Los libros que no leeremos este verano (y Ellos lo saben)

Nosotros somos animales pasionales y nos abandonamos al calor de la alcoba. Criamos hijos y plantamos geranios, y así vamos poniendo los cimientos de una casita del árbol que nos haga olvidar que la contienda aún no ha terminado. Somos endebles y caemos en la concupiscencia del comer, pese a que Ellos preferirían que dejáramos de hacerlo. Comemos, y lo […]