Eros

Ruta por el románico erótico

Ruta por el románico erótico

Románico erótico o sexual. Parece un oxímoron, pero no lo es. El románico, ese arte que Gaya Nuño definió como el «arte universal de los siglos XI y XII», todavía puede darnos sorpresas. Existe vida más allá del arco de medio punto y de la bóveda de cañón, de las linternas sobre los cruceros y de las cúpulas sobre pechinas. […]

El futuro del sexo o el sexo del futuro

El futuro del sexo o el sexo del futuro

Erróneamente, se suele esperar de algunos profesionales, como, por ejemplo, de los psicólogos, que seamos capaces de leer la mente de nuestros interlocutores, de predecir el comportamiento de una persona o de imaginar cómo evolucionará una relación de pareja. En ocasiones se nos atribuyen unas cualidades casi mágicas totalmente alejadas de la realidad. Sin embargo, en esta ocasión, apoyados en […]

El poder de la seducción. Y viceversa

El poder de la seducción. Y viceversa

«Lo que llamamos poder es insignificante, la seducción es el auténtico poder». Esto afirma Emilia Galotti antes de intentar suicidarse; uno puede enfrentarse al poder, nos dice, resistirse a él, pero no a la seducción. Y después pide a su padre que le dé muerte para no rendirse al asedio amoroso del príncipe. Así, aunque destruyéndose, mantiene su autonomía, su […]

El llamado

El llamado

Este relato forma parte de nuestro libro Tócate. Era la medianoche de uno de esos días en los que no había sucedido nada. Tami y Romy eran amigas y yo amigo de las dos. Romy estaba viviendo en mi casa por un tiempo. Recién separada. Tami vivía en Montevideo hacía meses. Le sentaba bien. Llego a la casa, voy a […]

DZ02CT135 001

Reencuentro

Este relato forma parte de nuestro libro Tócate. Encontrarme con ella un viernes, un sábado, da igual; encontrármela en un bar de copas, digo, con un grupo grande de amigos, serán al menos diez o doce, qué más da; encontrármela, digo, hace que todo se venga abajo. Encontrármela con el pelo más largo o más corto, no sé. Encontrármela bailando, […]

Acuéstate. Así

Acuéstate. Así

Este relato forma parte de nuestro libro Tócate. —¿Y entonces? —empezó a preguntar su marido con una sonrisa después de tumbarla sobre él en la cama de un empujón y besarla hasta el fondo—. ¿Ligaste? —Sí —contestó, presumida. —¿Sí? —siguió besándola, dando la respuesta por supuesto, porque cómo iba a ser de otra manera, con su gracia y ese culo; ese […]

Sexo real

Sexo real

Este relato forma parte de nuestro libro Tócate. Te lo estaba diciendo. Soy solitario, tengo tendencias suicidas. ¿Y qué más? Obsesivo, insaciable, peligroso, frustrado, violento, escurridizo, ávido de notoriedad, insaciable y me gusta el riesgo. Has repetido insaciable. ¿Tú crees? Quedé con Jean Beach en dos ocasiones, ambas en la cafetería de un hotel que ya no existe. La primera cita […]

Amor barroco, sexo rococó

Amor barroco, sexo rococó

¡A follar todo el mundo! —permitió entonces el regente, harto y cansado. Como contamos hace unos años a raíz del extraordinario ensayo de Elizabeth Roudinesco Nuestro lado oscuro (Anagrama. 2009), con la Revolución francesa la burguesía echó mano del higienismo para promover un tipo de sexualidad que sería eminentemente romántica. Atrás debían quedar todos los imaginativos excesos sexuales cometidos por […]

La revista porno más antigua de la historia

La revista porno más antigua de la historia

  Quisiera ser tu espejo para que me mirases siempre. Quisiera ser tu ropa para que me vistieses siempre. Quisiera ser el agua que lava tu cuerpo. Quisiera ser el ungüento, oh mujer, con el que te untas, y ser la cinta en torno a tus pechos, y ser las cuentas en torno a tu cuello. Quisiera ser tus sandalias […]

Consejos de un discípulo de Sade a un fanático de Grey

Consejos de un discípulo de Sade a un fanático de Grey

Este artículo fue publicado originalmente en nuestra revista Jot Down Smart número 9. Un libro es un amo, un esclavo, un amante. Las palabras que alineamos son otras tantas alegrías, dolores, orgasmos y latigazos. Annick Foucault, El ama. «¡Suerte que esta novela resulta erótica sin recurrir a eso de las Cincuenta sombras de atar o pegar!». Me disponía a dar una charla sobre […]