En la boca, no

Toda familia es muy gayfriendly hasta que en la pantalla de plasma que ocupa media pared del salón dos varones de envidiables y frondosos mostachos deciden peinárselos mutuamente al batirse en un pulso con las lenguas. En el sofá, la abuela se santigua mientras pone los ojos en blanco, la madre se abanica fuerte […]