Por qué me gusta el cine para cretinos

¿Qué por qué me gusta tanto Dos tontos muy tontos? Podría explicarlo aludiendo a ejemplos de una larga e insigne tradición cinematográfica de comedia pueril, humor anárquico dirigido al niño irreflexivo que todos llevamos dentro. Y de hecho voy a hacer precisamente […]