Vampira y el fantasma de James Dean: un amor de ultratumba

Perdió la cabeza por James Dean. Cuando el 30 de septiembre de 1955 el actor se quebraba el cuello en un accidente de tráfico —estampó su Porsche “Little Bastard” contra otro automóvil que se le cruzó en el camino—, ella no pudo procesar su muerte, de la misma manera en que tampoco había podido procesar su rechazo. Empezó a decir […]