John Milius, entre las armas y las letras

Gengis Kan estaba cierto día sin mucho que hacer en Karakórum, en el centro administrativo de su imperio, y le preguntó a uno de los miembros de la guardia mongol qué era lo mejor de la vida. Tras pensárselo brevemente este le respondió: «La estepa abierta, un día claro, un caballo veloz debajo de ti y un halcón en la […]