El hombre que fue nosotros

El 31 de mayo de 1885, el féretro de Víctor Hugo fue expuesto bajo el Arco de Triunfo de París. Casi dos millones de franceses le rindieron homenaje. Hugo había saltado de una ideología a otra, profesaba una enemistad profunda al clero y el gran diario católico La Croix tituló, el día de su muerte, con una frase rotunda: «Loco […]