Javier Gómez: Las tres revoluciones

La única persona a la que he oído menospreciar el dinero desde un estrado fue un profesor de Economía en la facultad: “No sirven para nada los billetitos, eso es papel. ¿Y quién quiere tanto papel? A mí dame máquinas, que sí sirven para algo”. Con su innegable mirada mecánica y teutona del mundo, aquel tipo con predilección por las […]