Cuando fuimos putos

Nos hicimos putos por aburrimiento, como otros acaban haciéndose maestros de escuela. Fue hace tres semanas al acabar de comer, mientras hablábamos de esto y de lo otro en la calle Figueroa, casi por sorpresa, como esas bromas que parece que se están gastando pero no y al final resulta que sí. Un amigo abrió el periódico como si fuese […]