La niña buena no aprende el catón

La niña buena aprende el catón y escribe los palotes sin ningún borrón, la niña buena aprender a sumar y sigue los consejos de papá y mamá. Rocío Dúrcal No. Porque la niña, si de verdad es buena, es inquieta, curiosa y sensible. Y si a una de estas niñas buenas, de las que crecen en un mundo inundado (afortunadamente) […]