Anatomía de la serie perfecta

Solo los olfatos finamente avezados son capaces de distinguir una obra de arte en la primera temporada. Para todos los demás, el primer acto de cualquier serie supone más una pista que una certeza; un aperitivo de indicios útiles para descartar morralla pero insuficientes […]