Coppi, el adúltero

Oh, madre del Señor Jesús Mantén puras y fervientes nuestras almas Valientes y fuertes nuestros cuerpos Líbranos de todo daño en los entrenamientos y en las carreras Te pedimos que hagas de la bicicleta un instrumento de hermandad y de amistad que nos ayude a elevarnos hacia Dios. (Oración ciclista en la capilla de la Madonna del Ghisallo, Italia). A […]