Yo ya era una histérica antes de que se pusiera de moda

Cuando lea Todas las mujeres alteradas lo verá clarito: pertenecer al género femenino es horrible. Horrible de verdad. Mucho más de lo que dicen sobre nosotras las estadísticas de empleo. Tenemos un montón de manías y problemas y nadie nos entiende, ni siquiera nosotras mismas. Sin embargo, como en casi todo en la vida, tenemos dos opciones, quedarse con la lectura sosa de la realidad y […]