¿La mejor serie del año o un maldito espejismo?

En la vida, llegados a cierto punto, las expectativas funcionan como un ente autónomo, un golem del inconsciente, incontrolable, alimentado por nuestros prejuicios, nuestras querencias y —ligeramente— por el contexto vital y la meteorología (que a veces son la misma cosa). Con Mr Robot las expectativas, digámoslo de entrada, son bajas. En realidad, son como un termómetro de mercurio enterrado […]