente transmitidos de padres a hijos a […]