Piratas sanguinarios (II): Roche Brasiliano

Con creciente preocupación el gobernador de Campeche arrastró la mirada por entre aquellas últimas palabras: “Y debiera tener cuidado en como es usada esa gente que tiene en su custodia. Pues en caso de que les sea causado daño alguno, le juramos no dar cuartel a ninguna persona de la nación española que cayera en nuestras manos.” La amenaza remataba […]