The Wire: la jerga de un mundo marginal a través de una mirada por el ojo de la cerradura

Un policía blanco y un hombre negro conversan mientras contemplan un cadáver: —¿Cómo se llamaba? —pregunta el policía. —Moco —responde el hombre. —¿Moco? —Mocarro. —¿Le gustaba el nombre? —¿Cuál? —Mocarro. —Así le llamábamos. —Su madre le pone un nombre, y un gilipollas, en lugar de darle un Kleenex, le llama Moco. No parece justo. —La vida es así. Así empieza […]