Pepe Albert de Paco: Mi viejo profesor de tantas cosas

Como tantos literatos, hubo un tiempo en que no tuve más remedio que dar clases de escritura. Nadie se sorprenda; después de todo, España es un país pródigo en gentes que estudian filosofía, historia o… ¡periodismo! con el solo objeto de preservar la especie. Las aulas donde traté de inculcar maneras en el arte de la narración pertenecían a una […]