Etiquetado con: "Heinrich Himmler"

No teman, buenos ciudadanos, el Estado los protege a todos

No teman, buenos ciudadanos, el Estado los protege a todos

Hitler fue nombrado canciller en 1933. No había ganado las elecciones, pero Hindenburg, el presidente de la República, que no lo quería como canciller ni como nada (de hecho lo llamaba despreciativamente «el pequeño cabo») no tuvo más remedio que aceptar su nombramiento. Hitler tenía un gran respaldo, no solo el respaldo de los votantes nazis, sino el respaldo de […]

La guerra de exterminio y el espacio vital alemán

La guerra de exterminio y el espacio vital alemán

He dispuesto —y haré fusilar a todo aquél que pronuncie la menor crítica— que el objetivo de la guerra sea no ya alcanzar líneas concretas, sino la aniquilación física del enemigo. Por tanto, he puesto en situación de combate a mis formaciones de la calavera SS Totenkopf-Standarten, por el momento solo en el Este, con la orden de enviar a […]

El pedal nazi

El pedal nazi

En tiempos de Stalin, y sobre todo al principio de su mandato, la religión era anatema. A medida que los tentáculos del régimen se introducían en la sociedad civil (por llamarla de alguna manera), la iglesia rusa fue desmantelada pieza por pieza: los jerarcas encarcelados, los templos derruidos y los fieles disuadidos (con toda la energía de la palabra) de […]

La vida cotidiana en la Alemania nazi (I)

La vida cotidiana en la Alemania nazi (I)

“Médico de 52 años, ario puro, veterano de la Batalla de Tannenberg, con intención de instalarse en el campo, desea progenie masculina mediante matrimonio civil con aria sana, virgen, joven, modesta, ahorradora, acostumbrada al trabajo duro, ancha de caderas, que no use tacones altos ni pendientes y, si es posible, también sin propiedades”. Este anuncio de contactos —publicado en el […]

La noche de los cuchillos largos

La noche de los cuchillos largos

Un asesinato masivo permitió a Adolf Hitler conservar el poder durante uno de los más inciertos pasajes de su mandato; bien pudo haber sido desalojado del gobierno apenas un año después de convertirse en canciller de Alemania. Lo sorprendente es que no fue el miedo lo que permitió que dichos crímenes lo reafirmaran en el cargo, sino la aprobación tácita de […]