Si no tuviera tus palabras

«Si no tuviera tus palabras me sentaría a escribir». Has venido tú, muriéndote, para que vuelva a abrir una página en blanco. Después de muchos intentos decidí dejar que lo hicieran los que saben hacerlo y, a partir de ahí, algunos cohetes despegaron hacia las estrellas y otros quedaron para siempre guardados en hangares de papel. No puedo hacer un […]