La cabeza alta: en busca de los niños perdidos

«Quizá sea una cuestión de glándulas» era la respuesta de aquel profesor tartamudo de Los 400 golpes para explicar el comportamiento cada vez más rebelde y obstinado del protagonista. Lo que veíamos los espectadores era sin embargo a un muchacho que crecía en un entorno que oscilaba entre la indiferencia y el rechazo, que se negaba a comprenderle e iba […]