Etiquetado con: "dandi"

Imagen de portada: Georges Jacques Gatine (DP)

Gentileshombres

Todo aspirante a dandi comenzará el ritual lustrando los zapatos, innegociablemente negros si ya ha caído el sol. Si es necesario, repasará los dictámenes de Frank Sinatra, hasta que el sombrero descanse inclinado sobre la ceja derecha los centímetros exactos. Respetará los sacrosantos referentes del dandismo, pero no los apelotonará todos es su persona. Porque tanto si anuda la corbata […]

Insurrecto dandi inglés

Insurrecto dandi inglés

La indeterminación produce la distinción, decía Baudelaire. Probablemente las palabras de l’enfant terrible francés fueran lo único que los señoritos eduardianos de la Inglaterra de los años cuarenta se tomaran en serio. Bellas palabras como bandera poética para una vida tan poco ejemplar. Pero la primera vez que se usa el término enfant terrible no fue en Francia, sino en […]

Los últimos dandis

Los últimos dandis

Un oso polar entra en un bar. Se acerca a la barra, toma asiento y pide al camarero un café con leche con una magdalena. El hombre, boquiabierto ante la visita de tan inesperado cliente, se apresura en servir el desayuno. Mientras el oso sopla su humeante taza de café y da buena cuenta […]

El dandi, último héroe de la modernidad

El dandi, último héroe de la modernidad

“Hay que ser sublime sin interrupción. El dandy debe vivir y morir en el espejo” Charles Baudelaire En estos tiempos convulsos, de agitación y desidia, el dandismo resulta ser el último destello del heroísmo en la decadencia. Ya lo decía Focault, la modernidad parece haberse olvidado del “ocuparse de uno mismo”, inflamando el “conocerse a uno mismo”, una actividad soberanamente […]

Alfonso Ussía: «Los editores merecen un castigo, han abusado de los autores toda la vida»

Alfonso Ussía: «Los editores merecen un castigo, han abusado de los autores toda la vida»

Cuenta aquel ilustre misántropo, Pío Baroja, en sus memorias, un encuentro fugaz con Francisco Silvela en una librería de Madrid. Lo encontró sentado afectadamente, esperando a ser atendido, siguiendo el ritual pomposo del tiempo. Silvela, hombre de exquisito decoro, ofreció el asiento a Baroja y este, consciente de su vulneración del ritual ante este fino dandi, lo rechazó. Alfonso Ussía […]