¡Aplíqueme usted el código rojo!

Me importan un pito los Óscar. De hecho también me importan un pito los Globos de Oro, los Grammy, Los Emmy y —por supuesto— los Goya. La fascinante endogamia del mundo de los premios me resulta francamente aburrida y me fascinan aquellos que trasnochan para conocer unos galardones que uno puede ver resumidos en tres minutos a las ocho de […]