En ocasiones veo fascismo (II)

Cuando ocurren cosas como las que acabamos de ver en Valencia siempre resulta difícil mantener una postura serena y ecuánime. Uno quisiera permanecer siempre frío y analítico ante este tipo de situaciones, pero cuesta bastante trabajo no sentirse ofendido al contemplar la imagen de un antidisturbios empujando salvajemente a dos chicas adolescentes contra un coche o de otro antidisturbios abofeteando […]