Pirri Mori o el doblete insospechado

No es usual si eres futbolista español. Dos apellidos que terminan con la letra «i» que serigrafiar encima del dorsal. Además lucen encima del marcial número 11, lo que supone sumar otras dos «íes» que, en mágico caligrama, te convierten instantáneamente en extremo izquierdo. Y zurdo. La diestra ahí, por simetría biológica. «Con el 11, ¡¡¡P-i-r-r-i M-o-r-i!!!», anuncia el speaker […]