Derecho a amar, derecho a follar, derecho a ser

A los viejos se les olvida como a un pañuelo en el bolsillo; se les dice que ya no tienen tiempo de ser porque ya fueron; se les deja solos mientras se toman un cafelito en la misma mesa del mismo bar cada día. Uno se siente mayor cuando se da cuenta de que, como escribía Gloria Fuertes, todos los […]